domingo, 19 de septiembre de 2010

Amor en Preparatoria Capítulo 11 Cambios 3ra Parte


Hola mis amadisimas y amidisimos Fans!!! Pues bien aquí informando que son diez y las 2 de la mañana aquí en México; y esta madrugada les dejo la siguiente parte de este capítulo de Amor en Preparatoria. Espero que les guste!!! Les Amo, les Adoro, Gracias por estar Conmigo!!!

Este capítulo va dedicado especialmente para mi amigatza Rosalba, a mi cumpleañero amigo Bahamuth, a Nachi, Diana, peach, Jaz, y sorry si la desvelada me afecta recordarles a todas y a cada una de ustedes pero va con mucho cariño!!!!

Gracias por seguirme!!!!


Miré el reloj de mi celular que marcaba las doce y media de la noche… no podía creerlo simplemente el sueño se negaba a llegarme ¿cómo era posible si hace un par de horas estaba que me caía de sueño?, diablos ¿qué hacia? ¿me levantaba a estudiar para el examen de biología de mañana?, no, en realidad no tenia ganas sin embargo me levanté y me dirigí al escritorio pero en lugar de sentarme y comenzar a estudiar agarré el saco y me volví a la cama me tiré de lado llevándome nuevamente el saco a la cara y aspiré hondamente, algo debía de estar mal pues ese saco tenía un perfumito tan sutil… ¡aah! eso debía de ser, quizás mi sentido del olfato era más sensible que el de mi hermana… no había otra explicación… es que era tan tenue… y tan dulce… y que calientito era este saco… si lo pensaba detenidamente esa mujer no era tan mala persona pero aún con todo no acababa de caerme del todo bien… sin darme cuenta poco a poco me fui quedando dormida.

Me asomé por la puerta de la cocina para ver a Iván que seguía sentado en el sillón completamente deprimido, se limpiaba las lágrimas que no dejaban de caer de sus ojos, le llevé un té para que sus nervios se relajaran un poco, dejándoselo en la mesita frente a él.

- Gracias – susurró

- De nada… - por un momento no supe que decir, pero el silencio se estaba volviendo algo incómodo – no lo puedo creer – dije por fin – ¿con una mujer? – negué con la cabeza – pero ¿cómo fue eso posible?

- No lo sé – dijo con acritud – yo… - golpeó el descansa brazos con el puño cerrado.

- Tranquilo cielo – me senté a su lado y lo abracé.

- Me dijo… que me quería muerto – apretó la mandíbula con fuerza - ¡Dios! – gritó con dolor - ¿por qué me hace esto?... ¿por qué?

- Iván… – me quede sin palabras ¿qué podía decirle? Si yo misma aún no podía creer lo que estaba sucediendo… siempre pensé que Andrés sería el hombre que compartiría toda la vida con él, al principio se veían tan enamorados… ¿Cuándo cambio todo?... y ahora que lo pensaba… ¿Por qué aquella vez me beso Andrés?... nunca lo había hecho… y esa forma de besarme… ¡oh, Dios! él me metió la lengua… y eso solo lo hacía Julián… definitivamente debí darme cuenta de que algo andaba mal con él… pero estaba tan deprimida por lo acontecido con Laura que…

- ¡Esa maldita Al! – me quede de piedra al escuchar ese nombre.

- ¿Qué? – le pregunte sin acabar de entender que se estaba refiriendo a mi supuesta amiga.

- ¡Esa maldita zorra! – dijo con coraje mientras se limpiaba las lagrimas con el envés de la mano – debí haberlo sabido – se levantó y comenzó a caminar de un lado a otro como si fuera una fiera enjaulada – tantas sonrisitas – dijo con amargura – la manera como se esmeraba en preparar la cena cuando ella iba - ¡DEMONIOS! – espetó con furia golpeándose la pierna con su mano - ¡es que debí haberlo visto!

- Tranquilo Iván – me levanté al igual que él y le tomé de las manos.

- Debí haber dicho algo… - dijo con los ojos llenos de lagrimas – debí romperle la cara por preferirla a ella… - se mordió el labio con fuerza haciéndolo casi sangrar.

- Basta Iván, él ha tomado una decisión esta dejando lo mejor del mundo por básicamente nada.

- ¡Pero él es mi vida Karla! nunca en la vida amé tanto a alguien como a él, hemos vivido juntos diez años ¡Por el amor de Dios! ¡diez años! – su voz estaba plagada con tal sentimiento que me dolió el corazón – ¿qué voy a hacer sin él? – me pregunto mientras las lagrimas le resbalan por sus sonrojadas mejillas.

- Vivir Iván… Vivir.

****

Abrí los ojos sin muchas ganas y lo primero que hice fue bostezar para después estirarme craso error pues enseguida noté el desgarre del músculo del hombro izquierdo.

- Ouuchhh, aaahhh duele… dueleee… ¡demonios!, ¡mierda!, aaaahh – me llevé la mano al hombro y lo apreté con fuerza – ahora todo el día me va a estar doliendo, que mal… ¿y ahora?... bueno quizás un baño caliente me ayude a relajar el músculo – miré el reloj eran las 9 y media de la mañana - a las once tendría que ir a la asesoría de biología y a las doce tendría la de química pero una vez más el Gym tendría que esperar, me dolía el hombro y tenía que prepararme para la clase además de llevar el saco de la tipeja esa a la tintorería, que barbaridad había quedado muy arrugado, me lo lleve a la nariz y seguí percibiendo ese sutil aroma. De una u otra forma tendría que averiguar de que perfume se trataba.

Me levanté de la cama y me dirigí a la ventana, corrí las cortinas y suspiré al ver el cielo azul intenso, Sí… el día estaba esplendido el sol brillaba con fuerza y había pocas nubes, sin embargo al abrir la ventaba una ráfaga de viento helado me erizó la piel y enseguida al tensarse mis músculos el dolor en mi hombro se incrementó.

- “Demonios – pensé mientras me sujetaba nuevamente el hombro – será mejor que me meta a bañar de una vez que el tiempo se va como agua entre los dedos”

- Hola peque – Andrea entró aún en pijama – ¿cómo amaneciste? – me preguntó mientras se tiraba en mi cama y se envolvía entre mis cobijas después de un largo bostezo.

- Ahora la tiendes – le dije mientras me encaminaba al baño.

- Ok – volvió a bostezar – yo la tiendo, yo la tiendo – dijo cerrando los ojos - ¿vas a bañarte?

- Si…

- Bueno cuando termines me avisas y te preparo algo de desayunar, ayer me desvelé un poco con un trabajo y me dormí casi a las 4 de la mañana, así que mientras te bañas me voy a dormir un ratito.

- De acuerdo – entré al baño y me desvestí, puse a llenar la tina mientras me masajeaba suavemente el hombro. Escuché el teléfono timbrar un par de veces, quizás era alguno de los amigos de mi hermana, pobre, desvelada y sus amigotes tan inconscientes. Templé el agua levemente estaba estupenda, me metí de lleno y esta vez permanecí completamente bajo el agua cerca de dos minutos, al emerger me sentí ligeramente más relajada.

- Oye peque – mi hermana entro al baño – acaba de llamar tu querida y adorada mamona, sangrona, pesada, ja,ja,ja,ja,ja,ja – se echó a reír – bueno, bueno, no me mires así que das miedo.

- ¿Qué quería?

- Nada solo hablaba para decir lo feliz y agradecida que se siente de tenerte como alumna.

- ¿Qué?, ¿en serio?

- Jaaaaaaaaa,jaaaaa,jaaaaaaaa,ja,ja,ja,ja,ja - se soltó a reír y enseguida le aventé la esponja dándole justo a la cara – oye, eso esta mojado, calientito pero mojado ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.

- Bueno ya basta, deja de reírte – le dije cruzándome de brazos - ¿qué quería?

- Nada, nada, me dijo que te dijera ¿ves? Así se hacen los chismes ja,ja,ja,ja,ja… bueno… bueno… deja de mirarme así, ujum, ujum, pues nada solo que no podrá asesorarte hoy en la mañana ya que le salió un compromiso que te ve hoy en la tarde.

- ¿Cómo supo nuestro número telefónico? – le pregunté ligeramente extrañada.

- Pues ni idea y con semejante mojada que me has puesto ya me despertaste, tiendo tu cama y me bajo a preparar el desayuno ¿ok?

- De acuerdo – ella salió y yo me metí de lleno en mis cavilaciones – “¿un compromiso?... ¿más importante que asesorarme?... digo no estoy mal en biología pero aún así… hummm… ¿y bueno?... ¿llamarme?... ¿quién le dio mi número?... ¿Laura?... imposible… ella ni siquiera estaba aquí… ¿entonces?... ¿quién?...”

Dejé dormir a Iván un poco más, sabía que el día de hoy no iría a la escuela, lo conocía bastante bien, una botella de Brandy, la tercera temporada de su serie gay preferida y un montón de comida chatarra lo rodearía pero él estaría tan absorto que lo único que haría sería pensar y deshilar una y otra vez su pelea con Andrés hasta tratar de entender que fue lo que realmente paso, lo disculparía, le llamaría, le rogaría volver a casa y si no lo conseguía sabía que podría quedarse en la mía el tiempo que deseara. Pero para hacer eso era necesario que yo no estuviera presente… lo conocía bastante bien para saber que en sus horas de dolor prefería estar solo y si necesitaba compañía no dudaría de pedírmela. Por el momento necesitaba hacer una visita…

En casa de Al en la habitación de Esmeralda, Camila se levantaba de la cama cuando su novia le tomo de la mano.

- Espera – le dijo – vuelve a la cama.

- Necesito ir al baño

- ¿No puedes esperar?

- No – le sonrió

- Bueno entonces te acompaño

- ¿Bromeas?

- Ya lo he hecho otras veces.

- Pues si pero verás hay veces en la vida de una mujer donde hay cosas que una preferiría hacer sola.

- De acuerdo, de acuerdo – Esmeralda le soltó de la mano – pero vuelve pronto ¿sí?

- Por supuesto.

Camila salió de la habitación justo cuando Al entraba.

- Hola prima – le saludo Camila mientras salía.

- Hola Camila

- Al ¿de visita tan temprano? – corrió las sábanas a un lado para que su hermana se acostara con ella.

- Hmmm que rico estas calientita – le dijo abrazándose a su hermana.

- ¿Qué tienes Al?

- Me conoces bien ¿eh? – se abrazó a su hermana y escondió el rostro entre su cuello.

- ¿Estas llorando? – Esmeralda le sujetó con más fuerza – es… es tan raro que llores.

- No quiero rendirme – la voz de Al comenzó a quebrarse – pero lo Amo… yo…

- El rubio de tu amigo ¿verdad? – Esmeralda se sintió impotente ante el llanto de su hermana.

- Si – dijo apenas sin voz, en ese momento Camila abrió la puerta y entró pero Esmeralda le hizo señas para que las dejara a solas. Camila asintió ligeramente extrañada y salió de la habitación.

- ¿Qué pasa con él, Al?

- Dejo… dejo a su… a su novio y quiere… quiere casarse conmigo – Al sonrió entre su llanto y este se agudizo.

- ¿Casarse? - pregunto extrañada – pero eso es… tan ilógico.

- Lo sé – le contesto Al – lo Amo, siempre lo he amado… pero…

- Pues dile que no crees en el matrimonio así de sencillo... y si se enoja y se va pues ya vendrán otros además siempre me tendrás a mi y puedo complacerte de la forma que tu quieras – Esmeralda le obligó a mirarla – sabes que es cierto y que lo haré.

- Lo sé – le dijo besando fugazmente sus labios – pero lo amo… es él único hombre al que he amado realmente.

- ¿Y por eso renunciarías a tus creencias?

- No lo sé, en verdad que no lo sé.

- Mierda Al tu siempre has sido tan fuerte, tan segura y que estés llorando por un tipo como ese… es decir… - suspiró resignada – bueno… yo… por estar con Camila he renunciado a ciertas cosas… y no me arrepiento porque la amo… y si tu… si dices que lo amas de esa manera… entonces… es solo un papel, solo eso, nada más – le sonrió ligeramente tratando de animarla - ¡aaaah! Pero eso sí, si te casas con él que sea por bienes separados, nada de que sea un cazafortunas.

- Esmeralda – Al se abrazo a ella y lloró con ímpetu.


- Ya, ya – le acarició su cabellera – es bueno de vez en cuando rendirse a las emociones ¿no es así?

- Sí…

- Tu llanto no es de tristeza ¿verdad? – le inquirió su hermana – es… es porque estas emocionada ¿no es cierto?

- Sí – se confeso Al entre sus brazos.

- Quién lo hubiera imaginado, así que estas emocionada por saber que te vas a casar.

- No… en realidad es por tener al hombre de mi vida a mi lado.

- Romántica, ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja

- No quisiera interrumpirlas – dijo Camila entrando – pero esa amiga tuya y profesora de Esmeralda te esta esperando en la sala.

- De acuerdo, es hora de dar explicaciones innecesarias – dijo Al levantándose de la cama – no me interrumpan ¿de acuerdo?

- Sin problema – dijo Esmeralda.

Al salió de la habitación, se limpió las lagrimas con el envés de la manga de su suéter, antes de bajar las escaleras que la llevarían a la sala se sobo la mejilla derecha.

- Ni hablar – dijo en voz baja, descendió por las escaleras sin mucha prisa y al llegar a la sala no le sorprendió en absoluto ver la cara de molestia en el rostro de su amiga.

- Que lindo gesto el venir a visitarme, ¿quieres un café?

- ¿Un café? ¿estas loca?, ¿sabes lo qué le has hecho a mi amigo?, ¡a mi mejor amigo?

- Estas metiéndote en asuntos que no son de tu incumbencia Karla, primero arregla tu propia vida y luego metete en la vida de los demás.

- Serás cínica ¿ni siquiera lo niegas?

- ¿El qué? - le miró de forma indiferente - ¿qué me acuesto con Andrés? – sonrió mordazmente – yo no lo he obligado.

- Pero ¿qué clase de moral tienes?

- No empieces a hablar de moral o la que terminara perdiendo eres tu – le señalo con el dedo mientras fruncía el entrecejo.

- Estas rompiendo…

- ¡Qué? ¿una familia?, ¡estoy dejando hijos sin padre? – le interrumpió Al levantando la voz.

- Estas dejando a un hombre sin su pareja ¿eso no te importa?

- Yo no busque a Andrés EL me BUSCO a MI ¿qué te dice eso?

- ¡Me dice que debiste negarte!

- ¿Y por que?, ¡yo no le debo nada a ese amigo tuyo!

- ¡Por simple respeto, sabías que Andrés tenía un compromiso con él!

- ¡Mismo que rompió al buscarme! ¡Abre los ojos Karla! Sino hubiera sido yo hubiera sido cualquier otra persona! ¡Y si a mi me gusta él! ¡por qué haber desperdiciado esa oportunidad? ¡eh?

- ¡No te importa como se siente Iván?

- ¿Por qué habría de importarme? – le dijo con franqueza.

- ¿Cómo puedes?, ¿cómo puedes pensar así?

- ¡Entiéndelo Karla! Andrés no quiere nada con Iván ¿entiendes?; ¡yo jamás le pedí a Andrés que renunciara a Iván! ¡Si él lo hizo fue porque EL así lo decidió!

- ¡Pero pudiste hablar con él!

- ¡Y decirle qué?, ¡que se encadenara de por vida a un moribundo?, ¡que siguiera angustiándose cada día de su vida por si su pareja enfermaba o lo contagiaba?, ¡que siguiera alimentando su frustración de no poder tocarlo como él deseaba por temor al contagio?, ¿qué siguiera a su lado aún cuando ya todo se había vuelto rutinario y cansado porque él había decidido enrollarse en esa relación, porque es su cruz y debe de cargarla?, ¿Eso es lo que querías que le dijera? No seas imbécil – le miró molesta – date cuenta de cómo son las cosas en realidad, tu amigo Iván puede que este feliz con Andrés pero Andrés ya no lo está con él ¿sabes a cuantos simposiums ha ido varios de los cuales no le indispensables?...

- ¿Qué... estas tratando de decirme que él se iba solo para no estar con Iván?

- ¡Vaya! Que bien que lo captas a la primera, así es Karla, deja a Andrés en paz, su decisión ha sido firme, si él ya no quiere estar con Iván entonces déjalo ser libre.

- Puedo defenderme solo – la grave voz de Andrés inundo la sala, miró fijamente a Karla y suspiró ligeramente cansado – gracias por defenderme cariño – le sonrió a su amante – Karla… - le miró fijamente – quiero que sepas que Al no ha tenido nada que ver en mi decisión de separarme de Iván, hace mucho tiempo que deje de amarlo.

- Pero Andrés….

- Déjame hablar Karla – Andrés levantó ligeramente la mano – has de pensar que éramos una feliz pareja porque siempre nos has visto a los dos bromeando y jugando cuando estamos contigo, pero la verdad de las cosas es que cuando estamos a solas él y yo ni si quiera cruzamos palabra, la vida en ese departamento era la de dos extraños compartiendo el mismo espacio y la misma cama, y aún cuando él ha deseado tener relaciones conmigo simplemente a mi no me nace tenerlas, quiero que comprendas que ya no hay nada en nuestra relación, lo único que tenemos es una terrible costumbre solo eso, nada más; estoy feliz con Alejandra, Karla quiero vivir con ella – se acercó a Al y la abrazo – voy a casarme con ella.

- ¿Ca…sar…te?

- Deja de mirarme de esa manera yo te quiero mucho Karla pero si he de ser honesto me has caído muy mal por la forma como te pusiste por esa chica con la que andabas, ¿te diste cuenta de tu actitud?... es la misma de Iván…

- ¿Qué quieres decir?

- ¿Quieres que realmente te lo diga? – Andrés meneó la cabeza en negativo – no sé si podrás soportarlo.

- Dímelo – Karla le miro seriamente, Andrés le miró atentamente antes de continuar.

- Estoy seguro que has de haberle rogado a esa chica, suplicado y quizás hasta chantajeado a esa niña con tal de que no te abandonara – le sonrió con amargura – de seguro de la misma manera que Iván conmigo.

- ¿A qué te refieres?

- Hace un par de años le dije a Iván que deseaba que nos diéramos un tiempo, el se puso como loco rogándome, suplicándome que no me fuera de su vida, inclusive me chantajeó con quitarse la vida si lo abandonaba. Lo has de recordar ¿no? Porque se fue contigo a casa de tus padres toda una semana.

- Sí, lo recuerdo, pero solo me dijo que te había rogado y suplicado que no te separaras de él.

- No conoces en nada a tu amigo Karla, él está obsesionado conmigo y lo está porque lo acepte aún a sabiendas de su enfermedad. Porque en un inicio realmente lo amaba y me preocupaba sinceramente por su salud. Pero llego un momento en el que me olvide de mi mismo… no puedo seguir así Karla, todo siempre giraba en torno a él, ¡Por Dios! Ni siquiera podía tragarme unos tacos en la calle porque me cuestionaba sobre todas las bacterias que podían tener y la cantidad de infecciones que podría adquirir, pero él era el enfermo Karla NO YO, ¡me tuve que hacer de sus hábitos alimenticios!, ¡me tuve que estar haciendo mes con mes la prueba del VIH!, ¡Tuve que vivir de la forma como él vivía!, ¡por qué? ¡eh?... yo no fui el descuidado que por calenturiento permitió que un imbécil le contagiara el VIH; no podíamos ir a sitios muy fríos porque podía resfriarse y ni hablar de una pulmonía, no podíamos ir al cine y tragar palomitas porque igual podrían estar sucias, si él ha vivido tanto es porque se cuida demasiado y no se lo echo en cara pero ¡por qué obligarme a tener los mismos cuidados?, si yo me largaba a tragar a la calle y él se enteraba ya estaba haciéndome un drama como si por tener un par de días diarrea ya fuera yo a morirme. En realidad Karla no sabes lo que es convivir con una persona enferma, así que te voy a suplicar que no te metas en este asunto Karla porque si no has vivido lo que yo he sufrido no tienes ningún derecho a opinar sobre lo que debo o no debo hacer. Tu más que nadie debería saber lo que es querer ser libre y el coraje y frustración que se siente cuando la otra persona no te quiere dejar en libertad… Lo más triste de este asunto es que fueron muchas veces las que me chantajeo y una más simplemente no la iba a aceptar – sonrió triste mientras meneaba la cabeza en negativo.

- Yo… - me sentí derrotada ante sus palabras, la boca se me seco y me supo amarga, era cierto forzar a alguien a estar contigo era en verdad despreciable – tienes razón, no es de mi incumbencia, solo… bueno… solo no lo lastimes demasiado por favor.

- No lo haré, de hecho he puesto en venta el departamento, le daré la mitad de lo que obtenga, dile que puede ir por sus demás cosas el día que quiera de momento me quedaré con Al y espera aquí un momento voy por algo que le pertenece – subió las escaleras dejándonos de nuevo a solas, sin embargo no lo soporte y acercándome a Al le plante una bofetada.

- Ya lo esperaba – sonrió de una forma que me irritó, me guiño un ojo y se llevó la mano a la mejilla.

- Aún con todo…


- Lo sé, no lo apruebas pero sábete de una vez que no me interesa contar con tu bendición – frunció suavemente sus labios como si me mandase un beso; en ese momento Andrés bajo las escaleras con un sobre en la mano.

- Toma – me extendió el sobre – es para Iván de parte de Julián, algo me dice que se ha ido porque sus cosas no estaban en su habitación.

- ¿Se ha ido?, ¿pero a dónde?

- No lo sé Karla, creo que él es lo suficientemente grandecito como para saber lo que esta haciendo, me he preocupado ya durante mucho tiempo y la verdad estoy muy cansado, preocúpate tu e Iván yo ya no quiero hacerlo, ahora si nos disculpas tenemos cosas que hacer – tomó a Al de la cintura mientras le besaba en la mejilla.

Negué con la cabeza mientras me daba la vuelta, salí de ese lugar sintiéndome inútil, el fin de la relación de mi amigo era inminente, lo dicho por Andrés me dejo un sabor amargo, no conocía esa faceta de mi mejor amigo… ¿chantajista?... ¿sería verdad? Me detuve por un momento y observé todo a mi alrededor, las calles semivacías, las casas, los autos a lo lejos que pasaban por la avenida, un par de perros que iban por la acera de enfrente correteándose el uno al otro, los árboles que poco a poco terminaban de perder sus amarillentas hojas, el cielo azul y una ráfaga de aire helado me acarició el rostro y respiré profundamente, cerré los ojos y permití que la sensación de sentirme libre me embargara por completo y sentí una felicidad que me hizo sentir plena… era libre de Nancy, no cargaba más sus pesadas cadenas, podía ir a cualquier lado, podía hablarle a quien yo quisiera, podía vivir, sí, eso era lo más importante, por fin podía respirar de su asfixiante presencia. ¡Dios mío era en verdad realmente libre de ella!, sí, y mi libertad valía más que todo el oro del mundo. Reemprendí el camino a mi casa, lamentaba en el alma la decisión de Andrés pero era verdad que Iván debía aprender a respetar su decisión, estar con alguien a la fuerza era en verdad la muerte.

Había doblado a la derecha en el andador F cuando vi que Dennis venía directamente hacia mí y… ¿Tenía la boca y la nariz cubierta con mi saco?... pero… ¿pero qué? esa niña venía tan entretenida que ni siquiera había reparado en que casi iba a chocar conmigo.

- ¿Sucede algo raro con mi saco? – le pregunte cuando estaba a unos pasos de mi.

- ¡Eh? – levantó el rostro el cual en segundos se volvió de un rojo intenso.

- ¿Y bien? – le pregunte mientras tomaba el saco de sus manos y me lo llevaba a la nariz – ella abrió grandemente los ojos mientras, mantenía la boca abierta pero simplemente no emitía sonido alguno – ¿Por qué esta tan arrugado? – le pregunté mientras lo observaba, le miré de reojo y ella movió la cabeza un par de veces como si quisiera decir no y su boca se movía como si quisiera decir algo que simplemente se negaba a salir de su garganta – olvídalo – le dije mientas meneaba la cabeza en negativo y pasaba a un lado de ella – nos vemos en la clase y tu asesoría te la daré en la última hora.

- Yo… - pudo al fin articular, sin embargo le ignoré mientras me dirigía a mi casa, la verdad es que no tenía ganas de discutir con ella.

¡Santo cielo! ¡que… que vergüenza!, ¡deseaba que en ese mismo instante la tierra me tragara!, ¿pero cómo?, es decir… ella… ¡aaaah! ¡Dios!, ¡me vio!, ¡me vio que estaba oliendo su saco! ¡y luego lo arrugado!... ¡Dios de mi vida!, ¿cómo, cómo la iba a ver ahora a la cara?... esto no podía estar sucediendo… no… me sentí tan derrotada… avergonzada… me sentí una verdadera ¡estúpida!... cielos… buena la hiciste Dennis… me reproche mientras me encaminaba a la casa nuevamente, al tiempo que intentaba pensar en una buena excusa que darle. ¡Dios! ¿por qué me pasa esto a mí?

Era curioso mi saco tenía un olor peculiar, como de… hummm… de ¿fresas?, supongo que mi cara de desconcierto era demasiado evidente ya que solo entrar Iván me cuestionó.

- ¿Sucede algo?

- No, bueno, dime – me acerqué a él - ¿este saco te huele a algo? – Iván me miró ligeramente extrañado pero aún así lo tomo y se lo llevo a la nariz.

- Pues… - respiró profundamente – hummm… no, no me huele a nada – me lo entregó

- Hummm, bueno imaginaciones mías supongo – negué con la cabeza – ¿te preparo café?

- No, ya lo he hecho yo – me dijo mientras iba a la sala y se recostaba en el sillón al tiempo que encendía el televisor.

- ¿Quieres algo de desayunar?

- No tengo hambre cariño.

- De acuerdo – le dije mientras subía a mi cuarto y me lleve una vez más el saco a la nariz – y de nuevo ese olorcito a ¿fresas?... – me detuve a media escalera y abrí enormemente lo ojos – “¿qué no esa chica usaba shampoo con olor a fresas?...¡qué?... ¿Esa niña uso mi saco como almohada?... pero… pero… que… assssshhhhh, esa mocosa del demonio” – suspiré mientras subía de nueva cuenta, al llegar a mi cuarto arrojé el saco dentro de una cesta donde echaba la ropa que tenía que llevar a la tintorería – esa niña es una… bueno tengo cosas más importantes en las cuales concentrarme – dije en voz baja mientras me sentaba a la orilla de la cama. Me pasé la mano por mi cabello mientras pensaba si decirle a Iván que su relación simplemente no tendría ningún tipo de arreglo. Sin embargo decidí no decir nada, a final de cuentas como amiga solo podría ser su soporte y su hombro para llorar, meterme demasiado podría darse a malentendidos, me recosté en la cama y observé un rato el techo, tras un rato ladee la cabeza y miré la manga del saco que sobresalía del cesto de mi ropa, me levanté y lo tomé, regresé a mi cama y me tiré de espaldas mientras me cubría el rostro con el mismo al tempo que dejaba descansar mis manos a los costados de la cama… y tras un rato decidí que el shampoo con esencia de fresas no era tan malo después de todo.

****

Estaba entrando en la escuela cuando vi a Dennis tomada del brazo de su novio, meneé la cabeza en negativo cuando Armando le beso en los labios; me puse las gafas de sol y me pase de largo junto a ellos, no sé si sería el estrés por el problema de Iván o por tener tanto trabajo pero de repente me sentí de muy mal humor.

- Hola Amiga – me saludo Adriana

- Hola – le respondí parcamente mientras me seguía de largo para ir a checar mi entrada.

- ¿Te pasa algo? – me preguntó tras alcanzarme.

- No, nada ¿por qué? – me saque las gafas y me las colgué en la blusa.

- Pues la verdad es que no te creo – me dijo sonriente y eso la verdad es que termino de irritarme - ¿cómo vas con Dennis?

- ¿Cómo qué cómo voy?

- Huy pero no pongas esa cara de enojada – me dijo mientras sonreía de medio lado – no creo que te hayas retrasado mucho con ella por no haberle dado clases esta mañana ¿o sí?

- No – le respondí entrando en la dirección – y por cierto, gracias por pasarme el número telefónico de la mocosa.

- Karla – me dijo con un tono reprobatorio – es una alumna, no una mocosa, respétala por favor, así como les exigimos respeto así debemos mostrárselos.

- Lo lamento Adriana – tomé mi tarjeta y la firmé – pero la verdad es que esa niña debería de centrarse más en los estudios que en estar perdiendo el tiempo andado de noviecita, solo espero que no nos salga después con su domingo 7 y entonces si todo mi esfuerzo lo veré tirado a la basura – salimos de la dirección.

- Pues bueno – noté que dudo un poco – debes de comprenderles que están en la edad en la que están descubriendo y definiendo su vida sexual, obviamente queramos o no ellos la practicarán y solo nos queda enseñarles la manera en que se pueden proteger, además en el primer semestre se les dio educación sexual e higiene, y se les enseñaron los métodos anticonceptivos que pueden utilizar y obviamente una cordial invitación al absentismo del sexo de momento en lo que maduran lo suficiente por lo menos como para ir a la Universidad.

- ¡Ja! ¿esas hormonas con patas llamados adolescentes, abstenerse?, por favor serás ingenua – me coloqué de nuevo las gafas mientras meneaba en negativo – mira si esa mocosa se acuesta o no con ese niñito no me interesa, pero lo que si no estoy dispuesta a soportar es a ver mi esfuerzo tirado por la borda, nos vemos después que tengo clase – me alejé de ahí sin darle tiempo a que me replicara nada. Con el estómago vacío por no haber desayunado nada y con un humor de perros inicié mi primera clase.


****

La vida en Canadá no era tan emocionante como había imaginado, me imagine que sería una marginada social pero para mi sorpresa me acogieron muy bien, no sé si en parte sería por mi apariencia pues he de reconocer que mi pelo rubio, mi piel blanca y mis ojos verdes no encajaban en el común denominador de la mayoría de mis connacionales, tenía mucho que agradecerle a mi padre sin duda, de tal forma que muchos se acercaron a mi desde el primer día, he de confesar que mi inglés no es nada bueno comparado con el de ellos inclusive en algunas partes de las conversaciones solo trataba de entender al 100% lo que decían quedándome callada. Me había hecho amiga de una chica de nombre Susan quien para mi buena suerte estaba estudiando español y con la que de primera vista congenié muy bien y de otra chica llamada Jennifer, esta última estaba loca por Tony el capitán del equipo de baloncesto un chico de color, de casi dos metros, sin embargo por lo visto ella era invisible para él y a decir verdad a mi me daba un poco de miedo siempre parecía estar de mal humor, pero ella bueno estaba en verdad perdida por él, mi otra amiga Susan era más de mi tipo, tranquila y no se fijaba mucho en los chicos de hecho tenía la leve idea de que quizás y ella pudiera ser como yo, pero no estaba al cien por ciento segura de ello y obviamente tampoco le iba a preguntar; sin duda el entorno era completamente diferente a las escuelas de México en cierta forma lo sentía ligeramente más inocente.

- ¿Qué piensas Laura?

- Nada Susan, ¿por qué?

- Te noto un poco callada

- Estaba pensando – me recosté sobre la mesa de la biblioteca recargando la cabeza sobre mis brazos.

- ¿Sobre qué?

- Nada, tan solo estaba pensando en la buena suerte que tengo por tener una amiga trilingüe como tú.

- Bueno has prometido enseñarme el español que utilizas ya que el que estoy aprendiendo es el castellano.

- Lo sé – le dije mientras cerraba los ojos – el español de España es diferente al nuestro en muchos sentidos – sonreí suavemente – los españoles utilizan muchas palabras que nosotros no usamos.

- ¿Cómo cuales?

- Ah, por ejemplo nosotros decimos ustedes y ellos dicen vosotros, o en el caso de las palabrotas.

- ¿Palabrotas?, ¿qué es palabrotas? – me preguntó mientras abría tenuemente los ojos para mirar su cara de interrogación.

- Significa grosería, malas palabras, tú sabes…

- Hummm, ok

- Por ejemplo una vez vi una película donde decían hay que salir cagando leches, si me preguntas que significa yo te puedo decir que es salir volando, si nosotros usaramos groserías te podría decir que diríamos chingale hay que salir de volada o volando.

- ¿Chingale? ¿Qué es eso?

- Hummm, pues es como decir, apúrate ó muévete, se refiere a rapidez.

- Spanish is harder than English

- I suppose.

- Me alegra saber que contigo voy a aprender los dos tipos de español – ella sonrió.

- Pues la verdad es que el español es verdaderamente variado, demasiado variado, cada estado, cada país latino tiene su propio lenguaje. Solo te garantizo aprender el español que se usa en México, porque los otros te los quedo a deber.

- Don’t worry about that.

- Are you sure that it’ll be enough for you?

- Sí – me respondió – por mi parte te enseñare a mejorar tu inglés, porque no es muy bueno.

- Gracias por el halago.

- Perdón, lo dije mal, no era un halago, supongo que te lo diré en inglés. I’ll…

- Es un sarcasmo Susan – le interrumpí mientras me erguía nuevamente – ja,ja,ja,ja,ja, no me mires con esa cara de interrogación ya irás aprendiendo – le guiñe un ojo mientras veía a Jennifer quien regresaba a la mesa con un par de libros.

He de confesar que extrañaba a Karla, cada vez que miraba a alguna chica de ojos azules inmediatamente me venía ella a la mente; me preguntaba constantemente si estaría enojada conmigo por haberme ido sin decirle que me iba del país, aún tenía muchas dudas con respecto a nuestra relación, a veces me debatía internamente sobre mis sentimientos, mis acciones y siempre había parte de mí que decía que esta separación era correcta y otra parte de mí me reclamaba el haberla dejado… era como si fuera dos personas a la vez… la que quiere ser libre y la que desea estar presa de sus brazos para toda la vida. Lo único seguro era que al regresar a México dentro de un año, la volvería a ver y quizás… sí, quizás y regresaría con ella… Karla me amaba tanto… eso lo tenía muy seguro… ese último beso que me dio… fue tan doloroso, pero estaba lleno de amor… ¡Dios! Tenía tantas preguntas internas… debía de aclararme porque de seguro al regresar… al volverla a ver estaba segura de que ella querría regresar conmigo… supongo que soy el amor de su vida… y como tal soy la única para ella… que responsabilidad tan grande saberte la única persona para otra. Sí, era demasiada responsabilidad, pero a la vez era halagador saber que ella estaría solo para mí… siempre.

****

Mi segunda clase fue en el salón de la mocosa de Dennis, me sorprendió verla completamente metida en la libreta, esta vez no levantó la mano ni una sola vez para contestar a las preguntas que les hice. Sus mejillas mantenían un suave carmesí que me hizo sonreír, al menos se sentía avergonzada por haber tratado a mi pobre saco como almohada.

Salí del salón de clases de la mocosa justo a la hora del receso, como había olvidado traerme mi sándwich y mi cartera, supuse que estaba más que visto que el día de hoy no comería, ni hablar, podría hablarle a Iván pero dudaba enteramente que quisiera dejar sus cavilaciones por venir a traerme un sándwich. Llegué al laboratorio y antes de entrar observé el lento andar de las nubes grises que surcaban parsimoniosamente el cielo azul y un dejo de nostalgia se apodero de mi, ahogue un suspiro y meneé negativamente la cabeza mejor sería ponerme a trabajar en mi siguiente clase, entre en el laboratorio dispuesta a cansarme la mente para no pensar en Laura.

La profesora Karla dejo su saco olvidado en el respaldo de la silla, esa tonta… ni hablar si se lo robaban sería su culpa por ser tan olvidadiza, me hundí en mi asiento y abrí mi libro de inglés, no había leído ni un par de líneas cuando:

- Blanca Esthela mira la profesora dejo olvidado su saco ¿se lo llevamos?

- Sí, vamos y de paso platicamos un ratito con ella.

- Me lo encargó a mí – dije y juro que no sé ni cómo ni por qué me levanté a toda prisa.

- ¡Ah! – exclamaron las dos al mismo tiempo – “hablando de sincronías” – pensé mientras pasaba a un lado de ellas y tomaba el saco echándomelo sobre el hombro derecho, al momento pude percibir ese aroma, ese sutil perfume que ella solía utilizar, y el cual por supuesto jamás volvería a oler directamente de ningún tipo de ropa que ella usara. salí del salón y por un momento me sentí ligeramente irritada – “esa tipa, mira que tener que llevarle su saco… pero… ¿por qué es que no deje que se lo llevaran esas dos?... además… ¡Dios! ¿cómo iba a verla a la cara?... y ahora que razono, ¿qué tal si piensa que también he olido este saco?... bueno, lo otro fue un accidente… osea… no… más bien curiosidad por saber qué tipo de perfume usa, ¡Sí!, ¡eso es! ¡pero claro si me pregunta que estaba haciendo con su saco pegado a la nariz le puedo decir que estaba tratando de adivinar la fragancia que utiliza… ¿y por lo arrugado, qué le diré si me pregunta? Bu… bueno puedo decirle que… hummm… ¡ah!, ¡ya está!, le diré que fue mi hermana, ¡Dios que bueno es tener hermanas a las cuales echarles de vez en cuando la culpa… pero… ¡Dios! Tener que inventar tanta mentira nada más por estar yo de buena gente yendo a dejarle este saco… pero, hummm… bueno… la verdad es que quien sabe si esas tontas se lo hubieran entregado… ¿qué tal si lo perdían, o que tal si lo tiraban y se lo llevaban todo sucio?… además como dice el dicho si quieres algo bien hecho es mejor hacerlo una misma. Aparte de que no quiero que se le vaya a perder y luego ande pensando que mi salón está lleno de rateros… sí, es por eso que yo se lo llevo – sonreí ante mi buen razonamiento.

El ruidito de mi estómago me indicó que nunca más debería tomarme un día de ayuno involuntario, menos mal que estaba sola de otra forma sería muy vergonzoso, seguí preparando mi clase cuando llamaron a la puerta.

- Adelante.

- Con su permiso

- ¿Dennis?, tenemos asesoría hoy pero será en la última clase – le dije levemente extrañada.

- No vine por la asesoría – me dijo mirándome por una fracción de segundo para después posar la mirada al fondo del laboratorio – vine porque se le ha olvidado esto en el salón – dijo mientras se acercaba a mi escritorio con mi saco colgando de su brazo derecho.

- Gracias – le dije mientras lo tomaba – un día de estos seguro que perderé alguno.

- No debería de ser tan distraída – me dijo meneando la cabeza en negativo – la ropa no esta tan barata como para andarla dejando por ahí tirada.

- Menos mal que no eres mi madre – levanté mi ceja mientras sonreía de medio lado – no quiero imaginar cómo me regañarías si perdiera alguno.

- Que… que cosas dice – se ruborizó ligeramente – bueno me… me voy – se dio la media vuelta y se alejo unos pasos de mi.

- Gracias

- De nada.

Justo estaba ella abriendo la puerta cuando mi estómago profirió una protesta por la falta de alimento. Ella se detuvo y yo sentí las mejillas arderme con fuerza, no, no podía ser ¿por qué justo cuando ella aún no salía?, no dijo una palabra solo meneó negativamente la cabeza un par de veces y salió cerrando la puerta.

- “¡Mierda, pero que vergüenza! – me llevé las manos a la cara para cubrírmela – santo cielo y precisamente estando ella… ¡Dios! Seguramente se ha de estar riendo… juro que jamás volveré a dejar mi cartera en casa” – no había nada más que hacer meneé la cabeza en negativo un par de veces y regrese mi vista a lo que estaba haciendo aunque aún sentía las mejillas arderme con fuerza.

Seguí tratando de concentrarme en los temas que les explicaría a mis alumnos pero a cada pocos minutos recordaba el suceso y sentía una clara vergüenza… habían pasado quizás cerca de diez minutos cuando volvieron a llamar a la puerta.

- Adelante – la puerta se abrió y Dennis pasó, las mejillas me ardieron con fuerza, avanzó hacia mí con las mejillas ligeramente tintas en carmín con las manos tras su espalda – dime – le dije al ver que se detenía junto a mi escritorio.

- Es para usted – me dijo dejando sobre el escritorio un sándwich y un jugo enlatado – no es bueno que este sin comer – se mordió ligeramente el interior de su labio inferior – de otra forma ¿cómo va a impartir bien sus clases?

- Pero…

- No, ni una palabra – me dijo y poso su mano en la mía – usted nos ha dicho lo importante que es no mal pasarse, no sería bien visto que usted misma no aplicara sus consejos, además ¿cómo impartirá bien su clase si no se concentra por la falta de alimento? – miré momentáneamente la mano que Dennis mantenía sobre la mía y ella la retiró de inmediato – le, le he traído un jugo porque sé que son más sanos que los refrescos y… bueno me voy que tampoco he comido – dijo dejándome más que sorprendida, salió tan rápido que por un momento me quede observando la puerta tras la cual había salido, tras unos instantes volví el rostro y miré el sándwich y el jugo, chasqueé la lengua y me sentí verdaderamente desconcertada creo que había juzgado mal a esa niña… “Es una chica muy dulce” me había dicho Adriana y empezaba a creerlo, bueno sería una descortesía no comerlo ¿verdad?

Siento las mejillas arderme con fuerza, esa tipa, mira que no traer nada de comer ¿cómo es posible? Definitivamente… esa mujer…bueno… al menos ya no estará con el estómago vacío… su expresión de sorpresa fue linda… ella es muy guapa, un poco olvidadiza, pero es linda.

- ¡Dennis! – la voz de Armando me distrajo.

- Armando

- ¿Dónde estabas? Te busqué por todos lados ¿estás bien?

- ¿Bien?

- Bueno es que estas sonriendo mucho y regularmente estas seria.

- ¿Sonriendo?, ¿qué?...

- Ves ya eres tu otra vez, seriecita aunque te ves más bonita sonriendo.

- Ya, ¿para qué me buscabas?

- ¡Huy! Pues para estar contigo ¿qué no somos novios?

- “No si sigues de sangrón” pues sí – en verdad este chico iba a desesperarme, ¿pero es que acaso estaba sonriendo?... me pregunto ¿por qué? – bueno pues aquí estoy ¿qué quieres que hagamos? – le pregunté.

- Pues si pero – miró su reloj – ya faltan dos minutos para la clase de inglés.

- Pues vámonos al salón ya sabes que el profesor se enoja si llegamos tarde.

- No vete tú yo no voy a entrar

- ¿Qué?, ¿por qué?

- Porque nos retaron unos del grupo M-N para un partido de fut al acabar el receso.

- ¡Ah! ¡sí? ¿nada más por eso?

- Pues sí, tenemos que seguir invictos en las retas.

- ¿Qué tontería estás diciendo?

- ¡Ay! Ya Dennis además el pitinglish ni me gusta ni lo voy a usar nunca así que ¿para qué perder mi tiempo en una clase cuando puedo jugar al fucho?

- ¿Sabes qué? No quiero tener un novio burro así que mejor ahí lo dejamos.

- ¿Qué? ¿Solo por qué no voy a entrar a inglés?

- Por eso y porque ya no quiero nada contigo – me di la vuelta y me encamine furiosamente al salón.

- Ya, está bien si voy a entrar – me alcanzó y me sujetó del brazo.

- No, mejor vete a tu dichoso jueguecito, está más que visto que no quieres ser nada en la vida ¿no?

- Oye que yo no he dicho eso – me miró molesto.

- Pues por cómo te comportas no creo que de obrero vayas a salir.

- Te estás pasando

- Mira ¿sabes qué? Déjalo así, has lo que se te pegue la gana.

- Ya, ya te dije que si voy a entrar.

- No me interesa, de todas formas ya no quiero nada contigo.

- Oye no, no seas así por favor.

- Mira lo hablamos más tarde me voy que no quiero llegar tarde.

- Voy contigo.

- Como quieras.

En verdad, en verdad como me arrepentía de haberlo hecho mi novio ¿en que estaba pensando cuando le dije que si?, ¡Dios! que fastidio, pero definitivamente cortaría con él porque…

- ¿Qué? – me volví al escuchar que sollozaba - ¿Armando? – me quede sin habla mientras miraba como se secaba rápidamente las lagrimas de sus ojos con la manga del suéter – pero… esto… ¿estás llorando? – le pregunté sin poder dar crédito.

- Perdóname Dennis, sé que no soy muy inteligente, que me gusta saltarme las clases – dijo con la voz ligeramente ahogada – pero no me digas que lo dejemos – me miró con ojos de cachorro – te prometo que entraré a clases pero no me digas que ahí la dejamos – te quiero mucho – santo cielo Armando en verdad que me destanteó por completo, todo ese coraje que tenía encima se disipo cuando vi sus lagrimas escurrir por sus mejillas.

- Bu… bueno no, no te pongas así… - le dije completamente desconcertada pues nunca me imagine que fuera tan sensible.

- No me vas a dejar ¿verdad?

- No, no te voy a dejar – le dije no muy segura de lo que decía – pero me gustaría hablar seriamente contigo después de clases ¿de acuerdo?

- Ok – me respondió y nos encaminamos en silencio – no podía creerlo tenia un novio llorón, bueno es que quizás para muchas lo que él hizo hubiera sido tierno y… quizás lindo pero la verdad es que me incomodo mucho… quizás es porque no lo quiero… no… no puedo estar con él por lástima, definitivamente necesitaba cortar con él, si me quedaba a su lado ¿qué es lo que me esperaba?... además necesitaba tiempo para dedicarme a la escuela, tiempo para dedicarme a estudiar, no podía darle nada de mí, quizás y después encontraría al hombre con quien compartiría mi vida pero definitivamente ese no iba a ser Armando.

- Dennis – su voz triste me hizo mirarle de reojo.

- Dime

- Si un día rompieras conmigo ¿me concederías un deseo?

- ¿Me viste cara de genio de la lámpara maravillosa? – le sonreí ligeramente mientras sacudía la cabeza levemente.

- No, pero… ¿lo harías?

- Pues… - me miró de tal forma que no pude hacer nada más que acceder – pues sí, supongo que sí y para mi sorpresa el sonrió.

- Genial – me dijo tomándome de la mano mientras entrabamos al salón justo detrás del profesor de inglés.

La clase con mis alumnos del M-N había trascurrido tranquila a pesar de ser tan escandalosos, cuando él último salió Dennis entro.

- Pasa Dennis y siéntate por favor – le pedí mientras borraba el pizarrón – vamos a darle un repaso a biología ¿de acuerdo?

- Sí

- Muy bien vamos a darle un repaso a las teorías del origen de la vida, vamos a empezar por la teoría de la generación espontanea – me volví para mirarla y en lo que iba del día esta era la segunda vez que miraba directamente sus mieles ojos –  pero antes dime por favor ¿Cuántas teorías existen sobre el origen de la vida?

- Pues… veamos – dijo centrando su mirada en el techo – Es el creacionismo que dice que somos creación de Dios, esta también la teoría de la generación espontánea que es básicamente surgimiento de la vida procedente de material inanimado, la teoría de la panspermia que dice que la vida no surgió en la tierra sino que vino del espacio exterior, la teoría de la biogénesis que dice que la vida solo puede proceder de la vida, y la teoría de la evolución química también se llama quimiosintética y habla de un caldo primigenio donde se concentraban productos nutritivos donde gracias a las descargas eléctricas de las tormentas y al paso de las radiaciones provenientes del sol formaron moléculas mayores que dieron lugar a compuestos que se llamaban pre…hummm… pre…

- Prebióticos – le ayude.

- Sí, prebióticos que después se hicieron más complejos y de ahí se originaron los protobiontes.

- Muy bien Dennis, vamos a ver un poco más a detalle cada uno de los orígenes de la vida, los primeros son bastante sencillos así que los vamos a ver muy rápido voy a escribir en el pizarrón lo más importante de cada una de las teorías y después nos vamos a centrar más sobre la teoría quimiosintética ya que es ligeramente más compleja.

- Sí, está bien.

La clase fue bastante interesante, la profesora me platico algunos ejemplos de cada una de las teorías, muchas de ellas eran muy simpáticas y me hicieron reír pero la mayoría de las veces me aguantaba porque no sería correcto soltarme a reír como loca, sobre todo cuando me dio él ejemplo de la teoría de la panspermia que había sido muy debatida porque las esporas que se supone llegaron a la tierra para formar la vida debían haber sido muy resistentes al calor, a las altas temperaturas, a las radiaciones cósmicas y al vacío del espacio y muchos especulaban que no podía existir algo tan resistente como para soportar las altas temperaturas que son capaces de hacer arder a los meteoritos cuando entran en la atmosfera terrestre, pero aún con ese tipo de peros surgió una nueva teoría llamada panspermia dirigida y fue ahí que me dijo la profesora:

- ¿Puedes creerlo? – me preguntó mientras su sonrisa me dejaba ver la blancura de sus dientes – la vida traída y esparcida por la tierra por seres de inteligencia extraterrestre, esto será fácil de recordar para ti si viene en el examen solo imagina a ET trayendo un arbolito y sembrándolo en lo que ahora es tu jardín – se soltó a reír y no pude evitar hacer lo mismo, me dio mucha gracia porque literalmente me lo imagine.

Para cuando acabamos la clase eran las nueve y quince minutos.

- Bueno ya es tarde – me dijo pero era primordial que termináramos este tema – se sacudió las manos las cuales literalmente hablando quedaron blancas por el polvo del gis.

- No hay problema – le dije mientras me echaba a la espalda la mochila – sea como sea es un tema menos que ver.

- Nos vemos mañana – dijo mientras guardaba un libro y un montón de fólderes dentro de su portafolios.

- Sí – salí de ahí sin siquiera darle las buenas noches y eso me hizo sentir ligeramente maleducada cuando estaba dando vuelta en la esquina del pasillo de los laboratorios para salir a la explanada me tope con Armando.

- Pensé que la maestra no te iba a dejar salir nunca – me dijo mientras se levantaba del suelo y se sacudía los pantalones.

- ¿De qué querías hablarme? – me preguntó.

- Si quieres mejor lo dejamos para mañana, estoy cansada y quisiera irme a mi casa a dormir – le dije mientras emprendía la marcha rumbo a la explanada y fue entonces que él me tomo de la cintura y su simple agarre me incomodo, era suficiente definitivamente no podía seguir engañándome, ni engañándolo, esto debía acabarse – bueno será mejor que hablemos ahora – me detuve y me hice a un lado para soltarme de su mano.

- Pues bueno – me dijo él – si quieres platicamos en lo que vamos al taller de maquinas y herramientas porque me dijo el Gallo que dejo ahí mi balón de futbol y si no lo recojo seguro mañana me lo vuelan.

- Pues, si quieres – le dije mientras emprendíamos el camino a los talleres, uno que otro chico pasaba a nuestro lado mientras caminábamos en silencio, sabía que debía decirle algo, pero no sabía cómo decirlo para que no se ofendiera o se sintiera herido, llegamos al segundo patio que daba el camino para lo que era el almacén y los talleres y entonces me di cuenta de que por lo visto ya nada más quedábamos los dos.

- Tu eres mi primera novia – me dijo él rompiendo el incomodo silencio que nos rodeaba – la verdad es que en la secundaria se lo pedí a una chava que me gustaba y me dijo que no y ya de ahí no me atreví a pedirle a ninguna otra que fuera mi chava… por eso me sentí feliz cuando tú me dijiste que sí.

- Ya veo – le dije mientras entrabamos al taller de maquinas y herramientas el cual estaba cerrado, Armando empezó a buscar su balón y lo encontró atorado bajo entre las patas de un banco de metal, lo agarró y se acerco de nueva cuenta a mí - ¿qué me querías decir? – me preguntó mientras le daba vueltas al balón entre sus manos.

- Pues, mira la verdad es que siento que no congeniamos ¿ves? Y yo pienso de una forma y tu de otra y eso pues…

- ¿Ya no quieres ser mi novia? – me preguntó y su semblante se entristeció.

- Yo… - no podía dejarme llevar por la lástima esto debía acabar definitivamente – no, ya no quiero ser tu novia.

- Entonces – dejo él balón sobre una maquina y se volvió para mirarme – pues si me estas rompiendo tienes que concederme un deseo.

- “¿Qué me irá a pedir?, ¿un último beso?, ¿Un abrazo?”

- Vamos a terminar lo que dejamos pendiente en tu casa – me dijo y entonces un súbito temor me invadió por completo.

- No – le dije y me encamine a la salida – no voy a concederte semejante cosa – sentí su mano sujetarme con fuerza y me jalo hacía él rodeándome entre sus brazos fuertemente y entonces un miedo irracional se apoderó de mí.


23 comentarios:

  1. estubo genial la conti. ya quiero que karla se empice a juntar mas con dennis, ambas se estan dando cuenta que la contraparte es interesante xDDD

    karla diciendo es una niña muy tierna y la otra con el abrigo de karla en la nariz jajajajjajajaj

    ojala a dennis no le pase nada con armando.

    por otro lado el personaje de al que yo queria tanto murio para mi en el capitulo pasado T_T, ojala le vaya mal en su relacion con andres ya que ninguno de los dos merece nada de nada.

    y laurita pues que decir, se cree la muy necesitada pero no se da cuenta que por su arrogancia esta perdiendo terreno y eso cuando pase un año le pasara la cuenta.

    sheila sama, tu historia como siempre genial, interesantisima, muy atrayente y para ser franco me tiene con los pelos de punta (cosa complicada porque uso el pelo largo xD) pero bueno, a esperar el proximo capitulo y desearte a ti lo mejor de lo mejor, que se cumplan tus proyectos y que tu vida laboral como personal sean muy `muy buenas.

    saludos sheila sama

    nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. xDDDD, el problema que tienen tus historias sheila es que mientras mas lees mas picada te quedas y por lo tanto es imposible dejar de leer y no desear querer MAS xdd, bueno estoy de acuerdo con mi querido amigo bahamuth, y con respecto al cap no creo tener que decirte que como siempre me ha encantado, estuvo super y mas aun pork poco a poco y muy sutilmente karla y dennis estan notandose mas la una y la otra, aunk sea de forma subconciente de parte de las dos estan mas pendientes de lo que la otra hace y mas preocupadas por lo que la otra pueda pensar, su atraccion se esta volviendo mas fuerte aunk ninguna de las dos se de cuenta, eso estuvo claro en los fuertes celos que sintio karla al ver a armando besando a dennis, tanto asi que se pasó el dia de mal humor jaja xddd, y dennis tambien demostró algo de celos de forma subconciente al no permitir que las dos chicas le llevaran el saco a karla jaja.

    hablando del saco, de verdad que me morí de la risa cuando karla vio a dennis con su saco en la nariz y esta tan distraida que ni cuenta se dio que karla venia xddd, al parecer se esta volviendo adicta a la escencia de karla, mira que tuvo que tener su saco en la cara para poder dormir xddd, de verdad que ya me muero pork estas dos se acerquen como pareja pork es asi que las quiero xdd y laurita laurita no sabia que eras tan engreidita xddd, pensaba que dennis era mas que arrogante pero mira que laura no se queda atras, como dijo, que karla la iba a esperar toda la vida pork era la unica mujer para ella, como si en el mundo no existieran cientos y miles de mujeres de las cuales karla se pueda enamorar y mas aun con lo que laura le hizo xddd niña pobre ilusa, sigue subiendo que al final puede que te duela un buen la caida, solo espero que cuando pase el año que millones de cosas pueden pasar en ese tiempo karla este muy feliz con dennis o con otra (que espero que sea dennis xdd) y eso te caiga como un valde de agua fria por arrogante que eres xdd.

    y bueno para terminar pork ya me llevé del gusto escribiendo (vaya es que tenia mucho que no escribia un coment en la historia solo en el tagboard) al parecer todo pinta mal para dennis con el noviecito que se carga, solo espero que no le pase nada malo pork eso seria un gran trauma para ella como lo es para toda mujer ese tipo de cosas, espero que aparezca super karla al rescate a salvar a la caperucita del lobo armando, ya que karla aun no se habia ido cuando dennis se fue con armando asi que seria la ultima en la escuela, eso seria muy lindo de ver, karla defendiendo a dennis y esta llorando en los brazos de la ojiazul, por dios que imaginacion la mia jajaj, pero desearia que eso pasara xddd, bueno sheila como siempre excelente cap y te deseo todo lo que te deseo mi amigo bahamuth y mucho mas, que estes bien, te cuidas.

    PD: Y si me preguntas por qué dennis sigue con armando como pusiste en la encuesta te diria que lo hace pork se siente atraida por karla pero no quiere admitirlo por eso sigue con armando para convencerse de lo contrario jaja.

    ResponderEliminar
  3. Hola, sheila, gracias por este nuevo capitulo de esta gran historia,me encanta la forma en que escribes, le sabe llegar a uno y es adictiva uno quiere seguir y seguir leyendo.
    primero quiero hablar de Al y Andres, que todavia me caen mal, pero es verdad mucha de las cosas que Andres dijo y vivir con miedo en una relacion no es bueno, lo malo es que no supo hacer las cosas sin tener que dañar a Ivan y eso se podia haber evitado, a demas nadien le asegura que con Al le valla bien por que con la forma de pensar de ella, no creo que sea asi.
    Con respecto a mi Laura estoy de acuerdo en que definitivamente esta muy confiada y no se da cuenta que en un año muchas cosas pueden pasar y que con lo que ella le iso a Karla, esta facilmente la puede olvidar que no es la unica mujer que existes y que las personas pueden cambiar, con esto ya perdi las esperanzas de una reconciliasion defitivamente.
    Ademas con la relacion de Karla y Dennis parece que marcha sobre ruedas esas feromonas estan actuando mucho y se estan acercando cada vez mas, y eso en cierta forma es inevitable cuando pasas tanto tiempo con esa persona asi que me imagino que asi sera, y si mi imaginacion no me engaña sera cuando Karla la ayude con lo que le esta pasando con armando, que es un patan estupido, pero siempre lo ha sido, es solo que Dennis hasta ahora no se habia dado cuenta, por que en un principio si estaba enamorada y Laura bastante que se lo decia pero ella no le hacia caso.

    Para terminar, y es solo mi opinion, me da risa y es ver que en esta historia muchos o la mayoria no perdonan a Laura por todas las cosas que iso, por que moralmente no esta bien, pero Karla que es una persona mayor que sabe lo que quiere si puede hacer lo que quiera y no hay problema, al parecer lo que dijo la amiga de Ivan en el capitulo anterior va hacer cierto, por que eso de tener sexo con 2 menores de edad y para acabar de rematar son sus alumnas no dice nada bueno de ella y como van las cosas se le va agregar otra a la lista, se que esto no le va a gustar a mas de una, pero es la verdad aunque les duela.

    Bombom7805

    ResponderEliminar
  4. aaaaaaaaa armando!!!!!!!!!!! wow sheila esta genial como siempre.. aaaaa me dejaste con la intriga del proximo capitulo!!!!! ps con respecto a laura creo que esta muy confiada diciendo que ella es el gran amor de karla... y ps armando.. definitivamente sin comentarios!.... aaa bombom con respecto a lo que dices, en mi opinion, karla ha cometido muchos errores al igual que laura como lo has mencionado, y ps no es ke "odie" a laura simplemente me parece que dennis seria mejor pareja para ella :D ahi veremos que pasara...
    y ps nuevamente gracias sheila!!!

    ResponderEliminar
  5. no ma hijo de la... queria terminar bien el desgraciado
    jajajjaja chido como siempre Sheila, pero mmmm se me hizo corto a diferencia de los otros o sera q lei muy rapido jajajjaja buenop hasta el proximo

    Att:Yuki M.

    ResponderEliminar
  6. holaaaaaaaa sheilaaaaaaa

    oye pues primero MOLTO GRATZIE ppreciosa, de verdad me encanto que me lo hayas dedicado, y pues como siempre te digo, tienes ese enorme talento de envolvernos con tu maravillosa escritura, es fantastico como logras introducirnos en la historia y coincido con todos los demas en que es un placer leerte y pues me uno a la adiccion por tus escritos, de verdad que eres una gran escritora, y bueno pues no me queda mas que darte las gracias por ser la persona que eres y por llenar de alegria mi vida, es maravilloso contar con una persona como tú, te mando besos y muchos abrazos, cuidate y suerte en el trabajo y en tu vida personal.

    Ross

    ResponderEliminar
  7. En vdd me tienes atrapada con esta historia u.u
    es mi pequeño vicioso nuevo x3
    Yo tmb opino que Karla rescatara a Dennis pq armando no puede ma bien no debe de hacerle daño ademas de que no quiero hehe pobre tiene mucho en que pensar y lo ultimo que falta es que el tonto de armando la rape ¬¬´
    Pues pobre Ivan la neta pero tmb andres vivir cuidando cada detalle de su vida por la de su pareja me parece algo extremos asi que apoyo a andres y al :)
    Y me parece genial que Esmeralda lograra entender que su prima Camila es importante en su vida y deje ciertas cosas para estar con ella
    Me intriga que pasara con Laura en vdd soy una vicia u.u
    Muchas felicidades en vdd escribes muy muy muy bien :)
    En la madrugada me tome la libertad de leer tus otras fanfics pero los cortos jeje y en vdd so muy buenos congrats (y)

    ResponderEliminar
  8. omg!!!!

    karla!!!!!! salva a dennis!!!!!
    XD
    exelente historia

    ResponderEliminar
  9. Brigida ^^_^^
    Hola!!!!!!!!! Sheila_Sama de los fics màs romànticos que he leido entre chicas que tenia tiempo que no comentaba pero que me he leìdo todo lo que has escrito hasta ahora con muchas ansias .......y que ahora continuas con "amor en preparatoria" es definitivo de hecho desde el principio del fics a mi siempre me gusto esa posible parejita de Karla_Dennis creo que lo comenta hace tiempo y eso que todavìa Karla estaba con Laura.... por ese comentario que hace Dennnis de Karla tu sabes esa sutilesas que de Odio_ Amor hay un solo paso ..jajajaja pero adelante que esta historia a mi me tiene enganchadìsima y nada que desearte lo mejor Sheila_Sama por escribir estas historias para nosotras que sepas que somos tus "fans" incondicionales siempre esperando que de tu pluma salga algo con que seguir soñando con el amor... que a veces no es como lo deseamos pero na.... a seguir leyendo que amo leer y si son tus historias entre chicas màs ..màs màs... qquiero màs amor en mi vida...gracias Shila -Sama
    Caracas- Venezuela
    Brigida
    love&kiss

    ResponderEliminar
  10. ole mi Sheila - sama!!! un beso y un abrazo!!!

    ké puedo decir si llegué tarde y lo dijeron too!!! pero sí ke Karla la salve, ya me lo temía de ese malhijo... si Armando se tenía ke llamar... y px Laura bye keep dreaming!!! lo de la tipa esa y el andrés el colmo... lo ke dijo él no es cierto... si keres a alguien corregis aspectos de tu vida... lo ke pasa es ke nuestra gran escritora nos plantea su punto de vista... ke es egoísta... ke pena esa decisión tan mal tomada, hay mejores maneras de dejar a alguien... y px mal Ivan, también... me identifiké con el hombro malo de Dennis...jujuju y ya kiero más KxD!!! pa cuándo el próximo??

    love,
    Nachi

    ResponderEliminar
  11. #$%#$%$%$#&&!!!!!!!!!!! Es que si le hace algo ese imbécil a Dennis lo mato!!!!!! no se como pero lo mato!!!!! ToT Ojalá Karla llegue justo y la salve o si no estaré una semana llorando por la próxima continuación, ya lo veo venir ToT

    Buenísima continuación, espero ansiosa la siguiente! ánimo y fuerza Sheila

    Un abrazos y saludos ^^

    ResponderEliminar
  12. Increible historia, gran continuacion.
    congratz! :)

    ResponderEliminar
  13. aaa....genial la conti......pofa sube rapido la siguiente q no me aguanto la intriga....uy!!! pobre de armando donde le haga algo a dennis!!!! ¬¬

    ResponderEliminar
  14. jajaja esta genial pero me parecio terrible lo del chico ojala vaya karla y la salve, para mi que pasa algo entre ellas jeje
    no se porque pero tengo el presentimiento jeje
    esta super buena tu historia y cada vez que la leo me dejas mas intrigada
    la verdad es la primera vez que la sigo asi pues porque la lei por primera vez toda hasta el capitulo anterioir y debo decirte que me encató y me sigue gustando
    bueno eso era todo
    espero que sigas publicando y yo seguire leyendo

    bye besistos

    ResponderEliminar
  15. He seguido de hace tiempo tu historia y por fin me animo a escribir en tu blog.

    Me ha gustado mucho la historia y siempre me dejas con ganas de seguir leyendo más, incluso me impacientaba cuando colocaban en el tag cuantos dias faltaban para la continuación XD

    Sin dudas mi personaje favorito es Karla aunque hay cosas de ella que no me gustan mucho como que sea demaciado dependiente ojalá que pase algo con Denisse, estoy que me muero de la curiosidad!!! >.<, yaaa juntalas de una vez por favor!! por mi bienestar mental XDDDD

    Maldito Armando que se cree!!!, castración para él xDD, que aparezca Karla y la rescate!!!!

    Por otro lado... me da risa la actitud de Laura jura que después de un año y largarse sin avisar Karla va a seguir pensando en ella, pobre ilusa XD ojalá y cuando llegue se encuentre con la sorpresita que Karla y Denisse estén juntas jojojojo

    Yaa ahora me despido =)

    Muchas gracias por tomarte el tiempo de poder seguir actualizando la historia =P


    Bye muchos saludos =)


    Pau

    ResponderEliminar
  16. hola: muy buena historia, en verdad la empece a leer gracias a mi novia Thali, a la cual amo muchisimo, gracias Sheila por tu historia...

    ResponderEliminar
  17. Que magnifica continuación, gracias por la entrega mi escritora favorita Sheila-Sama... no podría explicar lo emocionada que me senti al leer cada palabra. Simplemente espectacular la continuación, como dijeron algunos comentarios anterios es como una adicción esta hermosa historia... waa me quedo con la intriga y me muerdo el labio por saber que sucedera con Dennis [si armando le llega a hacer algo lo matare ¬¬! aunque sea ficticio XD]
    Esperare pronto la siguiente entrega [solo espero que no sea mucho tiempo o me volvere locaa]

    No podre comer bien de la espera XD y eso que estoy en recuperación de la anemia. Por cierto muchas gracias por darme aliento y el buen consejo... nunca me senti mejor como me siento ahora, como me gustaria casarme con usted mi escritora ^w^ [jeje claro que lo digo por la gran admiración que le tengo]

    Cuidese y que le vaya bien ;)

    ResponderEliminar
  18. ESTOY ENAMORADA DE TI!!! QUE FORMA DE ESCRIBIR, ERES LA PRIMERA QUE LOGRA CAUTIVARME DE TAL MANERA NO HE DORMIDO, PERO NO IMPORTA...

    ATTE. CHRIZ

    ResponderEliminar
  19. a ver chikas... controlense!!! hagan la filita y px si cojan su formulario... lo llenan y de a una van pasando... pa saber con kien se keda Sheilita!!!

    cómo la ves?... tenés enamoradas y hasta propuesta de matrimonio!!!

    cuidate!!!
    love,

    Nachi

    ResponderEliminar
  20. DOS FORMULARIOS POR FAVOR! UNO PARA MI Y OTRO PARA MI NOVIA QUE TAMBIÉN SE HA ENAMORADO DE TI... ¬¬

    ResponderEliminar
  21. No pues que lindas, xDDDDD solo pido que sea mayor de 25 no mayor de 34 y que no se encele de mis querisimas fans!!!! xDDDDDD

    Nah broma, pues muchisimas Gracias por tan hermosas palabras, gracias por seguir esta historia que escribo con todo el corazón por ustedes y para ustedes, en verdad me da gusto saber que aman a cada uno de mis personajes, lo más importante para mi es precisamente provocar en ustedes esa serie de emociones que los hacen soñar, amar, odiar, llorar, reír y convivir con cada sentimiento que trato de expresar en cada parrafo que escribo.

    No tengo palabas para describir como me hacen sentir cada uno de sus comentarios, son bellisimos y cada uno de ellos me llena de una enorme felicidad que se siente fuerte aquí dentro de mi corazón. Me alegra ser capaz de hacerlos soñar y or un ratito llevarlos lejos a un sitio donde pueden sentirse gratamente emocionados.

    Muchisimas Gracias!!!!!

    Besos a todas y todos y cada una y uno de ustedes!!!!

    Les Amo!!!!!

    p.d. el siguiente capítulo de amor en preparatoría será más largo eso es seguro.

    ResponderEliminar
  22. VAYA... CREO QUE ME FALTAN 4 AÑOS PARA CUMPLIR CON TU REQUISITO, T.T SIN EMBARGO, NO DEJO DE SOÑAR CONTIGO Y CON TUS HISTORIAS... CUIDATE MUCHO, Y MUCHÍSIMAS GRACIAS POR VOLVERNOS LOCAS CON TODO LO QUE ESCRIBES!! POR CIERTO QUE ME HE VUELTO TAN ADICTA A TI, QUE VISITO A DIARIO TU BLOG. XD
    ATTE CHRIZ

    ResponderEliminar
  23. Me encanto este capítulo, el toque del saco estuvo muy divertido ya quiero ver que va a pasar entre Dennis y Karla (en realidad ya estoy desesperadita XDDD), otra cosa que me gusto mucho es ver que Laura está intentando madurar un poco, sin embargo, el hecho de que crea que Karla va a estar esperándola cuando ella regrese me moleta, la verdad es que no entiendo cómo puede pensar que después de todo lo que paso entre ellas va a estar esperándola como si nada. Por otro lado sigo pensando que Andrés se equivoco en la forma en la que corto con Iván, fue muy cruel a pesar de que este tiene serios problemas de autoestima por que intentar retener a alguien con amenazas e intentos de suicidio no es lo más sano, aun así creo que pudo haber terminado con el de otra manera y no acostándose con Al en el apartamento donde compartieron 10 años de sus vidas y en cuanto Al me gustaría ver si es capaz de ser monógama por que con esa manera tan libre de vivir el amor no sé si será capaz. Casi se me olvida este niño Armandito pero que tímido resulto ser (espero se note mi sarcasmo XD), mira que pedirle eso a Dennis estoy muy segura que con el carácter que se gasta Dennis lo va a poner en su sitio para que respete XD y otra cosa más que no tiene nada que ver con lo anterior es que me encanta la amistan que tienen Iván y Karla, espero que K ayude a Iván a superar la separación de la mejor forma posible.

    Mi queridísima amiga como siempre me dejas boquiabierta con esa manera de escribir tan maravillosa te mando muchísimos besos y abrazos.

    ResponderEliminar