lunes, 5 de julio de 2010

UNA DURA BIENVENIDA One-shot en serie de Samantha y Alyssa

Hola mis amadisimas y amadisimos Fans esta noche les traigo este nuevo One-shot inspirado en otro One-shot que ya había escrito antes para mayor referencia lean Una captura, una confesión ¿tu de mi? es decir ¿las dos? One- Shot si no lo han leído es mejor que lo hagan ya que de ahí deriva este One-shot que pienso ir subiendo en serie ¿saben?  y mientras pienso en que titulo le pondré  a la serie en general les dejo este Capítulo xDDD es que me enamoré de estos personajes Samantha Hall y Alyssa Green. Ojala les guste!!

Con dedicatoría especial para Miyuki2103, Bahamuth, Jenniferyma, Alternative Culture, Wendy, Giada, Whitewarrior, Fujino Kaichou, Eldest88, lucia, 83266, Nanchi, Zata, Yuki-Hellsing, Bombom7805, Luz, Lucia, Nena_chan y a Tod@s las personas que conforman a esta pequeña comunidad ya somos 64!!!!

Gracias Por Leer ojala les guste!!!!

Mil besos a todas y todos!!!!!

UNA DURA BIENVENIDA

Mi padre solía contarme cuentos de hadas, historias donde la bella princesa era rescatada por el valiente príncipe quién derrotaba al enemigo y llevaba a la princesa en sus fuertes brazos para subirla a su brioso corcel y entonces emprendían un viaje hacía un final donde vivirían felices para siempre… para siempre… un príncipe… yo esperaba un príncipe… un príncipe que me rescatase de las garras del monstruo que me tenía presa… sin embargo nunca imaginé que mi príncipe fuera en realidad una princesa… una hermosa princesa de cabello rubio obscuro de 1.75 cm de alto y de ojos grises… una princesa que no blandió una espada sino una pistola nueve milímetros… mi princesa… Samantha Hall…

- ¡FBI! ¡Edward Collins! ¡No se mueva! – la portentosa voz hizo eco en el semi-oscuro sótano de la vieja casa de los Collins - ¡suelte el cuchillo y levante las manos! – el sujeto no volvió el rostro miraba mis ojos fijamente yo sabía que no había salida - cerré los ojos con fuerza mientras sentía la fría hoja del cuchillo hundírseme en la mejilla – ¡¡Nooooo!!¡¡Aaaaaahhhhhhhhhhh!! – grité

- ¡¡Suelte el cuchillo!! – grito mi salvadora pero él no hizo caso, su mano izquierda guardaba una sorpresa… se volvió rápidamente y…


Se oyeron 3 disparos y entonces el sujeto cayó a mis pies, comencé a llorar de forma convulsa pidiendo a gritos que me soltaran y me sacaran de ahí… vi a mi compañera de unidad bajar el arma y acercarse a mi no sin antes agacharse y cerciorarse de que Collins había muerto, observé entre lagrimas que más agentes entraban al sótano.

- Tranquila… tranquila Agente Moss ya todo a acabado – me dijo mi salvadora sosteniendo mi rostro ensangrentado con cuidado – está a salvo, todo, todo está bien – sus ojos se posaron en los míos eran cálidos… muy diferentes a los fríos y vacíos ojos de Collins – ¡Oficial Doyle! – grito girando el rostro a un lado – ayúdeme a soltar a la Agente una de esas llaves que están en esa mesa debe de ser la que abra las esposas.

- N…no… no… las… l…las lleva en el cuello – logré decir entre gimoteos – por fa…vor… sáquen…me de aquí…

- ¿En el cuello? – me pregunto mientras soltaba mi rostro con cuidado y se agachaba examinar el cuerpo del hombre que yacía muerto a mis pies, las arranco de un tirón y se volvió a levantar.

- Ya pronto estará del todo libre – me dijo mientras metía la llave y me liberaba las manos entre ella y el Oficial Doyle me llevaron fuera de ese espantoso sitio.

Mientras salía los demás agentes estaban descolgando el resto de los cuerpos que el enfermo de Collins había colgado de las vigas que sostenían el techo, como si fueran ganado.

- ¡Uuff! Este tipo sí que era un carnicero – dijo el Agente Walton mientras miraba todo en derredor – este olor estropeara mi apetito por varios días – subrayo mientras se llevaba la mano a la cara cubriéndose la nariz y la boca con un pañuelo.

- Menos mal que pudimos dar con él a tiempo de otra forma – dijo Alyssa mirando a un par de oficiales que bajaban el segundo de los seis cuerpos que colgaban de las vigas sujetos a ganchos de metal.

- ¿Crees que la agente Moss lo supere?

- Es una chica fuerte – le respondió Alyssa acercándose a Collins – le llevara tiempo pero estoy segura que conseguirá hacerlo.

- Agente Green – la voz del Jefe de la Policía local llamo su atención provocando que esta se levantara y se girara para verlo – queremos agradecerles por su colaboración en este caso de no haber sido por el perfil que nos proporcionaron Edward Collins hubiera estado libre de toda sospecha, ¿quién lo hubiera imaginado? – pregunto el jefe de la policía echándole una última mirada al cuerpo que estaba siendo ya levantado – siempre fue un muchacho muy tranquilo, yo lo conocí cuando fue a reparar mi sistema de cable, nunca conocí a una persona que supiera escuchar como él, se mantenía alejado de problemas y aunque no hablaba demasiado con la gente siempre me pareció de lo más normal, nunca imagine que este hombre pudiera hacer este tipo de atrocidades.

- Los callados siempre son los peores – dijo Walton – guardan su odio y su rencor muy profundo y eso es la leña que alimenta sus deseos de venganza.

- Pero estas pobres chicas – dijo meneando la cabeza en negativo mientras caminaba junto a los agentes rumbo a las escaleras – ¿cómo pudieron dañarle?

- Era lo que representaban – acoto Alyssa – exitosas, jóvenes, amables a pesar de su carga laboral, algunas de ellas recién habían roto con sus respectivas parejas algo que sufrió él mismo cuando Alexandra Wise rompió con él, se sintió traicionado, abandonado tal como se sintió cuando sus padres murieron, cuando conoció a Alexandra creyó haber encontrado a la mitad de su alma y creyó que nunca estaría solo de nuevo, no olvidemos que esta chica lo trataba muy bien pero con lo que no contaba Collins era que para Alexandra Wise su carrera era más importante que cualquier relación y su afán de escalar a puestos más altos le hacía no interesarse en una relación duradera y Collins preparó todo para una boda que nunca se realizaría gastando hasta el último centavo que tenía; preparó una cena romántica y una boda sorpresa, supuso que Alexandra saltaría a sus brazos y al darle el anillo.

- Pero grande fue su sorpresa – le interrumpió Walton – cuando ella lo rechazo y básicamente lo corrió de su departamento exigiéndole que nunca más volviera a acercarse a ella.

- ¿Por una proposición de matrimonio? – pregunto el Jefe de la policía ligeramente extrañado – es la primera vez que oigo que una mujer se ofende a ese grado por algo así.

- Eso fue el pretexto que utilizo Alexandra – dijo retomando la palabra Alyssa – pues la realidad era que le mandaban como gerente a una sucursal en el extranjero y con eso se evitaba darle explicaciones a Collins, para él todas estas mujeres eran Alexandra Wise y todas debían ser castigadas.

- Vaya lío que se ha armado por no saber cómo seguir adelante y pasar página – dijo el jefe de la policía y suspiró meneando la cabeza en negativo.

- No tuvo tiempo de vengarse de Alexandra Wise – dijo Walton quien se sintió feliz de salir de ese sótano – ya que esta se fue al extranjero lo que enfureció más a Collins y entonces centro su atención en todas aquellas mujeres que tenían ciertos rasgos y parecidos con Alexandra y obviamente tenía el tiempo suficiente para conocerlas su trabajo como reparador de sistemas de cable le dio el tiempo para observar a sus víctimas, como era un hombre atractivo y buen escucha no tuvo problemas para ganarse la confianza de esas mujeres y entonces seleccionar a las perfectas candidatas.

- El tipo era un enfermo – dijo el jefe de la policía meneando la cabeza en negativo - ¿vieron el primer cuerpo que colgaba?, estaba cayéndose a pedazos de lo putrefacto que estaba.

- El necesitaba ver a sus víctimas y sentir el poder, verlas le hacía sentir que recuperaba el control perdido – dijo Alyssa mirando a lo lejos a su compañera y reciente amante la agente Samantha Hall quien subía a la ambulancia donde transportaban a la Agente Kristen Moss.

- Green, Walton – la voz de Taylor su jefe de unidad les hizo girar el rostro – hemos terminado aquí partimos mañana temprano así que vayan a descansar.

- Con gusto – dijo Walton – suspirando con cansancio – no he dormido bien estas últimas dos semanas.

- Taylor ¿y Samantha? – pegunto Alyssa

- Se ha ido al hospital con la agente Moss la pobre no a querido separarse de Samantha – dijo meneando la cabeza en negativo – tuvo suerte de que el corte casi fuera superficial.

- Iré a hacerle compañía al hospital – dijo Alyssa.

- Harás bien – le dijo Taylor conociendo a Samantha estoy seguro que querrá quedarse hasta saber en que condiciones se encuentra la agente Moss.

- Vaya suerte recién entra en la unidad y le tiene que suceder esto – dijo Walton chasqueando la lengua.

- Es algo a lo que constantemente nos enfrentamos – Taylor suspiro mientras miraba a los forenses cargar el cuerpo de Collins en una ambulancia.

- Es una pena que haya tenido que pasar por eso es tan joven – dijo Alyssa

- A final de cuentas es parte de nuestro trabajo – dijo Taylor sacándose las gafas y tallándose los ojos con los dedos índice y pulgar.

- A final de cuentas – repitió Alyssa en voz baja mientras se alejaba del ruido de las sirenas y de los oficiales que acordonaban el lugar.


****

Samantha estaba frente a una maquina dispensadora de café, presiono el botón de café americano y se llevo la mano a la frente.

- ¡Mierda! – exclamo en voz baja

- ¿Otra vez se te ha olvidado agregar el azúcar? – le pregunto Alyssa mientras posaba su mano sobre el hombro de su compañera.

- Alyssa – dijo un poco sorprendida para después sonreírle, su rostro se mostraba un poco cansado – sí, se me ha olvidado – le dijo suavemente mientras le miraba con suma intensidad.

- ¿Sucede algo Agente Hall? – le pregunto Alyssa mientras tomaba el café de la maquina y se lo llevaba a los labios.

- No, solo admiraba a mi mujer y cuidado esta caliente – le dijo con suavidad.

- ¿El café o tu mujer? – levanto la ceja y le miro seductoramente.

- ¡Aah! – exclamo suavemente tras una dócil sonrisa – tengo la seguridad de que el café lo esta pero mi mujer no sé – dijo con un suave ronroneo mirándola largamente con sus grandes y penetrantes ojos grises, haciendo que Alyssa se ruborizara suavemente – tendría que encerrarla en alguna habitación vacía y cerciorarme de ello – sonrió satisfecha al ver el rubor incrementarse en el rostro de la mujer que amaba y sacando unas monedas del bolsillo de su pantalón las metió en la maquina seleccionando nuevamente café americano.

- Espera – le dijo Alyssa presionando un par de veces el botón que regulaba la cantidad de azúcar – así esta mejor ¿verdad? – le guiño.

- Así esta mejor – le respondió Samantha sonriéndole con ternura.

- ¿Cómo se encuentra la agente Moss? – le pregunto Alyssa mientras miraba a su flamante novia girar el cuello de derecha a izquierda un par de veces y apretarse los hombros con sus manos.

- Aún no me dicen nada – le respondió tomando el vaso de la maquina llevándolo a sus labios – ¡ouch!

- Cuidado agente Hall esta caliente ¿lo recuerdas? – le dijo Alyssa soltando una simpática risita.

- Demonios ¿es qué siempre estaré peleada con el café? – dijo frunciendo levemente el entrecejo.

- Lo que pasa es que eres distraída – le tomo del brazo y se fueron a sentar a la sala de espera.

- Supongo que tendré que ser más cuidadosa – suspiró profundamente, su sonrisa se perdió mientras veía a una chica que pasaba tomada del brazo de quien parecía ser su madre la chica tenía una de sus manos enyesada y parte del rostro golpeado, no era difícil imaginar la escena, su novio o esposo seguro le había infligido esas heridas sin embargo no le extrañaba suponer que la mujer seguramente habría dicho que se había tratado de un accidente – meneo la cabeza en negativo mientras bajaba la cabeza y centraba su mirada en la humeante bebida.

- Sé lo que estas pensando Samantha – le dijo Alyssa con suavidad – no había forma de imaginar que sucedería de esa manera.

- Teníamos vigiladas las casas de las mujeres que Collins visitó y tenía que raptar a la agente Moss en ese mini súper – dijo Samantha con amarga ironía.

- No había manera de que pudiera no suceder porque con excepción de los ojos y la altura tiene un parecido enorme con Alexandra Wise, solo que no lo vimos hasta que sucedió… - suspiro mirando la blanca pared de la sala de espera.

- Cabello largo negro, ojos azules, 1.65cm de estatura, tez blanca… complexión delgada…esa es nuestra compañera…… Alexandra Wise cabello negro largo, 1.70cm de estatura, tez blanca, ojos verdes…complexión delgada - meneo la cabeza en negativo y se paso los dedos entre el cabello – debí haber visto la similitud – dijo con acritud

- No te culpes, ni te molestes contigo misma – Alyssa le paso el brazo por lo hombros – todos en el equipo estábamos haciendo el perfil y nos avocamos a las mujeres que tenían similitud con las primeras dos desaparecidas, obviamente nunca nos planteamos que un miembro de nuestro equipo pudiera ser el objetivo de Collins, además fue tu intuición lo que te llevo a revisar los movimientos bancarios de las pasadas victimas y el nombre de Oxcon Communications apareció en el cargo a sus tarjetas de crédito y eso nos llevo a Edward Collins. Además que Collins la raptara fue mera coincidencia ¿quién se iba a imaginar que pudieran toparse en ese mini súper?

- Afortunadamente el dependiente lo vio todo y pudo avisar a la policía – Samantha le dio un sorbo a su café.

- ¿Llevas contigo su Placa y su identificación?

- Sí, pienso dársela en cuanto se me permita verla – le respondió bebiendo otro sorbo de su obscura bebida.

- Hiciste un gran trabajo Samantha – Alyssa le acaricio el cabello – deberías sentirte satisfecha.

- Aún con ello me siento culpable porque no se me ocurrió que ese tipo podría estar en la primera casa donde vivió con sus abuelos antes de que falleciera el esposo de la señora Collins y tuviera que venderla para irse a vivir ¡a dos cuadras! ¡Tan solo a dos cuadras de donde cometía sus atroces crímenes!

- Tranquila agente Hall – le dijo con suavidad mientras pegaba su hombro al de ella – ya todo ha pasado y para buena fortuna hemos logrado salvar con vida a la agente Moss… la cual por cierto supe que te solicito ir con ella en la ambulancia; según palabras de Taylor la agente Moss no ha querido separarse de ti.

- ¿Celosa? – pregunto Samantha sin dejar de mirar su humeante bebida pero sus rosados labios esbozaban una sutil sonrisa.

- Pues no…digo la agente Moss es muy guapa pero es solo una niña ¿cuántos años tiene? ¿24? ¿25?

Samantha se rió por lo bajo.

- Me puede decir ¿qué le ha parecido gracioso agente Hall? – le pregunto Alyssa sintiéndose mejor de escucharla reír, pero fingiendo orgullo en su voz.

- ¿Niña?, digo nosotras no le llevamos más que cinco años ella tiene 24 y nosotras 29, tampoco es que seamos demasiado mayores a comparación de ella quizás Taylor pueda ser su padre con sus 45 años.

- En este trabajo ya estamos más viejas tu y yo que ella… la experiencia es primordial.

- Esta experiencia que le ha tocado vivir a Kristen me parece francamente.

- ¿Kristen?

- Ah, bueno… es que…- Samantha levanto el rostro para mirarla

- Bastante informal ¿cierto agente Hall? – Alyssa levanto una ceja fingiendo molestia.

- Bueno es que me ha pedido que le llame por su nombre la pobre no dejaba de llorar desde que la sacamos de ese infierno. – suspiró y su mirada se torno triste.

- Tontita – le dijo tomándole de la mano – deja ya de preocuparte ella estará bien, tranquila – le miro fijamente perdiéndose en esos ojos grises – eres tan hermosa Samantha – le acaricio la mejilla con la palma de la mano.

- Necesito besarte – dijo con voz queda mientras apretaba su rostro contra la calida mejilla de su amante.

- Y yo a ti – susurro suavemente, sonrió sutilmente y le tomo de la mano.

- Agente Hall – la voz de un médico entrado en años que se acercaba a ellas les hizo volver el rostro, ambas se levantaron, el doctor les miro con aire tranquilo – me es grato comunicarle que la agente Moss se encuentra bien, no hay nada que indique que hubo violación y afortunadamente el corte de la mejilla no fue profundo, nuestro cirujano ha dicho que no quedará cicatriz. Solo tiene algunos golpes y contusiones leves, pero se pondrá bien.

- ¿Podemos verla? – pregunto Samantha.

- Por el momento no, ella se encuentra sedada pero pueden venir mañana a la hora de visita si así lo desean.

- Partimos mañana temprano, así que eso no creo que sea posible – le dijo Alyssa

- ¿Mañana? ¿qué pasará con ella? – le pregunto Samantha mirándole con aprensión.

- Curtis se encargará de todo – le dijo mirándole tranquila – ya le entregaras su placa cuando regrese a la oficina ¿de acuerdo? – Alyssa le colocó la mano sobre el hombro.

- Supongo que no hay más remedio – se llevo la mano al brazo

- ¿Te hirieron? – le pregunto preocupada.

- No, afortunadamente Collins tenía una pésima puntería – le sonrió levemente.

- Gracias por todo doctor – le dijo Samantha estrechándole la mano.

- No ha sido nada y si me disculpa me retiro, tengo pacientes que atender.

- Hasta luego – dijo Alyssa – vayamos a dormir las pocas horas que tenemos para hacerlo, Taylor nos quiere a las seis y solo faltan 3 horas,

- Yo conduciré – dijo Samantha mientras se encaminaban a la salida.

Mientras iban al estacionamiento Samantha tomo la mano de Alyssa entre la suya.

- ¿Sabes por qué razón me siento culpable?

- Lo sé – le respondió Alyssa suspirando suavemente, pero permitió que Samantha continuara hablando.

- Cuando me enteré de que Collins se había llevado a Moos internamente agradecí que no hubieras sido tú.

- Tranquilízate Sam – Alyssa le estrecho la mano un poco más fuerte – yo he pensado lo mismo… me alegre mucho al saber que tu estabas bien, déjame a mi cargar con ese sentimiento de culpa ¿por favor? – se detuvo y le miro de lleno con sus verdes ojos – Te Amo Samantha – le tomo el rostro con la mano y levantándose un poco de puntitas le beso dulcemente en los labios.

- Alyssa – susurró entre sus labios abrazándola con fuerza a su pecho – quiero protegerte siempre, siempre – le mordió sutilmente el labio inferior – aspiro con fuerza el aroma que su novia despedía permitiéndose sentirse invadida de ese sutil perfume que solía utilizar Midnight – Alyssa – repitió su nombre mientras le besaba el rostro por completo.

- Algo me dice que no llegaremos a dormir – la voz de Alyssa denotaba su deseo – se separo lentamente de ella y le miro de lleno a los ojos sonriéndole con todo el amor del mundo reflejado en sus pupilas – vayámonos ya que quiero navegar a lo largo de todo tu cuerpo – le jalo suavemente emprendiendo la marcha nuevamente.

Y al llegar a su hotel ambas se quedaron en la habitación de Alyssa se quitaron los zapatos subieron a la cama por un momento se miraron intensamente para después besarse profundamente, su beso se suavizo lentamente, se abrazaron y antes de que las dos se dieran cuenta… cayeron profundamente dormidas.

En la madrugada llamaron a la puerta un par de veces la primera en despertar fue Samantha quien se levanto sin demasiadas ganas, se aliso un poco su cabello y abrió la puerta.

- ¿Samantha? – le pregunto Walton - ¿Has venido a despertar a Alyssa?

- Sí – dijo Samantha mientras recordaba que se había quedado dormida en la habitación de su recién compañera de vida.

- Bueno me parece bien solo venía a avisarle a Alyssa que en una hora tenemos que estar ya en el aeropuerto.

- Descuida la apresuraré nos vemos allá – Samantha le sonrió y cerró la puerta, se recargo sobre la misma y se llevo las manos al rostro mientras trataba de terminar de despertar – “necesito un buen baño” – pensó mientras caminaba de nueva cuenta dentro de la habitación.

- ¿Quién era? – pregunto Alyssa mientras se incorporaba hasta sentarse sobre la cama.

- Walton ha venido a despertarte – le dijo Samantha mientras se desvestía – Taylor nos quiere en una hora en el aeropuerto así que mejor nos apresuramos.

- ¿Nos bañamos juntas? – Alyssa le miro semidormida

- Me encantaría pero si lo hacemos entonces no llegaremos a tiempo – Samantha le guiño un ojo – duerme un poco más que ya te despertaré en cuanto acabe de bañarme amor.

- De acuerdo – dijo Alyssa mientras se tiraba de costado y en cuestión de nada volvía a dormirse.

- Algún día aprenderé esa habilidad que tienes para dormir en un santiamén – dijo por lo bajo Samantha con una sonrisa mientras entraba al baño.

El agua le escurría por el cuerpo trataba de no cerrar los ojos pues lo único que podía ver eran los cuerpos de esas desdichadas mujeres colgadas como si fueran reses y la mirada asustada de su recién compañera de equipo la Agente Kristen Moss.

- “Si hubiera sido Alyssa no sé lo que hubiera hecho… - pensó llevándose las manos al rostro, elevo la cabeza y dejo que el agua le cayera mientras cerraba los ojos y suspiraba con fuerza – tengo que proteger a Alyssa siempre… siempre… sin ella creo que simplemente moriría” – cerro las llaves de agua y tomo una toalla blanca envolviendo su cuerpo con ella.

Al salir vio que Alyssa ya estaba despierta tenía las manos bajo su cabeza y parecía muy pensativa.

- Pensé que dormías – le dijo Samantha mientras terminaba de secar su cabello.

- Necesitamos hablar seriamente – le dijo Alyssa mientras se levantaba, Samantha se sentó a la orilla de la cama y le miro caminar de un lado a otro con las manos en la cadera.

- ¿Sobre qué? – pregunto Samantha dejando a un lado de la cama la toalla con la que secaba su cabello.

- Samantha – le dijo acercándose a ella al tiempo que se arrodillaba ante su flamante novia – nuestro trabajo es muy arriesgado – le dijo Alyssa mirándola seriamente a los ojos – quiero que me prometas… quiero que me jures que pase lo que pase si un día yo muero tu seguirás con tu vida, de forma normal.

- ¿Pero que estas diciendo? – Samantha se levanto y le miro desde todo lo alto - ¡no vas a morir! ¿entiendes?, yo siempre estaré ahí para defenderte, para cuidar de ti – dijo al tiempo que se arrodillaba ante ella – no permitiré que nada malo te ocurra, antes preferiría morir yo.

- De acuerdo – le dijo Alyssa frunciendo el entrecejo – pues déjame decirte que si mueres seguiré con mi vida, ¡superaré tu muerte y seguiré viviendo! Te recordaré y te guardaré en mi memoria como lo más hermoso que ha pasado en mi vida, pero seguiré adelante, no me detendré por el simple hecho de que tu hayas muerto ¡entendiste?

- A… Alyssa – dijo Samantha mientras le miraba más que sorprendida.

- ¡Porque yo espero que tu hagas lo mismo! Pero si tu quieres tirar tu vida por la borda solo porque yo ya no este a tu lado – dijo con verdadera molestia y la tomo de los hombros ciñéndola con fuerza – entonces me sentiré muy decepcionada, me sentiré verdaderamente asqueada de saber que solo fui en tu vida el lastre que detendrá tu carrera y tu existencia – su ojos se anegaron en llanto - ¿quieres que mi último pensamiento antes de morir sea en lo devastada que quedarás sin mí?, ¿en verdad quieres que me vaya con esa carga sobre mis hombros?

- ¡Es que no vas a morir! – le espeto soltando el llanto de sus ojos - ¡no permitiré que eso suceda!

- ¡No es cuestión de si lo permites o no Samantha! Tanto puede suceder como no ¿entiendes? – le limpió las lagrimas con sus manos – por favor Samantha prométeme que no te hundirás si un día me llega a suceder algo, por favor. Te juro que me cuidaré tanto como pueda, tanto como me sea posible, pero si un día el destino nos quiere separar prométeme que podré irme con una sonrisa al saber que seguirás con tu vida, permíteme vivir con esa seguridad, permíteme sentirme feliz de saber que seré un buen recuerdo que te alentará a salir adelante pero nunca a hundirte vida mía por favor – Alyssa dejo caer sus lagrimas mientras esos grandes y expresivos ojos grises de su novia le miraban con dolor – por favor Samantha… por favor.

- Prométeme que lucharas hasta el último segundo de tu vida – le dijo Samantha con la voz apretada – prométeme que aguantarás hasta donde te sea posible, que tratarás de huir por cualquier medio si es que te encuentras en peligro… por favor.

- Te lo prometo – le dijo Alyssa al mismo tiempo que unía su frente a la de su amada – y ahora tu prométeme que seguirás adelante y que jamás te culparas si me llega a pasar algo, juralo.

- Alyssa…

- Promételo por favor – le dijo besando suavemente sus labios.

- Lo… lo prometo… te… te lo juro.

- Gracias – le abrazo con fuerza tirándola sobre la alfombra, y besándola con pasión desenfrenada recorriendo con sus manos la tersura de esa piel que sabía le pertenecía por completo.

Llamaron a la puerta.

- ¿Y ahora quien podrá ser? – pregunto Alyssa mientras delineaba los labios de su novia con su índice.

- Espero que no sea Taylor – dijo Samantha levantando una ceja.

- No, no lo creo – le respondió mientras se levantaba – termina de vestirte yo iré a ver quién es – le guiño con dulzura – terminaremos esto cuando hayamos vuelto a casa.

- Alyssa – suspiro su nombre y sonrió dulcemente.

Samantha se levanto y se metió de nuevo al baño, pues no creyó que la alfombra estuviera muy limpia que digamos.

- ¿Walton? – pregunto Alyssa provocando que Samantha no abriera las llaves del agua.

- Hola Alyssa veo que ya estas despierta.

- Sí, así es – le dijo sonriendo – bueno gracias por pasarte y tomarte la molestia de despertarme, nos vemos en un rato en el avión.

- Es… espera – le dijo Walton – la verdad es que quería preguntarte ya que vives con Samantha si… bueno… ¿sabes si esta saliendo con alguien de momento?

- “¿Walton? – pensó Samantha - ¿es que acaso quiere salir conmigo?”

- Walton, Walton, Walton – le dijo Alyssa palmeándole el hombro – amigo tu sabes que Samantha es una mujer hermosa.

- Ni que lo digas – dijo el hombre en un suspiro.

- Pero acéptalo ella esta fuera de tu liga.

- ¿Fuera de mi liga?, ¿eso que quiere decir?

- Mira Walton no quiero destruir tus ilusiones pero me parece que Samantha esta saliendo con un Marine, ya sabes uno de esos tipos altos, fornidos, capaces de matar de un solo golpe a cualquiera.

- Aaaah – dijo Walton torciendo ligeramente la boca – ya… entiendo… un Marine… vaya competencia…

- Además Walton ya sabes lo que opina Taylor de que se den romances entre los miembros de su equipo.

- Lo sé… es solo que Samantha tiene… tiene ese…

- Ese encanto que vuelve locos a los hombres, si, si lo sé, lo sé.

- En ese caso no sé quizás tu quieras…

- Terrible error Walton, terrible error con razón no tienes suerte con las mujeres ¿crees que soy el premio de consolación acaso? Lo dejaré pasar por esta vez Walton pero en enserio tienes que saber como hablarle a las mujeres esa insinuación te hubiera valido un par de buenas bofetadas y ahora vamos largo que tengo que acabar de arreglarme.

- Lo, lo siento – dijo el hombre apenado.

- No pasa nada, eres muy buen elemento pero en serio trabaja más con tus líneas sino te quedaras soltero el resto de tu vida.

- Serás malvada

- Realista amigo, más bien realista – le dijo mientras meneaba la cabeza en negativo y sonreía nos vemos después.

- Nos vemos.


Alyssa cerro la puerta y sonrió meneando la cabeza en negativo y se dirigió al baño
- ¿Lo has oído? – le pregunto Alyssa mientras se recargaba en el marco de la puerta con las manos cruzadas.

- Vaya que si lo he oído, nunca lo hubiera imaginado – le respondió Samantha al tiempo que abría las llaves del agua y se enjuagaba el cuerpo lentamente.

- Es que eres muy hermosa Samantha

- No seas tonta la hermosa eres tu, ¿recuerdas a Thomas, Gary, Bryan y demás compañeros de la Academia? Estaban locos por salir contigo.

- Y yo por salir contigo – le sonrió mientras se desnudaba.

- Y yo por matarlos a todos por volver sus ojos hacia ti – le respondió Samantha mientras echaba a reír de buena gana.

- Menos mal que eres una partidaria de la justicia, porque cazarte si fueras una criminal daría miedo.

- Tonta – se rió con más fuerza.

Alyssa termino de desvestirse y se metió con Samantha en el agua, la chica de ojos grises le acarició y le beso bajo el agua y por cosa de nada terminan haciendo el amor de no haber sido por la llamada que Alyssa recibió en su celular y que la obligo a contestar, era Taylor que le avisaba que tenían que estar en el aeropuerto en menos de treinta minutos. Las chicas terminaron de vestirse y salieron a toda prisa del lugar. Tomaron un Taxi y mientras iban rumbo al aeropuerto bromearon acerca del novio Marine de Samantha un novio que de hecho verdaderamente tuvo Samantha pero el cual tuvo que irse de servicio a Irak por lo cual rompieron la relación.

El viaje de regreso a Washington fue tranquilo, todo mundo aprovecho para dormir; una vez que las chicas llegaron a su departamento se tiraron a la cama e hicieron el amor, Samantha quería que el tiempo se detuviera infinitamente para que Alyssa estuviera a su lado para siempre, tenerla bajo su cuerpo era lo más hermoso que le había sucedido en la vida. Sentirla por completo, acariciarla, respirarla, besarla, abrazarla y hacerse una sola persona con ella le hacían sentir que la vida era hermosa aún cuando tenían que lidiar con casos verdaderamente duros y descorazonadores.

Sin embargo cuando estaban así, abrazadas, sintiendo su calor mezclarse, rozando sus cuerpos con suavidad, probando cada parte de su cuerpo con sus labios, mirándose intensamente a los ojos al momento de decirse Te Amo, provocaba que todo tuviera sentido, que todo fuera hermoso y que sus corazones se llenaran de fuerza para poder seguir adelante; el hecho de estar viviendo juntas bajo el mismo techo, unidas en ese abrazo en el mismo lecho, era todo lo que deseaban, nada más, nada más importaba.

Pasaron tres días cuando a media tarde Curtis entro con la agente Kristen Moss, se había cortado su negro cabello a la altura de sus hombros, el flequillo de su frente le cubría ligeramente lo ojos, se veía muy guapa. Todos los miembros del equipo se quedaron con la boca abierta menos Taylor, ni Samantha quien le miro con un gesto fraternal, sin embargo en la mirada de la Agente Kristen se notaba algo más que solo agradecimiento, su azul mirada estaba posada exclusivamente en los grises ojos de Samantha.

- "Mmmmmm – pensó Alyssa notando la mirada de la joven agente – así que te gusta mi novia Agente Moss" – Alyssa levanto la ceja.

- Me alegra informarles que la agente Kristen Moss esta lista para reunirse con el equipo – dijo Curtis – admiremos el empeño de su nueva compañera que teniendo licencia de un mes ha renunciado a ella y ha decidido ponerse bajo las ordenes de su superior el Agente Taylor Brown.

- Nos alegra tenerte de vuelta Moss – le dijo Taylor acercándose a ella y tendiéndole la mano – cualquier cosa que necesites sabes que puedes acudir con cualquier miembro del equipo.

- Es cierto – dijo Walton – todos cuidamos de todos en este equipo.

- Gracias – dijo Kristen mirando brevemente a todos.

- Creo que hay algo que la agente Hall quiere darte – dijo Taylor, entonces Samantha se levanto y se acerco a su joven compañera, le sonrió sincera y estiro su mano con la placa y la identificación de la agente Moss.

- Me parece que esto es suyo agente Moss

- Kristen – le dijo mientras tomaba la placa y la identificación de la mano de Samantha rozándola suavemente – esta bien si me llama… quiero decir si me llaman por mi nombre - dijo mientras se daba cuenta de que debía ser discreta sobre su gusto por la agente Samantha Hall.

- De acuerdo Kristen me alegra saber que estas bien.

- Gracias a usted Agente Hall.

- Llámame Samantha

- “Mi novia siempre tan dulce – pensó Alyssa mientras miraba a la chica nueva – eres muy guapa agente Kristen Moss pero si piensas que te dejaré a Samantha estas muy equivocada – sonrió de medio lado al ver el rubor que cubrió las blancas mejillas de Kristen cuando Samantha le sacudió el flequillo – Samantha es solo mía” – se recargo de lleno en la silla mientras veía a su novia volver a su lado y a la agente Kristen tomar asiento a un lado de Walton.

- De acuerdo – dijo Taylor – Curtis ha venido también porque ha recibido la llamada de la policía del condado de Escambia…

Y mientras Taylor informaba sobre los casos que parecían conectarse con un asesino en serie, Alyssa no dejaba de pensar que la agente Kristen Moss en verdad se sentía atraída por Samantha.

- “Me pregunto si esta tranquilidad que siento es porque confió lo suficiente en Samantha, o porque la agente Moss gusta de mi novia, sea cual sea la respuesta, no me alejaré de Samantha jamás, así que espero que esa chica no intente interponerse entre nosotras”

Y ahí estaba ella, mi salvadora, una princesa que llego a rescatarme de las garras de un monstruo y ahora yo intentaría hasta lo imposible porque ella se enamorara de mi… tan solo de mi… mi princesa… mi hermosa Agente Samantha Hall.

Fin de capitulo xDDDDDD

13 comentarios:

  1. Bueno, esta Kristen huele a problemas, espero que no le cause muchos inconvenientes a Samantha y Alyssa, me encanta la pareja que hacen estas dos y me parece lindo que decidas continuar una serie con esta pareja y mas aun que al ser de policias es mucho mas emocionante xDDD, me parecio un poco triste la conversacion que tuvieron cuando Sam salio del baño pero a fin de cuentas es la realidad de la vida, en ese tipo de trabajo cualquier cosa puede pasar, y bueno ojala que al final las dos queden juntas, siempre es bueno ver un final feliz aunque sea en ficion despues de tantas cosas tristes que se ven en el mundo en estos dias, me encantó el shot y espero poder leer mas de este y los otros, que estes bien bella mujer, ciao.

    ResponderEliminar
  2. muy buen shot, esperemos las agentes samantha y alyssa terminen felices por siempre haha
    me encanto la historia

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Helloooooo
    Buen dia querida sheila.....XD
    Excelente capitulo, me encanta esta parejita.....esperando conti.....
    ahhh.....y quiero conti de el diario de mai...plis T.T
    Thanks
    bye

    ResponderEliminar
  4. interesante, muy interesante...habra que esperar mas del desarrollo de la historia...buen trabajo!

    ResponderEliminar
  5. gracias por incluirme en la dedicacion mi qerida shey... qe puedo decirte... eres mi escritora favorita, cada historia hace qe vueles y entres en otro mundo! genal! simplemente geneal mi qerida sehy... muy buuuena este One-Shot super interesantisimo! :D ...cuando llega una tercera persona....diablos... u_u eso si qe es duro... un besoote hermosa!! es bueno leerte! n_n cuidate

    ResponderEliminar
  6. Sheila querida, antes que nada gracias por la dedicatoria me hace feliz que te acuerdes de mí, por otro lado cuando leí el One- Shot Una captura, una confesión ¿tú de mí? es decir ¿las dos? Me encantaron estos personajes la forma en que se confesaron que estaban enamoradas la una de la otra me pareció muy romántica y por supuesto esta continuación no es la excepción me fascino, la parte en la que el pobre Walton toca la puerta de la habitación de Alyssa y le pregunta que si Sam sale con alguien y esta le responde que tiene un novio marine me pareció graciosísima, otra parte que me gusto aunque me pareció triste es la conversación que sostienen las dos chicas sobre seguir adelante pase lo que pase si alguna no está al lado de la otra en el futuro y al igual que miyuki2103 creo que Kristen huele a problemas, aunque en una situación como la que vivió quien no se enamora de su salvador yo lo haría sin duda.

    Nuevamente Shey gracias por tu maravilloso trabajo te mando miles de abrazos y besos ˄_˄.

    PD. Me alegra mucho saber que vas a continuar esta historia porque está sumamente interesante.

    ResponderEliminar
  7. Saludos mis bellas, guapas, y preciosisimas chicas!! Pues antes que nada gracias por sus comentarios me alegra enormemente saber que les ha gustado, ¿les parece que Kristen huele a problemas?, ya veremos como se desarrolla la historia, muchismas gracias por estar conmigo chicas las adoro!!!!

    Les mando millones de Besos y Abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  8. esta muy interesante la historia, me fascinan los personajes, especialmente Alyssa jeje... sigue asi!!

    ResponderEliminar
  9. Hola... me encanto la historia esta genial...
    me encanta como escribes la manera en la que expresas los sentimientos es increible, espero que sigas asi y ya espero con ansias el proximo capitulo...

    un beso grande...

    ResponderEliminar
  10. Hola Sheila!!!
    bno la verdad estaba hace unos días navegando en la Internet, tratando de hacer mi tarea [jaja tu entiendes entre el manga, el face, el chat y miles de cosas más es difícil xD] hehe. . . entoncs estaba en google* cuando vi tu blog y me decidí a entrar jaja al cabo no tenia nada más q hacer [hehe bno era ingles así que no hay mucho problema*] y guaw!!! la verdad me lleve una enorme sorpresa al verme completamente metida en la lectura de los fic ^^ hehe
    Debo decir que escribes de maravilla, todas las historias que he leído hasta ahora me han encantado. . . sobre todo esta. . . io también me he enamorado de los personajes de la agente Hall y la agente Green

    Bno espero que continúes escribiendo [sobre todo esta xD jaja quiero ver como se pelean la agente Green con la agente Moss], grax por este rato agradable leyendo tus historias

    un beso y un abrazo
    KuroUsagi ^^

    ResponderEliminar
  11. Omfg !! D: Kristen sera un problema para la parejita >w< awww espero que ellas sigan juntas y que Kristen se enamore de alguien mas e_e xD
    Muy bien Sheila!! espero que pronto sigas con la historia que me he quedado sin lectura u.u
    Ya lei todas las historias y poemas que tienes aqui en tu blog :c
    Por favor vuelve a escribirnos TTwTT
    tengo una crisis existencial por que ya termine todas tus historias*^*

    ResponderEliminar
  12. Me encantaria leer que pasa despues aqui tambien :3

    ResponderEliminar
  13. Me encantaría que continuarás esta historia....me encanto demasiado como ninguna otra

    ResponderEliminar