domingo, 26 de septiembre de 2010

Déjame Amarte

Buenos días mis queridos y adorados fans tengo el gusto y el honor de presentarles una Historia de Nuestra Amiga Anedemi!! donde conjugara Amor, Acción y Misterio!! Que la Disfruten!!! Yeah!!!

DEJAME AMARTE

Autora: Anedemi
 ¿Quién eres?


Era de noche y se oía en las calles la ruidosa sirena de una ambulancia que se dirigía al hospital del cual al llegar los enfermeros bajaron apresurados llevando consigo en una camilla a una mujer embarazada que estaba a punto de dar a luz, estaba gritando de dolor y angustia diciendo a los enfermeros -¡Salven a mi bebe!, por favor, ¡Salven a mi bebe! Entrando directo hacia la sala de cirugía y cerrando las puertas. - ¡Es una hermosa niña! afirmo el medico al recibirla y solo en ese momento se escucho a una bebe llorando con tanta intensidad, su llanto lleno toda la sala, llevo a la niña a su madre que la miro con tanta ternura, el deseo de alcanzarla y protegerla la hizo alzar su brazo instintivamente, pero sus manos se bajaron con rapidez al suelo, la mujer había perdido el conocimiento por completo quedando así la pequeña niña al merced de los médicos.

Un hombre estaba corriendo apresuradamente por los pasillos del hospital, entro a la sala, se paro en seco con la vista puesta en la peor imagen que el pudiera haber querido observar. Vio ya muerta a la mujer soltándose en un llanto desconsolado, el alma partida y el corazón destrozado, así se sentía ese hombre, pero alcanzo a ver estando arrodillado a unos cuantos militares, estaban viviendo hacia el y cuando pararon el paso le dijeron -¡tu hija a muerto! Quedando este paralizado en un estado de shock.
(16 años después)

Las clases estaban apunto de empezar y la vida de los estudiantes se volvería de nuevo una rutina de libros y estudio, esto era normal en aquella etapa de la juventud, mas para una joven chica llamada Noelia, su padre se pasaba en viajes de negocios para olvidarse de la perdida tan grande que fue la madre. Noel que es el apodo de ella vivía prácticamente sola, un día decidió cambiarse de colegio ya que cursaría el segundo año de la media, queriendo encontrar la respuesta a su búsqueda, es así como comienza esta historia.
..

Se escucha a alguien subiendo las escaleras con los pasos apresurados, por su silueta se sabe que es una mujer mayor y por el rostro se nota que esta preocupada, entra al dormitorio y cruza los brazos exclamando – ¡Madelen despierta, hoy es día de clases! Volviendo a salir del dormitorio apresurada cerrando la puerta al paso.

-¡ya enseguida! Una hermosa chica, de 16 años estaba acostada en su cama, se desperezo al levantarse, sus hermosos cabellos castaños oscuros fueron sutilmente atados en un ruedo y al salir de la cama era la mas hermosa imagen del mundo, su cuerpo era tan bello, si fuera una guitarra tocaría la melodía mas preciosa del mundo por la curvatura perfecta de su imagen, al mirar el cielo desde su balcón dijo con todo el suspiro del alma -¿comienza un nuevo año?, escondió el rostro entre sus brazos recostándose en el suelo del balcón, después de un buen rato la castaña se dispuso a darse una ducha.

-¿Noelia…, hola, estas ahí…? Se escuchaba el contestador y Noel preparándose para salir, -¿no te enojes mi pequeña es que no me puedo ir, espero que la pases bien en tu primer día? El rostro de ella se volvía mas frió cada vez que escuchaba una palabra de su padre al contestador. –bueno, te quiero mi pequeña. Se apaga el mensaje de voz, Noel se abrochaba un chaleco negro con la mirada intacta y frívola, toma una de las llaves del mueble y se dispuso a salir del departamento. Va hasta el parqueadero haciendo sonar la alarma, con una gran sonrisa dice maliciosa-¡Primera impresión! Sube a una motocicleta choper hermosa.

Abrochando el casco que le queda perfectamente bien y hace ver a su figura tan sensual con el uniforme del colegio que estaba estrenando, hace rugir el motor de la motocicleta, ella se dirige a su primer día de clases.



En el camino, en las calles de Asunción había mucho transito y Noel esquivaba todos los semáforos para poder llegar a tiempo, pero se topo con el primer semáforo rojo, ese molesto color que solo puede causarte furia.

..

-Compórtate como toda una dama, recuerda de donde vienes, siempre la elegancia y los buenos modales, nunca pasan desapercibidos ¿lo harás?, acotaba la madre de Madelen en la camioneta mientras paraban frente al semáforo.

– ¡No lo dudes! Fingió sonreír, pero esa expresión solo era neutra, dirigió la miraba al retrovisor, observo a una chica en la motocicleta que estaba al lado de ellas.

Noel solo miro de reojo la camioneta y luego el semáforo que por fin dio luz verde. Todos los vehículos aceleraron el paso y Noel parqueo la motocicleta en una estación de servicio para hacer algunas compras y cargar combustible.

Todas las personas la miraban con incertidumbre al ver el aspecto tan informal de aquella chica y ala vez tan extravagante, disminuyendo cualquier belleza delante de ella.

-¿Tienes refresco? Pregunto Noel al Cajero.

-Si… si claro, tartamudeo el joven viendo recogerse el cabello aquella chica tan hermosa.

-¡Dame uno y guarda el cambio! Pago por el refresco y salió de aquel lugar, se dirigió a su motocicleta bebiéndola. -¿Espero que sirva el colegio de algo? Volviéndose a colocar el casco en la cabeza, siguió el camino de vuelta pero esta vez mucho mas acelerado, se le hizo tarde por desviar su camino.


-¡Bienvenidos a todos ustedes!, este año será uno de los mas esperados para esta institución, por que los mejores alumnos de la generación 2009 concluirán su bachiller, ¡un aplauso!, acoto la castaña y todos empezaron a aplaudir, la Presidenta de la comisión de estudiantes que era Madelen dio un pequeño discurso, empezando.

-Es un largo camino el recorrido… y lo mejor es que nunca vemos el final de ello, hasta que se llegue al propósito, ¡es muy gratificante comenzar este año y lo será aun mejor terminarlo!, mira hacia el frente, ve estacionar a Noel quien le corresponde la mirada un tiempo corto, pero logra cautivar en ello todo la curiosidad en Madelen, ella se queda un poco atontada después de aquella miradas cruzadas, concluye su discurso diciendo.

–Bueno…, es así como llegamos aquí y lo logramos gracias al esfuerzo de cada día. Que tengan un bonito año, a los que comienzan y a los que van a terminar. Con una pequeña sonrisa termina recibiendo el entusiasmo de los alumnos y la aprobación de los maestros.

-¡Eres un ejemplo a seguir Madelen! Lo confirma la maestra Martha mientras la chica baja del escenario y se dirige a su salón de clases. Pero puede ver a Noel caminando sin rumbo en los pasillos con una gran sonrisa decide ir junto a ella.


-¿Eres nueva? Pregunto una alumna a Noel mirándola muy amigable.

-Si, ¿y no encuentro el salón del 2do? mirando el mapa del colegio que había en aquel pasillo.

-ah..,¿ pero en que 2do estas?, por que el de Arte y letra esta en el siguiente piso, ¿eres de hay verdad?…¡Por cierto soy Sheila...! Le dice tomándola la mano y estirándola hacia la escalera.

Una tercera voz ataja el camino a las dos chicas, Sheila da media vuelta con gran coraje, ya sabe de quien es esa vocecita, Noel sigue desubicada.

-¡Déjamelo a mi Sheila!, exclama Madelen con cierta insistencia, ¡a fin de acabo soy la que mejor conoce el colegio!

-¡Pero yo quería mostrarl…! Es interrumpida por Madelen.

-¡No te preocupes estará bien en mis manos!, le sonríe a su compañera y jala a Noel hacia la escalera mientras esta la miraba sorprendida después de subir varios escalones en silencio decide preguntar

-¿Eres del comité de estudiantes verdad?, pregunta Noel a Madelen quien camina delante de ella.

-Si, pero mejor dicho, yo soy la Presidente, vuelve a sonreírle.

-ah, con razón dabas aquel discurso en aquel lugar. Acota de nuevo la morena

-¡Es cierto, y es ahí donde formamos todos los días, señalándole el patio del colegio -¿espero que seas puntual y no como hoy? Haciendo un guiño.

-¡Puede ser!, exclama Noel con cierta arrogancia echando la cabeza aun lado.

-¡Por cierto, me llamo Madelen Jiménez y bueno ya sabes que soy yo de aquí, ¡seria un placer que cuentes conmigo para lo quieras¡ Pasa la mano a Noel quien la estrecha por educación.

-Noelia Britez, y muchas gracias, ¿pero ya me llevaras al salón? Pregunta directamente a Madelen.

-Perdón, es que disfruto mucho de tu compañía, y si justamente estamos en frente de la clase. ¡Seremos compañeras Noelia!

-¡Eso es lo que me temía! Susurra mientras Madelen abre la puerta de la clase y saluda a sus compañeros y a la maestra presentando a Noelia.


-¿Qué bicho le pico a la presidenta?, ¡nunca se presta para presentar a un alumno nuevo! Concluye una alumna entre dichos de los alumnos que murmuraban el entusiasmo de Madelen hacia Noel. En cambio Noel seguía fría y distante de todo aquello que acontecía se fue hasta el último lugar que quedaba en el salón, se sentó y miro el horizonte pensativa.


-¡Tienes una reunión Madelen!, ¿o no es así? Exclama la maestra de química, la castaña hizo caso a la palabra de aquella profesora y miro a Noel como no queriendo dejarla, con poco entusiasmo se dirijo hacia su destino.


-¡Al fin me libre de aquella pesada!, dijo en sus pensamientos Noel al ver salir a Madelen de clases, sonrió, miro hacia su costado que estaba un grupo de chicas sentadas y le dijeron a ella.

-¿Puedes venir con nosotros si quieres?, insistentes. – No gracias, me gusta este sitio, exclamo Noel mirando al frente con cierta arrogancia quedando la clase murmurando de nuevo, el comportamiento de Noel. -¡Como quieras! Sonó una voz enojada ante tal respuesta.


-¡Me gusta la soledad y no quiero de ninguna amistad, no la necesito!, pensaba Noel siempre frívola ya que en el pasado solo ella podía ser su propio refugio y esto la convirtió en una mujer fría, antisocial con un carácter bastante fuerte, es que ella no permitía que nadie se le acercara, siempre pensaba que solo ella podía bastar para estar bien y no necesitar de nadie, mucho menos de una amistad.


En la reunión del comité de estudiantes Madelen solo pensaba en el rostro de Noel, como quedando hipnotizada ante un embrujo.

-¿Quién serás en realidad, me gustaría conocerte?, riéndose en su interior -¡jajaja… que tonta soy, apenas la conozco!, ¡no debo olvidar mi misión y el por que estoy aquí!, pensando en voz alta, al darse cuenta que la escucharon todos en aquella sala sorprendidos el director le pregunto. -¿Qué intentas decir Jiménez?.

..

Avergonzada y desconcertada dijo -¡ehs!, ¡ees.. Muy bonita…!, ¡la idea…! de poder hacer una fiesta este año… -¡haber…! Pensando –para los nuevos alumnos y así que formalicemos con ellos, ¿que me dicen? notándola preocupada por la respuesta del director.

-¡Es una muy buena idea la tuya, te la dejo organizarlo todo a ti! Con esta aprobación dio fin a la reunión y cuando todos salieron de aquel salón y Madelen estaba a punto de salir el director exclama.

- ¡Para la próxima, inventa algo mejor para tapar tu distracción, sonriendo le dice -¡Que tenga un buen día Gimenez! Ella solo sonrió y siguió el paso.

-¡Que usted también tenga un muy buen día Director!

..

Sonando el timbre de receso, los estudiantes con gran entusiasmo salieron al patio a compartir con los demás el tiempo libre que tenían como descanso. Fue tan deslumbrante ver a Noel entrar al comedor, Con sus cabellos de color negro y lacio que al mismo tiempo se lo estaba soltando para acomodarse de nuevo y su piel blanca, con un tono de bronceado, combinan excelentemente su belleza con el uniforme que lleva puesto, sus ojos son de color verde que iluminan el paso de su mirada tan penetrante e impactante. Ella llevaba puesto den vez del zapato original del colegio un calzado deportivo negro con media marrón y el chaleco rojo del colegio, la pollera negra con tablas encontradas de color negro,


-¿Es muy linda la chica nueva, verdad? Murmuraban las alumnas que la miraban maravilladas, otras chicas engreídas la acusaban con mucha envidia, Noel tan solo no hacia caso a las habladurías y se sentó sola en un lugar.


-¡lo que pasa es que eres muy linda, por eso todos te están mirando de esa manera! Le sonrió y se sentó a su lado Madelen compartiendo el momento del almuerzo.


-Jajaja.. Linda, ¿y tu que dices? ¿Lo soy? Pregunta a Madelen Noel

- ¿No fue ese mi discurso? Pero todo depende del cristal con que te veas. Volviendo a sonreír tan gentilmente como era visto en ese momento, cambiando de tema a la charla Noel pregunta a Madelen que estaba haciendo con ella, con un tono muy desagradable.

-¡Mi labor como presidenta! Recibiendo a los nuevos alumnos, lo dijo con una sonrisa que inquieto la comodidad de Noel levantándose abruptamente del lugar.

– ¡te aseguro que pierdes el tiempo!, dejando la mesa.

-¡Espera!, insiste Madelen ante la reacción de Noel –Disculpa mi imprudencia por favor, disfruta del almuerzo, con una grata sonrisa se despide dejando a Noel un poco anonada ante su propia reacción, la morena se da cuenta de su dureza actitud, tapando el rostro con una sola mano negando con la cabeza se expresaba -¡te pasaste Noel! Y volviendo a su pensamiento serio dijo en su mente.

-“¡No hay tiempo para cordialidades, necesito centrarme en mi misión!”

Siente vibrar el bolsillo de su chaqueta y volviendo a sentarse en la mesa contesta.

-¡Estoy en mi primer día de clases, muriendo de ganas por estudiar!



VIII

Ella no lo podía creer, y mucho menos entender, de repente fue una fiera y al otro la persona mas tierna del mundo, ¿que pasaba en la cabeza de aquella morena?, ¿por que era tan bipolar?, y que fue eso de Sheila, ¡cuando se hicieron novias?, es que acaso la estaba engañando el pensamiento, era tan difícil entender, Noel era una caja de sorpresas y a Madelen le molestaba demasiado sus cambios de actitudes, mas cuando no puede descifrar en esos ojos verdes a la verdadera espía que esta oculta, a la enemiga que juro desenmascarar.

Flash back.

-¿Eso es todo? pregunto la mujer volviendo a su tarea en el computador.

-No creas que te será tan fácil Jimenez, de ella tenemos poca información, solo que viene de un internado, puede que lo sea como que no también. Lo decía una señora, que por su aspecto se podría medir tenia unos 40 años con la silueta bastante bien cuidada, estaba sentada en frente de Madelen mientras se tomaba una taza de té.

-¿Entonces cual es el problema? dejando de escribir, cerrando la tapa del computador, mostrando esa hermosa y triste sonrisa, aquella que no dejaba ver mas allá de sus pensamientos. -Si dices que es solo una alumna nueva, no hay nada que temer, sabes bien que solo las personas autorizadas del colegio pueden tener información, si es una espía no le será nada fácil obtener lo que busca.

-Tu solo has lo que se te dice, acércate a ella como una amiga, hasta su mas fiel compañera y si se presta, la miro directamente a los ojos con una mueca de sonrisa, Madelen ya sabia lo que le estaba por decir.

-Con el talento que tienes con las chicas y chicos, puedes hacerte mas intima a ella, ¡me entiende Jimenez? esta y ultima palabra logro sorprender a la joven que la acompañaba, pero no duro tanto la impresión en Madelen que la mujer mayor con toda la elegancia que poseía se dispuso a levantarse e irse de aquella sala.

-Si no es un peligro aquella chica, ¿por que se toman tanto trabajo en vigilarla?, un silencio acudió inmediatamente la sala del consejo estudiantil, -¿Dra. Sneidher, cual es la verdadera razón de esta organización para temer tanto a una simple chica como ella?.

-Tu mas que nadie Madelen, sabes que nadie puede saber, mucho menos los estudiantes que no son elegidos, el peligro que conlleva que se descubra nuestros experimentos, la mujer mayor camino lentamente hacia la puerta antes de tocar el picaporte miro a Madelen y dijo.

- Para las demás personas nuestras ideologías son absurdas, y mas que nada me refiero a los enemigos de Sembrado, Los colorados, ellos nos están investigando a toda costa, entonces esto requiere mayor seguridad en nuestra institución, creo que con eso entenderás que es fundamental no abstenerse de nada.

-Fue un placer verla Dra., la castaña hizo reverencia mientras la Dra. Salía de la sala, cada minuto que pasaba, aumentaba la intriga de Madelen hacia su nueva misión, no creyó del todo el monologo de aquella mujer, así entonces decidió por su cuenta descubrir por que era tan importante vigilar a esa chica, abrió la laptop y escribió el nombre de Noelia Britez en la base de datos y pudo observar la información básica del objetivo.

NOMBRE: Noelia
APELLIDO: Britez
EDA: 16
COMPLEXTURA: Delgada
COLOR DE OJOS: Verdes
COLOR DE PIEL: Blanca
COLOR DE CABELLOS: Negros
TRASNFERIDO DE: R.D.
CALIFICACIONES: Promedio

-¡Interesante!, eres muy bella Britez, seguía observando la información en el computador pero se fijo en una pequeña parte que la sorprendió al instante.

PASATIEMPO: Motociclista Profesional

Se quedo toda la tarde viendo la fotografía de Noel, en cierta forma ya estaba mas que interesada en ella, era como si ya la conocía de alguna parte, sus ojos, su rostro, todo le parecía tan conocido, ¡pero en donde?.

-Noelia Britez, juro que encontrare la verdadera razón del por que eres tan importante, no descansare hasta saber todo sobre ti.

Fin Flash back

-No puedo creer que me deje llevar por esa chica, la castaña estaba sentada en su escritorio miro el reloj de pared acordándose de la prueba de hoy, -tampoco estudie para el examen, con suerte y podre aprobar algunas ecuaciones. Apoyó el brazo en la mesa y recostó el rostro en ellos, cerrando sus ojos sintió tranquilidad en ese momento, una paz tan linda, pero poco duro el estado al recordarse de aquel beso, ese beso que le ardía dentro. -Si quieres jugar Noelia, entonces jugaremos, en ese momento la presidenta estaba muy decidida, jamás nadie la humillo como lo había hecho la joven espía, pero lo que Madelen no quería reconocer era lo celosa que estaba en ese momento.

-Esto ya es personal mi querida Noel.

..
-Aclaremos una cosa Sheila, no estarás conmigo todo el día, no me dirás cosas así como “amor” frente a los demás , y no me llamaras a cada rato, ¿entendido?. Sheila escuchaba atentamente cada detalle en las palabras de Noel, pero parecía no entender nada.

-Lo que tu digas amor, estar contigo es todo lo que quiero, se aferro a la cintura de la morena, pero en los ojos de Noel no estaba ese brillo que estaba en los de Sheila, su mente estaba en un gran debate, ¿esta bien lo que estaba haciendo?, o esta cometiendo una grandísima estupidez.

-Sheila creo que debemos hablar, yo...

-Este no es el lugar ni la hora en donde ustedes deben de estar, era nada más y nada menos que el Prefecto recorriendo los pasillos en busca de alumnos escurridizos. -TÚ, dirigiéndose a Noel directamente, -De nuevo fuera de clases, ¿esta vez me volverás a decir que no encontraste el baño?.

-Profesor Alcides, la verdad es que nos estamos hiendo directo al salón, solo que me sentí mal y por eso Noelia me acompaño a la emfer... el prefecto la interrumpió de golpe.

-Ya van dos veces que te encuentro fuera de clases Britez, esta vez nada ni nadie te salvara, dirigiéndose a Sheila, -no creo en absoluto su fundamento Zaldívar.

-Noel, Sheila, solo llámame Noel, la morena no dejaba de observar a ese hombre frente a ellas, era una rivalidad sin palabras, las miradas que cruzaban eran de ira. -Haga lo que crea justo, total es usted quien decide si esta bien o mal, empuño su mano aguantándose todas las ganas que tenia de descargar esa fuerza en el, -Yo no necesito de ninguna excusa.

-Aja, mira niña, quien te crees que eres para hablarme así, de esta no te salvas. el prefecto tenia la misma ira que Noel, pero cuando el la iba a reprender una tercera voz sonó detrás de ellos.

-¡¡ahí, están niñas!!, te sientes mejor Sheila, y tu, em.? Sheila tocio el nombre de Noel para que la maestra lo pudiera pronunciar. -Noelia, si Noelia, gracias por acompañar a tu compañera, ahora pueden pasar a la sala y continuar con la prueba.

-Creo que ahora estoy mejor que nunca, dijo Sheila abrazándose a Noel y llevándola dentro del aula, pero aquella mirada entre Noel y ese hombre era más allá que un profesor y una alumna.

-Es usted un excelente Profesor, velando siempre por la seguridad de los estudiantes, gracias por acompañarlas hasta aquí. Y antes que articule cualquier palabra, la profesora se dirigió hacia el aula dejándolo mas intranquilo que nunca.

..
-Hola Zorrito, quiero que me informes en los avances de esa niña, ¿ya consiguió acercarse a la Presidenta? Sonaba una voz en el teléfono de aquel hombre.

-¿Cómo esta Señor?, en estas ultimas semanas el conejo ya consiguió amistarse con aquella chica, creo que de alguna forma ya tiene interés en ella.

-Madelen Jimenez, es la única en ese colegio que tiene acceso a la red que opera ese laboratorio secreto, cuando sienta mas confianza dile que busque la 3.41, es hay en donde esta presente ese Maldito de Sembrado.

El general, ese hombre en realidad era la cabecilla de aquella organización llamada los colorados, desde hace mucho tiempo se formo para proteger al estado de aquella nación. Para descubrir conspiraciones y otras cosas que conlleven introducirse en los planes del gobierno, es por eso que Sembrado esta siendo buscado, el es uno de los mejores científico que trabajo para ellos, en la investigación de la alteración del ADN, para crear soldados mas dotados de fuerzas sobrenaturales, pero cuando estaban a punto de terminar el experimento, Sembrado descubrió que lo iban a matar cuando terminara ello. Por eso el decidió salir de la organización y esconderse, pero el día que su esposa dio a luz los soldados de aquella organización entraron en su casa e hirieron a su mujer, el no pudo llegar a tiempo, solo encontró al general diciéndole que su hija y su esposa estaban muertas, pero nunca se supo del paradero de aquella niña.

Sembrado pudo escaparse del hospital vivo, pero ese día juro con lágrimas de sangre que se vengaría de todos los colorados y reviviría a su hija cueste lo que cueste.

-Ya va siendo hora de ver como has entrenado al conejito, cuando termine su conquista definitivamente, ella será la encargada de destruir todo ese predio, ¿me has entendido zorro?. No pudo evitar recordar todo lo acontecido con Sembrado, solo esperaba poder terminar lo que empezaron alguna vez, y el estaba seguro de que el no seria el muerto en esta historia.

-Lo que usted diga Señor, aquel hombre cerró la tapa de su celular imaginándose en lo que estaba convirtiendo a esa niña, -Noel, ¿que debo hacer? Sonrió pensando en como le estaría hiendo después de su consejo, -Ojala no exageres las cosas conejo.

..

-Tu, tu y tu, ¿las tres que hacían fuera de clases a estas horas? La maestra estaba frente al pizarrón, ya todos los estudiantes habían terminado la prueba pero solo tres chicas faltaron a esa hora.

-Tuve una pequeña emergencia, por ello no pude llegar a hora, pero mis dos queridas compañeras, ¿donde será que estuvieron? La voz sínica de Madelen no podía sonar más sarcástica, miro hacia las dos chicas, Noel solo sonreía, jamás pensó ver tan alterada a aquella chica.

-Antes que nada, muchas gracias por lo de hace rato, Mi querida Noelia y yo, nos demoramos, por que ella, tan gentil, estuvo esperándome para venir juntitas, entonces por eso demoramos tanto, no sabe como es el transito. Parecía que las palabras de Sheila iban mas dirigidas a Madelen que a su maestra.

-Muy bien señoritas, se perdieron de la prueba, pero por ello no significa que están del todo liberadas, la Profesora tomo asiento detrás del escritorio y prosiguió. – Las tres, incluyéndote a ti Madelen, participaran de un proyecto para ganarse los puntos que perdieron hoy.

-Estoy de acuerdo, dijo Madelen, -No tengo problemas en hacerlo, discúlpeme maestra por haber demorado tanto.

..


Y así esas tres chicas tuvieron que aceptar trabajar las tres juntas, Noel en ningún momento dejo de mirar a Madelen, parecía que era una reacción automática.

-Felicidades Britez, es bueno que en poco tiempo ya estés muy cómoda en el colegio. Esa era una voz conocida, si era ella.

-A ti te quería encontrar, debes de ayudarme, es decir me vas a ayudar, me debes una. Noel desvió automáticamente la mira y la poso en los de Cinthia, la vice presidenta, quien solo atino a sonreír.

-Y dime Noel, ¿en que te puedo ayudar?, veo que tu objetivo es otro y no nuestra presidenta. Se sentó al lado de Noel, compartiendo el hermoso paisaje que le rodeaba.

-Tu me dijiste que ella era muy popular ¿cierto?

-Así es, ¿y que con eso? cuestiono la pelirroja.

-Y que todo el mundo esta detrás de ella ¿cierto también?

-Exactamente, Nuestra querida Presidenta es muy admirada por todos y todas en este lugar, es la mejor en todo por ello es lo que es, Cinthia pudo descifrar lo que Noel intentaba decir, -No es fácil estar en este lugar Noel, las personas buenas, a veces pueden ser malas y viceversa, pero algo ten en cuenta, si quieres conquistar el corazón de esa chica, debes de empezar en demostrarle que no eres igual a cualquier chica que habite este lugar.

-Eso hago exactamente. Es increíble como la morena se sonroja cuando habla de Madelen, la chica mas fría del mundo se congela con un simple nombre.

-Pues buena suerte Noel. ¿Y como piensas hacerlo? La pelirroja era una persona muy especial, era ese tipo de persona que se adecua a cualquier situación y en ese momento estaba siendo algo que Noel nunca tuvo, una amiga.

-Este sábado a la noche, tengo que correr una carrera, ¿podrías hacerme un favor en ese momento?, costo un poco para la morena pedirle semejante cosa, puesto a que muy poca gente o casi nadie era cercana a la joven espía.

-Me esta empezando a gustar este trió amoroso, esta broma hizo que Cinthia recibiera un gran golpe en la espalda, dificultándole respirar, y cuando lo articulo palabra.

-Es…ta bien, esta bie..n, niña, ¿que quieres que haga?, apenas y podía decirlo.

-Quiero que lleves a Madelen a la carrera, quiero verla en ese lugar, luego te cuento que pasara. Y en ese momento salió corriendo del lugar la morena llevaba prisa por sus pasos dejando sola a la vice presidenta quien la observo con nostalgia, arreglo unos cuantos cabellos rebeldes por el viento en su rostro.

.¡¡Excelente conejo!!, estas haciéndolo muy bien. Cinthia se dirigió a la sala de juntas para cumplir con su cometido.

..

Noel estaba caminando por los pasillos, estaba por marcar al numero del zorro, cuando de repente se escucho una explosión que retumbo todo el edificio, -¿Pero que mierda esta pasando? Se dijo así misma y se fue corriendo hacia los salones. Por la ventana pudo observar a mucho hombre con armas saliendo de unos vagones. Y otra vez retumbo una explosión, pero esta vez más fuerte, los alumnos corrían sin rumbo, totalmente alterados, y el celular de Noel comenzó a sonar. Cuando iba a contestar la explosión la tiro al suelo, pero pudo recoger el móvil, - ¿Qué diablos pasa zorro?

-¡Conejo esta es tu oportunidad!


IX Capitulo.

-Área despejada, cambio, los soldados se desplazaban sigilosamente mientras tiraban bola de gases en los pasillos.

-Unidad 1, cambio, Unidad1, ¿me escuchan? cambio,

-Aquí Unidad 1, ¿que pasa comando? Cambio.

-Pido permiso para evacuar gente, los colorados están alzando fuego, cambio. El hombre que estaba escondido entre los arbustos del jardín tenia la cubierta de una mascarada para no inhalar el gas que provenía de los pasillos de l colegio.

-Permiso concedido, cambio

..

La gente estaba alborotada y el retumbar de los disparos hacia que todos se desesperen aun más, ese día no planeó que se les atacase.

-Están agarrando territorio por el frente, y también intentan irrumpir los costados, las unidades están evacuando a los alumnos, pero haciendo eso.

-Pondremos en peligro el laboratorio, si ya lo se Yesca, pero da la Orden a todas las unidades y comandos que solo al estar evacuados, todos pusieron sus atenciones a la orden de aquella castaña, -Podrán Contestar el ataque.

Yesca estaba con Madelen reportando todos los movimientos del enemigo, una cosa que tenía el colegio Sembrador, era que sus alumnos estaban preparados para estos casos de emergencia, y con Madelen al frente la estrategia era aun más comprometedora.

-Presidenta, todas áreas del pasillos están despejadas, solo la entrada al laboratorio esta custodiada, ¿esperan ordenes para contraatacar?.

-Confirmen la orden, que ni una sola mosca vuele por esos lados, ¿entendido Yesca?, la rubia solo afirmo la orden y con eso en el centro del colegio empezó un gran ataque, los colorados ese día decidieron invadir el colegio en busca de más pruebas.

..

Noel estaba sorprendida, de vez en cuando se tapaba el rostro cubriéndose de los ataques, aun seguía recostada en el suelo. -¿No me has entendido conejo, es ahora o nunca? El zorro le había dado la orden a la joven espía de internarse dentro del colegio y buscar el laboratorio que más de uno estaba interesado ese día.

-Justo hoy zorro, justo hoy que no se que hacer, dio un gran suspiro de cansancio, la morena colgó el celular se levanto del suelo y arrojo el móvil por la ventana, este cayó en la fuente que dividía el patio del colegio y los salones.

-¿Que harías tu mamá en un momento como este?, pudo sonreír con nostalgia. Pero para la tarde de hoy se requeriría mucho mas que solo la nostalgia, Noel debía tomar una decisión o se perdería del único día de probarse a ella misma que estaba dispuesta a ser en verdad esa espía que tanto odiaba.

-Juguemos un poquito, esta vez seria diferente, la morena estaba mas que decidida, empezaba a sentir la euforia del momento, en verdad era muy bueno sentir la adrenalina recorrerle el cuerpo en cada paso que daba, mas se ajustaba Noel a su destino. Con el paso apresurado y cuidadoso se dirigía hacia el sótano del colegio Sembrador.

..

-Presidenta el área 3.41 esta en custodia, la rubia la estaba mirada impactante deseosa de una aprobación –No creo que nadie pueda ingresar a esta inmediación. Yesca no paraba en cubrir todos los sectores del colegio, mientras los colorados seguían atacando por afuera, hasta el momento todos los ataques fueron por fuera, también ellos estaban solo en un sector y eso era un tanto extraño.

..

-Pantera 1, esta en posición de combate, ¿necesita confirmación para conteo?, en un cuarto oscuro, iluminado solamente por la luz de los computadores presentes.

– ¿Zorro, le damos la confirmación?, aquel hombre moreno, la persona que dirigía las operaciones y movimientos de esta organización, en ese momento estaba un tanto intranquilo, -Tengo otros planes que el día de hoy. Tomando el último sorbo de su cocido.

–Sigan en sus posiciones, esperen orden de salida.

El hombre que estaba hablando por radio, dio la orden que emano del zorro, y con ello siguieron en sus posiciones.

–Zorro, solo espero que el conejo sepa aprovechar nuestra ayuda.

-Lo hará Pantera, por algo la nombramos Conejo, es muy escurridiza esa niña. Aquel momento lo reconforto con sus palabras, en verdad Noel era una chica muy inquieta, al principio costo entrenarla, pues la morena es muy terca y no dejaba que ningún miembro la aconsejara, en todas las pruebas cuando parecía que ella no iba a poder pasarlas, se levantaba del fango y continuaba, esa espía en preparación era toda una lucha.

-¿Dime Zorro?, Noel… ¡digo el Conejo!, crees que ella quisiera aceptar, ya sabes… un día de estos… si yo le pido que… ya te lo dije, salir a… ¿no se? ¿Cenar conmigo?, ¿Crees que acepte?, el muchacho que tenia de seudónimo Pantera lo dijo con toda la pena que tenia, ese joven, desde que la vio por primera vez se quedo encantado con la morena, nunca se atrevió a hablarle de frente, tan solo la observaba de lejos, deseando en lo mas profundo de su ser que esa chica algún día se doblegara a sus brazos.

-Es mejor que sigas en tu trabajo, de lo otro vete olvidando jovenzuelo, esa chica nunca te haría caso. Como un balde de agua fría cayo en el pantera esas palabras, entonces se dedico quejosamente a su labor, puesto que no fueron muy gratificantes esas afirmaciones del zorro.

..

-¡Aquí esta su café Profesora!, será mejor que se calme, la Presidenta esta manejando muy bien la situación. Mientras le ofrecía la taza, la mujer sintió un poco de tranquilidad, se dejo llevar por el dulce y agradable olor de la cafeína.

-¿Y como te fue en el examen de hoy Martha? Trataba de tener algún tema de conversación puesto a la situación en que se encontraban.

La Profesora solo reacciono con una pequeña sonrisa, ese hombre siempre tan gentil, tan comprensivo, era su mas leal amigo, después de tantos años estando juntos como esclavos de Sembrado, siempre la reconfortaba.

-Sabes algo diego, hoy conocí a la nueva alumna, esa de las que todos hablan, Noelia, ¿así creo que se llama? Alzo la vista y lo miro fijamente, dejando la taza de café en su regazo –Creo que es ella, es idéntica a.

-No, no lo es Profesora. Esa voz agudizo cualquier sentido de los presente, el susto que ejerció la mujer en la profesora solo sirvió para que derrama un poco el café entre sus piernas.

-Noelia Britez, esta siendo investigada en estos momentos, y con la información que tenemos, se puede decir que no es la hija de Sembrado. Era la Dra. Sneidher, la mano derecha del Director. Y el más odiado hasta ahora.

– ¡Hola Diego!, tu, tan guapo como siempre, lastima y seas un peón más. Esto molesto al Profesor quien no dijo nada, seria ridículo decir algo, no serviría echarle leña al fuego, así que el hombre solo tomo asiento y continúo trabajando en el ordenador.

-¿Que haces aquí? Hasta ahora estamos trabajando en lo que nos pidieron, ¡tu presencia no ayuda en nada Cilda! La profesora Martha no podía aguantar el coraje que le tenía a esa mujer, era tan detestable como una espina clavada, en cambio la Dra. Sneidher estaba divertida con la molestia de aquella mujer.

- ¡Que bueno que te agrade verme Martha!, ya extrañaba estar con viejos amigos. La Dra. Cilda Sneidher es una mujer muy sínica y al igual que su colega también trabajo para los colorados, pero la única diferencia es que esta mujer no tenía escrúpulos.

-¡¡Cilda!! El hombre la hablo directamente con esa voz gruesa y varonil. –Sera mejor que dejes trabajar a la Profesora Martha, si quieres que sigan los experimentos con calidad. Al fin el pudo intervenir, no le agradaba en nada la forma en que Cilda trataba a su amiga de tantos años, siempre tan arrogante, siempre intimando, era muy molestoso.

-¡Discúlpenme Genios! Juro que no es mi intención molestarlos, una risa maliciosa inundo el rostro de la Dra. Sneidher -¿Qué creen ustedes dos?, ¿que esto es un hotel y están de visita?, ya han pasado varios años, ¡y no encuentran nada! Tienen suerte de seguir con vida.

-Nosotros no pedimos estar aquí, ustedes nos obligaron, adueñándose de nuestro destinos, fue tan solo por ella que yo estoy…

-Si Martha, si, por ella tienes que hacerlo, bien sabes que si no nos das resultados ella morirá, tu hija, tu patética hija, la mujer coloco sus brazos en los extremos del sillón de la profesora a pocos centímetros de su rostro –Asique mi querida amiga, nunca lo olvides. Mientras la profesora estaba derramando de sus ojos pequeñas gotas de lagrimas sin consuelo, Cilda con sus manos alzo la barbilla y rompió los pocos centímetros que quedaban entre ellas y le planto un beso en sus labios, fue un beso agresivo, poco gentil. –No lo olvides jamás.

Termino esa molesta visita, esa mujer ya se había ido pero no con ello el amargo sabor de sus desagradables palabras, de su presencia tan arrogante, no tenía piedad de nadie.

-Diego, ellos nunca nos dejaran libres, por eso tenemos que hacer algo ya, o perderemos todo lo que queremos. Martha estaba desconsolada, pero lo que estaba diciendo era en realidad, años de puro dolor, estaba harta de querer verla y no saber ni siquiera quien era, esos malditos la tenían encerrada, enseñando y experimentando eso era la rutina diaria. Pero su compañero no estaba tan seguro de aquellas palabras.

..

-¿Yesca en donde se encuentra Madelen? Cilda había llegado al área de seguridad encontrándose con solo con los alumnos y la rubia al mando. – ¿Es que no soy lo suficiente entendible acaso? ¿Dónde esta la Presidenta de este colegio? esa mujer podía ser muy frívola, tanto que Yesca no paraba de temblar dejando de escribir en la laptop.

-¡Bu…e…nos Dí…as Dra. Sneidher!, la Presiden…ta fue a… ver el períme…tro,

..

“¡tengo que hacerlo bien esta vez!” Noel seguía corriendo por los pasillos pero cada vez se adentraba mas al sótano, “Tiene que ser uno de estos salones, ¡¡si, eso!! El salón que vi el primer día de clases” paro el paso de nuevo en frente a ese lugar, sentía un dejavu por todo el cuerpo, pero esta vez no estaba tan asustada, esta vez nadie la iba a molestar como ese día, pero no pudo negar que de igual manera sentía un poco de temor encontrarse con algo horrible, algún alienígena disecado, un Monstro mutante, o algo mucho pero, su madre, “Dios mío, ¿por que tengo tanto nerviosismo?”

-Noel siempre esta en los lugares que no debe de estar, ¿o acaso busca algo? Esa voz la paralizo por un momento, de todas las personas tenia que estar ella en ese lugar. –Es peligroso Noel, nos están acatando guerrilleros. Seguía la morena de espalda, pero con una media sonrisa.

–“¿guerrilleros?” pensó Noel divertida, lentamente se dispuso a dar media vuelta, encontrándose con la castaña mas intrépida. – ¿Y tu Madelen?, ¿Qué haces?

-Si te pones a pensar un poquito, disminuyo el gran espacio que había de la una a la otra -bueno es decir si usas un tanto tu cerebro, podrás captar que yo soy la Presidenta de este colegio y tengo que velar por la seguridad de todos ustedes. Madelen hizo unos aspavientos con sus manos.

-Si, claro Presidenta, Noel se recostó por la puerta de ese salón suspirando. –De lo poco que te conozco Madelen, lo ultimo que te importa es la seguridad de este colegio. De inmediato hubo unas miradas cruzadas entre esas dos, pero Madelen frunció el ceño y dijo.

-De lo poco que te conozco Noelia, se que no te importa nadie mas que tu misma, ¿será que estas dos chicas se han olvidado que afuera en el patio del colegio hay una pequeño combate? La morena estaba por contestar pero un gran estruendo en el edificio hizo que esto no ocurriera.

–Noel tenemos que escondernos. La castaña no estaba bromeando ni nada por ese estilo, tomo del brazo de su acompañante y la jalo dentro de un pasillo oscuro.

-¿Pero nos tenemos que esconder?, deberíamos de enfrentarlos, para que así. –Shh, será mejor que te calles un momento, la castaña escucho los pasos y armas enfundadas dirigiéndose a ellas, por ello silencio a Noel, esto no causo mucha gracia en la morena pero no tenia otra alternativa.

Los pasos se hacían cada vez más intensos, la morena se aferraba cada vez a Madelen, y la presidenta estaba recostada en la pared con la mano en la boca de Noel atrayéndola mejor a su cuerpo, mirando hacia todos los lados, pero era casi inútil el lugar en donde se encontraban estaba demasiado oscuro.

- “¿será que el zorro los mando?, Maldición, si tu no estuvieras aqui Madelen ya habría acabado con esos idiotas, ¿Madelen? Noel miraba discretamente los ojos de la Presidenta, en cambio los de ellas observaban pensativa los costados.

-“Dios Noel que bien hueles, es tan suave tu piel, hasta puedo sentir tu respiración entrecortada por mis manos, endureció la mirada. ¿Pero que Diablos pienso?, ¿Madelen que te pasa? y Tu Noelia no me ayudas en nada mirándome. ¡Deja ya de hacer eso!

Estaban tan sumergidas en sus pensamientos que no lograron reaccionar a tiempo cuando una bala cruzo al lado de ellas, por suerte tan solo roso el suéter de la morena, la castaña cogió la mano de Noel y comenzó una fuga rápidamente mientras evadían todos los disparos. Era tan difícil correr en la oscuridad que cuando doblaron la esquina se encontraron con un hoyo en el suelo, haciendo que las dos caigan al instante.

Cuando lograron recapacitarse de los golpes por la caída la morena se levanto y limpio el uniforme. –Este lugar es peor que las calles de Asunción, hay hoyos en todos lados. Esto causo tanta gracia en la castaña que se dio el gusto de reírse fluidamente.

– No quiero sonar pesimista Noel, ¡¡pero estamos atrapadas!!.






4 comentarios:

  1. wowww genial q historia mas interesante!!!! xfa no te demores mucho en subir la continuación

    ResponderEliminar
  2. >w< ahh me perdí. . . estoy confundida xq primero estábamos hablando de cuando llego Noel a la escuela y luego, depues de un extraño "VIII", resulta que ya saben que ella es un espía y ademas es conejo y. . . @w@!! a mi cabesita
    jeje bno pro lo que pude entender me gusto y me hace pensar muxo [imaginación de KuroUsagi volando por los aires *¬* hehe] me encantaria poder segir esta historia igual y con el tiempo le entiendo. . . ¬¬ aunq comoq no me cuadra eso de "Capitulo IX" xq segun io apenas comenc la historia

    un abrazo
    KuroUsagi

    ResponderEliminar