miércoles, 2 de junio de 2010

Pastel de Bodas, Final extra Conquistando a Shizuru!!!

Hola mis amadas y amados Fans!!! Pues ya por fin siiiiiii por fin le doy final a este Fic, el cual segun yo no llevaría más de 20 páginas xDDDDDDDDDDDD y mira nada más que se me ha ido hasta 95 según mi Word xDDDDDDDDDD en fin espero que les guste y les agrade. Miren que me ha costado lagimas poder escribirlo xDDDDDDDDDDDDDD y pues algo les iba a dcir y se me acaba de ir... a ver.... a ver.. era algo importante... hummm... ohhh, ya, ya, ya ya recordé con respecto a la pregunta de mi queridisima amiga venezolana guapa An@ pues es horrible lo que esta pasando con ese derrame de pétroleo, esta imagen que ven es terrible asi es como luce un derrame de petroleo en el mar. Lo que ha pasado con el derrame de pétroleo que se ha suscitado es impresionante pues no deja de avanzar,

de hecho el daño al ecosistema es fatal, porque se afecta en todos los niveles, desde el fitoplancton que es la base de la cadena alimenticia hasta las aves las cuales son muy suceptibles al pétroleo,



deberían de ver las plumas de las pobres aves lo absorben como esponjas, es una pena que las industrias sigan explotando este recurso en vez de gastar dinero en algo más productivo como ingeniar nuevas alternativas que sustituyan este combustible que será muy útil pero es terriblemente contaminante. Yo les quisiera pedir de todo corazón a que si van a las playas por el amor de Dios no se metan al mar o al río o la laguna o al lago o donde quiera que vayan si es que se han puesto bloqueador solar o bronceadores de verdad, de verdad, de verdad no saben lo tóxico que son las substancias con las que preparan estos productos para los medios acuaticos, en serio sean lindos y lindas y si quieren meterse háganlo sin esas subtancias en sus cuerpos ya que matan practicamente al fitoplancton y lo envenenan provocando que las demás especies vayan enfermando conforme se lleva a cabo la cadena alimenticia. Entren a cualquier entorno acuatico por las tardes cuando el sol haya descendido lo suficiente para que los rayos solares no les latime la piel, no tiren basura en las playas porque todo eso se va al mar, no se suban a las motos acuáticas no saben la cantidad de aceite que arrojan al mar, si llegan a ir a una zona donde puedan apreciar los arrecifes de coral 



y ven que alguna gente empieza a arrancarlos o a patearlos hablen con las autoridades correspondientes, voy a sonar como les suene pero no importa la verdad es que si no haces algo, terminaremos jodiendo aún más el océano tal como estamos jodiendo las superficies terrestres. En serio piensen por un momento imaginen acapulco en su lleno total y a toda la gente entrando al mar embadurnada de susbtancias para protegerse del sol todo eso es lo que se lava en el agua de mar, todo eso es lo que se impregna en el fitoplancton, todo eso es lo que se comen los demás peces, y eso es lo que se comen ustedes y digo ustedes porque soy alergica al pescado y no lo consumo, pero eso es todo lo que se comen y a la larga les afecta también.

En serio yo sé que todos ustedes tienen una consciencia plena y que quieren lo mejor para este mundo, pero también sé que no hay mucha información con respecto a que se hace y que no se hace en los medios naturales, pero claro que sigan sin contratarnos a los biologos ¬_¬ estoy segura que mucho podríamos ayudar informando, haciendo tripticos, siendo guías en las visitas que se tengan en zonas de ecoturismo... pero ¡aaaaahhhh! mientras eso pase cualquier duda que tengan pueden preguntarme ¿va?... Bueno ya me explaye demasiado así que adelante con el Show je,je,je,je. Les Mando un beso Enorme a mis ya 56 seguidores Gracias por disfrutar de este espacio pensado para todas y todos ustedes!!!! 



LES AMOOOOOOOO!!!!!


Natsuki le pidió a Mai y a Mikoto que se reunieran con ella en Tokyo pues Shizuru al día siguiente se había ido de regreso a la Universidad y por más vueltas que le daba simplemente no recordaba cómo ni el motivo por el cual había regresado a su casa en Kyoto.



Natsuki no había llegado a tiempo para verla pero su madre le dio la dirección de su residencia en Tokyo, no pudo evitar sorprenderse un poco pues era la vivida imagen de su madre solo el color de sus ojos era diferente, supuso entonces que eso lo habría heredado de su padre lo mismo que el carácter pues la señora Fujino era muy seria.

Mientras Natsuki conducía por la carretera no pudo evitar sentirse un poco halagada y avergonzada al recordar como la madre de Shizuru le reconoció de inmediato:


- Por tu apariencia tu debes ser Kuga Natsuki ¿cierto?

- ¿Eh?... emm sí… - se sonrojo y se inclino en señal de respeto.

- Mi Shizuru siempre esta hablando de ti, dice que eres su mejor amiga… - le dedicó una tenue sonrisa – ¡oh! pero sí has venido a buscar a mi hija ella ya se ha marchado a Tokyo – le dijo su madre invitándola a pasar.

- ¿Se ha marchado ya? – pregunto mientras pasaba.

- Sí, la Universidad conlleva mucho trabajo y no puede simplemente saltarse las clases, para venir a visitarnos de sorpresa y quedarse mucho tiempo.

- Entiendo – dijo pensativa.

- Imagino que estas desilusionada por no haberla visto pero no te preocupes, te invitaré a tomar el té mientras busco la dirección donde esta residiendo en Tokyo.

- Gracias – sonrió brevemente.


La señora Fujino la condujo a la sala y llamo a una de las chicas del servicio para que le trajeran el té, mientras Natsuki se sentaba en el sofá la madre de Shizuru le observo de espaldas momentáneamente, en su rostro se dibujo una ligera tristeza, salió de la sala dejando a su invitada a solas. Al poco rato una chica entro y deposito una taza de té en la mesita de café, Natsuki le dio las gracias, la chica salió nuevamente y Natsuki entonces posó la mirada en el jardín y solo por un instante se pudo ver a sí misma con Shizuru en sus brazos mientras le besaba suavemente en los labios.


- “Debí haber insistido para hablar con ella” – pensó mientras tomaba la taza en sus manos y la llevaba a sus labios – ouchh, está caliente.

- Cuidado – la voz de la Señora Fujino le hizo volver el rostro para mirarla y noto como esta le miraba con un dejo de decepción combinado con un poco de resignación, se acerco a ella con paso ligero y le extendió una hoja la cual Natsuki tomo entre sus manos – te he escrito la dirección donde vive y su número celular por si quieres hablar con ella.

- Gracias Señora Fujino

- Kaede – dijo la madre de Shizuru dejando un poco perpleja a Natsuki – ya que vamos a emparentar – le miro de reojo con rostro serio – sería mejor que me llamaras por mi nombre, pero claro llámame Kaede-sama

- ¿Eh? – el rostro de Natsuki se sonrojo por completo mientras bajaba la vista y la centraba su humeante taza de té.

- Mi hija… - suspiro – no puede ocultar su verdadera naturaleza cuando habla de ti – aunque por la forma como te describía la verdad te imaginaba más bonita – en ese punto Natsuki se volvió para verla con un gesto graciosísimo en la cara mientras se ruborizaba por completo.

- Eres poco más baja que mi hija, no tienes mucho pecho y no sabes sentarte como debería hacerlo una señorita – suspiro mientras miraba no tan discretamente la ligera abertura de piernas de Natsuki quien inmediatamente junto las rodillas posando una mano sobre las mismas – pero bueno ¿qué le vamos a hacer?, mi hija está completamente enamorada de ti por más que ha querido ocultármelo…

- Oh, bueno yo… esto… vera – balbuceaba Natsuki mientras se llevaba el índice a la mejilla.

- Esta bien – dijo ella – no es lo que yo quería para su futuro pero… - bajo la mirada y sonrió derrotada – … supongo que no hay más remedio sea como sea quiero lo mejor para ella y si para eso tengo que aceptar que este enamorada de una Dyke*… - torció ligeramente la boca, mientras a Natsuki le temblaba una ceja y comenzaba a sudar, al tiempo que su expresión no pasaba de la incredulidad – entonces no tengo más remedio que aceptarlo…pero escúchame bien jovencita… ¿eh?... – la madre de Shizuru volvió el rostro para todos lados al ver que la chica ya no estaba.


- ¡Gracias por todo Kaede-sama! – grito Natsuki desde la puerta mientras corría hacia la calle, monto de un salto en su motocicleta y arranco – “Pero… pero… - pensó Natsuki mientras regresaba de sus recuerdos – ¿cómo es que se ha atrevido a decirme marimacho*?... esa… esa persona es… bueno ahora tengo que concentrarme en hacer que Shizuru me recuerde… no importa que tenga que hacer para conseguirlo”. – acelero perdiéndose en segundos en el horizonte.

****

Mai y Mikoto viajaban por tren hacía Tokyo cortesía de Natsuki quien le mando dinero para que comprara los boletos, Mai miraba a través de la ventanilla con el rostro recargado en su mano.


- “Pensé que había sido solo un sueño… pero – levanto la mano izquierda y vio su fino hilo de brillante color escarlata brillando con fuerza – ya veo que no fue así – miró de reojo a Mikoto quien jugaba con el hilo que colgaba de su mano tratando inútilmente de agarrarlo – entonces es así – sonrió entrecerrando los ojos – es curioso – regreso la vista a la ventana – como puede…"

- ¿Eh? Niña ¿qué haces?

- ¡Que guapo! – la expresión de Mikoto hizo que Mai volteara a ver al pasillo quedándose con la boca abierta al ver a su preciosa amiga abrazar al checador quien miraba desconcertado a la chica que le rodeaba con sus brazos.

- Mi… ¡Mikoto! – exclamo levantándose y tomando a su amiga por el cuello del uniforme mientras hacia una reverencia de disculpa al checador quien solo sonrió ligeramente apenado llevándose la mano a la nuca – Mikoto – dijo Mai meneando la cabeza en negativo mientras sentaba a su amiga de nueva cuenta en el sillón y ella hacía lo mismo – debes dejar de andar abrazando a los chicos de ese modo – le dijo dándole un golpecito en la frente con el dedo - ¿ves esto? – le mostro el hilo que colgaba de su dedo índice y Mikoto asintió varias veces con la cabeza – bueno pues esto…verás… - se sonrojo y se aclaro la garganta – esto significa que tu me perteneces – Mikoto asintió varias veces con la cabeza – lo que significa que de ahora en adelante tienes prohibido andar abrazando a los chicos ¿has entendido Mikoto? – Mikoto meneo la cabeza en negativo varias veces ante el gesto de incredulidad de Mai – ujum, ujum – se aclaro la garganta y volteó a todos lados para ver si alguien les miraba – lo que quiero decir es que… - tomo el rostro de Mikoto entre sus manos y le beso delicadamente en los labios – “es… tan suave” - … si abrazas a los chicos – le dijo mirándole tiernamente a los ojos con las mejillas pintadas ligeramente en carmín – me pondré triste.

- ¡Mai! – exclamo Mikoto echándole los brazos al cuello y pegando su boca de nueva cuenta a la de ella .

- Sus boletos por faaaa…¿eeeeh? – el checador se sonrojo hasta el cuello al ver la escena mientras Mai se separaba de Mikoto.

- Ahhh, esto no es lo que… emmmm ¿boletos?, ¿boletos? ¿Dónde…?

- Estas interrumpiéndonos… Mai es mía – dijo seriamente Mikoto mirando fríamente al checador quien tenía un franco gesto de “creo que estoy en problemas” – vete ahora o tendré que acabar contigo…

- ¿Eh? Yo… emm solo… - Mikoto tomo la Katana que le regalara Tate en una de las practicas del club al ver eso el checador se dio la vuelta – está bien pasaré, pasaré después – y se fue dejando a Mai con una sonrisa nerviosa.

- ¡Mai entonces es Míaaaa! – y Mikoto se abalanzo a los labios de Mai nuevamente .

- “Creo que he creado un monstruo…- la ciño de la cintura – pero.. que bien que has sido tu Mikoto, que bien”

****

Por otro lado Shizuru salía de una de sus clases miro su reloj y vio que todavía tenía un poco de tiempo libre antes de entrar en la siguiente de tal forma que decidió pasearse un rato por los jardines del campus, su rostro denotaba una ligera preocupación, hizo un ligero mohín con la boca y se toco la frente con los dedos mientras suspiraba profundamente.


- “Esa chica… Kuga Natsuki – pensó – ¿por qué no puedo sacármela de cabeza?... no he dejado de pensar en ella desde que básicamente la corrí de mi casa… que grosería he cometido… pero… ella – se ruborizo – estaba… ¿estaba mirándome de esa manera?... estaba obscuro… mentira… la luna iluminaba perfectamente el jardín – suspiro – así que… no pueden ser suposiciones mías ¿verdad?”

- Shizuru-san – la voz de una chica le saco de sus pensamientos - ¡hey! Shizuru-san.

- Yuka-san

- Aaah si que caminas rápido – dijo tratando de recuperar el aliento – saliste tan deprisa del salón que ya no pude alcanzarte – le sonrió – toma – le extendió un sobre – es para ti de parte de Hiroki-san – la chica sonrió ligeramente emocionada – desde que iniciamos el año él no ha dejado de mirarte ni un segundo y es tan guapo.

- Gracias pero… no puedo aceptarlo

- ¿Eh? – la chica le miro extrañada – pero… pero… ¿en verdad no estás ni un poquito interesada en él?

- Lo siento pero – sonrió con esa característica ternura – no quiero darle falsas esperanzas recibiendo esta carta.

- Hummm Shizuru-san este es el tercer chico que rechazas desde que iniciamos el año ¿es que acaso no piensas enamorarte nunca?

- ¿Enamorarme?... – suspiro.

- Sí, enamorarte todas hemos conseguido novio menos tu.

- No es una de mis prioridades Yuka-san.

- Dirás lo quieras – sonrió mientras se guardaba la carta en uno de sus bolsillos – empiezo a creer que no aceptas a ninguno de los chicos porque ya estas enamorada ¿verdad? – le pregunto guiñándole un ojo.

- Yuka-san – Shizuru le miro sorprendida

- Y… – dio un par de pasos delante de ella y se giro para mirarla haciendo que su negra cabellera bailara con la brisa de primavera – apuesto a que es de mi de quien estas enamorada – de dos veloces pasos llego hasta ella y le abrazo echándole los brazos al cuello - ¿no es así Shizuru-san? – le sonrió seductoramente mientras acercaba sus labios a los de ella mientras el rostro de Shizuru se sonrojaba tenuemente.

- Yuka-san

- ¡Pero que está haciendo esa tipa???? – grito Natsuki mientras se ceñía más los binoculares y apretaba su mano libre con muchísima fuerza.

- Ne,ne tranquila Natsuki – Mai le sujeto del hombro mientras sentía temblar de coraje a su peliazul amiga.

- ¿Shizuru-san va a besar a esa chica? – pregunto Mikoto quien también miraba a través de unos binoculares – hummm… esa chica es más bonita que Natsuki-san.

- ¡Por supuesto que no lo esssss!! – le grito Natsuki mirándola con ojos asesinos y el rostro completamente sonrojado.

- Tranquila Natsuki si sigues gritando de esa forma nos van a descubrir – Mai intentaba por todos los medios de tranquilizar a su amiga – además mira tu hilo sigue brillante, muy brillante ¿ne?

- Eso no significa nada si esa tipa no suelta a Mi Shizuru voy a… - apretó los labios con fuerza.

- “¿Mi Shizuru?” – pensó Mai ligeramente extrañada – “nunca me imagine escucharte hablar así” – sonrió sutilmente.

- Yuka-san – Shizuru le sujeto de los hombros con ambas manos y la separo de un ligero empujón – no sé a qué viene esto pero no me parece gracioso.

- Tacaña – Yuka le sonrió juguetonamente – ¿ni siquiera porque soy tu mejor amiga?

- “¿Mejor amiga?” – pensó Shizuru mientras entrecerraba los ojos a recordar una voz lejana – Eres mi mejor amiga Shizuru, es por eso que no quiero que te involucres en mis asuntos no quiero que vayas a salir lastimada de alguna forma – Natsuki – susurro apenas audiblemente.

- Na… ¿qué? – pregunto Yuka mirándole interrogante.

- Na… nada – respondió Shizuru obsequiándole una sonrisa – será mejor que nos vayamos ya…– se encamino –… la siguiente clase esta casi por comenzar.

- De acuerdo.

- Te digo que tienes que ayudarme a que de alguna forma Shizuru me recuerde, tengo que volver a conquistarla – le decía Natsuki a Mai mientras la sacudía de los hombros una y otra vez.

- Naatsuukiiiii para ya por favor estas mareándome – le dijo Mai mientras le sujetaba de las manos y detenía su frentico movimiento – está bien, está bien yo te ayudaré pero por favor vuélveme a explicar más tranquilamente que fue lo que sucedió ¿de acuerdo? – le sonrió nerviosamente.

- De… de acuerdo – le respondió

- Y por favor Natsuki deja de mirarme así los pechos me estas poniendo nerviosa.

- ¿Eeeeh? – Natsuki se sonrojo hasta el cuello al darse cuenta de que efectivamente le había estado viendo los pechos de su amiga - ¡Pero qué esta pasándooooomeeeeee? – pregunto en un grito mientras se llevaba las manos a la cabeza y en su rostro se formaba un gesto graciosísimo.

En la clase de Shizuru esta miraba por la ventana el azul del cielo donde surcaban tranquilamente las nubes.


- “Amigas – frunció el ceño – es cierto… ¿cómo es que lo había olvidado? Natsuki es mi mejor amiga… ¿por qué me molesta tanto saber eso? – cerró momentáneamente los ojos – Natsuki… Natsuki… - su ceño tembló levemente, el crujido de su lápiz al romperse le hizo concentrarse de nuevo en la realidad.

- ¿Estás bien Shizuru-san? – le pregunto Yuka mirándole ligeramente preocupada.

- Si Yuka-san descuida es solo que estaba ligeramente distraída – le respondió con una sonrisa y centro de nuevo su mirada al frente como si no hubiera pasado nada.

- “Estas actuando muy raro el día de hoy Shizuru” – pensó Yuka, sus mejillas se pintaron en carmín al mismo tiempo que su rostro se entristecía – “tenía la esperanza de que me respondieras que si estabas enamorada de mi… es una pena… saber que no me miras de esa forma… Shizuru” – suspiro suavemente regresando su atención a la clase.

****

- Pues yo recuerdo todo inclusive a Yusuke-sama – le dijo Mai mientras se recargaba de espaldas a la silla – pero después de haber entrado en esa iglesia no recuerdo nada y extrañamente Mikoto y yo aparecimos en Fuuka, cuando desperté todo parecía haber sido solo un sueño de no ser porque soy capaz de ver esto levanto el índice de la mano izquierda.

- Con que Mikoto ¿eh? – volvió el rostro para ver a la chica que estaba entretenidísima comiendo su helado, Natsuki suspiro por lo bajo mientras sonreía – estar con una persona más joven ha de ser un poco difícil ¿no es así?

- Je… pero mira quien lo dice – le sonrío juguetonamente – ¿no eres tu más joven que Shizuru? Seguramente te has de comportar con ella como una niña malcriada – se soltó a reír por lo bajo mientras miraba el rostro de vergüenza de Natsuki.

- Ah, bueno… tu ¿por qué?... yo… – Natsuki se sonrojo ligeramente.

- Ne, ne, Natsuki – Mai le sonrió – solo bromeaba será mejor que discutamos la manera en la que lograremos que Shizuru te recuerde y eso me da una idea – le guiño un ojo.


Shizuru había terminado su clase salió a los jardines a caminar un rato, mantenía el ceño ligeramente fruncido ¿qué era eso que le molestaba? No podía definirlo del todo pero ese nombre no podía quitárselo de la cabeza “Natsuki, Natsuki, Natsuki” sus mejillas se pintaban de carmín cada vez que recordaba la forma en que le había visto la abertura de su bata…


- “Esa chica Natsuki…” ¿eh? – se quedo un momento de pie mirando a la chica en la cual venía pensando – estaba de pie con una dolorosa expresión de coraje mirando seriamente una flor a la cual llevo su mano y la tenía a punto de estrujar; silenciosamente y sin decir una sola palabra siguió caminando esperando que Natsuki no le viera para así no interrumpirla.

- ¿No te importa que vaya a arrancar esta flor? – le pregunto aún estando de espaldas a ella mientras Shizuru sonreía nerviosamente y se giraba para verla.

- Oh, kannina Natsuki no quise interrumpirte, adelante si necesitas hacerlo no tengo porque impedírtelo… me… me voy tengo una clase.

- “¿Qué?” Oi, Shizuru – se volvió rápidamente para verla - ¿Qué… qué no vas a decirme que no haga eso porque las flores bonitas están para agradar y que se esfuerzan mucho para florecer y que…?

- Ara, veo que Natsuki por si misma se ha dado cuenta de su error, me alegra… bueno sayonara Natsuki me tengo que ir – le respondió despidiéndose con un gesto de la mano y encaminándose de nueva cuenta dejando a Natsuki más que perpleja.

- Ahh – la cara de Natsuki tomo un gesto de derrota graciosísimo mientras Mai y Mikoto salían de entre los arbustos y Mai suspiraba profundamente mientras veía las cada vez más lejanas espaldas de Shizuru.

- Ahaha, Natsuki, pensé que sucedería como me habías contado

- Yo… también – dijo por lo bajo mientras se llevaba las manos a la cabeza pero es que no entiendo, se supone que así nos conocimos y después de eso ella ya no se separo de mi…

- Pero – dijo Mai llevándose el dedo a la mejilla - ¿qué hiciste para conquistarla después de eso?

- ¡No lo séeee!, no sé cómo ni cuándo, ni por qué se enamoro ella de mí no sé nadaaaaa.

- Ne,ne, Natsuki tranquilízate un poco ya veremos la forma de conseguir que te recuerde – le palmeo la espalda y su rostro dibujo una sonrisa que puso francamente nerviosa a Natsuki.


Esa misma tarde Shizuru salía de la Universidad, se llevo la mano al cuello y movió la cabeza de un lado a otro, sea como sea había sido un día bastante pesado; cerró sus ojos y frunció levemente el entrecejo.


- Esa chica Natsuki ¿qué estaba intentando hacer? – abrió los ojos lentamente y una franca cara de sorpresa combinada con incredulidad se formo en su cara mientras por todos los medios trataba de no reírse y mantener la compostura ahí a la salida del campus le esperaba Natsuki ataviada con un vestido que para nada iba con ella y menos con la cara de molestia que reflejaba su hermoso rostro – Nat… Natsuki – dijo intentando que la risa no aflorara en sus labios – que tal ¿cómo te va?...

- ¡Ah! Shizuru – sus mejillas se pintaron suavemente de carmín – bueno yo pensaba que quizás podría acompañarte a casa

- ¿A casa? – pregunto Shizuru con un suave sonrisa en sus labios

- Bueno solo si tu quieres – Natsuki volvió el rostro.

- Kannina Natsuki pero llevo un poco de prisa y no creo que puedas caminar muy bien con ese tipo de zapatillas que llevas.

- No, te equivocas yo puedo… ouchhh – su tobillo se torció al primer paso que dio Shizuru se acerco a ella y le sujeto del brazo.

- ¡Bien! – dijo Mai mientras miraba a través de los binoculares – parece ser que Natsuki lo conseguirá esta vez – se volvió a mirar a Mikoto que dio una encantadora vuelta haciendo volar el faldón de su vestido mientras se inclinaba ligeramente hacia Mai sonriéndole dulcemente, las mejillas de Mai se pintaron de atardecer mientras le respondía el gesto a su amiga de ojos color de sol – vaya te desenvuelves bien en ese tipo de ropa se te da muy bien usarla Mikoto – le dijo Mai admirando la manera como Mikoto caminaba sobre esas zapatillas.

- Mi abuelo me enseño – le dijo la chica mientras tomaba los binoculares y miraba a Natsuki caminar con pies temblorosos sostenida del brazo de Shizuru.

- ¿Tu abuelo? – pregunto Mai mientras estiraba la mano para tomar los binoculares.

- Sí – le respondió la chica – mi abuelo tenía muchísimos vestidos y zapatillas como estas, él me enseño como debía comportarme cuando fuera vestida de esta forma incluso una que otra pose como esta – le sonrió con dulzura llevándose las manos hacia atrás y entrecerrando los ojos.

- Tu… tu abuelo creo que… era un poco extraño ¿Ne? Mikoto – le dijo Mai sudando un poco al imaginar al abuelo de su novia hacer una pose como esa, tomo los binoculares y miro una vez  más a su amiga através de ellos.

- ¿Extraño? - pregunto Mikoto sin entender.

- Me parece Mikoto que tendrías que darle unas lecciones a Natsuki esta caminando francamente horrible y con esa cara que esta haciendo dudo enormemente que sea capaz de conquistar nuevamente a Shizuru-san.

- En verdad Natsuki – le dijo Shizuru mirándole de reojo – es demasiado extraño verte vestida de esta manera – es obvio que no estás acostumbrada a caminar con zapatillas.

- ¿Quieres callarte? – le respondió molesta – si lo he hecho es solo para agradarte – le soltó de golpe – las chicas que eran tus fans en el instituto, eran todas muy femeninas... – bajo la cabeza ligeramente – tu siempre has sido tan femenina – dijo casi en un suspiro provocando que Shizuru se ruborizara y mirara atentamente a la chica que llevaba del brazo – pensé que si me vestía de esta manera quizás tu…

- Kannina Natsuki – le dijo Shizuru dejándole en la parada del autobús – tengo un día sumamente ocupado y se me ha hecho ya un poco tarde para irme a trabajar, espero que puedas llegar a tu hotel o a la casa donde te estés hospedando en verdad tengo que irme.

- Oi Shizuru – dijo mientras la chica de castaña cabellera se iba rápidamente en dirección contraria, Natsuki no le miró pero las mejillas de Shizuru se hallaban profundamente pintadas en carmín y su corazón latía desenfrenadamente mientras por fin entendía que esa chica Natsuki estaba dándole a entender que se sentía atraída hacía ella.

- “Esto no puede ser, no puede ser verdad, es que ¿cómo es posible que Natsuki?... es decir… ¿ella?... ¿por mí?... ¿será en verdad posible? y si es así porque me siento tan… nerviosa” – se alejo a toda prisa de ese lugar tenía que poner sus pensamientos en orden.

- ¡Eh! Natsuki – Mai se acerco a ella quien se hallaba sentada en la parada del autobús con la mirada ligeramente perdida – ¿estás bien? – le pregunto mientras se sentaba a su lado.

- No… no lo estoy – dijo llevándose las manos a la cara para cubrírsela.

- Vamos, vamos Natsuki no te desesperes estoy segura que…

- No… - contesto negando también con la cabeza – ella no me recuerda… ni siquiera sé si sigue enamorada de mi.

- Bueno eso… pues… - Mai no supo que contestar

- Sería mejor que me alejara un tiempo de ella – dijo bajando las manos y colocándolas sobre sus rodillas haciendo puños – si sigo de esta manera lo único que conseguiré es que nunca más quiera acercarse a mí.

- ¿Es eso en verdad lo que quieres?... – dijo Mai mientras suspiraba y elevaba la vista al cielo, el atardecer no tardaría mucho en llegar y soplaba una suave brisa que llevaba consigo el olor a lluvia – creo que si en este momento te das por vencida todo el esfuerzo que has hecho y que hemos hecho por ti entonces se reduciría a nada y entonces Yusuke-sama habrá ganado… ¿en verdad quieres darle esa satisfacción?

- Ese… ese maldito… - Natsuki apretó los dientes con fuerza – él es el culpable de todo esto…

- Buscar culpables no te solucionara el problema – Mai suspiró, volvió el rostro para mirar a su amiga y le palmeo amistosamente el hombro – ne, ne Natsuki vayamos al hotel a para cambiarte de ropa creo que a Shizuru siempre le ha gustado que seas tu misma, así que simplemente se tu misma estoy segura que ella te encontrara eso que tienes que le hizo enamorarse de ti.

- Mai – Natsuki se volvió a mirarle sorprendida y sonrió suavemente.

- ¡Maiiiii! – grito Mikoto y ambas chicas se volvieron para ver correr hacia ellas a Mikoto de una manera tan femenina que a Mai inclusive le sangro ligeramente la nariz mientras que a Natsuki casi se le va la mandíbula al suelo al ver la forma tan magnífica como Mikoto se desenvolvía en esas ropas.

- ¿Có… cómo es posible que ella… que ella pueda?

- Una, una larga historia – dijo Mai limpiándose con el dorso de la mano la sangre que había brotado de su nariz.

- Pe… pero – dijo Natsuki mientras se volvía a mirar por momentos a Mai y después a Mikoto – si ella toda su vida había vivido en las montañas entonces… ¿cómo es posible?....

- Vamos, vamos Natsuki te lo explicaré por el camino por ahora vayámonos – le dijo mientras le palmeaba la espalda encaminándole hacia su hotel.


Shizuru no fue a trabajar ese día, se quedo en su pequeño departamento dándole vueltas a todo el asunto de Natsuki, no entendía porque se sentía tan triste, le dolía el pecho como si tuviese un dolor invisible que le oprimiese el corazón.


- Natsuki – susurro mientras miraba el lento caer de la lluvia a través de la ventana de su pequeño departamento – Natsuki – repitió su nombre mirando el cielo, las grandes nubes negras lo cubrían todo por completo… en su rostro se formo una imperceptible sonrisa al recordar el sonrojo de la chica al estar vestida de esa manera – “tu siempre has sido tan femenina” – recordó sus palabras – “las chicas que eran tus fans en el instituto, eran todas muy femeninas”, ¿te vestiste así solo para mí? – susurro suavemente llevándose la mano al pecho – que chica más extraña eres Kuga Natsuki – sonrió ligeramente sintió el pecho cálido y agradable – una chica peculiar… aunque me gustas más tal como tu eres – dijo sin darse cuenta de lo que decía.


En el hotel donde se habían hospedado el cual estaba a dos cuadras del departamento de Shizuru, Natsuki se encontraba sentada en la saliente de la ventana mirando a través de la misma la lluvia que no cesaba de caer, el rostro lo mantenía sobre sus rodillas mientras se abrazaba las piernas, Mai solo le miraba desde la cama mientras acariciaba el cabello de Mikoto. Mai podía entender a Natsuki ya que Shizuru siempre había estado para ella en cualquier momento y circunstancia y ahora ver que la persona que más le amaba simplemente se iba alejando de ella pues… consideraba que no era para menos que se deprimiera, sin embargo en cierta forma le agradaba que Natsuki tuviera que luchar un poco por recuperar a Shizuru, de esa manera sabría cuidarla y valorarla más. Miró el hilo que colgaba de la mano de la chica y sonrió al ver el brillante color violáceo que destellaba con fuerza. Mai noto algo que Natsuki estaba haciendo sin siquiera haberse dado cuenta de ello y se quedo con la boca abierta, enseguida intento hacer lo mismo pero fue inútil sin embargo no quiso decírselo, sea como sea la chica tenía que abrir los ojos por si misma.


- Tomemos un baño Mikoto – le dijo a la chica que parecía disfrutar de lleno las caricias de Mai.

- Sí – le dijo sonriente.

- Vamos a tomar un baño Natsuki – le dijo Mai – ¿estarás bien si te quedas un rato a solas?

- Hhmmmssmm – murmuró sin dejar de mirar a través de la ventana.

- Supongo que eso es un sí – dijo meneando la cabeza en negativo y encogiéndose de hombros con un gesto de resignación – vamos Mikoto – le dijo a la chica y entraron al baño.

- Shizuru – susurro su nombre con suavidad – sus ojos se desviaron hacia la calle por la cual circulaba uno que otro carro al ver la acera de enfrente pudo apreciar  a una conocida silueta que le miraba directamente – Tu – soltó de golpe levantándose y saliendo a toda prisa de la habitación.

No espero al elevador se fue directamente a las escaleras bajando tan velozmente como pudo al salir del hotel esos obscuros ojos le miraron intensamente, Natsuki apretó los puños y cruzo la calle a toda velocidad elevando el puño pero al querer impactar contra el rostro de Yusuke este le detuvo con suma facilidad.

- No estoy aquí para pelear – le dijo mientras sujetaba la mano de Natsuki con fuerza.

- Tu maldito – le dijo con un gesto de dolor ante la presión que Yusuke mantenía sobre su muñeca.

- He venido a hablar contigo – le dijo soltándola, inmediatamente Natsuki se puso en guardia mirándolo atentamente.

- ¿De qué querría hablar contigo? – le pregunto observándole con desconfianza.

- Solamente he venido a… disculparme – dijo y Natsuki noto el esfuerzo que le costo decir esas palabras.

- ¿Disculparte? – le pregunto con una franca cara de incredulidad.

- Disculparme – soltó en un suspiro mientras le tapaba con su paraguas – creo que ambos deseamos una misma cosa – le dijo y emprendieron el camino – la felicidad de Shizuru ¿no es así? – le pregunto mirándola de reojo y Natsuki solo asintió – vayamos a tomar un café y después te dejare en unos baños públicos no quiero que vayas a enfermarte – le dijo Yusuke quien quitándose su gabardina se la puso a Natsuki sobre sus hombros – de esa manera no pasaras frío le dijo mientras sonreía gentilmente haciendo que Natsuki se ruborizara.

- ¿Por qué… te fijaste en Shizuru? – le pregunto Natsuki tras un prolongado silencio.

- Porque… vi en su mirada mucha tristeza – dijo Yusuke suspirado – quería verla sonreír… quería ver su rostro iluminado y lleno de alegría… ¿no crees que ella debería llevar siempre en su rostro una sonrisa?

- Ella… siempre llevaba una sonrisa – le dijo Natsuki sonriendo sutilmente – no había día que ella no te obsequiara una dulce sonrisa – dijo suavemente mirando la acera – siempre estaba llena de palabras amables que te obsequiaba sin pedirte nada a cambio. Ella… siempre ha sido perfecta.

- Perfecta – afirmo Yusuke y su varonil rostro se ilumino – tienes mucha suerte Kuga Natsuki – le dijo al tiempo que abría la puerta de una cafetería, se sentaron en una mesa junto a la ventana y Yusuke ordeno un par de tazas de té – te he envidiado desde el día que vi que el hilo de Shizuru conectaba con el tuyo… esa chica es en verdad tan especial… ahora que estas segura por completo de tu amor hacia ella no tengo duda que en verdad le amaras por el resto de tu vida ¿no es así? – Natsuki se sonrojo y asintió sutilmente con la cabeza.

- Si tan solo ella pudiera recordarme – dijo mientras su rostro se entristecía.

- ¿Has visto lo que estas haciendo con tu hilo místico? – dijo Yusuke mirando divertido la cara de incomprensión de Natsuki.

- ¿Eh?...

- Míralo por ti misma.

Natsuki miro sus manos y tenia sujeto el hilo del destino entre su dedo pulgar e índice.

- ¿Esto?... ¿esto?... – dijo sorprendida mientras no daba crédito a lo que veía, la joven mesera se acerco a ellos dejando una taza de té frente a cada uno de sus clientes y miró con cierta curiosidad las manos de Natsuki quien no dejaba de observar su místico hilo del destino. Mismo que no podía ver la mesera.

- Gracias – dijo Yusuke y la chica se retiro.

- El hilo místico es un vínculo matrimonial, sus dos almas se han fusionado, se han vuelto una sola, no importa en que vida o dimensión se encuentren – dijo Yusuke cerrando los ojos y llevándose la taza de te a los labios – sus almas siempre se encontraran… siempre de una u otra forma van a llamarse – las mejillas de Natsuki se pintaron profundamente de carmín.

- Pero… ¿por qué Shizuru no me recuerda? – pregunto Natsuki tomando la taza de té en las manos.

- El hechizo que le puse es un encantamiento de aturdimiento, sus recuerdos están ahí es solo cuestión de que tu los saques a flote nuevamente, recordará los malos ratos… los buenos momentos… y podría en este momento decirte la manera como anularías el hechizo pero… prefiero que lo averigües por ti misma, el tiempo que gastes en hacérselo recordar creara nuevas memorias en Shizuru… memorias de ti tratando de conquistarla por todos los medios posibles – Yusuke esbozo una dulce sonrisa - ¿no quieres que Shizuru sepa lo mucho que estas intentando llegar a su corazón?

- Yo… - dijo quedamente – sí – sonrió tenuemente mientras recordaba todas las veces que Shizuru estuvo para ella sin pedirle nada a cambio, sea como sea era suya para toda la eternidad y la iba a recuperar – ¡Attchuuuu! – estornudo y Yusuke sonrió.

- Será mejor que te tomes el té, te llevaré a los baños para que no vayas a empeorar.

- Gracias – dijo sintiéndose un poco avergonzada.

- No te equivoques – le dijo Yusuke tomando un trago de su bebida – lo hago por la felicidad de Shizuru.

- Hummm – musito suavemente mientras se decía mentalmente que todo estaba bien así.

****

- ¡Aaaahhhh! – suspiro con descanso mientras se sumergía en el agua caliente, su cuerpo empezó a relajarse lentamente mientras descansaba su espalda en una de la esquinas de ese baño – “no hay nada más relajante que esto” – pensó mientras cerraba los ojos – “se siente estupendamente bien y lo mejor de todo es que casi no hay gente… debí haberle dicho a Mai y a Mikoto que me alcanzaran… aunque estar un rato a solas no me sienta nada mal… ese Yusuke no es tan mala persona… - abrió los ojos fijándolos en el vaporoso techo – aaaahh Shizuru – musito suavemente – “no me daré por vencida, voy a conquistarte” – cerró los ojos mientras se deslizaba un poco más dentro del agua.

- Ara, Yuka-san – esa voz hizo que Natsuki abriera los ojos de golpe al reconocer ese acento – esta bien si solo me lavas la espalda, no no es necesario que ¡aaaahh! Espera… de de verdad solo la espalda.

- “¡Pero qué demonios le esta haciendo esa tipa a mi Shizuru?”

- Ahaha Shizuru-san que envidia… tienes un cuerpo muy bonito tu piel es tan blanca y tan suave.

- “¡Qué?” – el rostro de Natsuki se sonrojo de golpe hasta la nuca mientras imaginaba a Shizuru sin ropa, en ese momento le sangro la nariz y maldijo la esquina donde decidió irse a sentar pues desde donde estaba no podía ver a la chica que le robaba el pensamiento.

- Y tus pechos son tan grandes y tan bien formados quisiera tocarlos

- “Yo tamb… ¡Qué? ¡cómo que quisiera tocarlos?! Pero que sucede con esa tipa?” – pensó Natsuki apretando las manos formando puños.

- Me… me voy adelantando Yuka-san – escucho Natsuki la nerviosa voz de Shizuru y de inmediato le entro el pánico pues iba en dirección hacia ella.

- “¿Qué… qué voy a decirle si me ve aquí?” – pensó Natsuki mientras miraba en todas direcciones… no había nada que hacer estaba completamente rodeada, en cuanto vio un pie asomarse tomo aire y se hundió por completo dentro del agua, provocando que algunas de las chicas que estaban ahí le voltearan a ver extrañadas.

- Shizuru-san espera – le dijo Yuka acercándose a ella y tomándola del brazo, entraron al agua y se situaron en la esquina opuesta a la de Natsuki para buena fortuna de Natsuki el sitio no estaba tan vació así que al momento de emerger un par de chicas le cubrían y para buena suerte de ella Shizuru y su acompañante no la vieron.

- ¿Por qué decidiste venir aquí Shizuru? – le pregunto Yuka quien mantenía un tenue rubor en sus blancas mejillas.

- No lo sé realmente solo sentí que debía venir a este sitio – le contesto Shizuru cerrando los ojos y relajando su cuerpo dentro del agua.

- Esta algo retirado de donde vives – le dijo Yuka suspirando por lo bajo mientras admiraba las finas facciones de su amiga.

- Sonará extraño pero sentí que debía estar aquí – le respondió Shizuru mientras abría lentamente los ojos y su mirada viajaba en derredor, Natsuki se oculto tras las espaldas de una chica para que Shizuru no la viera.

- “No importa en que vida o dimensión se encuentren, sus almas siempre se encontraran… siempre de una u otra forma van a llamarse” – la voz de Yusuke le regreso a la mente – “¿esto significa que ella esta aquí por mi?” – se pregunto internamente mientras se llevaba la mano a la barbilla y miraba un punto perdido en el agua.

- ¿Na…Natsuki? – la pregunta de Shizuru le hizo volver el rostro ruborizándose enseguida al ver la cara de nerviosismo que se formo en la cara de la chica que le miraba sin dar crédito a lo que veía - ¿q… qué… qué haces aquí? – pregunto mientras doblaba las piernas hasta pegarlas a su pecho.

- Yo… pues bueno – dijo llevándose la mano a la nuca – me he mojado y para no pescar un resfrío he… he venido a bañarme – sin desearlo sus ojos se desviaron hacia los blancos hombros de la chica y de ahí un poco más abajo justo donde se dibujaban los pechos de la chica que se abrazo las piernas con ambos brazos y se ruborizo todavía más.

- ¿Q… qué estas mirándome? – le pregunto nerviosa mientras Natsuki se ruborizaba hasta la nuca al ser conciente de que una vez más había incomodado a Shizuru.

- Yo… yo… me tengo que ir – dijo Natsuki levantándose dejando ver el completo de su cuerpo desnudo, dejando por un momento a Shizuru sin respiración; Natsuki no noto el gesto de admiración que se dibujo en la cara de la chica de Kyoto quien no pudo quitar la vista del cuerpo de su extraña amiga peliazul hasta que se perdió de su vista.

- Nat…su…ki… - suspiro su nombre dejando a su amiga Yuka ligeramente desconcertada ante lo que ella consideraba un inminente gusto de parte de Shizuru hacia esa extraña chica peliazul.

Mientras Natsuki se vestía agradeciendo a su buena suerte de que en esos baños hubiera secadora de ropa no dejaba de sonreír con cierto dejo de felicidad al saber que no importara que cosa sucediera Shizuru de una forma u otra siempre iría hacia ella… al salir de los baños la lluvia había cesado mientras caminaba rumbo a su hotel no dejo de sonreír… de alguna forma en el pasado ella había logrado obtener el corazón de esa chica… y siempre se considero así misma la mejor amiga de Shizuru… quizás eso era… antes de intentar conquistarla primero tenía que volver a ser su mejor amiga… no corría prisas ¿verdad?... sí… había tiempo y esta vez no huiría… esta vez estaría ella siempre para su amada Shizuru.


****

Los días pasaron uno seguido del otro con suma tranquilidad, ahora que Natsuki sabía que era capaz de agarrar el hilo místico siempre que podía lo sujetaba con suavidad y le hablaba a Shizuru por medio de él, diciéndole cuanto lamentaba su comportamiento anterior y prometiéndole que esta vez sería diferente, le platicaba lo que le había hecho sentir siempre que la embromaba y como su sincera preocupación que le mostró cuando eran Himes le hicieron sentir por ella tal cariño que hicieron de ella su persona más querida; Natsuki no lo sabía pero cada vez le hablaba a Shizuru a través del hilo místico esta sentía en su alma una calidez que le envolvía por completo y le hacía sentirse muy feliz. Natsuki dejo sus planes de conquista a un lado y se limito a ser ella misma, de vez en cuando Natsuki iba a recoger a Shizuru a su facultad y le invitaba a comer, le pedía que le acompañara a comprar lencería como una de sus tantas estrategias a seguir para que Shizuru poco a poco se fijara una vez más en los atributos que alguna vez le sedujeron de ella y por las noches le pedía que le enseñara a cocinar cosa que dejo bastante sorprendida a Shizuru pues nunca se imagino que esa chica fuera capaz de interesarle algo como eso, a pesar de no tener un record de asistencia modelo Natsuki consiguió su cambio a un instituto en Tokio que quedaba relativamente cerca de la facultad de Shizuru y en cierta forma tantas eran las veces que Natsuki se quedo a dormir en el departamento de Shizuru por las platicas tan largas que las llevaban hasta altas horas de la noche que un día la chica de Kyoto de propio ofrecimiento le dijo a Natsuki que estaría bien si compartían gastos y se hacían compañía mutuamente, Natsuki esbozo una enorme sonrisa y acepto con demasiado entusiasmo mismo que en absoluto molesto a Shizuru ya que en cierta forma empezaba a sentirse demasiado a gusto en compañía de Natsuki. Y así el tiempo siguió su curso…

- Hummm ¿hoy a quien le toca hacer la cena? – le pregunto Natsuki a Shizuru mientras se quitaba el uniforme de la escuela.

- La haré yo – le dijo mirándola por un momento y desviando la vista al ver su cuerpo desnudo pues desde hacía algunas semanas había sentido una gran necesidad de tocarla más allá de lo que haría una amiga.

- ¿Quieres que te ayude? – le pregunto Natsuki mientras terminaba de cambiarse de ropa.

- No, no te preocupes estaré bien, ¿qué te parece si mejor terminas los deberes y vamos al cine? – le guiño mientras le sonreía dulcemente.

- ¿En verdad? – le pregunto Natsuki sonriendo con emoción

- Sí, - le respondió Shizuru – además he comprado palitos de pescado y un frasco de mayonesa para que los disfrutes en la cena.

- ¿En serio? – pregunto con los ojos completamente iluminados.

- Ara, Natsuki esa manía tuya por la mayonesa francamente me pone nerviosa – le dijo riendo por lo bajo.

- “¡Ahh! Shizuru te ves tan hermosa” – pensó mientras sus mejillas se ruborizaban.


Natsuki termino pronto sus deberes ayudo un poco a Shizuru en la cocina y al salir del departamento Natsuki iba con una franca cara de satisfacción por haber comido los palitos de pescado rebosantes de mayonesa.


- Ah, Natsuki – dijo Shizuru riendo suavemente – nunca imagine que un palito de pescado pudiera desaparecer envuelto en mayonesa, casi te has acabado el frasco entero.

- Oi, Shizuru no es educado criticar la forma de comer de tus amigas – le dijo Natsuki haciendo un mohín con la boca.

- Kannina Natsuki pero – se rió un poquito más alto – es muy entretenido verte comer.

- Shizuruuuu – le dijo con un ligero reproche.

- Kannina Natsuki, en compensación mañana te prepararé una ensalada y podrás aderezarla con tanta mayonesa como desees.

- ¿De verdad? – le pregunto mirándole con grandes ojos de agradecimiento.

- De verdad – le afirmo Shizuru – “¡ah! Natsuki con esa expresión pareces un cachorrito”

Llegaron al cine y leyeron la cartelera.

- ¿Alguna que desees ver Natsuki? - le pregunto mientras miraba los títulos de las películas.

- No sé… creo que… ¡ah! ¡esta! ¡Es de zombis! – le dijo mirándola con emoción.

- ¿Seguro que te no te dará miedo?

- ¿Miedo? ja,ja,ja,ja,ja,ja ¿después de las batallas que peleamos como himes y de los huérfanos que derrotamos?

- ¿Himes? ¿huérfanos? – pregunto Shizuru mirándole interrogante

- Na… nada – le dijo al tiempo que agitaba sus manos frente a ella – “si definitivamente no pude escoger mejor película” – se dijo para sus adentros – “Shizuru estará tan asustada que se abrazara todo el tiempo a mí” - y comenzó a fantasear.

Breve fantasía de Natsuki.

- ¡iaaahhh! Natsuki tengo miedo.

- Ha,ha,ha,ha no te preocupes Shizuru es solo una película – amplia sonrisa de seguridad y confianza – yo te protegeré – la abraza.

- Natsuki eres tan valiente – le voltea a ver con ojos de admiración.

- Ha,ha,ha – ríe segura de si misma – por ti siempre seré valiente – le toma la barbilla con la mano y eleva su cara… acerca su rostro lentamente al de ella y entonces…

- Natsuki ya compre las entradas – le dice antes de poder besarla.

- ¿Eh?...

Fin de la fantasía

- Las entradas Natsuki ya… ya las compré ¿te sientes bien?... estabas haciendo unas caras muy extrañas.

- Sí, sí… estoy… bien…ha, ha, ha, ha – le dijo llevándose la mano tras la nuca.

30 minutos después…

- ¡¡iiiiiaaaaaaaahhhh!!

- ¡¡Sssshhhhh!! – se oyó de forma unísona

- Nat… Natsuki contrólate es… es solo una película – le dijo mientras le tomaba de la mano

- Pero… es que – levantó el rostro mirándola con ojos de cachorrito asustado.

- Todo esta bien Natsuki – Shizuru le sonrió dulcemente embelesada por esa tierna expresión dibujada en el rostro de la chica que tenía a su lado – le paso el brazo sobre los hombros y la acerco a su pecho, Natsuki se vio invadida por el calor y el aroma de la chica que más amaba y por la cual haría cualquier cosa que le pidiera, Shizuru descanso su mejilla en la cabeza de Natsuki respirando profundamente la fragancia que manaba naturalmente de la chica que sostenía entre sus brazos - ¿quieres que nos vayamos? – le pregunto Shizuru apaciblemente.

- No – le respondió en un suspiro mientras mantenía sus ojos semi cerrados y esa ligera y dulce sonrisa que mantenía en sus labios que adornaba de forma perfecta el arrebol que se miraba en sus mejillas.

- De acuerdo.

Se quedaron ambas abrazadas sintiéndose mutuamente, envolviéndose en su propio mundo lejos de todo aquello que las rodeaba.

****

Y el tiempo siguió su curso y Natsuki noto con un poco de aprensión de que su hilo místico cada día se hacía menos visible a sus ojos y lo relaciono con el hecho de que quizás Shizuru estaba dejando de amarla y eso la puso seria y pensativa cosa que no paso desapercibida para Shizuru quien no supo cómo interpretar el comportamiento de Natsuki que se notaba ansiosa y preocupada. Un día Natsuki recibió una llamada de Mai quien le pidió que se vieran el fin de semana, su sorpresa fue grande cuando vio a Mai, Mikoto, Nao y Takeda en la estación del tren. Shizuru que había acompañado a Natsuki a la estación noto como el chico se ruborizaba ligeramente al ver a Natsuki y eso le incomodo un poco.

- Mai – le saludo Natsuki – no sabía que vendrías con Takeda y Nao – le dijo bajito para que no le escucharan.

- Bueno la idea fue de Nao porque ahora está saliendo con Takeda – sonrió meneando la cabeza en negativo – creo que quiere cerciorarse por sí misma que él ya no siente nada por ti.

- ¡Aah! – suspiro – que tonta – rió por lo bajo mientras le miraba discretamente – me preocupa que quiera vengarse de Shizuru – dijo suspirando por lo bajo.

- Vamos, vamos Natsuki – Mai le palmeo el hombro – no creo que haga nada como eso, vayamos a divertirnos ¿quieres? – le guiño un ojo y le sonrió.

- No te prometo divertirme mucho – le dijo Natsuki mirando apesadumbrada su más y más transparente hilo místico – creo que algo va mal – su tono de voz mostró preocupación.

- ¿Qué sucede Natsuki? – le pregunto Mai con gesto interrogante. Natsuki elevo el dedo meñique antes de continuar.

- Ya casi no lo veo

- ¿Eh?

- El hilo místico ya casi no lo veo creo que Shizuru ya no me ama – dijo esto último sintiendo aprensión en el corazón.

- Pues yo ya no puedo ver tu hilo ni el mío pero puedo decirte que no creo que Mikoto haya dejado de amarme – le sonrió con las mejillas cubiertas en rubor – bueno es que anoche pues… ¿cómo decirlo?– se llevo el dedo a la mejilla y sonrió nerviosa.

- No… esta bien así – le respondió Natsuki sintiéndose ligeramente incomoda – ¿entonces?...

- Supongo que se ha terminado el hechizo que nos permitía ver el hilo del destino ¿no crees?

- ¿El hechizo? – pregunto Natsuki cambiando su apesadumbrado gesto de tristeza en alegría - ¡Sí! Eso debe de ser – dijo con entusiasmo – muy bien voy a hacer que Nao centre toda su atención en mi de tal forma que será de mi de quien querrá vengarse y no de Shizuru.

- ¿Eh? – el rostro de Mai se mostró interrogante.

Decidieron pasar ese sábado en el parque de diversiones de Tokio durante todo el día Natsuki estuvo demasiado amable con Takeda y este cada vez que miraba a Nao se sentía entre la espada y la pared ya que Nao le miraba soberanamente molesta y solo se cruzaba de brazos y le daba la espalda provocando en el chico una severa angustia pues bien era cierto que no podía mostrarse irrespetuoso con Natsuki quien para todos lados se llevaba a Takeda dejando así más que sorprendida a Shizuru y a básicamente todos menos a Mai que ya se imaginaba las intenciones de su buena amiga, pero gracias a ello se dio cuenta de que Natsuki había logrado su cometido pues cada vez que Natsuki se llevaba a Takeda de un lado a otro o bien lo tomaba del brazo Shizuru fruncía levemente el entrecejo. Sin embargo Mai no estaba muy segura que Natsuki se diera cuenta del efecto que le causaba al amor de su vida motivo por el cual decidió que ya bastaba de tanta tortura, tenía un plan y lo llevaría cabo.

Por la tarde Mikoto, Nao y Takeda se adelantaron para ir a cenar entonces Mai le pidió a Shizuru y a Natsuki que le acompañaran el atardecer se pintaba ya en el cielo, Shizuru miraba por momentos la cara feliz de Natsuki y no le agradaba nada menos todavía cuando se llevaba la mano a los labios y ahogaba una que otra risita que empezaba a molestarla.

- Creo que – dijo Mai – Fujino-san ha querido subir a la rueda de la fortuna desde hace rato – dijo guiñándole un ojo a Natsuki así que ¿estaría bien si nos subimos las tres?

- ¡Claro! – dijo Natsuki con una hermosa sonrisa que dejo ligeramente boquiabierta a Shizuru.

- Pues bien subamos entonces – les dijo Mai guiñándoles, primero subió Shizuru, después Natsuki y ya iba a subir cuando miro su bolsillo y saco su celular.

- Bueno, ¡ah! Nao…¿eh?... sí de acuerdo voy hacia allá – guardo su celular y se disculpo con las chicas – gommen Mikoto se ha tirado la comida encima y no deja de llorar preguntando por mí.

- ¿Eh?... – dijeron Shizuru y Natsuki al mismo tiempo mientras se miraban la una a la otra.

- Nos vemos al rato – dijo Mai yéndose del sitio sintiéndose más que satisfecha – espero que Shizuru sea capaz de confesarse con ella, estoy segura que sus sentimientos por Natsuki están despertando. – volvió el rostro atrás y vio como la atracción estaba girando y sonrió tiernamente – es hora de que seas feliz Natsuki.

****


Shizuru miraba a momentos el feliz rostro de Natsuki quien miraba sonriente por la ventanilla de su lado, el cielo se había pintado de carmín y dorado con algunas nubes magentas, la chica peliazul suspiro hondamente.

- Ese chico ha hecho que tu corazón se sienta feliz ¿verdad Natsuki – la voz de Shizuru carecía de emoción.

- ¿Eh? – Natsuki se volvió para mirarla - ¿Takeda? – le pregunto mirándole interrogante.

- Sí, ese chico en verdad se nota que te agrada mucho – le miro sin alegría más bien con un dejo de tristeza que se reflejaba en el escarlata de sus ojos que dejo un poco sorprendida a Natsuki.

- Shizuru – dijo su nombre por lo bajo.

- Nunca te había visto tan alegre ni tan activa creo que ese chico en verdad tiene suerte de que lo quieras… creo que sería bueno que estuvieras con él.

- ¡Baka! – soltó de golpe Natsuki mirando a Shizuru con las lagrimas a punto de desbordarse de sus ojos - ¿por qué me dices eso? – le pregunto apretando las manos sobre sus rodillas formando puños - ¿por qué? Si tu sabes bien que tu… que tu… - bajo la mirada mientras sus mejillas se ruborizaban dejando a Shizuru más que sorprendida.

- Natsuki – dijo Shizuru estirando la mano para tocar el hombro de Natsuki pero esta se hizo a un lado.

- No – dijo mientras las lagrimas se escapaban de sus verdes ojos - todo el tiempo que he estado contigo ¿no ha significado nada para ti?, he querido acercarme de mil maneras a ti ¿y tú me dices que debería estar con Takeda?

- Nat…su…ki… - dijo Shizuru tragando saliva al darse cuenta de lo que quería decir con eso.

- Es que yo… en verdad…

- Kannina Natsuki – susurro Shizuru bajando la mirada – estoy celosa…

- ¿Qué? – pregunto Natsuki sorprendida.

- Estoy… celosa… - repitió despacio mientras respiraba profundamente antes de atreverse a mirar a su compañera de ojos verdes – la forma como lo tomabas de la mano… la manera como lo llevabas de aquí para allá… mientras que a mí ni siquiera me mirabas…

- Shi…zu…ru…

- Desde hace tiempo no dejo de pensar en ti – se confesó Shizuru sonriendo tenuemente – al principio creí que solo te quería como a una hermana… pero con el paso de los meses… he tenido pensamientos que… - se ruborizo mientras bajaba el rostro y apretaba las manos formando puños sobre sus rodillas – creo que no es normal que una amiga quiera… es que yo… quiero tocarte… más allá de lo que permite la amistad… - se mordió el labio inferior mientras volvía su sonrojado rostro a un lado para ver morir lentamente el ocaso – ahora… que te he confesado esto… pensaras que no soy normal ¿ver… - sus palabras murieron en sus labios Natsuki le había girado el rostro y le planto un beso en ese momento una luz rojiza ilumino el interior de la cabina donde se encontraban destellando con gran fuerza, nuevamente dos siluetas de un blanco brillante salieron de sus cuerpos que se hallaban desnudos sus ojos permanecían cerrados… sus manos permanecían unidas… las dos siluetas blancas se fusionaron envolvieron el cuerpo de las dos, el hilo místico las envolvió rodeándolas como si estuviera atándolas y en un momento determinado ambas mujeres abrieron los ojos lentamente.

- Natsuki…

- Shizuru…

- Te Amo – dijeron al unísono y entonces nuevamente se vieron envueltas en una potente luz rojiza que poco a poco fue cediendo para cuando Natsuki abrió los ojos pudo observar como si una nevada roja se sucediera dentro de la cabina donde se encontraban, miro a Shizuru quien mantenía sus ojos cerrados noto que sus manos se encontraban entrelazadas entre las suyas.

- Shizuru – susurro suavemente.

- Nat…su…ki… - Shizuru lentamente abrió los ojos y mientras lo hacía a una velocidad vertiginosa vinieron todos los recuerdos tanto los buenos como los manos en una sucesión de imágenes tan veloz que le llevaron a soltarse de las manos de Natsuki y sujetarse la cabeza con fuerza.

- Shizuru – dijo Natsuki sin decidirse a tocarle siquiera, tras unos momentos Shizuru bajo sus manos lentamente y levanto la cabeza paulatinamente hasta fijar su escarlata mirada en esos ojos verdes que eran el todo de su vida.

- Natsuki – pronunció su nombre como si hubiera pasado mucho tiempo y apenas volviera a encontrarse con ella.

- Shi… Shizuru – Natsuki trago saliva nerviosa imaginando lo peor pero sus temores se disiparon lentamente cuando vio a Shizuru entrecerrar los ojos y sonreírle tiernamente.

- ¿Has pasado todo eso para estar conmigo? – le pregunto haciendo que Natsuki abriera los ojos enormemente.

- ¿Qué has dicho? – le pregunto mientras sentía las tibias manos de la mujer que amaba entrelazarse con las suyas.

- No entiendo cómo es que pude olvidarte – le dijo dejándole más que sorprendida.

- Shizuru… ¿sabes quién soy?... ¿recuerdas como nos conocimos? – pregunto con ansiedad.

- Fue en aquel jardín – le respondió soltándose de sus manos – Natsuki parecía un cachorrito asustado cuando te giraste para mirarme…

- ¿Un cachorrito? – pregunto Natsuki un poco avergonzada pero sonriente…

- Te mirabas tan tierna…

- Shizuru…

- Natsuki…


Se acercaron lentamente y fundieron sus labios en un beso que les hizo temblar de la cabeza a los pies se unieron en un abrazo lleno de ansiedad y el corazón se les lleno de una emoción indefinible con palabras era tan cálido y ardiente que por un momento pensaron que se convertirían en cenizas, Shizuru se separo suavemente de ella y le tomo el rostro entre sus manos y le observo atentamente.


- Natsuki… Natsuki – repitió su nombre como si fuera una oración y se recargo a su pecho, se abrazo a ella mientras sus lágrimas se desprendían de su rostro con soltura, pero lejos de ser de tristeza eran de una alegría absoluta plena y total.

- Shizuru… - la abrazo a su cuerpo hundiendo su rostro entre su castaña cabellera y respirando profundamente el perfume natural de la mujer que sostenía con dulzura entre sus brazos – Te Amo – fueron sus palabras las que hicieron que Shizuru sonriera con verdadera sinceridad, una sonrisa real y verdadera.

- Te Amo Natsuki – fueron las palabras que Shizuru le obsequio y que provocaron que brotaran lagrimas de felicidad de los ojos de la peliazul ya que había esperado con gran ansiedad a que fueran pronunciadas por la chica que tanto amaba.


Se quedaron así largo rato, sintiendo su mutuo calor fundirse y convertirse en uno solo tal como eran sus almas un mismo ser… maná y latido… latido y maná… principio y fin… alfa y omega… eran una… un solo espíritu… un ser perfecto.


****

Esa misma noche despidieron a Mai, Mikoto, Nao y Takeda en la estación del tren la manera como tenían entrelazadas las manos hicieron que Nao se diera cuenta de su verdadera relación, lejos de molestarse se sintió tranquila pues sabía que podría mantener a Takeda para sí misma; pues ese chico le venía como una minita de oro lo mantenía trabajando de las seis de la mañana hasta el anochecer sin embargo en verdad lo quería y él a ella. Antes de subir al tren Shizuru tomo la mano de Nao y la llevo por separado y se disculpo con ella por el amargo trago que le hizo pasar cuando eran Himes; Nao sorprendida por la sinceridad con la que Shizuru le pedía perdón termino por darse cuenta que no era realmente una mala persona y que a veces el amor te hace hacer cosas que jamás imaginaste, aceptó sus disculpas y se despidió de ella en buenos términos. Mai felicito a Natsuki discretamente y el pobre de Takeda solo miraba a Nao esperando que no le reclamase demasiado severamente el hecho de que Natsuki le hubiera monopolizado casi todo el día.


Cuando se hubieron ido ambas chicas se fueron tomadas de la mano, ninguna de las dos decía nada, no hacía falta, ahora estaban juntas y así lo estarían el resto de sus vidas… por toda la eternidad…


- Natsuki – le dijo Shizuru un tanto cuanto pensativa cuando hubieron llegado a su departamento.

- Dime

- Puedo recordarlo absolutamente todo pero… siento que hay alguien… o algo que no puedo recordar... Puedes decirme ¿qué fue lo que sucedió realmente?

- Pues… - Natsuki dudo un momento pero supo que si no se lo contaba la sombra de ese recuerdo sin nombre para Shizuru le perseguiría por el resto de sus vidas – de acuerdo – le dijo llevándola al sofá – te lo contaré desde el principio… - todo empezó cuando…


Pasaron algunas horas en lo que Natsuki le contaba a Shizuru acerca de Yusuke, el hilo del destino y su aventura para poder salir con vida de las pruebas que tuvo que superar, Shizuru le escucho atentamente admirándose por todo lo que Natsuki había pasado para poder estar a su lado, le conto todo inclusive el encuentro que tuvo con su madre y como esta le había puesto en aprietos al no ser lo que ella consideraba digna para Shizuru quien solo se rió y le pidió disculpas a Natsuki por los modales de su madre. Para cuando llego a la parte donde ella le había encontrado en Tokio Shizuru le interrumpió pues recordaba absolutamente todo el resto.


- Natsuki – dijo sonriendo sutilmente – ya que estamos casadas ¿podría pedirte un favor?

- ¿Un favor? – pregunto Natsuki mirándole atentamente.

- Sí – le sonrió

- Claro ¿de qué se trata?

- ¿Podrías besar a la novia?

- Shizuru – pronuncio Natsuki ruborizándose tenuemente y sonriendo un poco a penada – hay algo que… - se interrumpió y sonrió ligeramente avergonzada – ven – le tomo de la mano y la llevo a la recamara que compartían, se acerco a su escritorio y de uno de los cajones saco una cajita, la abrió y tomo un par de anillos que venían en ella sonrió y camino directamente a Shizuru, tomo su mano entre la suya y coloco con mucho cuidado uno de los anillos en el dedo anular de Shizuru – Yo Kuga Natsuki te acepto como mi esposa, en las buenas, en las malas, en la salud y en la enfermedad en esta y en todas las vidas que nos toquen por vivir juntas hasta el fin de los tiempos – dijo suavemente besando la mano de la chica que desprendió lagrimas al escuchar a Natsuki.

- Nat…

- Sssshhhh – le puso un dedo en los labios – Shizuru – dijo su nombre y coloco el otro anillo en la palma de su mano. Shizuru lo coloco en el dedo anular de Natsuki.

- Yo Fujino Shizuru te acepto como mi esposa, en las buenas, en las malas, en la salud y en la enfermedad en esta y en todas las vidas que nos toquen por vivir juntas hasta el fin de los tiempos.

- Ahora puedo besar a la novia – le sonrió dulcemente y tomándola entre sus brazos la beso lenta y largamente; le fue desprendiendo de su ropa poco a poco hasta dejar a Shizuru solo con su ropa interior – eres hermosa – le dijo admirándola de arriba hacia abajo, se veía preciosa el fino rubor que cubría sus mejillas le daba un toque de dulce inocencia, la llevo a una de las camas y le recostó con suavidad le beso la frente, las mejillas y deslizó sus labios por el delicado cuello provocando que se estremeciera ante su toque, Natsuki se sintió llena de un poder nuevo ella era capaz de rendir a Shizuru podía verlo reflejado en el rostro de la chica que yacía bajo ella su mirada llena de ansiedad y amor, Natsuki sonrió de medio lado dejándose llevar por una oleada de excitación y deseo sus sentidos se nublaron por completo tan solo sabía que necesitaba llevar a Shizuru a la cima del placer, quería seguir escuchando esa voz tan hermosa deshacerse en suspiros y gemidos, quería seguir sintiendo su cuerpo estremecerse al toque de sus manos que empezaban a recorrer sus perfectos pechos en movimientos circulares mientras admiraba cada gesto que Shizuru le obsequiaba, se sentía tan placenteramente bien ser conciente de que era ella la que llevaba a Shizuru a ese estado y le miraba tan intensamente que Shizuru se ruborizo hasta la nuca llevándose las manos al rostro para cubrírselo – no escondas tu rostro – le dijo gentilmente – quiero ver todos tus gestos.

- No – le respondió sintiéndose ligeramente avergonzada – es muy embarazoso.

- Yo quiero ver el hermoso rostro de Shizuru – le dijo separando con cuidado las manos de la chica de Kyoto que trago saliva y desvió la mirada hacía un lado – de acuerdo… - dijo tras unos instantes – pero… entonces… yo quiero ver primero a Natsuki – dijo al tiempo que se daba la vuelta quedando sobre ella dejando a la peliazul ligeramente sorprendida.

- Shizuru – dijo con el rostro cubierto de un fino rubor.

- ¿Puedo? – pregunto con la voz llena de ansiedad y una muda súplica en sus ojos. Natsuki sabía que Shizuru le deseaba desde hacía ya muchísimo tiempo así que era hora de permitirle incursionar en ella.

- Esta… es mi primera vez – le respondió ruborizándose más intensamente mientras le obsequiaba un dulce gesto de ternura dibujado en su rostro – sé gentil ¿sí? – le sonrió de una forma preciosa.

- Natsuki… - pronunció su nombre y acto seguido le beso de lleno en sus labios profundizando el beso con gran pasión y deseo, la saliva escurrió de la comisura de los labios de la peliazul quien se rindió a esa manera de ser besada, nunca imagino que Shizuru pudiera rendirla de esa forma tan solo con un beso sentía su cuerpo sensible, su vista se nublo y se dejo llevar por las miles de sensaciones que empezaban a recorrerla; esas ágiles manos le desprendieron con presteza de sus ropas dejándola en esa sutil y hermosa lencería que solía utilizar para tratar de que Shizuru se fijara en ella; Natsuki quería ver el rostro de Shizuru cuando ella estuviera rendida ante ella, así que se decidió a no guardar ninguno de sus gestos para si misma, le entregaría todo a la chica que estaba sobre ella acariciando de una forma diestra sus pechos sobre la fina tela que cubría sus henchidos pezones mismos que se hallaban ya húmedos después de haber sido succionados por la hambrienta boca de Shizuru que los dejo sensibles al tacto.

- “¡Aaahhh! Shizuru” – pensó Natsuki mientras la chica de Kyoto deslizaba su boca por la tersura de su estómago – “no fui sincera contigo en muchas ocasiones… la verdad es que siempre me dio alegría saber que contaba contigo… tu constante preocupación por mí… tu sola presencia que lo llenaba todo y me hacía olvidarme de la demás gente que nos rodeaba… debí saberlo desde el principio… solo tu eras capaz de tirar mis barreras… la intensidad de tu mirada me hacía casi imposible mentirte por eso solo te daba esquivas y palabras a medias...”

- Natsuki – pronunció Shizuru mientras besaba esas bien formadas piernas acariciándolas de arriba abajo con suaves movimientos.

- ¡¡Aaaaaaahhhhh!! Shizuru – exclamó Natsuki perdiéndose en la sensación de placer que la estaba invadiendo de lleno – “siempre estabas ahí para mí, entregándome lo mejor de ti sin pedirme nada a cambio… ¿sabes por qué siempre que tenía algún problema acudía a ti?... yo no sabía porque era… es solo hasta hoy que me doy cuenta de que fue porque eras la única persona a la cual sabía que yo le importaba de una forma desinteresada… estando a tu lado… esa seguridad que mostrabas me atestaba de calma e inevitablemente me colmaba de ansiedad… ansiedad de que te fueras y me dejaras sola… como pasó con mi padre y mi madre, era demasiado hermoso tenerte y a la vez demasiado doloroso pensar que algún día me abandonarías como hicieron ellos pero…” - ¡¡¡aaaaaaaahhhhhhmmmm!!! – exclamo al sentir la lengua de Shizuru deslizarse por sobre la delicada tela que cubría su más intimo sitio – “… pero… debía saber que tu amor por mi era real… era verdadero… debí saber que no me abandonarías… que tu eras diferente de todos los que alguna vez me rodearon… debí haber dejado de lado mis miedos y temores… porque lo único que lograba transmitirte era mi inseguridad… no quería darme cuenta de mis verdaderos sentimientos por ti… porque si me hubieras abandonado no lo habría podido soportar… por esa razón era tan reticente contigo… por esa razón – las lagrimas escurrieron de sus verdes ojos – por esa razón te rechazaba porque tu bondad me hería, me lastimaba porque me gustaba saber que te preocupabas por mi pero… tenía miedo de desnudar mis sentimientos hacia ti… y que un día simplemente desaparecieras de mi vida…por eso era yo la que te alejaba de mi… para que así no me doliera tanto si un día te ibas…Shizuru nunca te lo dije pero… si no hacía caso a los chicos… si no hacía caso a Takeda era porque me sentía completa contigo… siempre me sentí más a gusto contigo que con nadie en esta vida… sabía que tenía sentimientos muy fuertes hacía ti pero yo misma me los negaba cubriéndolos bajo el velo de la amistad” - ¡¡aaaaahhhhhhmmmm!! – Shizuru deslizo sus dedos lentamente dentro la húmeda tela subió al cuerpo de la chica y quedo un poco sorprendida al ver el triste rostro de la chica que tanto amaba y esas lagrimas que se desprendían de sus ojos como interminables perlas oceánicas.

- Natsuki ¿te he hecho daño? – pregunto Shizuru con angustia.

- N…o, no… - le respondió meneando en negativo la cabeza – Shi…zuru, ¡Shi…zuru! - le echo los brazos al cuello jalándola hacía ella llorando convulsivamente - ¡Shizuru! ¡Te Amo! ¡Te… Amo! Siempre… siempre te he amado – le dijo con amargo llanto – fue mi testarudez…fue mi cobardía la que te alejo de mí, la que te lastimó – la apretó más contra ella – perdóname, perdóname, lamento tanto haberte hecho sufrir.

- Nat…su…ki – susurro suavemente en su oído y la abrazo con ternura – todo esta bien, todo esta bien, fui yo la que se enamoro de ti… – le dijo con dulzura – no ha sido culpa tuya nada, absolutamente nada... estar a tu lado me hacía feliz… ponerte nerviosa cada vez que te embromaba me hacía feliz porque con ello sabía que no te era del todo indiferente… Natsuki – se separo lentamente de ella – para mi el hecho de poder compartir el mismo espacio que tu, el poder abrazarte… el saber que podías confiar en mí eso siempre me hizo sentir amada.

- Shizuru – pronunció su nombre con una dulce emoción que le embargo el alma y el corazón.

- Te Amo Nat… su…ki… - le beso nuevamente lento, muy despacio demostrándole en ese gesto todo su amor, tratando de transmitirle a cada caricia lo mucho que sentía por ella y la necesidad que siempre tuvo de tenerla de esa forma entre sus brazos, Natsuki recibió todo de ella se entrego en ese beso como nunca en su vida se había entregado a nadie, le desnudo su alma y sus sentimientos…Natsuki se entregaba a Shizuru le ofrecía su vida, su alma, su corazón… le entregaba el completo de su ser.

Shizuru recorrió el cuerpo de Natsuki por entero, le lleno de caricias, de palabras dulces, le lleno de besos y de mimos, la acuno entre sus brazos, le susurro al oído todo lo que la amaba; se entrego a ella por completo sin guardarse nada para ella, le amo y Natsuki le correspondió con la misma intensidad, fueron una sola persona una y mil veces, se entregaron hasta que el cansancio les rindió, se fundieron en un abrazo, mágico y eterno, perfecto donde la conjunción de sus cuerpos formaba una figura perfecta… un solo ser.

Esa noche Shizuru tuvo un sueño subía unas viejas escaleras, al llegar a la cima apreció a lo lejos un templo se acerco a él y vio a un hombre ataviado en un extraño traje de monje blanco con extrañas figuras que le adornaban los puños en color escarlata, estaba de espaldas a ella barriendo la entrada solo por un instante sintió que lo conocía, el hombre se dio la vuelta lentamente y sus profundos ojos marrones se posaron en los suyos, su mirada era cálida y amable, le sonrió con dulzura y se acerco a ella, Shizuru se ruborizo al ver la galanura del hombre que se planto frente a ella y le tomo con suavidad de la barbilla.


- Me alegra saber que eres feliz… - un ligero viento agito los árboles de cerezo que adornaban el lugar y los pétalos de las flores cayeron sobre ellos como una interminable lluvia rosada.

- ¿Yusuke…? – pregunto mientras trataba de recordar si ya alguna vez se habían visto.

- Sé que no debería de haber invadido tu sueño – se disculpo bajando la cabeza – pero quería despedirme de ti – no te esfuerces demasiado para tratar de recordarme porque no existo en tus recuerdos tu y yo nunca nos conocimos sin embargo como guardián del Templo yo puedo manejar las dimensiones que rodean la Tierra observa – de sus manos se formo una esfera dorada rojiza, dando paso a una serie de imágenes donde se veía a ella misma y a Yusuke – como puedes ver tu y yo nos conocimos e hice algo malo, arrebate a tu latido su hilo del destino para poder ser yo tu media mitad… sin embargo a pesar de intentarlo tu amor por ella siempre fue demasiado grande – sonrió derrotado – y yo… no puedo competir contra tus propios sentimientos – la esfera de luz se disolvió y le tomo de las manos.

- Gracias – le dijo Shizuru acariciándole suavemente la mejilla – por tus sentimientos – se paro de puntitas y le beso en la mejilla, se separo suavemente de él quien le miro con un fino rubor en sus blancas mejillas – estoy segura de que si otras hubieran sido las circunstancias seguramente me habría enamorado de ti.

- Shizuru – el chico aguanto el llanto que se formo en sus ojos y sonrió lo mejor que pudo aunque su mirada delataba su tristeza – en verdad – le tomo la mano y la beso dulcemente – te deseo una vida llena de felicidad, lo mereces – la abrazo a su pecho y Shizuru cerró los ojos y se dejo envolver en los fuertes brazos del hombre que le beso la frente mientras una huidiza lagrima rodaba por su mejilla.

****

Los rayos del sol se colaron por los pliegues de la cortina un nuevo día había llegado Shizuru abrió sus ojos lentamente y se topo con el esmeralda más hermoso que había visto en toda su vida. Natsuki le sonreía dulcemente mientras delineaba con su índice las perfectas facciones de la chica que le miraba intensamente, sus labios formaron una delicada curvatura se inclinó ligeramente hacía ella y depositó un suave beso sobre los labios de Natsuki, eran suaves y tersos una caricia convertida en seda. El beso se intensificó y con ello una nueva oleada de pasión invadió sus cuerpos Shizuru deslizó sus labios por el cuello de Natsuki, siguió bajando y beso suavemente uno de sus pechos mientras acariciaba suavemente el otro, succionó con delicadeza el rosáceo pezón de la chica peliazul que se deshacía en gemidos mismos que Shizuru disfrutaba como si de la más melodiosa y exquisita pieza musical se tratara, soltó su henchido pezón e hizo lo mismo con el otro.

- Eres hermosa Natsuki – le dijo mientras la observaba por completo deslizo su mano a través del cuerpo de la chica que le miraba llena de amor y deseo y hundió sus dedos entre los suaves pliegues de la entrepierna de la chica y le volvió a besar, Shizuru besaba de una forma maravillosa la suavidad de esa boca era incomparable, la saliva le escurrió por las comisuras de su boca formando un filo hilo que corrió hasta su cuello, la fuerza con que Shizuru le beso la dejó jadeante su cuerpo sensibilizado podía sentir cada caricia que Shizuru depositaba a lo largo de su cuerpo, Shizuru intensifico las caricias en la entrepierna de Natsuki mientras mordía suavemente uno de los rosáceos pezones de la chica que temblaba de excitación.- Sabes tan bien Natsuki – le dijo Shizuru mientras trazaba una línea húmeda por su estómago hasta llegar a su vientre separó los tiernos pliegues con sus dedos y Shizuru hundió su boca deleitándose una y mil veces en el dulce néctar que manaba de la chica que amaba era tan delicioso como la más exquisita de las mieles, Natsuki se aferró a las sábanas mientras Shizuru la sujetaba de sus caderas, Natsuki cerró sus ojos mientras se deshacía de placer por las diestras caricias con que Shizuru le prodigaba, la peliazul curvo la espalda al sentir la lengua de Shizuru abrirse camino dentro de ella, se llevo el pulgar a la boca y lo mordió.

- ¡¡Aaaaaaaahhhhh!!¡¡¡ Shizuru!!! – exclamo sintiendo su cuerpo a punto de explotar – “Eres increíble Shizuru – pensó Natsuki al sentir la cálida lengua de la chica de Kyoto entrar una y otra vez provocándole una excitación que estaba a punto de hacerle perder la razón – me vas a volver loca Shizuru – le dijo entre jadeos mientras su rostro dibujaba el placer que estaba sintiendo.

- “Natsuki eres tan linda” – pensó Shizuru mientras se separaba suavemente de ella llevando en los labios un fino hilo del líquido que gustosamente había bebido, al verlo Natsuki entreabrió los labios mirando el hermoso rostro de la chica que le hacía perder la razón – Natsuki – Shizuru se limpio con el índice los restos del líquido que tenía en los labios y lo llevo dentro de su boca provocando que la excitación de Natsuki se elevara todavía más.

Shizuru le miró seductoramente, le sonrió dulcemente mientras acoplaba sus caderas a las suyas y entonces Natsuki fue testigo de cómo sus sexos se acoplaban de una manera perfecta, Shizuru estaba tan mojada como ella el movimiento de caderas que Shizuru emprendió fue rápidamente aprendido por ella el roce de sus sexos era infinitamente placentero, Natsuki quedo prendada del movimiento de los pechos firmes y suaves de Shizuru mismos que rozaban contra una de sus piernas, se embeleso mirando la expresión de la chica de Kyoto que le había robado el alma y el corazón. Se tomaron de la mano entrelazando sus dedos Shizuru mordió suavemente la pierna de Natsuki mientras esta se aferraba con su mano libre a las sábanas, estaba a punto de llegar lo mismo que Shizuru, ya no podía resistirlo más, grito profundamente el nombre de la chica que amaba combinado con un Te Amo que resonó en toda la habitación, Natsuki fue capaz de tocar el cielo con la punta de sus dedos antes de dejar caer pesadamente las caderas sobre la cama, una ola tras otra recorría por completo su cuerpo mientras Shizuru descansaba sobre ella con la cabeza recostada sobre su pecho, Shizuru elevo su mano y acaricio con sus dedos los finos labios de la chica que tanto amaba.


- Tu corazón late muy rápido – le dijo manteniendo el rostro recostado sobre ese tierno pecho que se elevaba y bajaba con profundidad.

- Eso es – le respondió Natsuki – porque le pertenece a Shizuru… fue Shizuru quien logro derretir la fría capa de hielo que le puse alrededor… es por eso que siempre latera solo por ti… porque te pertenece por completo… yo soy tu latido y tu mi maná – le dijo tomando la mano entre la suya y besándola delicadamente – te pertenezco por completo… por favor cuida de mi – le dijo con ternura, las lagrimas de Shizuru se deslizaron por sus mejillas mojando el nacarado pecho de la chica peliazul.

- Ookini Natsuki – susurro su nombre suavemente – tu por favor cuida también de mi – elevo el rostro y beso a Natsuki con suavidad.

Se quedaron abrazadas un largo rato con sus ojos cerrados como si estuvieran durmiendo, sintiendo el calor de sus cuerpos, disfrutando de la paz de sentirse así, tan unidas y plenas, colmadas de felicidad y tranquilidad.

- Natsuki – le dijo Shizuru mientras su mejilla se curvaba en una simpática sonrisa – la descripción que me diste de Yusuke-kun no fue muy acertada que digamos, es un hombre muy buen mozo – ahogo una risita ante el ¿eeeehhh?! Que Natsuki exclamó.

- ¿Cómo?, ¿Cómo sabes eso? – le pregunto mientras se daba la vuelta y quedaba sobre ella.

- Tuve un sueño – dijo mientras ahogaba una risita al ver la cara de incomprensión de Natsuki – dijo que sabía que no estaba permitido verme pero me ha dicho que solo quería disculparse conmigo.

- ¿Disculparse? – pregunto con una franca cara de incredulidad que hizo a Shizuru no agunatarlo más y soltarse a reír al borde de las lagrimas.

- Natsuki – se rió Shizuru – pero que cara has puesto – siguió riendo sin poderse contener - ¿estas celosa de un sueño? – le pregunto limpiándose una lagrima que escapo de sus ojos de tanto reír.

- ¿De un sueño dices? – le pregunto con un claro gesto de ofensa – ese tipo no es un sueño es muy real y te juro elevo el puño a la altura de su rostro que si ese tipo se atreve a interferir en nuestra vida voy a….

- Nat…su…ki… - Shizuru coloco un dedo en sus labios para que se callara – yo solo le pertenezco a Natsuki – le dijo provocando en la chica que estaba sobre ella un leve sonrojo en sus mejillas.

- Shizuru – pronunció su nombre para después sonreír y abrazarla con fuerza – si Shizuru es mía, mía y solamente mía – se empezó a reír mientras frotaba su mejilla sobre el pecho de Shizuru – ahora entiendo porque Mikoto hace esto tan seguido con Mai – le dijo – es muy agradable – se empezó a reír mientras Shizuru le besaba la cabeza.

- Te Amo Natsuki – le susurro entre su cabello.

- Te Amo Shizuru – le respondió mientras sonreía y por primera vez en la vida se permitía librarse de todos sus temores al saber que Shizuru siempre estaría ahí para ella – si algún día decides volver tus ojos hacía algún chico te enfrentaras a mi furia – le dijo Natsuki mientras se incorporaba y le tomaba el rostro a Shizuru entre sus manos obsequiándole una mirada cómicamente maligna.

- No lo haré – le respondió Shizuru - y tu – le dio la vuelta para quedar sobre ella y tomarle al igual que hizo ella el rostro entre sus manos – será mejor que de ahora en adelante no vuelvas a tomar a ningún chico de la mano ni te lo estés llevando de aquí para allá de otra forma los haré pedazos a los dos – le miro con una cara que hizo temblar a Natsuki.

- Emmm… no, no lo haré… de… deberíamos de dejar de bromear así ¿es tonto, verdad?

- ¿Quién dice que estoy bromeando? – le pregunto Shizuru elevando una ceja y mirándole como su no hubiese entendido lo que dijo.

- ¡Eeeeehhhh???? – Natsuki empezó a sudar frío – en verdad Shizuru puedes dar mucho, mucho, mucho miedo.

- Aaaaaahhhh mi preciosa Natsuki - le jalo y la abrazo a su pecho acariciándole con una mano el cabello - ¿hasta ahora te das cuenta de ello? – le pregunto mientras sonreía tiernamente.

- Pues ahora que lo dices… - Natsuki hizo memoria de todas las veces que pudo apreciar a Shizuru molesta y entonces sonrió derrotada – je,je,je,je es una suerte que Takeda y yo sigamos con vida.

- Una suerte – le dijo Shizuru asintiendo con la cabeza.

- Shizuruuuuu – Natsuki le sujeto del rostro y le miro con reproche – sabes que lo hice solo para que Nao quisiera vengarse de mí y no de ti.

- Lo sé solo bromeaba kannina Natsuki – se empezó a reír.

- Ahora veras – le dijo Natsuki mientras la atacaba a base de cosquillas.

- Natsuki… espera, no, ja,ja,ja,ja,ja.

- Ríndete ante la poderosa Hime de hielo – le bromeó.

- Jamás ja,ja,ja,ja,ja,ja

- ¿Ahhh Síiiii? pues toma esto y esto y esto otro ja,ja,ja,ja,ja,ja


Se quedaron jugando entre las blancas sabanas, riendo y sintiéndose plenas y dichosas completas, disfrutando de cada segundo de sus vidas, disfrutando de su mutua compañía, sintiendo en el aire todo su amor y su pasión. Sabiendo que tenían todo el tiempo del mundo para amarse y disfrutar de una vida llena de plenitud y amor.

Fin


Y pues por último este es un video que hice porque no me pude sacar esta canción de la cabeza xDDDDD claro que las imagenes las tuve que ajustar a lo que decía la canción pero se me antojo para este fic. NO me quedo tan bien pero bueno ojala les gusteeeee!!!!!









21 comentarios:

  1. bn simplememnte sensacional...digo, para pasar lo de amor en prepa, ke me tiene...salu2 Sheila-chan, el vid está kawaii, me gusto!!! Nachi

    ResponderEliminar
  2. xDDDDD, estuvo maravilloso el ultimo cap, no hubo ni una sola palabra que no me gustara, me pareció genial, es bueno que Nat pasara algunas penas en su intento de recuperar a Shizuru para asi como dijo Mai valore aun mas lo que tiene ya que todo en la vida no es facil y hay que sufrir y luchar por conseguir realmente lo que quieres, y mejor aun es que ella tuvo la suerte de tener un final feliz ya que muchos sufren y al final se quedan sin nada, es una pena pero es la realidad. Y con respecto a lo del derrame de petroleo en mexico, estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices, da pena y verguenza que el ser humano contar de obtener dinero y poder ha olvidado lo que es el respeto hacia los demas y poco a poco va perdiendo su humanidad, en este caso con todos esos seres vivos que viven en el mar y las costas, siempre he dicho que lo unico que diferencia a los animales de los humanos es que los ultimos tienen capacidad de hablar y hacer saber sus ideas mientras que los animales no tienen esa ventaja pero eso no quiere decir que no sientan todo lo que pasa a su alrededor, es una lastima que nosotros como humanos y seres supuestamente "razonables" cada dia nos olvidemos de eso, una amiga me preguntó que si creeia que seria mucho el dinero que se ha perdido con esto a lo que yo solo la miré y le dije que eso no es nada importante ya que lo efectivo se recupera que lo que realmente es triste son todas las vidas de los seres vivientes que se han perdido por causa de este lamentable accidente, es algo realmente triste, solo podemos esperar que esto pueda controlarse aunque el daño ya esta hecho se puede decir que irremediablemente.

    PSD: Me alegra mucho que hayas vuelto y que estes bien, ya nos tenias a todas preocupadas, espero ansiosa por las continuaciones de tus maravillosas historias y las nuevas que se te ocurran, besos para ti.

    PSD2: Perdon por el coment tan largo y si me salí un poco del tema, creo que se me salio mi lado amante de la naturaleza.

    ResponderEliminar
  3. Dskjfldksjfkldsjfkdsjfdskdkfjsdklfjds <- Nótese mi emoción en esas palabras xD

    Maravilloso Sheila, quede con muchas sensaciones y por cierto algunas de ellas tendré que ir a matarlas con el agua fría de mi bañera D= xDDDDD ajajaajja me encanto el fin, muy happy ending pero es lo que quería leer de esta historia así que mis felicitaciones por a ver creado otra obra maestra ^^

    saludos Sheila y gracias por la nota cultural que diste, que en serio me informo y me ayudara a no cometer mas atrocidades.

    Besos y abrazos ^^

    ResponderEliminar
  4. Ahh es bueno estar de regreso comentando en este maravilloso blog ^^, la vdd yo tambien eh estado muy ocupada... u_u mucho, jeje cosas qe te contare mi qerida y hermosa shey! extrañaba mucho el escribir aqi, qe decir de este fin de fic... woow creo qe te has volado la barda por lo maravillosamente geneal qe te ah qedado n_n ... es una pena todo eso qe pasa con el petroleo, el medio ambiente como se ah deteriorado por tanta ignoracia del hombre u_u es algo qe sin duda muchos no cambiaran.... un beso mi hermosiiisiiima shey! es media noche y tengo unas horas para dormir! te deseo lo mejor en estos instantes y en todo lo qe viene! sonrie siempre n_n

    ResponderEliminar
  5. todo el fic me parecio de una sola forma...

    PERFECTO... :) felicidades, me encantan tus historias n.n

    ResponderEliminar
  6. Creo, o mas bien confirmo, que después de un día lleno de responsabilidades, trabajo y estudios que no te dejan descansar y llegar a leer este blog, y encontrarme con semejante pedazo de literatura, es lo mas relajante, perfecto e indicado para desestresarme y elevarme al olimpo del yuri, con esta pareja que me fascina, y descubrir que este fics en concreto ha terminado con este gran capitulo. Sheilita, amor, sabes y quiero corroborarlo, eres y seras una excelente escritora, pues mas que todos, imprimes en cada letra esa magia de sentimientos que hacen estremecer al lector. No puedo decir mas porque ya no se puede, llegaste a la cúspide y te doy las gracias por seguir escribiendo grandes cosas. Me encanto este final y como siempre espero que sigas con los que tienes ahí y darnos las mejores letras que leer.

    Un besote grande y un inmenso abrazo de oso de peluche.

    Me despido con mi espada y mi alma

    ResponderEliminar
  7. sheyla estuvo suuper genial,...
    ufff,...si que eres buena,...
    y el video tampoco se queda atras,. ehh??..
    definitivamente me gusta todo lo que haces,..
    espero que contiues asi,..
    suerte,..felicitaciones y saluditos desde venezuela,..
    bye,..bye,..

    .♥♥♥.¡¡Lui Chick!! .♥♥♥.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sheila querida me alegra mucho que estés de nuevo con nosotras, como ya sabes tus historias me encantan y esta por supuesto no es la excepción y más aun si es de mi pareja yuri favorita, es muy dulce me fascina cuando Nat sufre para conquistar a Shizuru. Gracias Shei por tu maravilloso trabajo te mando miles de besos ˄_˄.

    ResponderEliminar
  9. Gracias mis hermosas chicas por tan dulces palabras en verdad me siento súper halagada muchisimas Gracias me alegra que les haya gustado!!!!

    Les mando todo mi cariño, miles de besos para todas y todos ustedes!!!!!

    ResponderEliminar
  10. despues de leerme todo, toooooooodo el fic de un solo tiron, creo que voy a resumir mi...eh...opinion, en una sola palabra:
    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW Q_Q


    Si, creo que con eso dije todo xD

    ResponderEliminar
  11. como siempre es un placer leer tus maravillosas historias Sheila, hace mucho que queria leer esta fanfic tuyo pero hasta ahora me di el tiempo, y la vdd m arrepiento de no haberlo leido antes xq me encanto, d vdd esta genial, haces que me emocione tanto que me lo avente todo en un ratito. me gustas mucho como escritora, mil felicitaciones y gracias!!! Saludos

    AVR

    ResponderEliminar
  12. por finnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!!
    la amada continuacion-fian amo este ficcc
    muchas,pero muchas gracias por deleitarnos con esta hermosa historia (lagrimas de felicidad )
    y... muchas felicidades por concluir este maravilloso proyecto

    ResponderEliminar
  13. sheila! Hace mucho que había leído el fanfic pero lo volví a releer y me ha vuelto a encantar.
    La razón por la que no había comentado es que la skull me ha mantenido algo ocupado pero ahora ya tendré un poco de mas tiempo.
    Respecto a lo del derrame de petróleo, me entere sobre esto en las noticias y lo recordé ahora que leí el fic, creo que esta muy mal tirar desperdicios al mar, ha sido muy egoísta y demasiado malvado el hombre con su propia a casa que ahora la naturaleza con algunos tsunami y terremotos se lo esta cobrando y avisando al ser humano que si no cuidan su casa,nadie mas lo hará.
    De las pocas veces que he ido al mar nunca tiro basura y aunque una vez me toco ver escarbando en la arena bastante petróleo, me dio mucha tristeza la irresponsabilidad del humano ante la naturaleza que nos dio la oportunidad de vivir a su lado y en vez de buscar alternativas como energía de los elementos naturales, no he visto que esa clase de energía se comercialice mucho.
    Deseo que no pase, pero es muy probable que con el tiempo se vera mas la paga por tanto maltrato a la madre naturaleza y a los seres vivos.

    Respecto a tu fafic me agrado mucho.
    Fue un final maravilloso y lleno de amor.
    Amo esta pareja de himes(natsuki y shizuru, mai y mikoto) =D cuidate mucho sheila abrazos y besos y hasta el próximo fanfic.

    ResponderEliminar
  14. Es realmente de los mejores fic que he leido (te lo dice alguien que ha leido más de 200, tanto en español, ingles y/o Frances ah jee y uno en portugues ;DD) Realmente esta muy bien hecho creeme, me hizo sentir tristeza, aungustia y alegria xD (seee al principio queria cachetear a natsuki xD) pero con lo que sufrio despues pues valio la pena xD Realmente me dio un sentimiento muy lindo, muy tierno con tu explicación de el latido y la maná, lo lindo de los hilos rojos del destino, waaa no se pero me lo tuve que leer todo en un dia por que realmente esta sumamente bello *3*)b~ Felicidades!!
    me pasare por aqui más seguido.
    Att. Ichan xD

    ResponderEliminar
  15. Genial! simplemete hermosooooooooo! me hiciste sentir tantas cosas! :) muy bueno! tienes un don, porfa no dejes de escribir fics tan lindos :D a mi novia y a mí nos encanta leerte.

    ResponderEliminar
  16. *-* kyaaaaaaaaaaaaa perfecto!!!!!!!!!!!!! fue genial xDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  17. No inventes escribes increible no se porque cada que leo una de tude historias quisiera que algo asi pasaaa eres increiblee espero pueas seguir publicando historias asi :)

    ResponderEliminar
  18. Me encanto la historia.

    ResponderEliminar
  19. Me encanto la historia.

    ResponderEliminar
  20. genial :) en algunas parte mi hizo llorar

    ResponderEliminar
  21. lo ame... lo adore... no esperaba menos de ti Señorita Sheila... tu forma d eescriber es tan cautivante... me me atrapa... logras transmitir todos los sentimientos que los personajes vivien.... k hasta la piel se me eriza... las lagrimas se asomaron por mis ojos y mas de una vez salieron por completo en algunos partes de esta maravillosa historia..... estupendo.. mis felicitaciones sigue así..
    ATTE: Ka-Na

    ResponderEliminar