sábado, 16 de octubre de 2010

Amor en Preparatoria Capítulo 13 BLOOMING 1RA PARTE

Hola mis amadisimas y amadisimos seguidores!!!!! ya es sábado!!!! y  este día les dejo el inició del capítulo 13!!!!!

Este capítulo lo dedico especialmente para nuestras amigas Jenniferyma y Ana Leonor, Animo chicas!!! la noche es larga pero siempre, siempre llega el amanecer!!! Todo mi amor y mi apoyo para con ustedes guapas!!

Mis queridas y queridos seguidores!!!!! esero que este capítulo sea de su agrado y Mil Gracias por el tiempo tan hermoso que me ofrecen para leer lo que con todo mi amor escribo para ustedes!!!! Gracias por sus comentarios son increíbles en verdad que sí me animan muchisimo a seguir MIL GRACIAS LES AMOOOO!!!

Mil Besos y Corre Cámara y Acción!!!!!!

Capítulo 13

Blooming


Después de que Andrea me besara… después de que el rostro de Dennis hubiera inundado mi mente, he estado haciendo hasta lo imposible por no mirar a mi joven alumna, no he sido capaz de entender este extraño sentimiento que tengo… no puedo entender porque su imagen tuvo que inundar mi mente de esa manera… y lo peor de todo es que llevo casi mes y medio sin poder dormir bien, ¿qué es este sentimiento que hace latir  mi corazón de esta manera? Y todo por ese beso…esa imagen… Dennis… oh, no, ahí está de nuevo mi corazón latiendo desenfrenadamente ¿por qué?... no, no, no, debe de ser un error, esa chiquilla fastidiosa, engreída e impertinente no puede… no… no de ninguna manera… de ninguna forma… no, es que NO HAY MANERA de que a mí esa pretenciosa, escuintla molesta, engreída, vanidosa… pueda de alguna forma... ¡Dios!, vamos Karla quítate esas estúpidas ideas de la cabeza, eso simplemente no sería posible, nunca de los nuncas, ni jamás de los jamases. El solo pensarlo debería de revolverme el estómago. Deje de caminar de un lado al otro de la habitación y suspiré profundamente, vamos Karla, vamos metete a la cama e intenta dormir de una buena vez.

Cuando estiré mi mano para apagar la luz, escuche el timbre de mi casa, al volver la vista a la pared vi que el reloj marcaba casi las tres de la madrugada ¿quién podría ser ahora?.... ¿Iván?... ¿Julián?, ¿mi hermano?, ¿alguno de mis padres?; fuera quien fuera no estará visitándome a estas horas sin tener una buena razón, solo esperaba que no fuera nada grave, me levanté y me vestí con la bata de satín negra que uso a diario, salí de mi cuarto y bajé las escaleras encendiendo las luces, al llegar abajo el timbre se escuchó por segunda vez.

- ¿Quién es? – pregunté antes de abrir la puerta.

- Hola Karla soy yo Ana.

- “¿Ana? ¿a esta hora? perfecto – suspiré por lo bajo – justo a la persona que menos interés tengo en ver” – pensé mientras abría la puerta – un poco tarde para andar de visita ¿no lo crees? – le dije mientras me hacía a un lado para que pasara.

- Lo siento – me dijo – las mejillas de su rostro estaban enrojecidas por el frío – no podía dormir y…

- ¿Y decidiste hacerme una visita a las tres de la madrugada? – le miré negando con la cabeza – Ana… yo sé que tu…

- No, por favor, solo quiero hablar, solo eso – se mordió ligeramente el labio inferior – de verdad.

- De acuerdo, pero… hace bastante frío así que sube por favor, tengo puesta la calefacción en mi cuarto.

- Gracias – me dijo y subió primero las escaleras, llevaba puesto consigo un bonito pantalón de mezclilla que le entallaba muy bien, era una mujer preciosa, de eso no me cabía duda sin embargo de alguna manera yo no podía corresponderle de la manera como ella anhelaba.

Entramos a mi cuarto, la temperatura dentro del mismo era sumamente agradable y Ana se quito la chamarra, a través de su entallada blusa blanca pude ver claramente que no lleva bra, me senté a la orilla de la cama y le miré seriamente.

- Karla, no puedo más… no puedo más…

- Ana

- Por favor… camino hacia mí y se arrodilló sosteniéndome las manos entre las suyas, sus hermosos ojos grises me miraron fijamente, mientras se enrojecían ligeramente al anegarse en amargo llanto – ¿no te gusto ni un poquito? – me preguntó con la voz ligeramente quebrada.

- Ana, eres una mujer preciosa – le dije mientras le acariciaba las mejillas – pero no quiero mentirte, de gustarme, me gustas, eres muy guapa – ella sonrió levemente mientras las lagrimas rodaban por sus blancas mejillas, las cuales limpié con mis pulgares – pero no puedo mentirte y decirte que te quiero, te lastimaría más lo sabes, ¿verdad?

- Lo… sé – dijo con voz ahogada y por eso ya no puedo ser más tu amiga – me miró de una forma tan triste que me partió el corazón… me sentí culpable por no poder amarla – me voy a ir – dijo levantando la mano, acariciándome suavemente la mejilla – he… he aceptado un trabajo en Nuevo León… pasado mañana me voy – dijo y trago saliva cuando la voz casi se le perdió – por favor… - bajo la cabeza – por favor… solo… solo esta noche… regálame solo esta… noche… te lo suplico.

- Ana… - susurré pero me calló al ponerme tres dedos sobre los labios.

- Jamás me volverás a ver… te lo ruego – levantó el rostro y ese gesto de dolor me partió el alma en mil pedazos… le miré atentamente sopesando la situación… Laura no estaba más a mi lado… realmente no tenía a nadie más… era una mujer libre nuevamente y si en un momento de despecho lo hice con Esmeralda, tan solo por venganza, sin amarla, sin gustarme siquiera entonces… entonces ¿por qué no darle a Ana una sola noche? sea como sea su constante compañía me ha servido para no pensar tanto en Laura.

- Solo esta noche… solo esta noche y nada más – le dije mientras le tomaba de las manos y me levantaba llevándola conmigo, una vez de pie, le tomé el rostro entre mis manos y me incliné para besarla, muy suave, lentamente, sus lagrimas me supieron a tristeza, a dolor y en cierta forma a humillación… rogar por amor… ¿quién era yo para juzgarle cuando yo misma le supliqué a una niña por la misma razón?

La recosté sobre la cama y entre besos me deshice de su ropa, su piel era suave y tersa, el color rosáceo de sus pezones me recordó a Laura y cerré los ojos para no verla, para no recordar, para poder darle a Ana una noche donde solo pudiera pensar en ella; ella me envolvió la mente con palabras de amor, con confesiones que a cualquiera le hubieran hecho feliz… sin embargo en mí no tenían ningún efecto aunque las acepté… más sin embargo no fui capaz de corresponderlas… le besé, le acaricié y fingí amarla tan solo por ese momento… me perdí en ese melancólico color gris de sus ojos… y le besé tantas veces como ella me lo pidió, dejé que me amara a su manera, pero el ritmo de mi corazón permaneció estable, rítmico y sin cambios, me odie por fingir un clímax que nunca llegó… y tras mi mentira, correspondí a su sonrisa sincera, a su sonrisa honesta y brevemente feliz por creer haberme hecho tocar el cielo… y mi falsa sonrisa… esa hipocresía dibujada en mi rostro pareció ser suficiente para ella… ¿por qué no darle esa ilusión?... la abracé a mi pecho, y hundí mi rostro entre su rubia cabellera… cerré los ojos y una vez más mi último pensamiento fue ese rostro engreído, esa sonrisa dulce, esa mirada desafiante, esa chica… llamada… Dennis.

****

¿Qué pasara con… con… la profeso…?.... – suspiré profundamente mientras sentía el agua correr por todo mi cuerpo – desde que me dijo que le llamara por su nombre… he estado tentada a hacerlo pero aún no me atrevo… decirle… decirle Karla… no puedo, no me siento lo suficientemente a gusto llamándola por su nombre en persona… pero puedo pronunciar su nombre en mi mente… Karla… es un hermoso nombre y ella… es una mujer muy atractiva odio admitirlo pero es muy cierto, los chicos de la escuela sueñan con ella, muchos chicos intentaron cambiarse de grupo únicamente por estar con ella y poder admirarla durante las clases.

Verdaderamente me molestaba la forma como la miraban, a leguas se notaba que se la comían con los ojos curiosamente y por el contrario a muchas de las chicas Karla les caía como una patada al estómago y es que no era para menos sea como sea ella es verdaderamente atractiva. Cerré las llaves del agua y haciendo ángulo con mi brazo pude notar como los músculos se habían definido muy bien y es que no era para menos puesto que recientemente he estado yendo al Gym más seguido de lo usual pues Karla últimamente me ha reducido las horas de asesoría tanto en las mañanas como en las tardes, en un principio supuse que debería sentirme más a gusto por no tenerla que soportar tanto tiempo… sin embargo me he sentido como si estuviera siendo evitada, sé que es una tontería, que inclusive me debería sentir feliz de no estarle viendo la cara todo el tiempo, sin embargo hay algo que no termino de dilucidar y es precisamente este sentimiento que no sé del todo definir… y no me gusta como me siento, ¿en verdad le caeré tan mal?... ¿de verdad tan mal le sentará estar conmigo que me ha reducido las asesorías?... ¿pero por qué?, ¿no era acaso una buena alumna?... inclusive ahora aún con todo y la reducción de horas mi nivel no había decaído ni un poco… pesé a que los exámenes y las tareas se habían incrementado considerablemente… ¿entonces, que era? sé que llegábamos a tener diferencias pero... bueno… ahora no sé… quizás… ¿se habrá aburrido de mí?... me siento tan… tan extraña, ¿por qué no me siento feliz?... ¿Por qué?... Decidí dejar de pensar en eso tenía que apresurarme para bajar a desayunar.

****

- “Muy bien ya esta el desayuno, ya le preparé el almuerzo y solo resta que llegue del Gym para platicar con ella… pero… aaassshhh, es que ¿cómo le voy a contar lo que hice?... debería de guardármelo para mí… pero… pero… aaahhhsss ¿por qué me cuesta tanto trabajo guardarle secretos a mi hermana?" – Hola hermanita hermosa buenos días, ¿qué tal el Gym? – me preguntó Andrea cuando entre a la cocina.

- Bien como siempre, regresé hace media hora ya hasta me bañe – le besé en la mejilla y me senté a la mesa - ¿qué preparaste de desayunar?

- Pues te preparé hot cakes, te he hecho un par de huevos con tocino, te hice jugo de naranja, también hay café y te he preparado un coctel de frutas.

- Pero que bárbara – le dije mientras colocaba frente a mí un plato con hot cakes con mermelada y mantequilla – ahora si te esforzaste.

- Para mi hermana querida, adorada, preciosa y hermosa nada es lo suficientemente bueno.

- Sucedió algo ¿verdad?

- Pero, por supuesto que no, ¿qué… qué podría haber pasado? – me sonrió nerviosa.

- Andrea – le dije al tiempo que sentía que perdía el apetito – mejor dímelo, siempre que te esmeras tanto en el desayuno, en la comida o en la cena es porque algo hiciste.

- Si me esforcé es porque te quiero mucho por eso

- ¡Ay! no Andrea – hice el plato a un lado – no, ya en serio ahora si definitivamente sé que algo hiciste, por favor mejor dímelo de una buena vez.

- ¿No quieres comer primero? – me preguntó al tiempo que notaba el nerviosismo en su rostro, preocupándome todavía más.

- No, por favor dímelo de una buena vez – le miré seriamente – ¿qué tomaste, rompiste, o perdiste? ya dímelo.

- No, no es algo tuyo.

- Ok, entonces dime ¿Cuánto te voy a prestar para reponer lo que le tomaste, rompiste o le perdiste a mi mamá? – meneé la cabeza en negativo mientras miraba con preocupación los nerviosos gestos en el rostro de mi hermana.

- No, no es nada de eso.

- Andrea me estas angustiando, si no es eso ¿qué es entonces, para que pongas esa cara?

- Primero prométeme que me escucharas hasta el final sin ponerte toda loca, histérica.

- Ay, no Andrea, ¡Dios, santo! ¿cuántos meses tienes de embarazo?

- Dennis, no seas idiota, no estoy embarazada – me dijo mirándome con cara de incredulidad.

- Pues entonces habla carajo, ¡me estas angustiando!

- Primero prométeme que no te enojaras

- Ok, ok, ok, ok, lo prometo ya dime que es ¡por favor!

- De acuerdo y mira que solo te lo platico porque no sé, no me siento a gusto manteniéndolo en secreto – respiró profundo antes de continuar – hace más o menos como mes y medio que fui a ver a tu profesora – en cuanto dijo eso, mi corazón comenzó a latir más deprisa de lo normal y un malestar empezó a recorrerme el cuerpo entero.

- Ay, no Andrea ¿qué… qué hiciste?

- La besé

- ¿Qué? – una repentina sensación de sequedad se apoderó de mi boca, por un momento todo perdió significado, pude ver en mi mente a mi hermana besando a mi profesora, ¡¡A MI PROFESORA!!, ¡iba a matarla!, ¡iba a hacerlo verdaderamente!, pero ¡por qué demonios, me duele tanto el pecho y por qué carajos tengo estas terribles ganas de llorar?

- Dennis, por favor escúchame ¿sí?, no paso nada solo fue un beso y ella…

- ¡Un beso?, ¡solo un beso, dices?, ¡en qué mierdas estabas pensando?, ¡Por qué hiciste algo así? ¡Demonios Andrea! ¡Por qué siempre tienes que hacer lo que se te pega la gana?, ¡por qué justamente con ELLA? – me di la vuelta justo cuando una lagrima me traicionó, deje a mi hermana en la cocina, no sé de qué forma llegué a mi cuarto, solo sé que me encerré y me tiré de bruces a la cama, me dolía tanto el pecho… sentía tal dolor que pensé que iba a morir, enterré la cara en la almohada y grité con todas mis fuerzas, golpeé mi cama una y otra vez con el puño cerrado, ¿por qué lo hizo?... ¡por qué lo hizo?... ¡mierda!, ¡mierda!, ¡por qué?... mi hermana estaba arrebatándome a otra persona, una vez más lo hacía , ¡por qué escogió justo a mi profesora? ¡por qué la preferían a ella más que a mí?... ¡por qué?... ¡por qué con mi maestra?, ¡por qué con MI PROFESORA?, ¡por qué con Karla?... ¿por qué?...


****

Ana se fue mientras yo dormía, me dejo una nota despidiéndose de mí, agradeciéndome la reciente noche, deseándome encontrar la felicidad y que todos mis proyectos tuvieran buen fin… internamente le deseé lo mismo y me sentí en cierta forma liberada al saber que no la volvería a ver; estrujé la hoja entre mis manos al sentir una ola de culpabilidad invadirme por completo a pesar de saber que no había hecho nada malo, sea como sea era una mujer libre, no había nadie en mi vida sentimental, sin embargo no podía entender este malestar que me estaba empezando a desesperar, levante la vista y vi que en menos de cinco minutos Dennis estaría llamando a mi puerta, mi corazón comenzó a latir más deprisa y mis manos extrañamente empezaron a sudar. Definitivamente algo estaba mal, algo estaba muy mal, esto no era nada normal, ¿por qué con ella?.... es el estrés del trabajo, es el estrés del concurso, faltan escasos meses para la primera ronda y aún nos quedan varios temas por ver, además esto que siento es… es… es molestia, sí, eso es, eso es lo que es, lo que pasa es que esa mocosa esta cansándome con su forma de ser, es tan difícil y es eso, es eso… sí, además estoy cansada… efectivamente solo es cansancio, tan solo eso – me senté en el sofá y cerré los ojos… demonios espero que el concurso empiece pronto para ya no tener que tratar con esa mocosa engreída más de lo necesario, en verdad que lo deseo.


Estoy tentada a hablarle a Karla y decirle que volveré con ella, sin embargo me he aguantado las ganas porque quiero que sea una sorpresa para ella cuando vuelva a México; ayer cuando le enseñe las fotos de Karla que guardo en mi celular a Susan se ha quedado sorprendida, me ha preguntado una y mil veces si era una broma y yo le he dicho que no, de hecho le enseñe una foto donde Karla y yo estamos abrazadas en la cama envueltas únicamente por las blancas sabanas, me dio tanta risa cuando su mandíbula descendió ligeramente al ver esa foto, la forma como miraba a Karla me halago de una manera que no se como describir, ¡Dios! mi hermosísima novia, me sentí tan orgullosa de Karla, de saberme dueña de esa mujer, pero ¿cómo es posible que haya pensado alguna vez en abandonarla?, ¿en qué estaba pensando?, sus ojos, esos hermosos ojos azules tan míos, tan enteramente míos, sus besos, sus abrazos, sus palabras de amor, toda, toda ella solo me pertenecía a mí y yo estaba contando los días para volver a verla, para tenerla una vez más en mi brazos, podía imaginar la escena, yo llamando a su puerta, ella saliendo y al verme seguro que lloraría de felicidad, yo la abrazaría entraríamos en su casa y le diría que estaba lista para ser su novia, que estaba preparada para pasar el resto de mi vida a su lado si me lo pidiera y por siempre, para siempre sería suya, solo suya, para siempre suya y de nadie más, la amaba tanto, en verdad la amaba tanto, ¡que tonta!, ¡que ciega había sido!, pero no más, no ya nunca más. Te Amo Karla, ¡Te Amo!


No me atrevía a mirarla, toda la clase la pase con la mirada puesta en el libro de química y en mi libreta, inclusive cuando me pregunto un par de términos desvié la mirada fijándola en un punto inespecífico de la pared, el estómago lo sentía contraído y esas malditas ganas de llorar seguían en mi a flor de piel, fue un verdadero tormento estar con ella, pero ¿cómo demonios dejo que mi hermana la besará?, ¿por qué lo permitió?, ¿es por qué es guapa?, ¿es por qué es simpática?, ¡mierda!, ¿es que acaso no la pudo hacer a un lado? ¿o es qué también le gusta?


- Dennis ven conmigo por favor – me dijo mientras se levantaba; al volver el rostro vi sus azules ojos que me miraban con un dejo de preocupación y eso me hizo apretar con fuerza la mandíbula pues me molestó sobre manera esa ternura en su mirada, me molestó tanto que tenía ganas de largarme sin decirle ni una palabra y dejar botado ese dicho concurso que en nada me importaba. Ella ya estaba casi en el umbral de la puerta y entonces me levanté y a paso rápido le alcance justo cuando había salido del salón, al llegar a las escaleras bajo un par de escalones se dio la vuelta y por primera vez le pude mirar de frente a frente al estar yo de pie unos escalones arriba.

- ¿Qué sucede? – me pregunto tocándome la mejilla suavemente, su toque era tan dulce y a la vez me quemaba como lava pero no podía ni siquiera girar el rostro, el imán de sus ojos me tenía sujeta a ellos.

- Nada – le dije y escuche mi voz seca y hueca.

- Estos últimos meses te he llegado a conocer demasiado bien como para saber que estas mintiendo, tu ceja izquierda esta levantada y eso siempre pasa cuando algo te incomoda.

- Eso no es cierto – le dije con aplomo.

- Tus labios están fruncidos – dijo y su mirada se suavizó, ladeó el rostro a un lado y me sonrió con tal dulzura que por un momento me pareció realmente hermosa.

- Yo… - baje la mirada y me mordí el labio inferior.

- Ya te mordiste el labio ahora sé que en verdad algo te preocupa – me sujeto la barbilla con su pulgar y el índice – ¿necesitas una actividad recreativa?, ¿quieres unos días de descanso?

- No, no eso… - apreté la mandíbula con fuerza porque quería gritarle que sabía lo que había hecho con mi hermana, quería escuchar de ella una explicación, ¡quería que me dijera por qué se lo permitió! – levanté la vista y le miré fijamente por unos segundos, al ver ese océano intenso supe que no podía quedarme callada - Mi hermana… - dije

- Por favor – me interrumpió y su mirada se obscureció al fruncir el entrecejo, las suaves facciones de su rostro se contrajeron en una mueca de disgusto – no quiero escuchar ni una palabra acerca de tu hermana – el tono de su voz perdió su suavidad tornándose ligeramente áspero.

- ¿Cómo? – pregunté ligeramente turbada ante su reacción pero al mismo tiempo sentí en mi interior una paz que me hizo sentir mucho mejor.

- Te voy a rogar que no me platiques nada de tu hermana, por favor – me dijo seriamente.

- ¿Por qué? – solté sin darme cuenta y ella me observó escudriñando mi rostro con cuidado, antes de responderme los rasgos de su rostro dibujaron un gesto de disgusto.

- No tiene importancia – me dijo y volvió el rostro a un lado – fue algo desagradable y punto final – por su tono de voz supe que no hablaría más del tema.

- ¿Puedo saltarme el resto de la clase? – no sé porque lo dije, en cuanto hube dicho eso ella me volvió a mirar.

- Claro – me dijo, esta tarde la puedes tener libre por completo.

- No, la veré a las 7 de la noche como siempre en el laboratorio de química – solo necesito estas dos horas libres y como en este nuevo semestre usted nos esta dando química y biología quisiera tomar precisamente la siguiente hora.

- Esta bien, no hay problema, nos vemos a las 7 pero de una vez llévate tus útiles ¿de acuerdo?

- Sí – noté el tono de mi voz más animado.

En cuanto estuve escaleras abajo con mi mochila, sentí una enorme felicidad, fui casi corriendo al escondite que solíamos usar Laura y yo y tan solo entrar en mi escondite, sonreí enormemente y grite una y mil veces la palabra sí, no podía creerlo, ella no quería saber nada de mi hermana.

- ¡No quería saber nada!, ¡¡¡Sí!!! lo que hizo le pareció desagradable, desagradable, muy desagradable… desa…gra…dable… - curiosamente tanta alegría se disipo en un instante, pero después de sentarme en el suelo y recostarme usando la mochila de almohada, mientras miraba las nubes negras… y tras reflexionar mucho rato llegué a una conclusión – tipa más pesada, debería de sentirse halagada de que mi hermosa hermana se fijara en ella.


****

La lluvia se soltó de golpe cuando estábamos saliendo de la escuela impresionantes gotas de agua empezaron a caer en forma vertiginosa, comenzamos a correr por la calle no llevábamos ni dos cuadras cuando me di cuenta que ya estaba más que empapada, los truenos y las luces de los rayos me hacían sobrecogerme por instantes y cerrar los ojos con fuerza, corrimos por las calles tan rápido como podíamos, la profesora de química me tomó de la mano y me llevó  rápidamente hasta  la puerta de su casa, abrió la puerta y me hizo pasar.

- No era necesario que me trajera a su casa – le dije mientras me echaba el cabello hacia atrás con las manos.

- Está lloviendo a cantaros y aún te faltaba mucho para llegar a tu casa.

- Ya, pero daba lo mismo, de todas formas ya estoy completamente empapada un poco más no creo que hubiera importado – me limpié el agua de la cara con la mano y de inmediato me lleve las manos a los bolsillos del suéter para sacar las llaves de mi casa e irme en cuanto aminorara un poco la lluvia, pero grande fue mi sorpresa al ver que no las tenía, me saqué la mochila para ponerla en el suelo, me arrodillé y después de buscar mis llaves por todos los bolsillos simplemente nunca aparecieron – mientras seguía con mi inútil búsqueda, Karla miraba a través de la ventana el caer de la lluvia.

- Creo que no podrás irte a tu casa, al menos no por el momento – se volvió para verme.

- ¿Me va a secuestrar? – le pregunte burlona – mientras seguía en mi afán por encontrar algo que simplemente no estaba ahí.

- ¡Ja! ¿para qué querría secuestrarte?, no soy tan masoquista – me respondió con el mismo tono de voz que empleé con ella.

- Pero bueno si te quieres ir con la granizada que está cayendo adelante – sonrió de medio lado – no te detendré.

- ¿Granizando? – pregunte incorporándome de un salto - ¡Fantástico! - exclamé sin poder creer mi mala suerte – solo eso me faltaba no encuentro mis llaves y para colmo graniza y woow – me acerque más a la ventana – vaya es increíble, la calle está prácticamente inundada.

- No es nada raro – me respondió mientras me volteaba a ver – con la mala educación de las personas por aventar la basura en la calle es lógico que se inunde de esta manera, afortunadamente no creo que el agua llegue a la puerta.

- Eso espero – conteste y sentí un escalofrió que me hizo temblar de frió.

- Será mejor que tomes un baño, para que entres en calor, tienes los labios ligeramente morados.

- No, no es necesario – sentí vergüenza al escuchar eso ¿cómo iba a bañarme en casa de una completa desconocida… aunque bueno… no podía decir que era tan desconocida después de todo pero aún con eso…

- Vamos – me dijo interrumpiendo mis pensamientos – no quiero que te de una pulmonía fulminante, iré por unas toallas puedes ir al baño e irte desvistiendo y no acepto un no como respuesta – levantó el dedo índice cuando me disponía a replicar y se dio la vuelta.

- ¿Puedo llamar a mi casa? – le pregunte antes de ella que subiera las escaleras.

- Claro, no hay problema – me dijo sin voltear a verme – cuando entres al baño abre la gaveta que está debajo del espejo y encontraras jabón y shampoo – me dijo al tiempo que me daba la espalda – nunca me baño ahí pero me gusta ser prevenida, así que hallaras todo lo que te vaya a hacer falta, métete a la regadera y vete bañando enseguida te bajo las toallas.

Me quede mirándola mientas subía por las escaleras ahora si era evidente que iba a llegar tarde a la casa o quizás Andrea o mi mamá tendrían que venir a buscarme, marque a mi casa mientras empezaba a sentir como el frió me calaba en los huesos.

- Bueno – me contestó mi mamá

- Hola mamá fíjate que…

- Dennis hija que bueno que me marcas, Andrea está en una fiesta y yo tengo que ir a ver a tu tío Arturo porque tiene un dolor de muelas que bueno se muere…

- Oye pero necesito que…

- No te vayas a quedar solita en la casa, quédate en casa de Laura ¿si?

- Pero… mamá… yo…

- Nos vemos mañana hija bye besitos – y colgó dejándome con la palabra en la boca ¿cómo decirle que si me quedaba en casa de Laura solo recordaría con dolor nuestro noviazgo?... eso me deprimió ya que algunas veces me entraba la nostalgia.

Colgué el teléfono y me dirigí al baño al querer cerrar la puerta note que la cerradura estaba descompuesta así que mientras me desvestía solo la deje emparejada, exprimí mi ropa tanto como mis pobres manos entumecidas tuvieron fuerzas las cuales obviamente no eran demasiadas y menos con el dolor de sentirlas casi dormidas del frio que hacía, al quedar completamente desnuda pude sentir en mi cuerpo una humedad que por momentos me hacia tiritar de frío, tomé mi ropa y la deje colgada en un gancho que estaba adherido a la pared, me quede un momento en pie sin decidirme a meterme a la regadera, empecé a contar los mosaicos de la pared, los pies los sentía entumecidos y ya casi no sentía las manos motivo por el cual decidí meterme a bañar de una buena vez antes de quedar hecha una paleta humana, definitivamente no iba a esperar a que esa mujer se decidiera a traerme las toallas para poder bañarme a gusto.


Estaba en mí recámara sentada a la orilla de la cama con un par de toallas sobre mis piernas tenía un extraño sentimiento que no sabía del todo definir, por un momento recordé a Laura, los momentos que pasamos juntas y eso me hizo un nudo en el corazón, sin embargo el dolor ya no era tan palpable como al principio, me levanté de la cama y bajé de nueva cuenta, cuando llegué a la sala escuché el caer del agua de la regadera, demonios había tardado mucho en bajar y Dennis ya estaba bañándose, lo peor de todo es que no había colocado una cortina en la regadera porque nunca me bañaba ahí, así que al momento de entreabrir la puerta la vi en medio de una ligera nube de vapor, sus ojos estaban cerrados y su boca ligeramente entreabierta, pude apreciar que sus labios volvían a su típico color rosáceo, mis ojos no se detuvieron en ellos sino que continuaron recorriendo su largo y fino cuello, sus hombros perfectamente redondeados… y… sus pechos hermosos y firmes de pezones rosados cual si fueran pétalos de flor de cerezos llenos de vida y encanto… sentí un ligero pinchazo no sé donde dentro de mi ser… y mi rostro se cubrió de un sonrojo total al notar la perfección de sus formas, la suave curvatura de su cintura y su abdomen plano y ligeramente, muy ligeramente marcado, tal parecía que desde hacía un tiempo a la fecha se dedicaba a hacer bastante ejercicio… deseaba retirar mis ojos de su cuerpo pero simplemente no podía… sin embargo al momento de bajar más allá de su vientre cerré los ojos con fuerza y haciendo fuerza de voluntad pase y deje las toallas colgándolas en el toallero y le deje también un par de sandalias, no tenía que decirle nada seguramente las vería, salí de ahí antes de que ella abriera los ojos y me viera; al salir me sorprendí de sentir mi corazón golpear con fuerza dentro de mi pecho ¿a qué se debía?... sacudí la cabeza para despejar mis pensamientos y hallar una respuesta lógica… me encamine escaleras arriba de nuevo pues ahora recordaba que necesitaba prestarle algo seco ya que era más que obvio que no iba a quedarse envuelta en las toallas que le había dejado, mientras subía de nueva cuenta recordé que tenía una pijama que use solo una vez y que al lavarla y meterla en la secadora había encogido de tal forma que no volví a utilizarla así que al llegar a mi cuarto la busqué y tras mover unas cuantas cajas donde guardaba la ropa que ya no usaba la encontré, como la tenía guardada en una bolsa de plástico se había conservado limpia, ¡bien, ya esta! ahora solo necesitaba quitarme la ropa mojada porque estaba más que helada, me desvestí y me puse mi bata de baño, busqué junto a mi cama y encontré mis pantuflas, bueno al menos se me calentarían un poco los pies.


****


Dennis había terminado de bañarse y Karla la había llevado a su cuarto para que se cambiara a gusto, mientras Dennis hacia eso Karla se metió a bañar, le había dicho a su joven alumna que en la cocina encontraría café caliente y que al salir del baño prepararía algo de cenar para las dos, a lo cual Dennis se negó pretextando que ya había comido, sin embargo el ruidito de su estómago le desmintió y Karla se metió al cuarto de baño con una franca sonrisa la cual tuvo buen cuidado de oculta de su alumna quien ya estaba completamente vestida con la pijama que Karla le diera junto con una sudadera que le iba ligeramente grande.

Mientras Karla se bañaba Dennis observó el cuarto de Karla, estaba bien arreglado y eso le agrado, la recámara tenía un diseño modernista bastante agradable, se levantó de la orilla de la cama y se miró en el espejo de la cómoda, se arregló su cabello con las manos para no estar tan desaliñada. Cuando ya no escuchó el agua de la regadera caer, salió de la habitación y bajo las escaleras hasta la sala, estaba haciendo frío y el café caliente no le pareció una mala idea. Se dirigió a la cocina y en la cafetera apreció el obscuro líquido, se sintió un poco incomoda removiendo entre los gabinetes buscando un par de tazas. Por fin dio con ellas y sirvió el humeante líquido que parecía prometerle un dulce y sobre todo cálido momento.


- La crema para el café esta dentro del refrigerador – la voz de Karla le hizo respingar levemente y la alta mujer sonrió con disimulo – y el azúcar en la segunda gaveta de la derecha – le guiño un ojo y Dennis sintió el corazón golpearle con fuerza dentro del pecho pues el cabello húmedo de Karla le intensificaba el negro de su cabellera y por consiguiente sus ojos se marcaban más azules en su intensidad, su cabello se veía precioso al igual que toda ella; Karla vestía una pijama en color negro como la que estaba usando Dennis.

- Voy a prepararte la cena – le dijo Karla – la cocina es algo pequeña, si gustas puedes esperar en la sala a que termine, ¿te gusta la carne roja?

- Sí – le contestó y un leve color rojizo se dibujó en sus mejillas – pero en serio no es necesario.

- ¿Por qué? ¿vienen ya por ti? – le preguntó Karla mientras sacaba del refrigerador lo que utilizaría para preparar la cena.

- Bueno… con respecto a eso… he olvidado mis llaves, cuando llame a mi mamá no me dejo hablar y se fue a atender a mi tio que tiene dolor de muelas y mi hermana esta de fiesta por ser viernes – le dijo dirigiéndose al umbral de la puerta de la cocina para no estorbarle

- Ya, así que… - miró a Dennis con una suave sonrisa en los labios que a la joven estudiante se le antojo como lo más hermoso que había visto nunca – te tendré como compañera de casa por una noche ¿eh? – le guiño un ojo y Dennis sonrió nerviosa.

- No, no es necesario puedo… puedo pedir alojamiento con algún vecino.

- Con lo joven y bonita que eres, no dudo que consigas alojamiento pero olvídalo, no me sentiría a gusto si tu vecina no es una venerable ancianita – le dijo sin mirarla mientras seguía preparando la cena.

- Me sé cui…

- ¿Cuidarte sola? – le preguntó sin mirarla.

- Bueno aquello que paso… pues… - se llevó la taza de café a los labios.

- Olvida eso, no es bueno traer recuerdos amargos justo cuando estoy preparando la cena, puedo perder la inspiración ¿sabes? y no queremos eso ¿verdad?

- No, supongo que no.

- Bien ahora se buena chica y espera en la sala, puedes ver lo que gustes en la televisión en lo que termino ¿si? – le dijo sin mirarla.

- Bueno, la televisión no me gusta mucho, casi no la veo.

- ¿En serio?

- Sí, no me gusta mucho, hasta hace poco solo veía un anime japonés que se llama Valen Dragon´s Kiria.

- ¿Qué hay en esa serie que tiene a medio mundo decepcionado? – preguntó Karla meneando la cabeza en negativo.

- Pues nada – Dennis meneó la cabeza en negativo – que Suzuki que es una de las protagonistas esta de novia con un tipo que no se soporta y Kiria esta… - Dennis se detuvo de golpe al ser consciente de que no podía decirle a Karla que se sobrentendía una relación de ese tipo – … y pues… eso… que él tipo no se soporta.

- ¿En serio? – le preguntó Karla sin verla – algo escuche de un amor no correspondido.

- No, no, la… la serie es más de acción que de amor.

- Honestamente prefiero ver documentales – Karla sonrió de medio lado

- Hablando de eso ¿podría prestarme su documental sobre la peste negra?

- Por supuesto – en la sala a un lado de la video están los documentales que tengo puedes ver el que gustes.

- Gracias – dijo con entusiasmo.

- De nada – le dijo sin mirarla.

Dennis no tuvo dificultad alguna para encontrar el documental que buscaba aunque se vio tentada a ver uno diferente por lo interesantes que parecían ser todos, sin duda era verdad que su profesora adoraba el conocimiento.

Mientras Dennis se debatía entre cual documental ver, Karla se mantenía ocupada preparando la cena, se sentía extrañamente a gusto y se estaba esmerando al preparar la cena; estaba preparando papas fritas, friendo un par de buenos cortes de carne y preparando una ensalada, a la cual estaba combinando lechuga, manzana, nueces, champiñones crudos y acitrón en trocitos; podía escuchar la narrativa del documental que Dennis estaba viendo en la sala y su rostro esbozó una encantadora sonrisa, era verdaderamente agradable tener a esa chica de visita.

Ahora que lo pienso soy una desconsiderada, en vez de estarle ayudando a preparar la cena, estoy aquí tan cómoda viendo este documental que por cierto esta súper bueno; demonios, estoy tan acostumbrada a que mi mamá y mi hermana me hagan todo que no estoy siendo una buena invitada. Mi mamá siempre me ha dicho que debo de ser una chica acomedida… bueno basta de documental a demostrar que tengo educación y ¡por Dios, que bien huele! Me muero de hambre – me levanté del sofá, apagué la televisión y me dirigí a la cocina.

- ¿Puedo ayudarle? – le pregunté entrando en la cocina.

- Si gustas – se volvió para mirarme y me sonrió – pero no es necesario ya casi he terminado, aunque puedes llevar los platos a la mesa ¿te los paso?

- Sí, por supuesto – ella me extendió un plato que contenía un corte de carne de buen grosor, papas fritas a un lado y una ensalada que en mi vida había comido.

- Cenaremos con pan de centeno ¿lo has probado?

- No

- Bueno estoy segura que te gustará – me guiño un ojo y me sentí de muy buen humor, llevé el pato a la mesa, lo deje sobre la misma y regresé a la cocina para hacer lo mismo con el siguiente plato.

- ¿Quieres que te sirva más café? – me preguntó mientras dejaba el cesto de pan sobre la mesa.

- Sí, gracias.

- Aún hace un poco de frío ¿verdad? – me preguntó y en su rostro se dibujó una preciosa sonrisa.

- Sí, el fin del invierno esta cerca y creo que es cuando más frío se siente.

- Tienes razón Dennis – me sacudió el flequillo con su mano – media cucharada de azúcar y crema ¿verdad?

- Sí, gracias.

- En seguida regreso, mientras tanto siéntate por favor y si gustas puedes empezar a comer.

- Oh, no, la espero.

- Muy bien, no tardo – me dijo y me senté a la mesa, la verdad de las cosas es que todo tenía una pinta exquisita, ya no veía la hora de clavarle el cuchillo y el tenedor a esa carne que esperaba hubiera preparado en termino medio ya que no me gustaba demasiado cocida, ahora que lo pensaba debería de sentirme avergonzada por no saber cocinar más que huevos y nunca me salían estrellados. Recuerdo que la única vez que quise prepararle el desayuno a mi mamá terminé flameando el aceite en el sartén del cual emergió una enorme llamarada que llego al techo y bueno mi hermana al ser testigo de semejante espectáculo me prohibió tajantemente volver a cocinar, sobre todo cuando una vez deje agua calentando en la estufa y por estar haciendo mi tarea me olvide de apagar la estufa y el agua se evaporo, me fui a la escuela y al volver mi hermana me dio la regañada de mi vida gritándome que pude haber provocado un accidente, que era una descuidada, que debería poner más atención en lo que estaba haciendo y si a eso le sumamos la leche quemada y regada sobre la estufa que termine limpiando toda una tarde, haberle echado a perder a mi mamá su mejor sartén de teflón al lavarlo con una fibra de metal, dejar quemar la sopa que me encargo un día, haberle agregado demasiada agua al mole el cual termino siendo caldo de mole, salar un guisado que había preparado para sus invitados, haberle puesto sal al panque de navidad en vez de azúcar, en fin, la verdad es que quede hasta el cuerno de que todo me saliera mal y por eso decidí alejarme por completo de las artes culinarias, ahora que lo recuerdo fue tan gracioso ver las caras de mi mamá y de mi hermana cada vez que llegaban y les decía que les tenía caliente la cena… misma cena que siempre estaba ligeramente pasada de cocida claro.

- Si tienes esa sonrisa de picara es porque de algo malo te estas acordando – me dijo Karla

- No es nada – le respondí – tan solo estaba pensando que la cocina nunca se me dará – le dije al tiempo que ella se sentaba frente a mí.

- No digas eso, yo no sabía cocinar pero si ni un huevo, mi mamá es la que se encargaba de la cocina junto con mi hermano; si he aprendido a cocinar es porque ahora vivo sola; pero por favor come.

- Sí, gracias – al probar un trozo de carne junto con la ensalada y el paraíso se abrió ante mí, sencillamente estaba ¡¡delicioso!! – pues cocina usted muy bien.

- Gracias – me sonrió y noté un ligero rubor en sus mejillas – créeme una puede pensar que es muy sencillo pero no lo es en realidad, si hubieras visto mi primera cena bueno te hubieras reído, de una u otra forma todo me quedo semi-quemado; así que decidí por un tiempo comer en la calle, sin embargo al darme cuenta de que sencillamente era demasiado costoso darme el lujo de hacer mis tres comidas fuera de la casa tuve que aprender a cocinar.

- Pues yo no sé como voy a hacerle porque soy un desastre completo – Dennis se sonrió – ¡oh! – exclamó mi joven alumna cuando quedamos en completa obscuridad.

- Espero que la luz vuelva pronto – le dije por lo pronto tardaremos unos minutos en que nuestros ojos se ajusten a la obscuridad; tenemos una proteína que se llama rodopsina y esta se encarga de atrapar los fotones de luz que hay en el ambiente, es por eso que podemos ver aunque sea en penumbras en la noche.

- No lo sabía – me respondió

- Pues ahora ya lo sabes, de hecho la rodopsina es la razón por la cual al salir de un lugar obscuro hacia un lugar iluminado te deslumbras, bueno yo ya puedo ver un poco así que voy por un par de velas.

Karla se levantó de la mesa, mientras tanto Dennis rememoró y entendió porque el día que fue al parque de diversiones con Laura al salir de la casa de los espantos la luz del sol le cegó momentáneamente, Karla no tardo mucho en regresar con un par de velas encendidas, las cuales coloco sobre la mesa. El rostro de Dennis se iluminó con la danzarina luz de las velas, mantenía una bonita sonrisa en sus labios que a Karla le pareció preciosa.

- Menos mal que conservo estas velas, se supone que las utilizaría en una cena romántica – Karla meneó la cabeza en negativo y sonrió ampliamente al ver las delicadas llamas de las velas, ella no se percato pero la sonrisa de Dennis se difumino en un instante.

- “¿Una cena romántica?... con su novio ¿verdad?” – pensó Dennis mientras fijaba sus ojos en las suaves sombras que se proyectaban sobre su plato las cuales se movían de un lado a otro.

- ¿Te ha parecido interesante el documental que estabas viendo? – le preguntó Karla mientras partía un trozo de carne.

- Sí – le respondió Dennis muy suavemente.

- ¿Sucede algo? – le preguntó Karla mientras miraba a su joven alumna en cuyo rostro se dibujaba un claro gesto de decepción que provocó extrañeza en la mujer que dejo de comer momentáneamente – lo siento – le dijo Karla, no es que haya querido insinuar que esta es una cena romántica – dijo con un ligero toque de vergüenza – es solo que las velas, la música...

- ¿Música? – preguntó Dennis mirándole extrañada.

- Sí, ¿no la escuchas? – le preguntó Karla posando una mano sobre la de su joven alumna.

- No

- Bueno, Shhhhh, quédate callada por un momento ¿sí?

Dennis cerró los ojos y quedo en silencio, el calor que provenía de la mano de Karla le hizo relajarse y su corazón latió más deprisa, sintió calor en las mejillas y se sintió un poco extraña pues había un sentimiento dentro de su pecho que no sabía como definir. Tras un momento escucho a lo lejos una suave melodía, se escuchaba lejana pero era muy clara.

- ¿El delfín azul? – preguntó Dennis abriendo suavemente los ojos para posarlos en el tranquilo rostro de la mujer que mantenía sus ojos cerrados y una suave sonrisa en sus labios.

- Sí – le respondió Karla abriendo lentamente su azules ojos mismos que se posaron en los mieles de Dennis – ¿sabes bailar? – le pregunto Karla y le sonrió ampliamente.

- No – le respondió Dennis, sintiendo calor en la mejillas.

- Te voy a enseñar – Karla se levantó de la mesa sin soltar la delicada mano de su joven estudiante – ¿vamos? – Dennis asentó dócilmente, mientras sus ojos seguían unidos a los azules de Karla.

La música se escuchaba suavemente, la luz de las velas hacia que las sombras bailaran en las paredes, Karla la tenía tomada suavemente de la cintura, mientras Dennis mantenía su mano posada sobre el redondeado hombro de Karla quien le marcaba un paso sencillo el calor de sus cuerpos se combinaba suavemente, Dennis miraba sus pies para no tropezar con Karla, aunque en penumbras era un poco difícil.

- No mires tus pies – le dijo suavemente – si lo haces no balancearas tu cuerpo por igual.

- Pero podría pisarla

- No te preocupes, estas delgada me preocuparía si tuvieras el cuerpo de… no sé por ejemplo Paola ahí si me rehusaría a enseñarte si no esta la habitación perfectamente iluminada y con mis pies cubiertos por unas botas gruesas porque de otra forma estoy segura que sería fractura segura.

- Ja,ja,ja,ja,ja,ja – rió de bueno gana – que mala ¿así critica a todas sus ex-alumnas?

- No, en realidad solo a las que son un peligro para la sociedad – la ciño más a su cuerpo y su calor se mezcló con el de ella.

- Un peligro para la sociedad – repitió en un susurro y rió por lo bajo – me preguntó porque la gente será tan violenta – de forma inconsciente se abrazo un poco más a ella recargando su frente en el hombro de alta mujer.

- El estilo de vida, los niveles de estrés, hay tantos factores… - dijo suavemente moviéndose junto con su compañera al suave compás de la música que estaba teniendo un efecto arrullador en la joven chica que empezó a sentir una ligera pesadez en los parpados, el agarré de sus manos sobre el cuerpo de la mujer que la sostenía en brazos se suavizó - ¿tienes sueño? – le preguntó Karla en un suspiro.

- Un poco – respondió Dennis – hundiendo su rostro en el pecho de Karla al iluminarse la habitación con la luz de un relámpago que cruzó el cielo, el sonido sordo del trueno le hizo agarrar con más firmeza a su profesora.

- ¿Te dan miedo los relámpagos y los truenos? – le pregunto ciñéndola más a su cuerpo deteniendo su rítmico movimiento.

- Solo un poco – le respondió levantando ligeramente el rostro para mirarla.

- No te preocupes – Karla le miró regalándole una dulce sonrisa, retirándole dócilmente el cabello de su frente – ya pronto pasará, ven, esta noche dormirás en mi cuarto – le tomó de la mano y la llevó escaleras arriba hasta su habitación, saco de su bolsillo el encendedor y al prenderlo la habitación se iluminó tenuemente, Karla buscó un par de velas en la cómoda y las encendió colocándolas a los costados de la cama sobre los buros, se dio la vuelta y con un movimiento de la mano invitó a Dennis a que se acercara – bien – dijo cuando la chica estuvo a su lado – duerme aquí y yo dormiré en la sala – en ese momento un relámpago cruzo el cielo iluminando brevemente la habitación entonces Dennis se abrazó por inercia al cuerpo de Karla – ¿quieres que me quede un momento contigo en lo que te duermes? – le preguntó Karla abrazándola con ternura.

- Sí, solo… solo un momento – le contestó

Ambas mujeres se metieron entre las sabanas Dennis sostenía la mano de Karla y cerró los ojos, se sentía cansada así que no le costo trabajo conciliar el sueño rápidamente, Karla por el contrario se sentía un poco incomoda con la situación de estar al lado de esa chica, no se sentía molesta en un sentido negativo, sino que el calor que provenía de la mano que sujetaba lo sentía sumamente relajante y no se podía explicar el porque de esa sensación, tan solo sabía que no quería dejar de sostenerla y eso le hizo sentirse confundida, una leve brisa agito su flequillo y con ello la luz de las velas fue extinguida, debería cerrar la ventana, o ella podría resfriarse, si regresa la luz encenderé la calefacción – pensó, más sin embargo no se movió, ni dejo de sostener la mano que descansaba tranquilamente entre la suya, cerró los ojos y por fin el sueño llego a ella.

Me desperté pero no quería abrir los ojos pues sentía un agradable calor y se sentía tan suave, tan cómodo… instintivamente me abrace más a ese cuerpo que despedía un aroma dulce y confortante, sin embargo al ser consciente de que no había dormido en mi cama sino en una extraña me obligué a abrir los ojos y me vi abrazando a mi profesora mi cabeza descansaba sobre su pecho y a decir verdad no quería ni mover el rostro en parte porque me sentía avergonzada y en parte porque me sentía realmente cómoda, la habitación estaba en penumbras, seguramente debían ser las 5 ó quizás la 6 de la mañana, aún era muy temprano seguramente mi mamá llegaría como a las 10 u 11 de la mañana y mi hermana ni idea como podía llegar temprano como podía llegar hasta la noche… ¿qué debería de hacer?... bueno… irme en este momento no sería correcto ¿verdad? osea… era muy temprano y de seguro la mañana estaba fría… aunque debería separarme de ella, digo no es correcto que la este abrazando… ¡hey! y ahora que lo pienso ¿no dijo acaso que ella dormiría en el sofá?... demonios se ha de haber quedado dormida… ¿qué hago?, ¿me separo de ella?, ¿y si se despierta?... bueno me… me daré la vuelta para darle la espalda… esta posición es bastante… bueno no es… no es correcta… veamos lentamente, eso es Dennis quita tu mano poco a poco lentamente, ya esta, ahora colócala sobre tu costado… bien y ahora levanta la cabeza lentamente, muy lentamente no la vayas a despertar… ok… ya esta… mmmm… ¡demonios! ¿y ahora que hago? ¿cómo me doy la vuelta sin despertarla?... piensa rápido que ya se me esta cansando el cuello… huy no, me quiere dar un calambre… no, no, ok, despacio bájala nuevamente y uooooppsssss no, no, no, no se esta dando la vuelta ¡aaahh!... ¡oh! Cielos ahora la tengo de frente a mi… ¡Dios! Su mano… su mano... la esta pasando por mi cintura… ¡aaaaaahh! esto no puede estar pasando tengo su cara a centímetros de la mía… ¡santo cielo! estoy tan rígida como una tabla, ¡hay por Dios! esta metiendo la rodilla entre mis piernas… ok, ok, si la deja así se me va a dormir la pierna… ¡santo cielo que hago?... ¿la despierto?... ¿la aviento?... ¿le hablo?... ay, ya me canse de tener la mano toda rígida sobre mi costado izquierdo ¿pero adonde la muevo?... ¡Dios tengo que moverla!... ok, ok, la voy a doblar lentamente y… y ahora… ¿y ahora donde la pongo?... ¡oh!, ¡cielos! Así se me va a cansar más rápido… bueno…bueno no entremos en pánico, la voy a dejar sobre su hombro muy ligeramente, muy suavecito espero que no se vaya a despertar… ok, con cuidado, con cuidado… eso es ya esta… ¡oh Dios! Que descanso… ay no, no, no, se me esta durmiendo la pierna… a ver si la puedo mover un poquito, solo un poquito…


- Te… quiero… - murmuro entre sueños y me quede de piedra al sentir su agarre tras mi espalda jalándome hacia ella, levantó ligeramente el rostro y lo acerco al mío, el corazón empezó a latirme con tal violencia que casi podía escucharlo, sentí un calor intenso en las mejillas, Dios mío ¿qué iba a ser esta tipa? Su rostro estaba a nada, a nada de pegarse al mío y yo, yo no hacía nada para detenerla

- Dios – exclamé suavemente sin darme cuenta.

- ¿Eh? – se detuvó y entreabrió los ojos ligeramente para en segundos abrirlos de par en par y se fue echando hacia atrás rápidamente de tal forma que solo escuché el golpe sordo cuando cayó de la cama llevándose las cobijas junto con ella. A pesar de estar vestida me tape con las sabanas mientras ella se incorporaba lentamente y me miraba de forma bastante desconcertada – pero… pero… ¿qué estas haciendo en mi cama? – me preguntó llevándose una mano a la cabeza.

- Ayer… llovía... – dije sintiendo aún el corazón acelerado y las mejillas arderme en calor “Te Quiero… su voz adormilada fue sexy pero ¿con quién estaba soñando?” – me trajo – le dije saliendo de mi momentáneo pensamiento – a su casa… - llovía… olvide mis llaves… - dije mientras bajaba la vista me sentía sumamente avergonzada.

- Ya… sí… ya recuerdo… creo que me quede dormida – dijo levantándose por completo – lo siento – acomodo nuevamente las cobijas y se dirigió a la puerta – … sigue durmiendo, iré a dormir a la sala…

- No, espere, no es necesario, me vestiré y me iré – le dije levantándome de la cama.

- ¿Bromeas? – me preguntó echando un vistazo a la pared de enfrente – según el reloj son las 6:45 de la mañana y si mal no recuerdo me dijiste que las llaves las habías olvidado y que no había nadie en tu casa ¿qué vas a hacer? ¿quedarte afuera esperando a que lleguen?, ¿con el frio que hace? – me miró y negó con la cabeza – olvídalo me preocuparías demasiado, así que regresa a la cama, además aun falta que tu ropa se lave, digo no vas a irte con tu uniforme mojado, lo menos que quiero es que pesques una pulmonía.

- De acuerdo – le dije – pero… no… no es necesario que se vaya a la sala… digo la… la cama es amplia y… además es su cama… no tiene porque irse – me miró por un momento y se llevó la mano a la frente, se echo su lacio cabello negro hacia atrás y suspiró.

- Si no te incomoda – dijo como no muy convencida.

- No, no, esta… esta bien.

- De… de acuerdo – me dijo y se metió a la cama lo mismo que yo.

- Hace… hace un poco de frío ¿verdad? – pregunté, ambas estábamos bocarriba yo particularmente sin despegar la mirada del techo.

- Sí, un poco – me respondió moviéndose ligeramente hacia la orilla.

- No le voy a hacer nada – le dije ligeramente incomoda.

- Es para que tengas mayor espacio – me respondió pero no me volví para verla.

- Ya – le respondí y cerré los ojos, una ligera corriente de aire frío me provocó un calosfrío que me hizo temblar.

- ¿Tienes frío?

- Sí – me llevé las cobijas un poco más arriba del cuello.

- Dame la espalda – dijo, y abrí los ojos ladeando la cabeza a un lado para verla, pero ella tenía la mirada fija en el techo.

- Si le doy la espalda ¿se me quitará el frío? – le pregunté ligeramente extrañada.

- Sí – me respondió, y durante un momento me quede pensando cómo eso lograría quitarme el frío, sin embargo no se me ocurría nada lógico así que lo hice y le di la espalda y entonces tras unos instantes me quede rígida al sentir su cuerpo acoplarse al mío, deje de respirar cuando ella paso su mano por mi cintura depositando la palma de su mano en mi estómago, mientras la otra la pasaba bajo mi cabeza a manera de almohada – el cuerpo humano es lo mejor para calentar otro cuerpo humano y ya que aún no regresa la luz, no hay manera de que encienda la calefacción – su aliento me entibió la nuca erizándome la piel y respingué ligeramente.

- En seguida se te pasará el frío – me dijo – y por cierto ya puedes respirar – sentí que sonreía.

- Sí, si estoy respirando – dije casi sin voz – mientras la sentía temblar ligeramente al reírse suavemente.

- No te pondré nerviosa ¿verdad?

- Por… por supuesto que no – le dije ligeramente molesta mientras sentía las mejillas ruborizárseme.

- Lo suponía, ahora intenta dormir – me dijo y su voz curiosamente la percibí ligeramente decepcionada.

- “¡Bromea?” – pensé mientras la sentía relajar su cuerpo – “¿cómo, cómo voy a dormir?, teniendo semejante cuerpo… pegado al… bueno, pero ¿qué sucede conmigo?... ella es una mujer como yo… es decir… no… no hay nada de raro en este cuerpo… digo es igual al mío… solo… bueno… quizás las proporciones difieran un poco pero… entonces ¿por qué me siento tan nerviosa?, sin embargo ella es tan cálida… y… ¡ah!, ese aroma… - me llevé las sábanas al rostro y aspiré suavemente, ¡Dios! entonces esa fragancia manaba naturalmente de ella… no era ningún tipo de perfume, bueno si lo era pero… era de ella… ese aroma sutilmente dulce provenía naturalmente de ella… cerré los ojos y me permití sentirme invadida por esa fragancia… la sentí relajarse, la mano que tenía puesta sobre mi estómago se deslizó ligeramente y pude escuchar su respiración suave y acompasada, ella estaba durmiendo, bajé con cuidado mi mano derecha y la coloqué muy suavemente sobre la suya,...ella estuvo a punto de besarme... ¿qué hubiera pasado?... ¿cómo hubiera reaccionado?... tocar sus labios... esos bien formados la...bios...; entre la tibieza de su cuerpo y su dulce fragancia el sueño llegó una vez más a mí.

****

No sé cómo me siento… ¿cómo me siento después de las palabras que Susan me ha dicho?; eres una estúpida Laura eso me dijo… ¿te has dado cuenta del daño que has hecho? Me preguntó, eres como mi madre buscando solo su propio bienestar sin importarte el daño que causa a los demás sus ojos se anegaron en llanto mientras seguía mirándome de esa forma, de esa manera que me hizo sentir como la más vil de las personas de este mundo ¿Engañaste a esa mujer con tu mejor amiga, con una desconocida a la cual hiciste tu amiga y que para colmo se vendía así misma al mejor postor y con una amiga tuya mayor de edad tan solo para tener conocimiento sobre el sexo seguro y aún con ello crees en verdad qué al volver a México esa mujer te estará esperando con los brazos abiertos?, ¿eres consciente de que todo eso lo hiciste por tu propio egoísmo?, ¿eres consciente de que todo eso que has hecho ha sido solamente porque te dejaste envolver en los brazos del libertinaje?... idéntica a mi madre, eso es lo que eres Laura; pero, ¿acaso Susan estaba loca?, ¿cómo era posible que me comparara con su madre?; ¿por qué me hacia eso?; me habló de los riesgos a los que me pude haber enfrentado, de las confianzas que había destrozado, me habló de todo aquello que había perdido por unas cuantas horas de placer, me miró con un gesto de desaprobación, me miró con asco, con coraje, me miró con… lástima… me sujetó de los hombros y me pidió que razonara en sus palabras, me pidió que fuera honesta conmigo misma, me rogó que dejara de ser tan infantil porque a pesar de tener solo 17 años tenía consciencia de lo bueno y lo malo; me dijo que tomara una decisión antes de que fuera demasiado tarde; me dijo que la familia sin duda es importante pero que como todo un día abandonaríamos el nido y… tendríamos que vivir nuestra propia vida les gustase o no porque esa era a final de cuentas nuestra propia vida, una vida que solo nosotros podríamos sentir y vivir ya fuera buena o mala según nuestras propias decisiones; yo no sabía le dije tratando de defenderme y cuando dije eso ella me miró con un gesto de tristeza que me supo como una bofetada directa al rostro; ¿por qué te sigues engañando Laura?, ¿por qué te ciegas a ti misma?, ¿por qué te haces más daño negándote a enfrentar tus errores?, tengo 18 años Laura y gracias a mi madre he visto todos los errores que se pueden llegar a cometer en esta vida y he sido testigo de que aún a sabiendas de que está haciendo lo incorrecto y de saber que está mal no deja de hacerlo. No quiero que acabes odiándote a ti misma como ella lo viene haciendo desde el día en que se embarazó de mí, por favor Laura tu aún estas a tiempo de arreglar tu vida, por favor no te cierres y comienza por ser honesta contigo misma… sus palabras resonaban en mi cabeza una y otra vez y me oprimía el pecho la sensación de vergüenza la ironía de mi propia burla interna al creer que a sus ojos sería una especie de héroe, una chica envidiada por mis aventuras, por mi audacia y astucia y terminé siendo objeto de repudio, pena y lástima, no entendía porque sus palabras me lastimaban de esa manera o más bien no quería entender, no quería hacerlo porque no deseaba enfrentarme a la realidad porque eso sería admitir mis pecados, pecados que clamaban salir desde lo más profundo de mí para ser por fin confesados, para obtener el perdón, para obtener una redención que sabía estaba lejos de conseguir y mi dolor brotó de mis ojos en forma de amargas lagrimas que obscurecieron aun más el color verde de mis ojos y cayeron raudas por mis mejillas quemándome la piel sin piedad, mi corazón se estrujó de pena y arrepentimiento y entonces supe que debía hacerlo, debía ser honesta, debía ser enfrentar mis temores y mis demonios, a mi mente llegaban mis acciones, a mi mente regresaban mis mentiras, mis ridículas audacias engañando a Karla y a Dennis al mismo tiempo, a mi mente regresaron los recuerdos del llanto de Dennis, el llanto de Karla y fue entonces que una venda cayó de mis ojos, fue entonces que descubrí el verdadero monstruo que en realidad era yo... me di cuenta que lo hice apropósito… porque desde el primer beso que Dennis me diera, desde ese momento supe que estaba mal y pude haberlo detenido en ese momento, pude haberlo hecho, pude haber cambiado la historia de mi vida en muchas formas en demasiados aspectos… pero me rendí a mi propio deseo… me rendí a mi propio juego… un juego que creí estar ganando y que en realidad día con día estaba perdiendo... creí tener el control de la situación… y sin embargo no supe en verdad… no supe en realidad cuando la telaraña de mis propias mentiras y acciones terminó por envolverme por completo ahogándome… sumergiéndome en una obscuridad que yo ilusoriamente aseguraba y juraba que era una radiante luz que me guiaba de forma correcta cuando la verdad es que me estaba hundiendo más y más en una profunda obscuridad… era hora… me decidí… no había tiempo que perder… no había pretextos no esta vez… el día de mi juicio había llegado y mi juez esperaba por mí… y fuera cual fuera su respuesta, fuera cual fuera mi castigo… iba a tomarlo y no huiría nunca más… ya nunca más… me limpié las lagrimas con el envés de mi mano y tomé mi celular… mientras marcaba pensaba en ella en Karla… quién en esta llamada sería mi confesora, mi juez, mi jurado y mi verdugo… y su sentencia sería cumplida enteramente por mí, sin peros, sin reproches, sin objeciones, porque en verdad no deseaba perderla.  

Continua en: Capítulo 13 BLOOMING 2DA PARTE





26 comentarios:

  1. O.O me has dejado sin palabras jeje definitivamente eres cruel XD jaja sheila.. estuvo fantastico.. excepcional... pd: laura sigue en las mismas no? XD

    ResponderEliminar
  2. Eres MAESTRA! aaaaaaaaaaaaaaaaaa quiero conti otra vez!! esto es una tortura jajaja

    Eres perfecta Sheila, me encanta!

    ResponderEliminar
  3. D:"
    dios O:"
    matas T_T"
    conti porfa escribes genial *-*"
    muxos saludos :D

    ResponderEliminar
  4. Si la anterior continuación estuvo fenomenal... entonces está te quedo mil veces mejor ^////^ , que buena continuación con una pizca de humor y detalles romanticos... aunque admito que me quede insatisfecha xDD quiero más conti [aunque es suficiente por un día o sino me dara sobredosis] jejeje

    Gracias por la entrega sheila-sempai ;) eres la mejor escritoraa un amor de mujer ^w^

    ----

    ¿se han dado cuenta que cada vez crece la ilusión de laura? jajaja .... realmente tengo aún varias dudas... ¿realmente terminarán juntas dennis y karla? [muy adentro de mi espero que SI] ¿Llegara laura justo en un momento inoportuno de está historia? ¿muy pronto karla y dennis se enteraran que fueron novias de laura? de algun modo era al mismo tiempo engañadas y utilizadas ... Karla y dennis comparten muchas cosas en común aparte de haber sido victimas XD

    Que más puedo decir, me quede con las ganas de seguir leyendo.... la continuación me parecio muy corta pero exquisita jejeje mi escritora favorita un millón de GRACIAS

    ResponderEliminar
  5. hola, como siempre muy buena conti, esta historia de crea adiccion, pero bueno, me gusta dar la opinion con respecto veo la historia, en cuanto a Laura veo todavia a esa adolecente en cierta forma inmadura, que cree que por que ella ya se dio cuenta que ama a Karla esta la tiene que esperar, como si Karla por osmosis tubiera que saber de sus sentimientos, el problema es que Laura nunca a tenido alguien que le diga las cosas y la aconseje como es debido. Por otro lado me entristece en cierta forma y a la vez es ironico ver como Karla se esta tomando la molestia de conocer tanto a Dennis, no importa si como amiga, amante o estudiante, pero lo esta haciendo y ya la conoce mucho, cosa que nunca se tomo la molestia de hacer con Laura y eso que era su pareja, solo se conformo con llevarsela a la cama y penso que eso esa suficiente, y claro Laura es una adolecente que esta desusbicada, que su relacion familiar no es muy buena que digamos y no tiene a nadien que la guiara y la entendiera completamente, por eso se confundio tanto y en gran parte por eso fue que cometio tanta estupides, no quisiera que cualdo vuelva se encuetre a estas dos juntas o por lo menos que no sea de forma tan brusca, por que aunque piensen otra cosa, la personalidad de ese personaje es muy frajil y lo peor es que no tiene a nadien que la pueda consolar.
    bueno depronto eso lo digo por que yo todavia quiero un Karla con Laura.

    BOmbom7805

    ResponderEliminar
  6. Wapa que te puedo decir que no sepas ya xd, me encanta sabes que me encanta, y como le dije a diana hace un rato, nunca podemos decir que el cap anterior fue el mejor pork el siguiente es mejor que el otro xd, y bueno yuki-chan tiene razon cuando decimos que karla y dennis si saben darle a la clase de " quimica " un nuevo significado, pork hasta ahora la quimica que se ve entre estas dos es excelente xd, y bueno ya veo la razon del titulo de este cap, espero k el " blooming" siga por el camino del romance y k se dé entre la pareja que la mayoria de nosotros queremos (o sea kxd xd) y es verdad lo que dice yuki-chan, laura esta muy confiada para mi gusto y por mas que me duela admitirlo siempre cabe la posibilidad de que se dé lo que ella pide, despues de todo eres la reina de los giros de 360 (me pregunto si hiciste gimnasia de adolescente xd) y se puede ver algo ahora que puede resultar otra cosa despues, como dije antes, una de las cosas que hace de tu historia mas interesante (y debo admitir que a veces exasperante) es que nunca se sabe lo k va a pasar y por eso siempre hay que estar al pendiente de cada cap xd, pero como te dije, esa es una cosa k nos encanta y nos deja esperando por mas caray jaja.

    Bueno volviendo al cap y como dices k te gustan los coments algo detallados que te doy, trataré de organizar todo lo k pasa por mi cabecita y escribirlo xd, bien, debo decir k lo que mas me gustó de este cap sin duda, aparte de el romanticismo k hubo pork si que lo hubo aunk este se haya producido de manera accidental(xd parece que un dios hizo todo a proposito como un plan perfecto, lo digo por el agua justamente en la noche, la luz que se fue, con la cena y las velas y encima de todo a dennis se le quedan las llaves, su familia no estaba en casa y para completar le ponen musica de fondo, que mejor forma para tener una noche romantica y perfecta, un completo plan bien diseñado xd y lo mejor de todo es que fue justo de nuestro agrado xd jaja) bien, lo que mas me gustó aparte de lo de arriba mencionado fueron los celos de dennis, me suponia que reaccionaria de esa manera y no me decepcionó en nada xd, se ve que cada ves mas le esta calando a dentro la pesada molestia que es su profesora xd jaja, tambien lo digo por karla xd jaja, el gran problema de estas dos es que las dos son tan orgullosas k no podran admitir que se gustan x mas claro k esten las cosas, ya que la negacion es uno de los problemas que eclipsan los sentimientos y no permite que estos se desarrollen x completo, es por eso k se les hace mas trabajoso a las dos admitirlo, ademas de k despues de k supuestamente no se soportaban no se les hace facil admitir k ahora se gustan xd, lo k me agrada de esta relacion es k se estan conociendo de a poco sin lanzarse al precipicio de una como lo hicieron en sus antiguas relaciones y eso esta muy bien, es un factor ventajoso para las dos, aparte de que comparten mas que el gusto por la quimica y el conocimiento y eso es algo muy importante en una relacion xk no solo es bueno tener diferencias que complementen lo k al otro le falta sino k el bien comun es otra parte buena de la relacion ya que hace del disfrute de la misma mas completo y agradable y bueno mejor me callo pork me he soltado demasiado con las letras y no quiero ser muy cansona despues, hay unos puntos k aun me gustaria sacar a relucir k me tienen en duda pero será para despues, que estes bien mujer hermosa, ciao.

    PD:Sheila, despues de la cena y todo lo demas, no crees que te faltó el toque final, digo umm, un beso de buenas noches o algo jaja xd.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta lo apasionado de tus comentarios, eres una excelente amiga, te mando muchos besos y abrazos.

      Eliminar
  7. simplemente GENIAL!!!!!.....no puedo creer que terminra el capitulo asi.....eres muy mala sheila, casi se me para el corazon al leer "continuara...", realmente eres espectacular, la historia me tiene completamente enamorada....muak

    ResponderEliminar
  8. wow que decirte eres increible pereces haber vivido muchas experiencias en tu vida y tratado con todo tipo de personas.Llevo leyendo tu obraa desde que empezaste para mi gusto fue un poco brusco pero luego fue entendiendo el concepto.Creo que te he escritoo 2 veces con esta y lo que mas me llama la atencion es el hecho del cambio que le has dado a la historia dando un toque completamente romantico y que decir lo de Ana buscando amor y Laura que como habian dicho anteriormente no tuvo quien le dijera las cosas. A mi en particular me parecio un poco lento en eeste capitulo la quiimicaaa karla-dennis no se me ilusione y pense que een este cap saldrian a flote estos seentimientos porque quizas hasta que no se manifiesten ellas quizas nunca acepten que se quieren.Espero ver la proxima contiiii pronto ya que me declaro faan absoluta de tu forma de escribir. Gracias!!! mAKE IT WORK!!

    ResponderEliminar
  9. Ole mi Sheila-sama, preciosa autora!!!

    pensé ke conti tan más larga... pero eso da el leer luego de ke varias personas ke escriben biblias enteras posteen (salu2 Miyuki)

    algo me deja con duda ahora, la insitencia de Laura con Karla, me da mala espina en mi KxD... será posible ke esta las descubra y le haga el mal ambiente a Karla en la escuela x celos??

    yo pensé ke iba a haber algo más ke sólo dormir inocentemente (con kién soñaba Karla¿?), y de acuerdo con Miyuki, ningún pasado es mejor, lo mejor es el próximo, lo úniko, es la espera, pero iwal... se te espera!!! jujuju

    esperaré x el 14?? y ke lo ke nace ahora... se vea en el próximo... dale nu seas malita!!!

    love,
    Nachi (botana con salsa, sin salsa o como kerás)jujuju

    ResponderEliminar
  10. Bueno aqui estoy otra ves )salu2 para ti tambien nachi, y con lo de las biblias ya sabes, es que me encanta leer jaja *-*) bien con respecto a este extra puede que tengas razon y nos cunda el punico como dice el chapulin xd pero tambien me alegro, quizas las chicas me quieran matar despues y puede que yo tambien intente suicidarme (na no es cierto xd) por lo que voy a decir pero me alegra que laura haya abierto los ojos, es cierto todo lo que le dijo su amiga, ella hizo todo eso pork quiso pork nosotros podemos darnos cuenta de lo bueno y lo malo que podemos hacer aun no teniendo alguien que nos lo diga de frente, y laura al admitir sus errores comenzará a vivir con ellos y aceptarlos como propios, cuando haga esto será merecedora del amor de karla de verdad y podra luchar por ella como debe ser, me apena pork esto significará un obstaculo en el nuevo sentimiento que como dice el titulo de este cap, esta floreciendo entre karla y dennis, pero siento que ahora puede que comience una nueva etapa en la cual se pondra a prueba y nos preguntaremos que si el amor que siente karla por laura sigue siendo tan fuerte para perdonarla y esperar por ella o lo que esta sintiendo por dennis podra eclipsar el sentimiento que una vez tuvo por la rubia ojiverde, ya que si laura llama a karla ahora ésta como está en estado de negacion de que lo que siente por dennis no es amor, puede tomar esta llamada como una señal del cielo para que piense que lo que esta sintiendo solo es un error y bueno despues de eso empezaran a complicarse las cosas para estas dos, pero eso como siempre es lo que lo hace emocionante, ya que las cosas no siempre son color de rosa y hay que pasar trabajos, dolor y sacrificios para conseguir lo que se quiere para darle el valor que se merece, bueno otra vez me extendi demasiado xd, nachi se burlará de mi jaja, sheila como siempre excelente, que estes bien, adiocito.

    ResponderEliminar
  11. hola, sheila, no se si el ultimo parafo estaba ayer o ese es el extra, me parece que es lo segundo, pero definitivamente me encanto, como fiel admiradora de Laura y no por que me guste todo lo que hiso sino por que es un personaje complejo que tiene mucho que dar y enseñar, estoy feliz de que halla encontrado alguien al fin que le hiciera ver las cosas como son para que ella entendiera cuales eran sus errores y si en verdad ama a Karla luche por ella, todavia tiene tiempo, y bueno como yo quiero un KxL, seria genial que eso pasara, pero igual si no se dan las cosas por lo menos Laura ya entendio cuales fueron sus errores y que le sirvan para un futuro y no piense que todo lo tiene ganado por si solo que hay que luchar por lo que se quiere.

    otra vez gracias por este ultimo parrafo de verdad que me encanto.

    bombom7805

    ResponderEliminar
  12. Que suerte! Una semana y capitulo nuevo (8)

    Me había quedado con la duda de que vendría... y ahora mas... bueeh!

    A mi me gusta mucho la relación que lleva Karla y Dennis, como se van dando las cosas, sin prisas, pues, que cada una se diera el tiempo para notar lo que sienten.

    Laura, que bueno por ella que se diera cuenta de los errores que cometió ;/

    hmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm (?)
    ..... merecedora del amor de karla ;/
    no se no se, arrepentirse y ya (???) se arregla todo

    . . . . . .

    Que buena historia sheila, que este muy bien {;

    Dennis <3333/*¬


    NoeLle~

    ResponderEliminar
  13. Solo tengo que decir: OMG! :D

    Sheila cada ves nos dejas mas sorprendidas!!!! Me encantó este ultimo capitulo! Que divertido leer sobre las cosas que les pasan a Karla y Dennis haha! Me emociona! De verdad que todo les quedó a la perfeccion y mira como fueron terminando! Yo tambien quiero dormir asi con Karla!!! <3 Esa Dennis tan afortunada! :D

    Y en cuanto a Laura, yo realmente solia querer a ese personaje, y me encantaba como se dieron las cosas entre ella y Karla, pero desde que empezó con sus indecisiones terminó por decepcionarme. Lastima que para ella aunque se arrepienta su oportunidad con Karla (a mi punto de vista) ya ha acabado. x_x

    P.D. Esperemos que siga tu inspiracion por mucho mas Sheila-san!!!!! Besos!!!!! <3333 ^^

    ResponderEliminar
  14. mmmm leo algunos comentarios y pese a que son personales, respetuosos, a la vez son algo decepcionantes, hay chicas se nota que mas de una se deja montar el cuerno, creo que uno debe respetarse asi misma, claro que tambien todos cometemos errores y debemos perdonar, pero las cosas se pagan de una forma u otra, en este caso miremos a Laura se equivoco, esta arrepentida, la verdad me alegro, asi puede madurar, cerrar ese ciclo y avanzar, seguro encontrara a alguien que la llenara, espero que no sea karla, ella ha sufrido mucho es bueno que salga de esos ciclos que tambien cierre todas esas etapas, que perdone, pero sobro todo se perdone asi misma, asi puede avanzar, esa es la gracia aprender de tus errores, corregirlos y avanzar que no retroceda, asi no sea con denniss pero que entre en una relación sana.
    Niñas sea un hombre o una mujer no dejen que jueguen con sus sentimientos lo digo por experiencia, una enamorada puede ser lo mas tonto de este mundo y hay personas que nos quieren cojer de idiotas, amensen, exijan, no teman exijir que hay muchos que estan dispuesto a amar con debosion :).

    bueno perdon esa opinion espero no molestarlas.
    sheila mujer divina te dejo un abrazo y un beso, soy una persona que me gusta aprender con las vivencias de los demas para no cometer esos errores, sin embargo a ratos caes, tu historia me ha ayudado un monton, diras por que? y es pues que mi exnovia digamos que sufrio una similar transformación como la de laura, claro que le termine pero igual dolio demasiado, mas que me seguia llamando como si nada y nose que queria, pero como que pese a todo queria que siguiera a sus pies ja ta loca, pero tu historia me hizo decir, sos pendeja llorando y sufriendo por alguien que te trata asi no seas karla :D, cuando entendi eso senti una gran liberacion, perdone a mi ex (esto no quiere decir que regresamos, solo fue decir lo que paso paso, no te tengo rencor, que tengas una linda vida pero no conmigo) y segui adelante con mi vida, sigo soltera eso es verdad pero tranquila, dedicandome de lleno al estudio y al trabajo, estoy feliz conmigo misma, y eso en gran parte es a todos tus mensajes, consejos que nos das atraves de tus historias

    ResponderEliminar
  15. wooooooowww definitivamente quede sin palabras jeje
    me encanto este capi
    ahora siii quee laura espere lo que se le viene... espero que karla sepa escoger bien y no se lleve por lo sentimientos jejeje
    ojala karla escoja lo que mas le conviene pero no creo que sea laura, creo que se dio cuenta tarde de los sentimientos que tenia hacia karla
    como dicen en mi pais "camaron que se duerme se lo lleva la corriente jejeje"
    bueno nuevamente digo quee me encanto el capi en especial los acercamientos de karla y deniss
    es comico porque las dos estan enamoradas mutuamente pero no se dan cuenta, o no se quieren dar cuenta en especial dennis, se hace la loquita jejeje
    estaba desesperada, pues tenia problemas con el internet y me tocaba leerlo de a poquitosss
    uyyy peroo se arreglo y pudee leerlo de nuevo sinn interrupcioness !!! :D
    en cuanto a lo de la entrevista me encantaria que te hicieran una entrevista
    me encanta como escribes jeje
    buenooo byee
    y muchos besitos para que podas continuar con esta historia tan extraordinaria jejeje :D

    ResponderEliminar
  16. Vaya! Me he quedado sin palabras, he vivido todo tipo de sentimientos con tu continuación Sheila, y ha sido así desde que comencé a leer esta preciosa historia, por eso y como siempre digo, muchísimas gracias, se agradece el talento, se agradece el hecho de que lo compartas con nosotr@s, muchas gracias Sheila, por favor jamas dejes de escribir, eres capaz de sacarnos de nuestra realidad y llevarnos a otra y eso es increíble.

    Espero la siguiente entrega con muchas ansias, un saludo enorme y mucho ánimo a la distancia.

    ResponderEliminar
  17. Mi sheila adorada:

    Una vez más nos dejas con un gran sabor de boca, como siempre te he dicho tienes un enorme talento para escribir y cada uno de tus escritos es magnifico, simplemente eres excepcional, como te habia comentado la vez que salimos, no tengo preferencia por laura o deniss, sin embargo siempre sabes la forma exacta de darles a cada personaje ese enfoque y esa secuencia vivencial que se va reflejando de acuerdo a la forma de ser de cada uno, y basandote en sus experiencias adquiridas, me gusta la forma en como planteaste el enfrentamiento consigo misma de laura, realmente es muy bueno que este personaje viva de una forma directa cada uno de los errores que cometio y que mejor que haberlo hecho de esa forma, clara y congruente y me gusta mucho tambien ese enfoque que le das al mostrarnos a una laura confiada y segura por saber que tiene el amor de karla, sera un golpe duro cuando se de cuenta de que el amor que karla le profeso alguna vez, la misma laura se encargo de irlo matando poco a poco con cada una de sus acciones, uno no puede esperar que la otra persona nos ame por siempre, y es verdad, siempre hay que avanzar de alguno u otra forma, y eso le dara una madurez a Laura que la obligara a aprender que no todo en esta vida es para siempre, ya que hay que luchar por aquello que se quiere y no dejarselo a la suerte.

    Como a todas, me encanto tambien la forma en la cual manejaste esa cita inesperada y esa velada tan romantica, todo se fue dando en el justo momento, y es que en ocasiones todo confabula para que se cree un momento magico e inolvidable y la forma en la cual plateaste cada detalle fue lo que al final nos regalo esa hermosa creacion que solo una talentosa escritora como tu pudo haberlo hecho.


    Definitivamente tienes una gran habilidad para tocar las fibras de cada uno de tus lectores por medio de tu escritura, me encanta la forma en la cual vas llevando la historia, eres increible sheila, y esperare ansiosa la siguiente continuacion.

    Te mando muchisimos besos y abrazos mi querida Sheila.

    Ross

    ResponderEliminar
  18. Brigida ^`_^`

    Hola!!!!!!!!!! pues nada que me ha gustado muchísimo este càp... Sheila_Sama gracias por deleitarnos con esta cont... que vamos nos tenias en ascuas o por lo menos a mi ....y ahora igual me quedo con el sustito!!!!! con esa llamada de Laura xd..... justo en este momento que K/D están ya tan cerca de por lo menos a darse un besitoooo xd.... aisn,aisn.aisn... bueno igual tengo que esperar para el pròximo càp.... y pues me gusta que siempre nos das esos tic en este caso la parte de la concientizaciòn del medio ambiente ante la falta de educaciòn la respecto del tema a nìvel mundial con respecto a la contaminaciòn de nuestro medio ambiente....de eso gracias tambièn por eso y pues ya paso a enviarte mis preguntas con ese rumor que escuche por allì a una entrevista....desde ya estarè al pendiente.....ya que vì en el Cbox un mail a donde enviarte las preguntas???... a ver si nos confirma si eso va por favor de una ....
    love&kiss
    Brìgida

    ResponderEliminar
  19. Esta increible esta historia, me encanto la continuacion, KxD es genial!, lastima que laura se dio cuenta de los errores tarde, pero buee, Karma xD todo se paga.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. por dioooos!!! me encantan tooodos y cada uno de tus relatos!! tu narrativa es genial y la adoro!! sigue así por favor! ojalá que karla se quede con dennis!! se lo merecen las dos. que pena que laura no se diera cuenta antes de sus errores...porque de verdad me gustaba cuando estaba con karla T.T
    muchas gracias por dejarnos leer tus trabajos!! un besoooo

    ResponderEliminar
  21. Hola mis queridisimos y adoradisimos Fans!!!!!! muchísimas gracias por tan hermosos comentarios me alegra en el alma saber que los puedo llenar de miles de emociones,de cientos de sentimientos y sobre todo que los puedo llevar por un ratito lejos muy lejos a un lugar donde puedan soñar y vivir cada emoción que siente cada uno de los personajes. En verdad me siento muy feliz por tenerles conmigo.
    Espero que la siguiente parte de este capitulo los lleve a vivir tantas emociones como las que han venido sintiendo a lo largo de esta historia!!!!

    Gracias por leer lo que escribo!!!! Les Adoro!!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Que sorpresa me he llevado!!!Ni se como llegue aqui, pero me alegra mucho...despues de años tengo el gusto de leer algo tuyo Sheila y veo que sigues haciendolo tan maravillosamente bien como en ese entonces, si no es que hasta mejor. Tus historias siempre me atraparon, siempre me hacian sentir demasiado, aun recuerdo la primera vez que te lei en un foro de anime (aunque ya no recuerdo el nombre de ese foro...hace 3 años tambien)...que bueno que ahora tengas tu blog!

    No creo que te acuerdes de mi o quien sabe ...aunque yo si te recuerdo...

    En fin felicidades por la cantidad de seguidores que tienes!!

    Besos

    Yue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te recuerdo Yue, me alegra saber de ti, espero que estes muy bien. Te mando muchos abrazos.

      Eliminar
  23. Antes que nada mi querida Shei gracias por la dedicatoria realmente me levantastes los ánimos, en cuanto a este capítulo como siempre me dejas queriendo leer mas, sabes a veces es verdaderamente desesperante tener que esperar para leer el próximo pero bueno así es todo lo bueno de la vida, así que ha esperar XDD y como siempre cada capítulo que escribes es una obra maestra, me fascina la forma en la Karla niega el hecho de que siente algo por Dennis es muy divertido, dulce y tierno, me gusto mucho que K aceptara la petición de Ana aunque me dio un poco de tristeza por ella ya que tuvo que llegar al punto de rogar por un poco de amor. En cuanto a Dennis es un personaje extremadamente fabuloso sus cambios de humor y sus reacciones cada vez que le pasa algo son súper divertidas, la parte en la que se ve forzada a quedarse a dormir en la casa de Karla y todo lo que paso entre ellas fue maravilloso realmente me fascino, aunque me dejaste una inquietud quiero saber con quién estaba soñando Karla a quien le dijo te quiero y por qué se cayó de la cama al ver el rostro de Dennis, te confieso que la curiosidad me está matando XDDD, por otro a la que no entiendo para nada es a Laura verdaderamente no se que tiene esa niña en la cabeza un día parece a ver madurado un poco y al otro no, no sé cómo es que tiene la esperanza de que Karla pueda volver con ella, probablemente esta la perdone pero de allí a volver a estar juntas me parece algo muy difícil después de todo el daño que le hizo.

    Por otro lado, te voy a contar algo gracioso que me pasó con este capítulo aunque no sé si para ti lo sea pero para mí lo fue, veras copie el capitulo en Word y comencé a resaltar las partes que más me gustaron y al final me di cuenta que lo había resaltado todo XDD, así que como veras no solo me gusto si no que me fascino, nuevamente corazón mil gracias por la dedicatoria te mando millones de besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  24. waoo ame ese capitulo encerio me encanta tu historia nunca me habia gustado tanto leer hasta ahora tienes un gran talento al escribir.. xd lo unico que puedo decir es que amo a dennis :3

    ResponderEliminar