domingo, 8 de agosto de 2010

Eternidad Episodio 1 Encuentro

Hola!!! Pues bien mis queridisimas y queridisimos Fans, les dejo el primer episodio de Eternidad. Espero que les guste y se los dedico a tod@s y cada uno de ustedes!!! Espero que les guste!!! L@s Amo!!!!



Episodio I

Encuentro.

En el Hospital Central de Nueva York la doctora Sharon terminaba su turno, una vez más salía tarde, el área de emergencias siempre era un campo de batalla agotador. Se sujeto su largo cabello rojizo en una cola mientras se miraba brevemente en el espejo, su mirada escudriño su rostro cansado pero sonrió suavemente al pensar en el relajante y largo baño que tomaría al llegar a su departamento, colgó la bata en su taquilla y suspiro satisfecha, el día de hoy no había tenido ningún paciente muerto, ni siquiera el que llego con una herida de bala en la cabeza y dos más en los brazos; la operación para la extracción de las balas había sido todo un éxito, contuvieron la hemorragia y las otras dos balas fueron extraídas sin mayor dificultad. Sí, estaba rendida pero satisfecha, una vez más le esperaba una comida congelada preparada en el microondas, un baño caliente, una taza de café y su cama suave y confortable, quizás un cuerpo extra en esa cama no estaría de más pero su único pretendiente Steve no era su tipo, demasiado controlador pensaba Sharon y justo estaba pensando en su rubio pretendiente cuando este llegó y le miró sonriente.

- ¿Lista para irnos? – le pregunto mientras se sacaba las gafas y las guardaba en un estuche, sus verdeazulados ojos le miraron inquisitivos sin perder la sonrisa de sus labios.

- Sí, el día de hoy ha estado de muerte – le dijo para después soltar un bostezo que contagio a su admirador.

- Ni que lo digas – le respondió él mientras se quitaba la bata blanca y la metía en su taquilla – escuche que salvaste al chico que llego con herida de bala en brazos y cabeza.

- Sí, fue una verdadera suerte que haya llegado con prontitud la ambulancia y esos dos paramédicos nuevos son muy buenos en su labor.

- ¿Te refieres a Mike y a Thomas? – preguntó mientras la curvatura de sus labios descendía ligeramente.

- Sí y no te pongas celoso, recuerda que tu y yo solo somos amigos.

- ¿Vas a recordármelo todas las noches?

- Si es necesario – Sharon se soltó a reír por lo bajo – de cualquier manera Steve yo me voy, estoy cansada y quiero llegar pronto a casa, casi es media noche.

- Te llevaré a tu casa – le dijo el hombre mientras se echaba encima el saco – solo tengo que subir a revisar a un paciente, no tardaré demasiado espérame en la entrada del hospital, te veré ahí en diez minutos.

- No es necesario Steve puedo irme sola a casa – le dijo mientras se ponía su suéter azul obscuro y tomaba su bolso.

- Si la cuidad es peligrosa de día lo es mucho más de noche Sharon – le dijo Steve clavando sus verdeazulados ojos en los mieles ojos de Sharon.

- Sé cuidarme sola Steve – le dijo con un aire de suficiencia y le guiño un ojo – además no he tenido oportunidad de poner en práctica esas lecciones de defensa personal por las que tanto pagué - se rió de buena gana.

- ¿Te parece gracioso? – Steve se molesto por la simpleza de las palabras de la joven mujer – no te lo parecerá si te llega a suceder algo – le dijo meneando la cabeza en negativo – y para colmo sigues sin comprarte un auto.

- Estamos en Nueva York ¿para que necesito un automóvil? – le sonrió ligeramente.

- No admito un no como respuesta – le dijo – espérame fuera ya te alcanzaré.

- Como quieras – Sharon se encogió de hombros y paso a un lado de él.

Dos minutos después Sharon esperaba fuera del hospital, el viento se sentía ligeramente frío y pese a todo decidió esperar a Steve, sin embargo pasados quince minutos se irritó.

- “No voy a volver a esperar más de media hora como siempre Steve” – pensó y se dirigió a la calle, suspiró profundamente mientras el primer taxi se pasaba de largo sin detenerse – “mierda, estoy cansada, quizás la idea de comprarme un auto no sería mala idea, pero con el tráfico que luego suele haber terminaría por abandonar mi auto en plena avenida” – pasaron tres taxis más dos de los cuales tenían pasaje y el último simplemente no quiso detenerse - ¡Fantástico solo esto me faltaba! – dijo ligeramente exasperada miró su reloj que marcaba las doce y veinte minutos, dejo vagar su mirada por ambos lados de la calle – “bueno, no es la primera vez que me voy caminando a casa” – pensó – “además todavía hay algo de gente, solo son seis calles ¿qué podría pasar? Ya lo he hecho antes así que no debe de haber ningún problema” – y con esto en mente empezó a caminar; cuando se hubo alejado del Hospital se rió por lo bajo – “estoy segura que Steve se molestará... es un buen tipo pero el solo hecho de imaginar tenerlo como pareja me incomoda… demasiado posesivo y controlador… no definitivamente no es la persona que estoy buscando” – conforme seguía caminando las calles empezaron a tornarse cada vez menos pobladas hasta que se dio cuenta de que ella era la única que caminaba por esa calle larga y desierta – “no pasa nada… no pasa nada” – se repetía ligeramente nerviosa.

La brisa fría de la noche estaba plagada con su maravillosa esencia, olía verdaderamente bien, mientras esperaba de pie en el techo de su edificio, un súbito arrebato por verla me hizo sentir más viva que nunca, deseaba verla… no… mejor dicho anhelaba verla… ella estaba nerviosa, podía percibirlo, mi dulce y gentil presa tenía miedo, decidí ir hacia ella encontrarla sería fácil su esencia me guiaría.

- “Vamos Sharon, es ridículo que te encuentres tan nerviosa tres calles más y habrás llegado” – pensó la chica mientras caminaba ligeramente más deprisa – “además no es la primera vez que caminas por aquí así que no hay razón para que…” – el ruido de unas repentinas pisadas tras ella le tensaron todos los músculos del cuerpo – “sigue caminando Sharon, sigue caminando” – se dijo así misma mientras sentía sus piernas desfallecer por el miedo que por poco la paraliza – “más rápido Sharon, más rápido” – el veloz martilleo de los pasos tras ella le provocaron que el corazón le latiera con desenfreno – “¡Mierda! ¿por qué no esperé a Steve?” – pensó maldiciendo su desafió – los pasos que venían tras ella empezaron una carrera que provocó en Sharon una oleada de pánico, se echo a correr sin mirar hacia atrás ni un momento sentía que el corazón se le saldría del pecho por el terror que estaba comenzando a invadirla y de repente el agarre de una tosca mano le hizo emitir un grito que fue ahogado cuando la otra mano le tapo rudamente la boca. La repentina parada les hizo caer a ambos al suelo el sujeto no dejaba de presionar la boca de Sharon quien mantenía los ojos desmesuradamente abiertos. El sujeto le hablo al oído.

- Deja de resistirte – le siseo jadeante en el oído – o te mataré en este instante, con una velocidad asombrosa el sujeto sacó una navaja y se la coloco al cuello ejerciendo tal presión que Sharon sintió el frío metal apretar su trémula piel – quédate quieta o te mato en este instante – le dijo amenazante – y Sharon dejo de forcejear – “Dios esto no puede estar pasando, esto no está pasando” – se repitió mentalmente una y otra vez – el sujeto la levanto casi sin esfuerzo y la llevo a rastras hasta un callejón cercano – “¡me va a matar, me va a matar, ¿por qué soy tan testaruda?, ¿por qué no esperé a Steve?, ¡Dios mío voy a morir!, ¡voy a morir!” – Sharon sentía el golpeteo sin cesar de su corazón contra su pecho, una aprensión del tamaño del mundo se apodero de ella cuando el sujeto la aventó contra la pared y se recargó tras ella.

- Tranquila palomita – le susurró en su oído provocándole una oleada de terror infinito – se que te gustará – dijo con voz ronca – la tosca mano con la navaja bajo hasta el pantalón de Sharon y escucho el rasgado del metal cortar con parsimonia la tela.

- “¡Dios mío! ¡va a violarme! ¡va a matarme!” – Sharon sintió que el mundo se le caía encima.

- ¡Hey! – esa voz hizo que el sujeto soltará a su presa. Volvió el rostro y no supo que sucedió un golpe sonoro de tronar de huesos lleno el vació del semiobscuro callejón, el rostro del criminal fue sujetado por una fuerte mano que lo arrojó con violencia al suelo cayendo de espaldas con tal fuerza que se escucho claramente como su cráneo se partía en dos.

Sharon mantenía la mirada en la pared, todo sucedió tan rápido… ¿qué?... ¿qué había sucedido? Conteniendo el miedo y el llanto se dio la vuelta lentamente sus ojos se toparon con la figura de una alta, una en verdad alta mujer debía medir casi un metro ochenta y cinco su rubia cabellera era ondulada suavemente por la fría brisa que acarició las pálidas mejillas de Sharon con un toque casi metálico y lastimoso. Su larga y rubia cabellera brillaba tenuemente a la mortecina y parpadeante luz de una lámpara que amenazaba con extinguirse en cualquier momento. Esa mujer estaba a un lado del sujeto mirándolo con un gesto de desdén como quien mira un animal muerto de hace días. El perfil de ese rostro parecía haber sido esculpido por el más exquisito de todos los artistas, si las aletas de la nariz de esa mujer no se hubieran movido por un momento Sharon hubiera jurado que se trataba de una estatua perfecta y detallada, la mujer parecía percibir algo con su olfato giro lentamente el rostro hasta posar sus azules ojos en los mieles de Sharon ese color azul tenía un tenue brillo difícil de explicar, eran dos cielos claros los que le miraban, un azul sutil… una sensación de paz e irónicamente de peligro se cernían en esos hermosos ojos azul cielo que miraban atentamente cada gesto del rostro de Sharon cuyas piernas cedieron llevándola irremediablemente al piso; el silencio entre ambas era sofocante. Por fin tras unos minutos Sharon pudo articular palabra.

- ¿Qué… qué paso? – pregunto pero más para sí misma que para la mujer que en determinado momento volvió el rostro hacia el desgraciado que yacía en el pavimento y en ese momento Sharon se percato de la situación, asesino o no, violador o no había un hombre tirado, un charco de sangre se había formado en torno a su cabeza extendiéndose hasta sus hombros. Con un temblor de piernas se levanto como pudo y se acerco al hombre que momentos antes le atacara. Se arrodilló a un lado de él y con un rápido vistazo se percato de la gravedad de la situación.

- Este hombre está sumamente herido está perdiendo muchísima sangre tenemos que llevarlo de emergencia al hospital – dijo con la voz seca y alarmada.

- Esta muerto – la voz ligeramente grave de la mujer resonó en los oídos de Sharon quien elevo la vista observando el desdén que esos ojos mostraban al sujeto que yacía inmóvil en el suelo.

- ¿Cómo dices? – pregunto Sharon mientras le buscaba el pulso en la muñeca y en el cuello - ¡Oh! ¡Dios! ¡esta muerto! – exclamo levantándose temblando por completo al levantar la vista se dio cuenta de que estaba sola.

- ¡Oye! ¡Dónde… ¿dónde estás?... – miro hacia todos lados y un súbito terror la invadió de nuevo ¿acaso estaba viendo visiones?, ¿esa mujer había estado ahí?... era imposible que en los pocos segundos que tardo en revisar los signos de su agresor esa mujer hubiera desparecido - ¿pero qué fue lo que paso? – pregunto casi sin voz mientras sacudía la cabeza un par de veces, se alejo del cadáver revolvió entre los bolsillos de su vestimenta buscando su celular, no lo llevaba encima debía estar dentro de su bolso. Su bolso ¿dónde había quedado su bolso? Recorrió con la mirada el sitio y por fin la vio tirada junto a una bolsa de basura, la tomo rápidamente y busco su celular marco inmediatamente 91… sin embargo no pudo terminar de marca él número, miró una última vez el cadáver y salió a toda prisa de es callejón con paso tan veloz como pudo y sin mirar atrás.

- Esa mujer – dijo por lo bajo Steve - ¿por qué siempre tiene que hacer lo qué se le pega la gana? – golpeo ligeramente el volante de su auto – no quiero que llegue el día en que me llamen para ir a reconocer su cadáver… si tan solo lograra convencerla para que se casase conmigo… pero siempre está con esa necedad de decir que no… - chasqueo la lengua mientras se detenía en un semáforo en rojo – de una u otra forma serás mía Sharon – dijo mientras se ponía nuevamente en marcha.

Cuando Sharon cerró la Puerta todavía temblaba, se dejo caer tras la puerta y comenzó a llorar de forma convulsa se abrazo así misma mientras negaba con la cabeza. Sentía culpa, vergüenza, coraje, frustración… una mezcla de sentimientos que le amargaron la boca con un sabor metálico y rancio, el corazón se le contristo, era médico, era médico y había sido incapaz de marcar a emergencias para que recogieran el cadáver de ese criminal…

Katherine estaba sentada en la escalera de incendios respirando profundamente con los ojos cerrados el almizcleño perfume que se elevaba suavemente en el aire proveniente de Sharon le invadía todos sus sentidos; sonrió ligeramente mientras pensaba en lo absurdo que pueden ser algunos sentimientos como la culpa.

- “Ese animal iba a violarte y a matarte – pensó - no llamaste a emergencias ¿verdad?" – su sonrisa se ensancho – mi pequeño ángel – musito casi sin voz – deja que se pudra en ese callejón – suspiró suavemente – no dejaré que te hagan daño si alguien va a hacerlo esa seré yo.

Sharon se levanto y encendió la luz del pasillo, toda ella temblaba, había un hombre muerto, asesinado en su presencia sin que ella se percatara de cómo había sucedido, en aquel momento en el callejón estaba tan aterrorizada que aún cuando le pedía a su cuerpo que reaccionara y se moviera este simplemente se había quedado rígido en su sitió, recordó el sonido de los huesos al romperse y un crujido que le hizo estremecerse por completo; cuando pudo moverse vio a esa mujer de pie mirando al sujeto que yacía en el suelo, al verlo ahí tirado dentro de Sharon una sensación de paz le invadió el alma y dentro de sí, muy dentro de sí rogo porque estuviera muerto. Sharon se acerco a su pequeña cantina y con mano temblorosa se sirvió un vaso con Whiskey, estaba tan nerviosa que parte del contenido se vació sobre la barra; apresuro el trago, sintió como le quemaba a su paso y el intenso calor que se desprendió en su pecho calentando su sudoroso cuerpo frío, tosió ligeramente y volvió llenar el vaso una segunda, una tercera y una cuarta vez.

Dejo un reguero de ropa hasta llegar al cuarto de baño lleno la tina y se hundió en el agua caliente, su tenso cuerpo se relajo poco a poco, se echo agua a la cara y volvió a llorar, sus manos temblaban, toda ella temblaba.

- ¡Dios mío! – exclamo por fin – pude haber muerto – cerró los ojos y el recuerdo de… ¿quién era esa mujer?... ¿una asesina?... ¿su salvadora?...la había visto bien… quizás por el shock… o quizás por el sentimiento de agradecimiento el rostro de esa mujer se grabo en su memoria… si hubiera llamado a la policía habría tenido que declarar… esa mujer le había salvado de morir… ¿cómo podría entonces declarar que por salvarla había matado a ese sujeto?... era un crimen… de eso no había duda… pero… ¿por matar a esa escoria esa mujer debía pagar? … no… no… - negó con la cabeza; ella le había salvado la vida… lo que ocurrió en ese callejón se quedaría enterrado ahí, en unas horas más el sol saldría, un nuevo día comenzaría… y todo ese asunto debería de ser olvidado. Esa mujer le había salvado la vida eso era lo único que contaba… eso y nada más, se apresuro a terminar su quinto vaso de Whiskey y los ojos se le cerraron la tensión del trabajo, más el súbito terror que hubo vivido y el Whiskey le noquearon por completo.

La ventana de la escalera de incendios se abrió cuidadosamente, Katherine entro sigilosamente, se acerco a la cantina y vio sobre la barra la botella de Whiskey, sonrió suavemente y al girar el rostro observo el rastro de ropa que terminaba en la puerta del baño. Abrió la puerta y vio a Sharon recostada en el agua, el vaso había caído de su mano pero no se había roto, se quedo mirándole un rato desde el umbral de la puerta, hasta que el vapor del agua no se vio más. Se acerco a ella con paso tranquilo y silencioso se quito su suéter negro y se quedo solo con una fina blusa sin mangas del mismo color se inclino hacía ella y le paso un brazo por las coyunturas de las piernas y el otro por debajo de la espalda y la levanto con una facilidad inusitada el agua que escurrió del cuerpo de la chica que llevaba en brazos le mojo la ropa pero no le importo salió del baño llevando a su pequeña presa entre sus brazos, la llevo hasta su recámara y la recostó sobre la cama fue al cuarto de baño nuevamente y tomo una toalla y su suéter, al regresar vio que la chica temblaba ligeramente, seco su cuerpo con la toalla suavemente para no despertarla el cabello no se le había mojado demasiado así que le resulto fácil secárselo. Movió las sábanas y la introdujo en las mismas le cubrió el cuerpo por entero. Katherine se recostó a su lado el calor del cuerpo de esa chica le permitió oler nuevamente su esencia, respiro profundamente dejándose invadir por la ansiedad de probarla, coloco sus dedos sobre la yugular de Sharon y sintió un toque eléctrico recorrerle el cuerpo entero ahí estaba la vida… su necesario medio de subsistencia… sonrió ligeramente al recordar el montón de historias que se cernían sobre ellos… si supieran la verdad… si tan solo dejarán de ser tan supersticiosos… entonces sabrían la realidad sobre ellos.

Katherine se perdió una vez más en los trazos finos de ese rostro que dormía apaciblemente hasta que el cielo se torno ligeramente azuloso.

- Tengo que irme mi pequeño ángel – susurró y se levanto de la cama, le acarició la frente – ahora tengo un motivo para someterme al tratamiento enzimático, te quiero ver no solo por las noches sino también por el día – se inclino y beso fugazmente sus labios conteniendo las ansias de mordérselos – se separó de ella justo a tiempo antes de que su autocontrol cediera y se sacudió la cabeza – demasiado tentador – dijo apretando la mandíbula y suspiro con fuerza – debo de tener cuidado… mucho cuidado.

Salió por la escalera de incendios perdiéndose entre las calles mientras el cielo poco a poco perdía su oscuro color.

Fin de Episodio 1

23 comentarios:

  1. Que capitulo tan emocionante, me gusto muchísimo, ya quiero leer el próximo. Me fascino la parte de la persecución, el rescate y hasta el momento en que Katherine entro al apartamento de Sharon la saco del baño y la acostó en su cama fue verdaderamente electrizante y déjame decirte que ese Steve ya me cae mal como esta eso de que Sharon va a ser suya sea como sea ese tipo de expresión me revienta, en serio ya lo quiero linchar XDDD.

    En fin mi querida Sheila maravillosa historia, espero que puedas publicar el próximo capítulo pronto y como siempre corazón,extraordinario trabajo, te mando miles de besos y muchos abrazos ˄_˄.

    ResponderEliminar
  2. WOOOOWW!!!! Una historia nueva y cada vez me encanta más y más tu forma de escribir y de transportarme a la historia escrita, no cabde duda de que tu talento es infinito e increible, felicidades una vez más Sheila, y espero la continuacion lo más pronto que puedas, se que has de andar ocupada con el trabajo, pero esperare pacientemente por tu continuacion, porque definitivamente cada espera vale la pena, cuidate y seguimos en contacto

    Rosalba

    ResponderEliminar
  3. eh, buena historia...interesante!! no me queda mas que sumarme al grupo a esperar la continuacion...te traes algo realmente bueno ne, sheila-san? jajajajaja. uhmm...es un toque muy romantico el detalle de sacarla de la bañera y recostarla en cama...asi quien se preocupaba de una mordidita...jejeje.
    bien, quedo al pendiente de la continuacion.

    ResponderEliminar
  4. Oh Gosh
    Sheila es increible
    me a gustado muchisimo
    no puedo esperar para leer mas
    ke ermozo eso de sacarla de la bañera *¬*
    Estare esperando la conti Sheila-Sama
    ERes la Mejor =D

    ResponderEliminar
  5. Muy buen fic, va interesante
    espero la continuacion con ansias :D

    ResponderEliminar
  6. Muy buena historia Sheila, de verdad sumamente interesante.

    Espero que pronto haya un encuentro entre ellas y tambien que se publique pronto una continuación.

    Increible como todo lo que escribes. Que estes muy bien...

    ResponderEliminar
  7. que de enamorada de este nuevo fic, es muy interesante y tiene de todo, no esta de mas decir que quiero conti.

    bombom7805

    ResponderEliminar
  8. bueno y ké más puedo yo agregar a lo ke ya han dicho las demás, lástima no haber leído sino hasta aká, pero iwal mucha ocupación y tambn autocontrol,mira ke leerme el otro de a capi x día, jujuju, pero gracias a ello me puedo controlar...

    ahh px ahí como ke la emoción te jugó chueco y se te chispoteó:

    "Abrió la puerta y vio a Katherine recostada en el agua, el vaso había caído de su mano pero no se había roto..."

    ke no era Sharon la ke bebía??? ayy mi Sheilita kién te tiene en el limbo???

    y mirá ke no se cómo le hacés para poner otro de mis nombres fav, y ahora es médico!!! dale!!! continualo ke ya me prendé de éste tambn y ojalá no demores tanto como con AenP.

    ke largo, vaya!!! love,
    Nachi

    ResponderEliminar
  9. ayyyyyyyyyy si porfavor Sheila-Sama eso del vaso esta asì còm que pas`+o...pero naaaaaaaaa esta historia esta comenzando señoras..sorry señoritas...y esta muy buena como tod lo que escribe nuestraShiela-Sama como siempre sigue adenate porfaaaaaaa..love&kiss
    brigida

    ResponderEliminar
  10. QUE LINDO, muy interesante....!!!! hola sheila, esta muy bueno el capitulo jaja tdo lo que escribes es bueno... sigue adelante... =) recien vuelvo a leer todo lo que escribes aqui, ya me estoy poniendo al dia..!!! =) espero te sigas acordando de mi.. =( =) sabes mañana 15 de agosto es mi cumple.. jajaja... regalame un capitulo de amor en preparatoia.. se esta poniendo a todo darrr..... buenisimo... tambien ya me enganche a esta historia..!!!!

    besos sheila y lindo dia..... =)

    ResponderEliminar
  11. wooooooooo genial por favor tienes q seguir con esta historia es simplemente genial x dios mis respetos para ti por favor sigue con esta historia ya amoooooooooo a los vampiros

    ResponderEliminar
  12. *¬* nunka habia leido algo igual esta genial q digo genial super genial jajaja esta leeendoO ya kiero leer el capi sigientee jejeje xDDD suerte

    ResponderEliminar
  13. muy entretenido el capitulo!! espero que sigamos leyendo esta historia n_n
    saluditoos!!
    gracias por compartirla con nosotros!!

    ResponderEliminar
  14. ~O~ wau que buen capitulo espero que hagas mas xD

    ResponderEliminar
  15. sheila cariño aun espero q esta historia pase del primer cap de verdad q me facino

    ResponderEliminar
  16. ola jaja soy nueva aki me encanto tu historia no puedo esperar por el nuevo capitulo perdon por no comentar en el primer capi te felicito !!!! jaja eres la mejor espero y no tardes mucho jejeje

    ResponderEliminar
  17. oye Sheyla deverias de seguir con esta historia en verdad mmmmm..... que me has dejado picada en saber que pasara en este historia :)

    ResponderEliminar
  18. Esta historia esta realmente buena, porque no la terminas en vez de hacer muchos fanfic? Porfaa que este esta super bueno y es original.

    ResponderEliminar
  19. Oh por Dios!!! Me encanto!! Pirfas siguelo!!

    ResponderEliminar
  20. *-* me encanto esta historia u.u pero me siento mal por ver que ya no contunia QwQ me gustaria saber que pasa despues por favor soy fan de tus historias y no ne quiero quedar con la introga :c

    ResponderEliminar
  21. Sheila tus historias son mágicas. Por favor, continuala!

    ResponderEliminar
  22. Ya no la sigues? Esta interesantisima la historia, eres excelente escribiendo, me alegra mucho haber encontrado esta pagina. Espero una continuación... Saludos!!

    ResponderEliminar
  23. yo opino lo mismo que sora., es una lastima que no continues con la historia... sinseramente a mi me facino y me re atrapo la historia, y mira que soy muy despistada y me aburro enseguida si tengo que leer pero me ree enganche y ya la lei tres beses jajaajjj..... solo espero que puedas seguir escribiendo mas de la historia y te reee felicito sos super escribiendo..

    ResponderEliminar