lunes, 27 de diciembre de 2010

Yuri Tales for Christmas by Kino

Saludos mis queridas y queridos seguidores!!!!!!! Esta mañana de Lunes, lunes de inicio de semana, tengo el grato placer de presentarles un  Interesante y Creativo Cuento de Navidad escrito por Nuestra Talentosa Amiga Kino, esta muy bueno, espero que lo disfruten muchisimo!!!!!!!

Yuri Tales for Christmas

“En el primer día de la Navidad, mi verdadero amor me dio a mí...
Una perdiz en un peral. “

Esas malditas estrofas ya habían sonado una y otra vez durante toda la semana, estaba harta de escucharlas, no tengo nada en contra de la navidad, pero quizás este año no haya sido el mejor para mi vida.

Parecía un día tranquilo, la nieve caía y yo simplemente me dedicaba a mirar por el cristal eran cerca de la media noche, cerré la laptop y me quede perdida mirando el vacío. Todo aquello me producía una nostalgia.

Las campanadas sonaron, ya era 25 de diciembre, el cielo empezó a llenarse de aquella escarcha pirotécnica. La puerta del cuarto se abrió de golpe y sentí como alguien tiraba todo su peso encima de mí.

-Sasha quítate de encima – espete aunque mi voz apenas se escucho

-Eres una amargada Joe – se sentó al borde del mueble

Platicamos un rato, era una chica agradable, mi mejor amiga, pero en estos momento necesitaba estar sola, claro que no lo logre a decir verdad, seguida de ella entro mi madre, mi hermana y así sucesivamente.

Al fin, paz y tranquilidad, al fin tenía tiempo para mí para meditar, pero tras un largo día lo único que deseaba era dormir, así que lentamente Morfeo me fue atrayendo hacia su mundo. Aquel en el que todo era perfecto, no había bien o mal, no existía odio ni rencor, no había guerras, todo era inigualable.

Pero la vida da tantos giros, no habían pasado ni cerca de 5 minutos cuando escuché un ruido afuera de la casa, tome un jersey y corrí escaleras abajo para saber qué había pasado, al salir a la calle solo encontré nieve y el camino hecho para el paso de nosotros, pero entre los basureros sentía que alguien me observaba me acerque lentamente y entonces la vi, una niña de al menos 8 años de ojos azules como el mar y el cabello blanco como las nubes. Entonces abrió su boca, dudo un momento, hasta que por fin decidió articular unas palabras.

-Yo soy el fantasma de las navidades pasadas – su voz era suave y pausada – he venido a enseñarte y a hacerte recapacitar

- Pero que broma de mal gusto, pequeña ya es más de media noche ve a tu casa antes de que preocupes a tu familia – le di la espalda y comencé a caminar

- Como siempre escéptica –

Voltee a verla y en ese momento un torbellino me atrapo, después de un momento caí de golpe en el asfalto. Me incorpore, observe a mi alrededor y todo parecía tan familiar pero no podía recordar porque.

-Ha pesar de haber vivido tan poco Joe, tu haz dañado a mucha gente a tu alrededor

- ¿Pero de que hablas? –

Ella apunto con su dedo a una casa, me dirigí hacia donde me indicaba ya estaba cerca de la puerta cuando esta se abrió y entonces me vi a mí, pero era una yo de 15 años, tenía el rostro lleno de lágrimas mis ojos tenían aquella tonalidad gris de siempre pero aún tenía esa chispa de vida. Entonces me di cuenta de que aquella era la casa de Elizabeth, esa mujer despreciable que solo jugo conmigo y me hirió terriblemente.

-Dices que yo he dañado y lo único q veo aquí es que la herida soy yo

-Eso fue el inicio de todo y tú muy bien lo sabes Joe

-Lo único que sé, es que en esos momentos jure que nunca dejaría que alguien más me hiciera lo mismo.

La puerta y aquella chica de 15 años desaparecieron, en su lugar ahora estaba en una habitación al voltearme me vi con otra mujer, no recuerdo su nombre ahora, ni siquiera como la conocí, pero esa fue una gran noche, nuevamente desaparecieron en el acto, ahora era un callejón el escenario, todos esto eran mis acciones pasadas. Al fondo me encontraba yo sometiendo a otra chica, la viole y nunca me he arrepentido por haberlo hecho. Termine recorriendo más de 20 recuerdos.

-¿Y qué pretendes con esto?

-Que al fin sientas culpa, que te doblegues y entiendas el daño que has causado a todas estas mujeres.

-Enseñándome lo que he hecho no me hará cambiar de parecer

-Esto no termina aquí pequeña Joe

Sin darme cuenta ya estaba en una habitación y ahí estaba la chica a la que había violado, su llanto era tan amargo, su mirada perdida, me acerque a ella y la mire fijamente, ella paso de mí, agarro una soga y la amarro al ventilador del techo, hizo los nudos necesarios. Reaccione cuando ella estaba en la silla, la taclee de inmediato pero cuando me di cuenta estaba tirada en el suelo y ella ahora sin vida…

-¿Por qué?

-Ya no puedes cambiar el pasado, el daño está hecho y esta es la consecuencia

- ¿Esto fue por mi culpa?

No recibí respuesta alguna, el fantasma me llevo y mostro todos aquellos destinos de las chicas con las que yo había jugado y dañado. De ellas solo 5 se habían quitado la vida, las demás intentaban llevar el curso de su vida tratando de hacer como si nunca me hubieran conocido.

Al fin regresamos a la puerta de mi casa actual, aun no podía creer realmente el daño que había causado, y ya era demasiado tarde para intentar cambiar las cosas. Cuando reaccione aquel fantasma de la niña ya se había esfumado dejándome ser consumida por la noche.

Entre a la casa y antes de cerrar la puerta apareció una chica de al menos 20 años frente a la puerta, sus ojos verdes eran tan penetrantes que aunque quisiera no podía aguantarle la mirada sin sentir un poco de vergüenza. Su cabello completamente liso y de un color caoba que le sentaba perfecto.

-Soy el fantasma de las navidades presentes. Joe hasta apenas hoy comienzas a sentir arrepentimiento de tus acciones, pero también has sido cegada todo este tiempo y nunca has mirado a quien siempre te ha amado. Y solo le has pagado con dolor.

-¿a quién siempre me ha amado?

Desaparecimos en el acto y ahora estábamos frente a la casa de Sasha, quizás en algún momento había pensado en esta posibilidad, pero no quería involucrar a Sasha en mis juegos. Abrí la puerta y entre lentamente a la casa, recorrí sus corredores, me tome el tiempo para ello. Ya estaba frente a su puerta, sin que yo la tocara me fue dejando ver el interior de su habitación, Sasha estaba sentada en su cama con la mirada perdida, no veía que hacia realmente así que me acerque un poco. Tenía en su mano un cuchillo y lo tenía puesto en la muñeca del otro brazo.

-¡Sasha detente! No te hagas daño

Salto al escucharme y dejo caer el cuchillo, si yo no podía interferir en las cosas ¿Por qué Sasha había podido escucharme? ¿También podría tocarla?

Ella se acercó hacia mí, no daba crédito a que yo estuviera en esos momentos en su habitación.

-Joe ¿Qué haces aquí? o es que acaso ¿es mi imaginación?

No me dejo contestarle y estrecho su cuerpo con el mío, si podía tocarla, pero no quería dañarla más de lo que ya había hecho. No correspondí su abrazo.

-Joe estas aquí, como siempre he querido, nunca me dejes Joe, nunca, yo te amo… así que quédate conmigo, no necesitas buscar a nadie más Joe, a nadie, conmigo puedes tener todo lo que quieras. Yo siempre te he amado.

No sabía que contestar ante eso, el fantasma estaba detrás de Sasha y solo me hizo un gesto, comencé a desaparecer, Sasha lloraba en mi regazo, alzo la vista y veía como me iba esfumando de su lado.

-No Joe, espera, esto no puede ser un sueño, ¡no puede! No me dejes por favor. ¡JOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOE!!!!!!

De nueva cuenta estaba en la terraza de mi casa

- No lo entiendo… ¿porque me hacen todo esto? Desde ese día quise dejar de sufrir y ahora me muestran todo esto… es como si miles de dagas me atravesaran en este momento. Es como si el dolor que nunca sufrí todos estos años ahora viniera de golpe. Y ahora ya no puedo cambiar nada

El fantasma del presente también se había ido, me sentí tan desgraciada en esos momentos por todo lo que había visto. Fui a la puerta de la casa, pero esta vez ya no entre, me senté ahí mismo a pensar, si tan solo no me hubiera convertido en esto las cosas tal vez habrían sido diferentes no solo para mí, para ellas también. Salí de mi ensoñación y entonces vi que ya había otro fantasma frente a mí. Ahora era una mujer casi de 40 años, a pesar de la edad aún mantenía su belleza.

-Yo soy el fantasma de las navidades futuras

-¿Futuras? Y eso en que me servirá

-Solo limítate a observar, Joan

Nos manifestamos como las anteriores veces, estábamos en una avenida, la gente iba y venía, yo comencé a buscarme, al fin di conmigo claro que ahora era mucho mayor que ahora. Iba tomada de la mano con otra mujer, pero esta tenía el rostro oscuro ¿Qué demonios? Camine detrás de ellas un buen rato, parecía que al fin había logrado encontrar la felicidad.

-Si esto es lo que pasara ¿de que sirvió que me hicieras arrepentirme? Al final pase de ello y logre ser feliz.

-Joan, mi querida Joan, el dolor se paga con dolor.

Voltee a ver a mi futura yo y a la mujer, ambas habían sido rodeadas por tipos, no eran mujeres ¿acaso…? No puede ser, me dieron una golpiza y a ella también, una de las mujeres comenzó a apuñalarla sin piedad, ella profería unos gritos de dolor y yo me desgarraba la garganta suplicando que la dejaran en paz. Aquella mujer sin rostro estaba muerta y su cuerpo se quedó en un charco de sangre. Lloraba amargamente y aquellas mujeres solo se burlaban de mí, todas se quitaron las capuchas pero a mi vista eran mujeres sin rostro también. Pero por la reacción de mi yo futura debía conocerlas muy bien. Nos dirigimos a una bodega, me costó llevarles el ritmo, el fantasma se limitó a seguirme en la distancia. Ahí dentro las cosas fueron mucho peor, vi como mi cuerpo y mi alma fueron torturados, mi rostro estaba mezclado entre sangre y lágrimas, ya no podía moverme tenia rota una pierna, también dislocado un hombro. Mientras mis agresoras solo se reían de mi miseria.

-De…dejen…me ir…por favor.

-Joe, te dejaremos ir, cuando todo esto haya terminado.

Fui violada y ultrajada aun en ese estado, mi cuerpo cedió totalmente, ni siquiera podía quejarme mi voz ya no daba para más. Solo lloraba, las lágrimas seguían fluyendo sin detenerse. Después de que terminaron me dejaron tirada. Una de ellas se acercó y me disparo en un costado.

-Con esto dentro de unas horas tu vida habrá expirado totalmente mi adorada Joe, nos vemos.

Tomo mi rostro entre sus manos y me beso…

Después de 2 horas mi vida llego a su fin. Mis ojos no daban crédito a todo lo que había visto, si ya había encontrado la felicidad ¿Por qué fueron tan crueles de arrebatarme todo lo que ya tenía?

-Dolor se paga con dolor, Joan.

Estábamos de nuevo en mi tiempo correspondiente, no entendía nada y tampoco quería entenderlo. No podía asimilarlo.

-Joan

-No me hables… ¿no ya deberías haberte ido?

-Joan escúchame…

-¿Qué quieres ahora?

-Joan, nuestra misión no era solo que al fin sintieras culpa por todas tus acciones, sino también que cambiaras

-¿De qué sirve ahora?

-Joan, tal vez no podrás cambiar el pasado, pero el presente es tu hoy, aún no está escrito totalmente y tu futuro aún puede ser cambiado.

-Dices que ¿puedo evitar que pase todo eso?

-Así es Joan, no es muy tarde. Cámbialo

Desapareció… me quede sola bajo el foco de la entrada un rato, vi el reloj de mi muñeca eran ya las 5 am. Entre a casa y subí a mi habitación, me recosté pero el sueño nunca llego. Si podía cambiar las cosas, tenía que hacerlo ya. Me cambie, ya eran las 6 am, baje y salí a la calle, comencé a caminar entre calles. Era la mañana del 25 de diciembre apenas habían algunas personas deambulado y deseando unas felices fiestas. Me detuve frente a una casa, tal vez aquí es donde debería empezar a cambiar las cosas. Toque la puerta y la señora me recibió amablemente y me dejo pasar, subí las escaleras hasta llegar a la tercera puerta del segundo piso. Toque pero nadie contesto, gire la perilla y entre, ahí estaba ella profundamente dormida, después de lo de anoche.

-Sasha despierta

Me senté en el borde de la cama, era tan linda cuando dormía nunca me había fijado en ella de esta manera, le quite un mechón de su rostro.

-Sasha, despierta ya es de mañana

-¿Joe?

Abrió aquellos ojos perezosos, dudo un momento y me abrazo, yo la rodee con mis brazos también y de sus ojos algunas lágrimas empezaron a brotar

-¿No te iras verdad? Anoche soñé que desaparecías, no quiero perderte Joe.

-No lo hare Sasha, no desapareceré.

Al fin había encontrado a la persona que deseaba, quizás llevaba mucho que me había enamorado de Sasha, pero no deseaba lastimarla ni que ella me lastimara, y por eso nunca fui sincera con mis sentimientos.

Nos separamos un poco y ella sonreía tiernamente aun con lágrimas en los ojos. Las quite con el dorso de mi mano, me acerque un poco a ella y torpemente la bese. Su rostro en un inicio fue de sorpresa pero luego fue correspondiendo mi beso, nos fuimos recostando en la cama, el beso fue siempre tierno y lleno de vida. Me separe unos instantes de ella, estaba encima de su cuerpo, me recosté en su pecho y la abrace de nuevo.

- Sasha, quédate conmigo

-Nunca te dejare.

-Se mía por siempre Sasha

-Siempre lo he sido Joe

-Dime Joan

-Pero…

-Lo sé, pero quiero que tú me llames por mi nombre

-Joan

-Sasha… ¿quieres ser mi novia?

-Por supuesto que si Joan

Después de eso bajamos a desayunar, los días comenzaron a pasar lentamente y yo era feliz con Sasha a mi lado. Pero no lo deje así. Contacte a todas aquellas chicas a las que había lastimado, me disculpe con ellas, aunque con algunas no me fue también como con otras.

Y también fui a pedir disculpa a la tumba de aquellas chicas que murieron por mis errores, al menos ahora mi mente podía estar tranquila. Aunque me hubiera gustado evitar que fallecieran.

Estaba parada frente a la última tumba, deje las flores ahí y comencé a caminar a la salida, pero no llevaba mucho caminando cuando vi una tumba que me llamaba la atención.

Elizabeth Schafer

-Dolor se paga con dolor Elizabeth y tú ya has pagado, no sufriré el mismo destino que tú.
Seguí caminando, ahora era libre de todas aquellas ataduras y ahora mi futuro no estaba escrito.
Como a Sasha le encantaba decir “Camina hacia el futuro”.




-Fin-

8 comentarios:

  1. gracias por tan bonita historia me ha gustado muchisimo...n_n

    ResponderEliminar
  2. hola esta buena la historia me hace pensar.. pero es muy fuerte que le haya violado a tantas chicas, esas cosas me impresionan mucho porq tengo unas cuantas amigas que ya pasaron por eso... para mi que tiene q ir a la carcel =(

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. en serio? los tu yos deben de ser mejores -sarcastica-

      Eliminar
  4. me encanto tu historia sige asiendolo asi. en serio admiro mucho tu fic, exitos ;)

    ResponderEliminar
  5. esta historia me es parecida a una de mis a migas solo q ella no viola a nadie solo las usa y las deja para el coño espero y reflexione algin dia

    ResponderEliminar
  6. siempre me a gustado la pareja de karla y laura...se q laura cometio un gran error mucho para ser exacto..pero nadie es perfecto, y ella se dejo llevar x ese mundo tan facil x asi decirlo, pero bien karla tambien tuvo la culpa, ya q entre ellas nunca hubo buena comunicacion, todo era sexo, y en una relacion la comunicacion es muy importante, eso fue lo q destruyo esa relacion tan linda..ahora q laura esta pagando x todo lo malo q hizo me da cosita, porq ella merece ser feliz, ya sufrio mucho, me gustaria mas q karla se kedara con laura, claro dennis esta x delante pero..noc no me convence xD no me gusta -.-u pero si karla tiene q kedar con dennis xq me imagino q eso es depende al publico pues espero q laura conosca a alguien q la ame y q ella se enamore con ella...aun falta mucho q ver e_e kiero saber q pasara con el tio ese q kiere violar a laura o algo asi D: no me cae bien ¬¬ buen espero leer pronto otro capito, suerte

    ResponderEliminar