domingo, 27 de junio de 2010

Amor En Preparatoria Infierno 7ma Parte

Hola a todas mis amadisimas y amadisimos Fans; les traigo esta noche el siguiente capítulo de esta historia, aprovecho para agradecer su amable espera y quiero mandarles muchos saludos y besos a todas las personas maravillosas que forman este espacio, diseñado para irnos lejos de los problemas cotidianos y sin más aquí esta la continuación!!!! Espero que les guste Las y Los Amooooooooo!!!!

La tensión dentro de la Oficina podía palparse literalmente con las manos, Antonio miraba los expedientes de las chicas con notable nerviosismo, mientras que Adriana ponía al tanto a la madre de la inculpada sobre lo que había sucedido, Karla mantenía sus manos sobre los hombros de Dennis quien era revisada por su madre con detenimiento a cada golpe que detectaba y rasguño apretaba los dientes con fuerza. Dennis ya empezaba a resentirse de los golpes recibidos pero se negaba a soltar lágrima alguna, de ninguna manera le daría el gusto a la estúpida de Paola de sentirse triunfadora. Paola solo miraba a momentos a su madre y a otros al director mientras mascaba chicle de forma nerviosa.

- Ante todo Señora Millán – dijo Antonio mirando nerviosamente a la madre de Dennis – permítame decirle que su hija es la alumna número uno del turno vespertino, sus calificaciones son impeca…

- ¡Y así es como cuida de mi hija quien tanto se esfuerza por ser una de las mejores?

- Señora yo le pido…

- ¡No señor ahorita mismo nos vamos a ir a la delegación a levantar la correspondiente acta!

- Director – dijo Adriana mirando seriamente a Antonio – le solicitan en Administrativos yo me encargaré de este asunto.

- ¡Oh! Si es verdad, Profesora Adriana dejo esto en sus manos – dijo nervioso mientras se levantaba y salía más que deprisa de la oficina.

- Señora Sánchez hágame el favor de tomar asiento – le dijo Adriana mientras esta se dirigía al escritorio – lamento informarle que su hija Paola será dada de baja inmediatamente por la agresión que ha sufrido la alumna Dennis Dávila hija de la señora Millán, quiero decirle Señora Sánchez que el comportamiento de su hija es inaceptable, así mismo quiero informarle que el desempeño académico de Paola es sumamente bajo, viene arrastrando tres materias del semestre pasado y sus recientes calificaciones dejan mucho que desear – Adriana se sentó tras el escritorio y tomo el expediente de Paola, entregándoselo a la madre de esta quien con rubor en las mejillas lo tomo entre sus manos y lo hojeo haciendo un gesto de tristeza con la boca.

- Señora Millán espero que esta medida disciplinaria le satisfaga, quiero reiterarle mis más sentidas disculpas por la agresión que ha sufrido su hija, sé que su deseo es interponer una demanda y nos ofreceremos como sus testigos – el rostro de Paola palideció en un santiamén al escuchar esas palabras.

- Señora yo sé que mi hija es de lo pior

- “¿pior? – pensó Dennis con molestia – con razón Paola es una ignorante”

- Pero yo le pido señora no me la demande la voy a mandar con sus tíos pal otro lado porque aquí nomás se me esta echando a perder. Tengo unos ahorritos ahí guardados se los puedo dar pero no me mande a la cárcel a mi’ja en serio que no es mala persona.

- La entiendo señora pero miré como dejo a mi pobre hija, ¿no estaría usted igual de molesta?

- Sí – dijo cabizbaja – yo le daré lo que tengo son como tres mil pesos, pero no me la mande a la delegación.

- Solo asegúrese de que la manda a estados unidos – dijo Dennis por fin – y lo del dinero no se preocupe quédeselo para que la pueda mandar a la frontera. Simplemente que no se acerque más a mí. Maestra Karla ¿podría llevarme a la enfermería, por favor?

- Pero hija – le dijo su mamá ayudándola a incorporarse - ¿esto no se puede quedar así?

- Esta bien mamá que la expulsen es suficiente para mi.

- Maestra no me expulse no me quiero ir pal otro lado – dijo Paola con la voz quebrada.

- Debiste haber pensado en las consecuencias antes de actuar Paola, desde este momento se te da de baja, ve a tu salón y recoge tus cosas.

- Me voy a portar bien

- ¡Tu Escuintla del demonio!, ¡pero ahorita llegando a la casa vas ver!

- No maestra mis amigas y mi novio están aquí no me expulse por favor – dijo llorando.

- Profesora Karla lleve a Dennis a la enfermería por favor.

- Señora Millán puede salir, usted señora Sánchez quédese voy a entregarle los papeles de su hija de una vez.

- Sí maestra.

- No, maestra no me expulse – Paola se echo a llorar mientras su mamá se levantaba y la zarandeaba de un brazo.

- Pero ahorita le hablo a tu tío para que te vayas pa’ lla a ver si así si haces caso…


Dennis salió tomada del brazo de Karla y de su mamá.


- ¿Qué paso? – le interrogo su hermana nada mas salir – ¿nos vamos ya a la delegación?

- No, no la voy a demandar

- ¡Qué??? Estas loca? ¡Mira nada mas como te dejo! – le espeto mientras le tomaba de la barbilla.

- Me lastimas – le dijo Dennis con un gesto de dolor.

- Suelta a tu hermana – le dijo su mamá – y respeta su decisión.

- Pero mamá

- ¿Ya se fue Victor? – le pregunto viendo que ya no estaba el policía.

- Sí lo llamaron por la radio

- Entonces no hay nada mas que hacer, además la señora mandara a su hija a los Estados Unidos.

- ¿Y que garantía hay de que lo haga? – le pregunto Andrea molesta.

- Maestra ¿podemos irnos? Me duele el cuerpo – le dijo Dennis.

- Les pido que esperen en la cafetería – les dijo Karla – le llamaré para que recojan a Dennis en cuanto el médico de la escuela haya terminado.

- Yo la acompaño maestra – le dijo la mamá de Dennis

- No, mamá el consultorio es pequeño no vamos a caber todos mejor explícale a Andrea porque he decidido no interponer la demanda.

- No se preocupe Señora Millán, le llamaré en cuanto el médico haya curado a Dennis.

- De acuerdo maestra – le respondió brindándole una sutil sonrisa – ven Andrea, vamos a la cafetería.

- Pero mamá…

- Tu también Alberto – dijo y el novio de Andrea suspiro.

- Bueno si no hay más remedio – le respondió el chico tendiéndole el brazo.


Karla se llevo a Dennis quien se recargo en su brazo, como era una chica delgada su peso no lo resintió demasiado.


- ¿Quieres que te cargue? – le pregunto Karla.

- No diga esas cosas ¿cómo me voy a ver si me lleva en sus brazos? – dijo pero sonrió internamente ante la idea.

- Si tienes razón – le dijo Karla - pero no dejarás de reconocer que fue amable de mi parte – le guiño un ojo.

- “Si fue amable pero sería vergonzoso para mi que me vieran cargándome, aunque me pregunto si aguantaría mi peso”

Siguieron caminando en silencio hasta llegar al pasillo que conducía a la enfermería que se encontraba vació de estudiantes o profesores Dennis se detuvo un momento y miro a la distancia, a pesar de que no serían más de veinte pasos se sentía casi sin fuerzas.


- ¿Puede… puede cargarme? – pregunto deteniendo su paso

- ¿Siempre si? – fue la contestación de Karla mientras le miraba de reojo.

- Olvídelo – le respondió resoplando y dando un paso al frente.

- Serás tan sentida, nunca dije que no ¿verdad? – le dijo Karla mientras le detenía sujetándole de la mano.

- Esta bien en verdad no necesito de su ayuda – le dijo un poco molesta.

- Eres una enojona – le dijo Karla quien en un rápido movimiento le sujeto de la espalda inclinándose ligeramente para pasar su mano por detrás de las delicadas piernas de su joven alumna a la cual cargo sin el más mínimo esfuerzo.

- ¿Qué esta haciendo? – le pregunto Dennis al estar entre los brazos de Karla.

- Estoy siendo amable – le respondió mientras sonreía ligeramente y le miraba directo a sus mieles ojos – la verdad es que no pesas nada – le dijo mientras Dennis giraba el rostro a un lado.

- Esto es embarazoso – respondió la chica quien sintió las mejillas encenderse en carmín.

- Vamos no lo es tanto, ahora échame los brazos al cuello que no quiero que te vayas a caer.

- Pero…

- Podemos estar aquí todo el día créeme no me canso tan fácilmente – le dijo sonriéndole y levantando una ceja, mientras Dennis era presa una vez más de sus azules ojos – así que tu decides.

- De… de acuerdo – le dijo mientras desviaba la mirada de esos profundos ojos oceánicos – “sus ojos aaaahhh entonces eso fue… cuando Camila me beso esta mañana… sí, sus ojos me recordaron los de ella… que vergüenza entonces ha sido como besar a la profesora indirectamente” – pensó Dennis mientras se sonrojaba.

- Bien pues vamos – le dijo mientras Dennis le echaba los brazos al cuello.

- “Huele… huele bien” – pensó Dennis mientras recargaba su rostro en el hombro de Karla – es cálida… creo que en verdad no es tan mala persona… de hecho sé que no lo es… ¿por qué es que no me cae bien?... ya ni siquiera lo recuerdo… ¡aaah! Es cierto creí que a Laura le gustaba… Laura – el llanto se formo en sus mieles ojos pero a base de mucho esfuerzo logro retenerlo.

- Ya casi llegamos – le dijo con suavidad.

- Sí… - le respondió con dificultad.

- Ya estamos a solas sería bueno que te desahogarás y lloraras – le dijo.

- Eso… nunca – le dijo ciñéndose más a Karla.

- Nunca he conocido a nadie tan orgullosa como tu – le respondió en un suspiro.

- Lo… tomaré como un cumplido – dijo Dennis mientras cerraba los ojos le dolía todo el cuerpo.

- Hemos llegado Dennis – le dijo Karla mientras la bajaba, Dennis se recargo en el brazo de Karla mientras esta abría la puerta.

- Hola profeso… ¿qué le ha pasado a esa niña? – le pregunto Blanca la enfermera de la escuela.

- ¿No te has enterado? Tuvo una pelea con otra alumna.

- No…no me he enterado, pero hazme un favor súbela a la camilla y que me espere un momento voy por el doctor que esta con Rubén en el almacén.

- De acuerdo aquí te esperamos.


Blanca salió dejándolas a solas; Karla ayudo a Dennis a recostarse sobre la camilla, la chica cerró los ojos mientras se pasaba lentamente la mano por entre su caoba cabello. Karla le miro con algo de pena, si bien era cierto que Dennis no le caía bien tampoco deseaba que le hubiera ocurrido algo como lo que le paso.


- ¿Quieres un poco de agua? – le pregunto Karla.

- No… gracias… estoy bien así de momento – le respondió sin abrir los ojos.

- Por un momento creí que en verdad la ibas a demandar – le dijo Karla mientras tomaba un cono de papel y lo llenaba de agua.

- Y lo iba a hacer pero… ver a esa señora con esa ropa y con ese modo de hablar – suspiró – supongo que Paola es lo que las circunstancias le han obligado a ser.

- ¿Qué quieres decir? – le pregunto mientras bebía el agua.

- Esa señora se ve que a duras penas termino la primaria, su ropa, su arreglo personal… supongo que le ha costado trabajo hacer que su hija llegue a este nivel… tres mil pesos… - dijo con un dejo de tristeza – me partió el corazón cuando le rogo a mi mamá con tal vehemencia – esta vez no pudo evitar que una lagrima escurriera de sus ojos y Karla le miro con tristeza – me he dado cuenta de que soy una chica con mucha suerte… aunque no me toco conocer a mi padre… mi mamá nunca nos abandono… siempre estuvo ahí para nosotras dos, para mi hermana y para mí… tengo suerte de haber nacido de una madre profesionista que supo inculcar en mi hermana y en mi el deseo por la superación…

- Perdona si te interrumpo pero… desde que te conocí tengo una pregunta que he querido hacerte.

- ¿Cuál es?

- ¿Qué es lo que te ha motivado a ser una alumna tan sobresaliente? Digo, miro a mi alrededor y son muy pocos en verdad muy pocos y contados los que tienen una determinación como la tuya, ese deseo de aprender, pareciera que puedes desasociar la idea de tu yo adolescente, es como si una parte de ti ya fuera una persona adulta que sabe lo difícil que es colocarse y labrarse un futuro en este mundo tan competitivo…


- Cuando era niña – le dijo Dennis interrumpiéndola – mi mamá nos llevo a Andrea y a mí a un parque, recuerdo que tendría cerca de ocho años y mientras caminábamos vi a una señora ya entrada en años, vestida con la ropa más ennegrecida y sucia que se pueda imaginar, su cabello blanco grisáceo se veía sucio y enmarañado, cargaba con ella una bolsa vieja de mandado y como bastón tenía un palo de escoba mal partido… la vi rebuscar en un bote de basura y saco un pedazo de hamburguesa y se lo comió con tal avidez que me aterró y más lo hizo cuando volvió el rostro para verme y me sonrió con su boca desdentada, sentí tanto miedo, recuerdo que me agarré muy fuerte de mi madre y me juré que haría todo lo posible por no terminar de esa forma… así que… así que… estudiaría muy… duro – dijo con dificultad pues el llanto que desde hacía rato clamaba por salir le ganaba la batalla y escurría de sus ojos sin tregua – no quiero… acabar como esa mujer… tengo miedo de terminar como ella… yo quiero triunfar y quiero verme en mi vejez contenta… satisfecha…

- Tranquila Dennis – Karla le acaricio su cabello con suavidad – eres una chica muy inteligente, estoy segura que lograras lo que te has propuesto – le tomo de la mano y se la estrecho con suavidad – además de que has sido muy buena al dejar a Paola solo con su expulsión.

- Ella estará bien – le dijo Dennis mientras se limpiaba la nariz con un pañuelo de papel que Karla le había extendido – el… el hecho de que la manden a Estados Unidos… hará que su vida cambie… al menos allá aunque sea de criada ganara mejor de lo que ganaría aquí… - se limpio la nariz y enfoco su mirada en la pared pintada de blanco – tampoco es que le desee lo peor.

- Eres una buena persona Dennis.

- A ver, a ver ¿qué paso aquí? – dijo el viejo doctor mientras entraba a paso veloz – ¡pero niña! Mira nada más como te han dejado – a ver el espacio aquí es muy pequeño Profesora le voy a pedir que salga y usted Blanca por favor tráigame el botiquín de primeros auxilios.

- Esperaré afuera prometido – dijo Karla mientras le obsequiaba una última sonrisa a Dennis quien le miro con agradecimiento.

La puerta de la oficina del doctor se cerró.

Al parecer creó que Dennis no es el pequeño monstruo que pensaba que era, a pesar de ser tan engreída tiene un buen corazón; menos mal que no le paso esto a Laura de otra forma no hubiera sabido como reaccionar, si hubiera sido ella la verdad es que no habría tenido el más mínimo reparo en…


- Sí, me parece bien entonces el sábado, si ya sé que mañana es sábado – al escuchar la risueña voz de Laura mis pensamientos fueron interrumpidos… esa era su voz no cabía duda – sí, sí, ya te dije que sí – tal parecía que hablaba por teléfono me acerque despacio para no hacer ruido – sí, sin ningún problema hecho nos vemos el sábado igual te mando besos bye – al escucharle decir que le mandaba besos a alguien sentí una oleada de celos invadirme como una rápida y creciente ola de fuego que sabía me consumiría en instantes.

- ¿Con quién hablabas? – le pregunte mientras salía a su paso a espaldas de ella provocando que se sobresaltara, tomó el celular llevándolo rápidamente al bolsillo de su suéter.

- Con… con… ¿qué haces aquí? – me pregunto mirándome un poco nerviosa.

- Te he hecho una pregunta ¿con quién hablabas? – le apremie sintiendo la sangre hervirme.

- Con mi prima

- ¿Tu prima? – le pregunte con desconfianza, desconfianza que ella misma se había ganado al engañarme.

- Sí, mi prima – me dijo mientras notaba su semblante palidecer levemente.

- Enséñame tu teléfono

- ¿por… por qué?... – me pregunto balbuceante, miré entonces alrededor y noté que podrían vernos no estábamos lejos de los laboratorios.

- Acompáñame al laboratorio – le dije casi con imperiosidad.

- Tengo que regresar a Clases solo he salido para ir al baño – me dijo con un ligero temblor que me molesto.

- Estas muy lejos de los baños ¿no es así? – le pregunte tratando de controlar mi creciente irritación – acompáñame ya te extenderé una nota para tu profesor en turno.

- Pero…

- Vamos – le ordene, ella me miró por primera vez con un dejo de molestia y temor mezclado con resentimiento que me hizo sentir miserable pero por más que luche simplemente no podía evitarlo, no tardamos demasiado en llegar al laboratorio en cuanto ella entro cerré la puerta por fortuna no estaba la chica que administraba el material del laboratorio – muéstrame tu celular.

- No Karla ¿es que no confías en mí? – me pregunto con reproche.

- No después de tu engaño – le dije al tiempo que extendía la mano y le miraba seriamente.

- Si lo quieres tómalo – me dijo secamente mientras me ponía de un golpe el celular en la mano.

- Gracias – le dije con sarcasmo mientras miraba su lista de contactos, no estaba el nombre de esa chica, solo venía escrito el nombre de Mamá, casa, Alejandro, Román los cuales sabía que eran sus hermanos y venía una lista pequeña de Tío Alfredo, Tía Malena, Tío Fernando, Prima Ariadna, Primo Jonathan y nada más, revisé su bandeja de entrada y cheque sus mensajes tan solo eran cuatro y todos eran de su mamá, me sentí por un momento aliviada pero al levantar la vista y notar su enfado en sus verdes ojos me sentí verdaderamente indigna de ella ¿qué había pasado con mi supuesta autoestima y sensatez? – lo lamento… - le dije mientras le estiraba la mano con su celular y me lo arrebataba con furia.

- ¿Estas contenta? – me pregunto mirándome como nunca lo había hecho, había tanto coraje en su mirada que me temí que estuviera empezando a odiarme.

- Perdóname… es solo que…

- ¡Es solo que eres una celosa! – me dijo levantándome por primera vez la voz – ¡ya me he quedado sin amigos por tu culpa!, ¡de nuevo mis amigos solo son mis primos y primas que no hacen otra cosa más que compararse conmigo! ¡te he dicho que solo estoy contigo! ¡por qué no lo entiendes? – me pregunto con verdadero enfado.

- ¡Ya te he explicado que esos amigos tuyos no eran buenos!

- ¡Y tu que sabe? ¡Si nunca te diste ni la más minima oportunidad por conocerles! – me dijo apretando las manos formando puños.

- Sí te pedí que te alejaras de ellos fue porque…

- Porque no soportas la idea de verme feliz – me dijo interrumpiéndome y mirándome con verdadero enfado – porque me quieres acaparar solo para ti ¡como su fuera de tu propiedad! – ante sus palabras me sentí descubierta… era verdad… quería a Laura solo para mi…

- Es porque Te Amo Demasiado – le conteste aunque sabía que esa no sería una excusa – porque me preocupo por ti.

- Pues bonita forma de demostrármelo, no imagine que fueras así – me dijo con amargura y entonces sentí un temor que me lleno el corazón de angustia pues no quería perderla.

- Lo lamento – le dije e intente abrazarla.

- Suéltame no quiero que me abraces – me dijo haciéndome a un lado.

- Laura por favor lo siento – le dije con suplica en mi voz.

- ¿Y crees que con un abrazo ya se soluciona? – me pregunto meneando la cabeza en negativo mientras me daba la espalda y abría la puerta del laboratorio.

- Espera no te vayas – le pedí y de dos zancadas llegue a la puerta y la cerré nuevamente pero esta vez con llave y la tome entre mis brazos y recargándola de espaldas a la puerta le besé casi a la fuerza, aunque ella se resistió al inicio poco a poco cedió a mi beso inclusive llevo una de mis manos bajo su falda incitándome a tocarla eso me excito al grado de olvidarme de todo tan solo quería satisfacerla.

- ¿Hay alguna clase ahorita en este laboratorio? – me pregunto entre besos.

- No, ninguna – le respondí mientras le acariciaba por sobre su ropa interior.

- Espera – me dijo y así lo hice – ahora date la vuelta – me ordeno mientras podía leer en sus ojos que estaba hambrienta de mi – vamos a jugar – escuche su voz sensual y me hizo temblar de deseo.

- ¿Un juego? ¿Qué clase de juego? – le pregunte mientras me daba la vuelta quedando de espaldas a ella.

- Me pondré en la pared de espaldas a ti vamos a simular que estamos en un sitio apretado y tu te pegas a mi y quiero que me metas mano.

- ¿Cómo se te ha ocurri…

- ¿Quieres hacerlo o interrogarme? Porque si es lo último mejor me voy a clases, así que tu decides – ella nunca me había hablado así pero sabía que lo merecía por la escena de celos que le hice pasar.

- No, esta bien, no te preguntaré más.

- Bueno pues ya esta date la vuelta – me dijo y al echar un rápido vistazo la vi de frente a la pared me acerque a ella y me puse tras sus espaldas – le metí la mano bajo la falda solo para darme cuenta de que se había quitado la ropa interior.

- ¿Qué esta haciendo? – me pregunto y solo por un momento me extrañe de su pregunta para después caer en cuenta que estaba asumiendo algún tipo de papel.

- Nada – le susurré en su oído mientras envolvía el lóbulo de su oreja con mi lengua, la sentí estremecerse y eso me lleno de placer, deslice mi mano por su firme trasero, mientras metía otra de mis manos por debajo de su blusa y tomaba uno de sus preciosos senos, le pase la lengua por su cuello, mis dedos se abrieron paso por sus húmedos pliegues, estaba muy mojada y me complació saber que la ponía de esa forma, apreté su pezón entre mi índice y pulgar y lo jale un par de veces con suavidad mientras mis dedos tocaban su pequeño músculo centro de todos sus placeres estaba henchido y me dieron ganas de meterlo en mi boca.

- Méteme tus dedos – me pidió mientras giraba ligeramente el rostro para atrapar mi boca con la suya abrió más las piernas sentí mis dedos rebosantes de su lubricación, movía sus caderas cadenciosamente, deslicé mis dedos e introduje uno dentro de ella, su interior se sentía caliente y mojado, sentí mi propia excitación entre mis piernas pero lejos de querer satisfacerme deseaba llevarla a ella al borde del éxtasis quería que entendiera que solo conmigo podría sentirse plena y total, le bese hasta rendirla podía sentir sus piernas temblar así que la cargue y la subí al escritorio, me había prometido no volver a hacer una estupidez como la que estaba haciendo pero mi deseo por ella era capaz de nublarme el buen juicio subí su falda para que no se manchara y le abrí las piernas sumergí mi boca centrándome en el centro de todos sus placeres, lamiéndolo, chupándolo con suavidad mientras metía y sacaba mis dedos dentro de ese sitio que hacía poco tiempo había profanado, ella era mía, ella era solo mía, sentí como se empezaba a tensar y supe que llegaría pronto, le acometí con mayor intensidad y presione mi boca un poco más ella se aferro de mi cabello enterrando mi rostro más en ella y escuche como ahogaba ese gemido que amenazaba con llenar todo el espacio vacío del laboratorio. Después de algunos espasmos relajo su cuerpo por completo. Me dedique a beber todo el líquido que rezumaba de su sexo lubrico y delicioso.

- Espera… me volverás loca si sigues así… por favor… - me pido y me detuve pero por mi hubiera seguido entre sus piernas toda la vida – ha estado fantástico – sonrió con satisfacción – se levanto con cuidado del escritorio y saco su ropa interior del bolsillo de su suéter y se la puso.

- Tengo que irme la siguiente clase esta por comenzar – me dijo y tomándome el rostro entre sus manos me beso profundamente, la sujete entre mis brazos abrazándola con toda la ternura que me fue posible.

- Te Amo Laura, Te Amo Tanto.

- Y yo A ti – me respondió – Te Amo, no lo dudes por favor.

- Te lo prometo – le dije y lo sentí sinceramente desde mi corazón ya no volvería a dudar de ella, definitivamente no lo haría nunca más.

- Bueno me voy ahora – me dijo mirándome dulcemente a los ojos.

- Suerte con tu clase – le dije y le miré salir del laboratorio… me quede unos instantes mirando la puerta, y después de golpe recordé que tenía que ir a ver como seguía Dennis, ¡mierda se me había olvidado por completo!, me dirigí a la tarja y me lave las manos y la cara con el jabón líquido que afortunadamente siempre había en un dispensador junto a la tarja, bien sabía que tenía que quitarme el olor a sexo que seguro se habría impregnado en mi piel.

Al salir del laboratorio la brisa fría de invierno me acaricio el rostro, mañana cumpliría 26 años, camine en dirección de la enfermería estaba contenta de saber que sea como fuera si me quedaba o no con el trabajo ya no importaba demasiado, sea como sea tenía a Laura a mi lado y al cumplir ella dieciocho años la llevaría a vivir conmigo eso sería maravilloso en verdad estaba más que contenta por esa razón.

- Blanca ¿y Dennis? – pregunté al llegar al consultorio y ver que ya no estaba mi joven alumna.

- Hace apenas unos cinco minutos que se fueron – me respondió – la alumna pregunto por ti – me dijo mientras terminaba de cambiar la sabana de la camilla – salí a buscarte pero como no te encontré le pregunte a la chica donde estaba sus familiares y me dijo que en la cafetería así que fui a avisarles que se la podían llevar.

- ¿Cómo esta? – le pregunte sintiéndome mal por no haber cumplido mi palabra.

- El doctor dice que afortunadamente no hay nada que con diclofenaco y paracetamol no se cure lo único malo es que le quedara cicatriz por el corte que tuvo en la mejilla – se volvió a mirarme con una sonrisa de ánimo – pero no te preocupes como dijo el doctor hasta para las cicatrices ya hay soluciones, por lo pronto es una suerte que se atraviese el fin de semana porque necesita descansar.

- Ya veo – le dije sin sentirme tranquila tras sus palabras – me voy entonces – le dije mientras me daba la vuelta y me iba.

- Nos vemos – me dijo.

Que insensible había sido, le prometí estar ahí para cuando ella saliera y en vez de eso seguí mis instintos, Laura en verdad que podía ser mi debilidad, mi talón de Aquiles sin duda… en ese momento me di cuenta de lo poco madura que me estaba comportando el hecho de amar a Laura no debía interferir para que cumpliera con mis labores y mis responsabilidades, le debía una disculpa a Dennis por no estar ahí… pero… mañana antes de irme con Iván pasaría a verla para disculparme con ella y de paso saber como sigue… aunque tendría que mentirle igual… me sentí triste ante mi comportamiento ¿qué iba a decirle? ¿perdóname estuve haciéndole el amor a mi novia y por eso no pude estar como te prometí?... que tonta… en verdad debía de saber que la escuela es un sitió que no debo de tomar para estar con Laura de esa manera… me he salvado de muchas pero no creo que mi suerte siga estando de mi lado si sigo abusando de ella. Como sea tenía una clase que impartir y ya me había retrasado.

Esa Karla ¿qué se ha creído? Mira que asustarme de esa manera, tome mi mochila y salí del salón aprovechando que casi todo el mundo había bajado a la cafetería en lo que llegaba el profesor de química ¡Dios! Menos mal que no mencione el nombre de Giselle… si lo hubiera hecho no sé lo que hubiera pasado, miré mi reloj cuando cruzaba la explanada mi siguiente clase estaba a cinco minutos de comenzar pero poco me importo, ya estaba más que decidida a saltarme las clases de química e inglés no tenía ganas de estar en la escuela y además había oído que Dennis había sido golpeada por Paola, hubiera deseado pasar a verla pero no me sentí capaz de verle a la cara… mientras me dirigía a la salida miré un par de veces tras mis espaldas pues tenía un poco de temor de que Karla o la profesora Adriana pudieran verme y no tenía la más mínima intención de explicarles el porque me iba a saltar mis clases. Mi celular timbro un par de veces y me apresuré a la salida para contestar una vez en la calle lo tome y sonreí grandemente.

- Hola prima – dije riendo un poco - ¿cómo te va?

- Muy bien corazón te marco de nuevo porque quiero presumirte que la tipa con la que ando me acaba de regalar un par de tenis bueno que te morirías están súper padres ¿cómo ves?.

- Pues me parece genial – le dije – oye tengo que contarte que Karla me atrapo cuando estábamos hablando por teléfono…

- No te pases ¿en serio?

- Sí y que me pide el teléfono ¿cómo ves?

- Ya ves te dije, te dije que eso iba a hacer pero bueno ¿has hecho lo que te dije? ¿Me pusiste con otro nombre y has estado borrando los mensajes que te he estado enviando nada más acabarlos de leer?

- Si, he seguido tus consejos al pie de la letra y oficialmente eres mi prima Ariadna ja,ja,ja,ja,ja

- Bueno – me dijo resoplando un poco – me hubieras puesto un nombre más bonito, pasando eso de lado créeme cuando te aseguro que ya te irás acostumbrando a ser tu quien lleve la batuta en la relación la verdad ella debería de sentirse halagada de que una chava como tu le haga caso.

- No sé si creerte sea como sea ya la viste y es muy guapa – me estremecí al recordar sus recientes besos.

- Será guapa la tipa pero ¿que edad tiene?

- Veinticinco – le respondí – pero me parece que mañana cumple veintiséis “y no le he comprado nada, valiente novia que soy, tengo que ver que le regalo” – pensé por un momento.

- ¡Bah! Y de ahí a los 30 y a los 40 y en bajada ja,ja,ja,ja,ja créeme no esta muy grande de edad pero tu eres 9 años más joven y eso déjame decirte que es una gran diferencia.

- Pues como sea me puse en el plan que tu me aconsejaste “y que vaya que si funciono”

- ¿El de si empezaba a celarte ponerte molesta?

- Ese exactamente – le respondí mientras cruzaba la calle.

- ¿Y cómo te fue?

- Muy bien hasta terminamos haciéndolo ¿te acuerdas lo que me estabas platicando hace un rato antes de que ella me cachara hablándote? “que por cierto me calentó y por eso quise hacer lo mismo con Karla”

- Ja,ja,ja,ja,ja no me digas que lo hiciste

- Pues sí lo hice pero no le planteé el escenario ni nada de eso como tú me platicaste básicamente me fui al grano – sonreí sintiéndome libre y feliz.

- ¿Pero qué? ¿no te hizo preguntas?

- Pues iba a hacerlo pero le dije que si empezaba a interrogarme me largaba y se puso sedita, sedita – eleve la vista al cielo que estaba azul intenso y era surcado por unas cuantas nubes blancas, el viento se sentía ligeramente frío.

- Huy ¿a poco así se lo dijiste?

- Pues quizá no use la palabra me largo pero use un buen sinónimo – miré a la izquierda y vi el pequeño jardín de recreo donde Dennis y yo solíamos ir a jugar.

- Bueno ya vas aprendiendo es mejor que las mandes a que te manden hazme caso cuando te digo que basta con que las amenaces con que esto se acabo y huy no créeme se les bajan los humos pero si de volada, ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja ¿ya vas a entrar a clases?

- La verdad no voy para mi casa me voy a saltar lo que resta del día.

- Hummm pues todavía te queda un buen rato yo ya salí de la Universidad qué tal si te vienes un rato a mi casa, podemos divertirnos un rato juntas ¿cómo ves?

- Y por divertirnos te refieres ¿a tener sexo?

- No tonta ja,ja,ja,ja,ja,ja te me antojas pero quiero que juguemos en mi recién regalado PS3 ¿Cómo ves?

- ¿Y ese de donde lo sacaste?

- Un regalito de una antigua ex que quiere regresar conmigo

- Pues con todo lo que sabes hacer supongo que no es raro ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.

- Las ventajas de saber querer ya ves ja,ja,ja,ja,ja,ja

- Pues si quiero ir a tu casa pero no sé vives como a 40 minutos de la mía y eso en carro en el micro creo que me haría como hora y media.

- Huummmssss pues déjame ver si me puedo desviar para pasar por ti estoy como a media hora de tu casa.

- De acuerdo me marcas cuando vayas a llegar para encontrarte en la esquina.

- Bueno me parece bien – me dijo – nos vemos al rato besos bye.

Muy bien, pensé mientras me llevaba el celular a la bolsa de mi suéter no ha sido mala idea saltarme las clases.

****

Al miraba con una sonrisa de medio a lado a su amigo quien estaba sentado frente a ella sosteniendo esa verde intensa mirada que tantas veces había visto en la Universidad.

- Tan solo he tenido una sesión con tu cuñado Andrés así que no esperaras que te crea que has venido únicamente para discutir su psicosis ¿verdad?

- De acuerdo – le dijo el hombre quien quitándose las gafas le sonrió – es verdad he venido aquí para intentar reavivar esa vieja flama que hubo entre los dos.

- Andres…

- Antes de que me digas que no piensa en que lo pasamos muy bien y nos complementamos de una manera única.

- Hace años

- Bueno ¿y?

- ¿Qué no se supone que estas con ese chico?

- No me malentiendas por supuesto que amo a Iván pero honestamente no he podido dejar de pensar en ti desde aquella vez que lo hicimos.

- Quizás deberías probar con otras chicas – le dijo recargándose en su fino sofá de piel.

- Lo intente varias veces pero no tuve éxito

- ¿No hubo erección?

- No – le respondió con naturalidad

- Vaya interesante el caso – se levanto del sillón y se acerco a él – Andrés… eres un hombre muy atractivo además de buen psicólogo y un excelente amigo…

- Entonces recordemos los buenos tiempos como los buenos amigos que somos – le dijo interrumpiéndola y atrayéndola para sentarla en sus piernas.

- Vaya – dijo al sentarse sobre el hombre que le rodeó la cintura con sus fuertes brazos – así que en verdad estas así de excitado – le dijo echándole los brazos al cuello mientras sentía el duro miembro de Andrés por sobre los pantalones.

- Así de excitado me pones – le respondió con un toque de deseo en su voz.

- De acuerdo ya me has prendido con esa mirada de cachorrito a medio morir que has puesto – le sonrió mientras le pasaba los dedos por los labios – vayamos a mi habitación – le dijo mientras se levantaba de la silla y lo tomaba de las manos – tienes suerte de que haya terminado con mi último paciente del día.

- Pues que buena suerte tengo – le dijo mientras salían de su despacho y subían escaleras arriba.

- Al – la voz de Esmeralda llamo su atención.

- ¿Dime? – le dijo mientras le indicaba a Andrés que pasara

- Cuando hayas terminado de divertirte me gustaría tener una sesión contigo.

- ¿Quieres que hablemos ya mismo?

- ¿Te parece que este vestida para querer hablar en este momento? – le pregunto mientras extendía las manos en cruz, pues vestía una linda lencería.

- Entiendo – le guiño – entonces te hare cita para hoy a las 9:30 pm

- Hecho – le respondió – diviértete.

- Y tu también con Camila

- Puedes apostarlo – le respondió antes de cerrar la puerta de su habitación.

- “En verdad crecen tan rápido” – pensó mientras entraba a su cuarto.

La habitación de Al era amplia al igual que su cama, todo estaba estratégicamente acomodado y le gustaba tener velas aromáticas, tenía un par de amplios espejos en las paredes de su habitación pues decía que si hay algo que se debe de disfrutar aparte de sentir a tu pareja encima o debajo de ti es poder ver el mismo acto.

- No has cambiado en nada tus gustos – le dijo Andrés mientras se quitaba la corbata.

- ¿Qué puedo decirte? - le contesto Al encogiéndose de hombros – la verdad es que si no lo ves no lo disfrutas al cien por ciento.

- Hace años que no me miro en un espejo al momento de hacer el amor – le dijo mientras se desabrochaba su camisa.

- Espera – le dio Al acercándose a él y acariciando su amplio pecho – yo te la quitaré – le ronroneo de manera sensual mientras él pasaba sus grandes manos por la delicada espalda de la chica quien pareció disfrutar de esas caricias.

- Por cierto – le dijo mirándola con seriedad – estoy limpio he traído mis últimos análisis – he sido muy cuidadoso con Iván.

- ¿Te los estoy pidiendo acaso? – le pregunto mientras le mordía el labio inferior con suavidad.

- Hummmm no pero… por si te interesaba…

- Quieres hacerlo sin condón ¿verdad? – le dijo Al mientras deslizaba la camisa de su amigo por sobre sus fuertes y formados hombros

- Bueno pues… la verdad…

- La verdad es que quieres llenarme con tu semen ¿cierto? – le sonrió seductoramente mientras le enterraba suavemente las uñas en sus fuertes y moldeados hombros.

- Aaaaahhh – exclamo Andrés al sentir su excitación ir en aumento – vas a ponerme tan duro como una roca.

- Hummmm eso me gustaría mucho, no sabes cuánto – le dijo mientras mordisqueaba su bien marcado bíceps izquierdo, mientras una de sus manos le bajaba la cremallera, me agrada que seas un hombre que no descuida su cuerpo – le dijo mientras recorría con la punta de sus dedos la musculatura de Andrés quien sonrió satisfecho.

- Me gusta cuidarme – le respondió mientras tomaba la blusa de Al entre sus manos y la desgarraba con suma facilidad.

- Hummmm parece ser que recuerdas como me gusta – le dijo mordiéndose el labio inferior y mirándolo con deseo.

- Ha sido la mejor experiencia de mi vida ¿cómo podría olvidarlo?

- Entonces no tendremos problemas – le dijo para después morderle con ligera fuerza su varonil pecho.

- Aaaaahhhhh – exclamo mientras su respiración se hacía más profunda – no sabes cuando había deseado esto – le confesó al sentir la presión de los dientes de Al hundirse un poco más en su carne.

- Te has contenido demasiado con tu hombre por la problemática que tiene pero descuida – le dijo tomándolo de las manos y llevándolo a la cama – el día de hoy haré contigo todo lo que quieras… por los viejos tiempos – le aventó sobre la cama y se sentó a horcajadas sobre sus caderas – y por lo que estoy sintiendo aquí – le dijo mientras se mecía sobre él, tendremos para un largo, largo rato, así que espero que me llenes con tu cálido semen tanto como sea posible – Al se complació al ver el gesto de lujuria que se formo en ese varonil rostro.

- Vas a tenerlo todo de mi – le respondió Andrés desabotonando el pantalón de Al – pero antes te voy a volver loca, vas a pedirme que me detenga pero no lo haré – subió sus manos por la fina cintura de Al quien le miro con sus hermosos ojos verdes y una sonrisa de suma satisfacción - me alegra tener un excelente control para decidir cuándo venirme.

- Voy a hacer que lo pierdas Andrés – le dijo al tiempo que se pasaba la lengua por los labios y dicho eso se dirigió entre besos hasta la cremallera abierta del hombre que yacía bajo ella.


****

Dennis estaba recostada en su cama mirando el blanco color de su techo, se sentía magullada y cansada, ligeramente avergonzada por no haber metido las manos ni siquiera para defenderse pero lo había hecho porque el novio de su hermana le había comentado que si una de las partes es la completa agredida hay más posibilidades de que la sentencia sea mucho mayor para la parte agresora; sin embargo debió prever que no la demandaría.

- Se me enfría la cabeza demasiado rápido – dijo en voz baja – por lo menos debí de haberle jalado el cabello, no que me ha dejado toda adolorida – desvió su mirada a la ventana – me pregunto si Laura se habrá enterado… pero ¿cómo no va a enterarse? Ese tipo de noticias corren como la pólvora… solo espero que nadie lo haya subido al internet… que vergüenza si así fuera – su mirada se entristeció – me pregunto si vendrá a visitarme…

Dennis deslizo su mirada hasta fijarla en el azul del cielo que se miraba tras su ventana; al ver ese azul intenso sus mejillas se sonrojaron al recordar que Karla la había cargado.

- Fue muy amable – pensó mientras se llevaba las cobijas a media cara – pero que vergüenza menos mal que nadie nos vio… no… no debería de haberle pedido que me cargara… - se llevo las cobijas de golpe a la cara cubriéndola por completo y ahogo un pequeño grito de vergüenza - ¡Demonios! fue como haberle dado un beso indirectamente ¿o qué fue?... esa Camila… esa tipa ¿por qué tuvo que haberme besado?... aunque cuando me dio el beso no sentí nada… así que entonces todo esta bien… eso significa que quizás no me gusten las chicas después de todo… quizás lo de Laura solo fue… solo fue… - suspiro con fuerza –… Laura… quiero verte… - sus lagrimas se deslizaron por sus lastimadas mejillas – quiero que vengas y me acaricies la cabeza y me sermonees y te preocupes nuevamente por mi… como antaño… te extraño tanto… tanto… - se dio la vuelta para quedar con la cara enterraba en la almohada y se soltó a llorar y a gritar todo el dolor que había en su corazón.

Por su lado Laura había llegado a su casa, como siempre no estaba nadie, su tío a pesar de vivir con ellos casi nunca estaba en la casa, si bien de vez en cuando entre sueños le parecía que alguien usaba el baño de su cuarto pero como tenía muy buena cabeza para dormir realmente nunca se había despertado y si lo llegaba a ver era solo para darle los buenos días o las buenas noches y hasta ahí y por lo visto en esa ocasión no sería la excepción. Subió a su cuarto y se metió inmediatamente a bañar sentir el agua recorrer su cuerpo le dio una sensación de alivio y confort que le hicieron sentirse más viva que nunca.

- “Lo hago porque Te Amo” – pensó mientras recordaba las palabras de su amante – porque me amas – dijo muy quedo solo para sí – Karla… - se estremeció al recordar sus caricias y sus besos – yo también Te Amo… pero… - golpeo la pared con la mano suavemente – pero son mis amigas… son mis amigas… ¿por qué no puedes entenderme?... si tan solo las aceptaras… si tan solo te decidieras a conocerlas entonces verías lo geniales que son… ¿Por qué no puedes comprenderme? – elevo la cara para sentir de lleno el agua sobre su rostro – aunque sé que no esta bien que me este acostando con Giselle… pero esa forma en que me lo hizo… fue tan… excitante… pero debo de admitir que solo contigo siento que mi mundo se estremece y me elevas a un sitio donde solo tú puedes llevarme… pero... – bajo la cabeza ya que una súbita sensación de angustia le invadió – aún cuando me haces sentir eso… la verdad es que No quiero, No quiero, No quiero irme a vivir contigo, No quiero dejar mi casa, mi familia, mi mamá, mis hermanos, mi cuarto, mi cama, No Quiero, No Quiero, ¡NO QUIERO! – soltó por fin en un grito – no quiero que me odien, no quiero que sepan que su hija es una sucia y asquerosa lesbiana… no quiero – sus lagrimas resbalaron lentamente por sus mejillas – nunca deben de saberlo, porque no soportaría su rechazo, ni su odio… - elevo una vez más el rostro para sentir el agua una vez más golpear suavemente su rostro – no sé qué hacer… solo me queda un año… tan solo un año… si no te hubiera conocido estaría tan feliz con Dennis… con ella todo era tan fácil… tan sencillo… pero… es también tan celosa… que… mierda ya no quiero pensar en ti ni en ella… tengo que divertirme como dice Giselle; con precaución para que no me descubra mi familia y ya después veré como arreglar lo demás… sí… por lo pronto tengo que apresurarme Giselle no tarda en llegar – Laura cerró las llaves de agua y salió del baño.


****

Karla salió de darle clase a uno de sus grupos cuando fue interceptada por Adriana quien venía de muy buen humor.

- Karla siéntete tranquila y relajada.

- ¿Y eso?

- Pues oficialmente ya eres la Titular en las materias de Biología y Química – sonrió ampliamente.

- ¿Qué?, ¿En verdad?

- En serio.

- ¿Pero cómo?

- Bueno después de haberle salvado el pellejo a Antonio no tuvo ningún reparo en darle las gracias a Ana María por su “esfuerzo” – dijo Adriana haciendo comillas en esa última palabra lo que le dio risa a Karla – y con eso es oficial felicidades Karla así que no me decepciones y trae a la escuela buenos resultados con Laura y con Dennis, la cual por cierto ¿cómo siguió?

- Pues dijo el doctor que con diclofenaco y paracetamol tendría porque afortunadamente no hubo huesos rotos.

- Menos mal – le dijo Adriana mientras se llevaba la mano al pecho – imagina si nos hubieran demandado.

- Pues cerca estuvo – le dijo Karla mientras se dirigían a la explanada – ¿crees que sería correcto que pasará mañana para ver como sigue Dennis?

- Ahhhh qué bueno que te ofreces Karla no sabes el peso que me acabas de quitar, muchísimas gracias por hacerlo de hecho yo pensaba hacer la visita pero creo que se sentirán más a gusto contigo que conmigo.

- ¿Entonces será correcto hacerlo?

- Pero por supuesto de esa forma se darán cuenta de que en verdad desaprobamos lo ocurrido y que lamentamos sobremanera el incidente que le ha sucedido a Dennis y es que no podemos perderla Karla esa chica lleva un promedió record en la escuela ¿has visto sus calificaciones del primer semestre?

- No. “ni me interesa”

- Pues bueno son impecables de hecho mira – abrió un folder que llevaba en la mano – puedes verlas por ti misma – le entrego el folder y Karla se detuvo un momento.

- ¿Esto es verdad? – pregunto Karla elevando una ceja mientras miraba con incredulidad las calificaciones de Dennis de su primer semestre – ¿solo tuvo un solo nueve en matemáticas… y en todo lo demás 10?

- Sí, ni más ni menos – le dijo Adriana – entenderás entonces porque es importante que vayas mañana y le des a Dennis una visita de cortesía.

- Entiendo, quieres que su mamá no la saque del concurso como venganza por lo ocurrid.

- Exactooooo mi queridísima y estimadísima Karla, tu sabes que nuestra escuela es la mejor pero para que no haya duda al respecto qué mejor que tener algo que lo respalde sólidamente ¿ves?

- Comprendo… hummm – miró el otro folder que tenía Adriana en las manos – y esos otros que tienes ahí ¿de quiénes son?

- De Varios alumnos y creo que este de aquí a ver déjame ver sí, este es de Laura

- ¿Puedo verlo?

- Claro – se lo extendió.

- Hummm – su ceño se frunció – 8, 9,9, uno que otro 10 – ¿Dennis es más inteligente que Laura? – pregunto sin poder creerlo.

- Y no solo eso – le dijo Adriana mientras emprendían de nuevo el camino a la sala de maestros – te voy a contar esto pero no se lo digas a las niñas ¿de acuerdo?

- ¿De qué se trata? – le pregunto Karla con cierto interés.

- Pues bien tengo una amiga se llama Alejandra, aunque le gusta que le digan Al – al escuchar ese nombre Karla sintió que sus piernas se hacían de tela pero por fortuna pudo guardar las apariencias.

- ¿Al?

- Si, de hecho debes de conocerla ¿no? La visité un día en su consultorio que tiene de hecho en la casa donde ahora vive y entre platicas me comento que estaba yendo contigo para unas asesorías de química para su hermana…

- “Al semejante mentirosa, ¡Dios que más le habrá contado?” - ¡ahhh, si la hermana de Esmeralda un poco extraña esa mujer.

- ¿Extraña dices?, creo que es la persona más genial que he conocido en mi vida, aunque difiero con algunos conceptos pero bueno ese es otro tema – le dijo Adriana mientras abría la puerta y pasaban a la sala de profesores – la cuestión es que le pedí que realizara unos test en nuestras chicas aprovechando que acompañaba a Esmeralda a sus clases como recordaras. – se sentaron en una de las mesas y Karla lo agradeció en el alma porque sentía que se quedaba sin fuerzas.

- “¿En serio?, no me digas, lo único que recuerdo es a esa chica resolviendo los ejercicios más simples y volviéndolos una verdadera…” ¡ah! Así, si lo recuerdo.

- Pues le pedí que me hiciera el favor de hacerles unos Test a Laura y Dennis y el resultado me dejo sorprendida ya que imagine que Laura y Dennis tendrían el mismo grado de madurez – meneó la cabeza en negativo – es aquí cuando me da gusto que sea Dennis la que tiene novio porque por increíble que parezca Dennis tiene un alto grado de madurez, sabe lo que quiere, tiene por sentadas sus prioridades y su grado de competitividad es alto – sonrió ampliamente – sin embargo con Laura – su sonrisa se esfumo.

- ¿Qué pasa con Laura? – le pregunto Karla mirándola interrogante.

- Pues ¿cómo decirlo?, bueno supongo que ella es toda una adolescente, pues es todo lo contrario a Dennis.

- ¿Qué quieres decir?

- Pues eso Karla que es una adolescente, inmadura, no sabe lo que quiere todavía, sus prioridades no están bien definidas, y su grado de competitividad no es muy alto que digamos. Así que te encargare que le pongas más atención a Laura.

- No estoy de acuerdo con eso que dices, Dennis es una arrogante, pretenciosa, que cree saberlo todo y…

- Es una luchadora Karla – sonrió – esta siempre tratando de competir contra ti, te aseguro que ha de estudiar al doble solo para que al explicar tu un tema ella te miré con ojos de ¿eso? Eso yo ya lo sé ¿te das cuenta de su afán de superación?

- Pues eso no me parece correcto un poco de humildad no le caería nada mal – sacudió la cabeza en negativo – en cambio Laura…

- Laura se amolda – le interrumpió Adriana – hace lo que se le pide, es obediente y tranquila, no compite solo sabe que debe de sacar buenas calificaciones y su mamá le acepta solo calificaciones de 8 hacia arriaba pero hasta ahí, no tiene ese afán de querer ser la mejor ¿entiendes?

- No estoy de acuerdo contigo – negó nuevamente Karla.

- Mira Karla yo sé que Dennis por su arrogancia no te cae bien pero créeme es una niña muy dulce y buena y sé que adoras a Laura porque es muy buena niña siempre tranquila y obediente, me imagino que te identificas más con ella porque tu carácter es igual.

- Claro que no, lo que pasa es que…

- Karla no voy a seguir discutiendo si Laura es más, si Dennis es menos y viceversa, las pruebas hablan y punto y si me disculpas tengo muchas cosas que hacer todavía, no olvides visitar a Dennis mañana y dale mis recuerdos y una vez más mis disculpas a la madre que bueno ya sé de donde saco Dennis su carácter ja,ja,ja,ja,ja,ja – se rió de buena gana mientras salía – nos vemos luego.

- “¡Mierda! No puedo creer que Laura no sea madura, Adriana se equivoca, Laura es muy madura” – pensó Karla mientras meneaba la cabeza en negativo – "Laura lo es… y ahora que lo pienso ya se me quitaron las ganas de ir a ver a Dennis… esa mocosa engreída… de verdad que…"

- Hola Karla ¿qué no tienes clase? – le pregunto el profesor Raúl que impartía clase de matemáticas.

- ¿Eh?, sí, sí, tengo clase en el G-J – dijo mientras se levantaba.

- Felicidades por tu plaza ya se sabe la noticia – le digo Raúl mientras le sonreía.

- Gracias – intento devolverle el gesto – nos vemos.

- Hasta luego.

****

- Aaahhh sí, sigue así no, no te detengas – Al enterró sus uñas en la espalda de su amigo.

- Oooohhhh sí desgárrame la piel – le pidió Andrés mientras hundía su boca en el cuello de la chica succionándolo varias veces – mmmmm eres toda una fiera – le soplo al oído, entro en ella con fuerza una y otra vez disfrutando de la humedad que ese sitio le proporcionaba.

- “Andrés… te echaba tanto de menos – pensó Alejandra quien disfrutaba de cada embestida que ese hombre le proporcionaba – en verdad te echaba tanto de menos” – oooohh sí hazlo así destrózame – le pidió mientras se dejaba llevar por la pasión que le embargaba…

- Hummmm espera… - le dijo Andrés mientras disminuía el ritmo de sus caderas – sé bien que te gusta esto – empezó a moverse lentamente entrando dolorosamente lento y saliendo de la misma forma mientras tomaba uno de los pechos de la chica en su boca y lo disfrutaba lentamente – que bien sabes – le dijo deleitándose en su piel – eres tan suave, tan dulce – recorrió con su lengua cada centímetro de esa tersura, Al volvió el rostro para mirar a través del espejo al hombre que la estaba amando no era ningún secreto que ella estaba fascinada por Andrés sin embargo ella conocía su naturaleza y aún cuando hoy día trataba de entender ¿por qué Andrés sentía tal atracción hacia ella? Sabía que no podría poseerlo como poseía a Gustavo.

- ¿Quieres que use un juguete contigo? – le pregunto Al mientras le tomaba su rostro entre sus manos y lo acariciaba con dulzura.

- No, no quiero – le respondió – quiero amarte así de esta manera – se introdujo por completo en ella.

- ¡Aaaahhhhhhh! – Al echó la cabeza hacia atrás y Andrés aprovecho para besar su cuello y lamerlo.
- Se siente muy bien hacerlo así – le dijo entre besos – me hace sentir poderoso, siento que tengo el universo en mis manos, es como si pudiera conectar contigo a un nivel que nunca nadie podría siquiera entender.

- Que galante.

- Pensé que sería romántico

- Hummmm pues tu eres un romántico y galante amante – le dijo atrayéndolo hacia su boca para besarlo larga y profundamente.

****

Esa tarde Giselle paso por Laura y fueron a su casa no hicieron el amor al llegar tan solo se la pasaron jugando en el PS3 de la chica pelirroja quien seguía aconsejando a Laura de cómo llevar poco a poco el mando en su relación con Karla.

Dennis por su parte estaba recordando el evento recién de la mañana cuando Camila sin darle más explicaciones le planto un beso.

- “¿Por qué hizo eso? – se pregunto Dennis mientras tomaba una de sus pastillas y la tragaba pasándosela con u poco de agua – estábamos en el Gym y de la nada me baja de la caminadora me toma del rostro y me planta un beso ¡Dios! Menos mal que el entrenador había bajado y no había gente que si no… mmmm si es verdad… cuando se acerco a mí el color de sus ojos era muy similar al de los de la profesora de química… en ese momento no lo relacione pero… ahora al haber visto sus ojos igual de cerca… demonios – se recostó de nuevo en la cama con cuidado y se dio la vuelta para mirar de frente a su pared – el hecho de que Camila me besara no significa nada y si lo relacione con la de química tampoco tiene ninguna importancia… ninguna importancia en lo absoluto… de cualquier forma amable o no esa tipa sigue siendo una pesada, sangrona” – se tapo la cabeza con las cobijas y trato de conciliar el sueño.

Cerca de las seis de la tarde Laura y Giselle se aburrieron de jugar en el PS3

- ¿Quieres ver una película? – le pregunto Giselle mientras se levantaba.

- No, no se me antoja – le dijo Laura – la verdad es que tengo ganas de otra cosa.

- No me digas ¿quieres hacerlo? – le pregunto mientras se levantaba del sofá

- Pues si tengo ganas

- Bueno yo también tengo ganas así que – se desabotono el pantalón y se lo quito se puso frente a Laura – chúpame – le ordeno y Laura lo hizo sin rechistar afianzándose de su bien formado trasero.

- Eso es Laura así ¡aaaaahh! Se siente bien – Giselle enterró sus manos en el suave cabello de Laura empujándola más contra ella – dime Laura ¿te gusto que te lo hiciera con el juguete?

- Mmmjuuummm – le respondió sin dejar de lamerle.

- Entonces te lo haré de nueva cuenta así – ven levántate – le dijo al tiempo que se separaba de ella – vamos a mi cuarto.

En cuanto entraron Giselle desvistió por completo a Laura y la tendió en la cama le separo las piernas y noto la lubricación de la chica que le miraba con deseo.

- Vaya por lo visto no será necesario lubricarte más – dijo mientras se levantaba – ya sabes que hacer – cierra los ojos.

- De acuerdo.

Y una vez más Giselle le sujeto las manos esposándola a la cabecera de la cama y esta vez hizo lo mismo con sus pies, le separo las piernas y Laura sintió el juguete pasar de arriba abajo por todo su sexo.

- Respira profundo Laura y exhala lentamente – la chica así lo hizo pero esta vez le dolió más…

- Aaaahh espera duele.

- ¿Crees que voy a detenerme? – le pregunto – relájate o en verdad te dolerá – dio un ligero empujón contra ella

- Aaaahhh no espera en verdad duele

- Te oyes tan sexy pidiéndome que me detenga – dio otro empujón metiendo el juguete más en ella.

- No de verdad aaahhhhh, me duele.

- Deja de quejarte yo sé que te gusta – le dijo mientras de un ultimo empujón metía por completo el juguete.

- Esta muy grande aaaaaahhh.

- Oh, sí Laura y es todo para ti así que siéntelo – le dijo mientras se introducía en ella con fuerza – es fascinante cogerte así mi preciosa rubiecita – se inclino y le chupo uno de sus pechos con fuerza lastimando ligeramente a Laura.

- Aaaahhh

- Sin dolor no hay placer Laura de vez en cuando esto es bueno ya lo verás.

- Aaahh en serio me lastimas – le dijo Laura.

- ¿Quieres fantasear de verdad Laura? Pues vamos a hacerlo – le dijo saliendo de ella.

- Vamos a jugar a un juego tu y yo – le dijo mientras se levantaba y miraba complacida que había terminado por tomar el completo de su virginidad, al ver los ligeros rastros de sangre que había sobre la sabana, le desato las manos y los pies y le quito la venda de los ojos – vistámonos de nuevo y vamos dentro de mi closet – Laura se vistió sintiendo un ligero dolor en su sexo cuando entraron y la situó en una de las esquinas que tenía completamente limpia de cosas y de ropa - vamos a jugar a que estamos en un tren subterráneo es la hora pico y se ha ido la luz en el vagón me voy a acercar a ti y te voy a empezar a manosear y tu trata de defenderte – le dijo y apago la luz.

Giselle se acerco a ella recargándose por completo Laura sentía la dureza del juguete en su trasero y las manos de Giselle deslizarse por debajo de su falda mientras le besaba el cuello por detrás.

- ¿Qué esta haciendo? – pregunto Laura.

- Sssshhhhh – le dijo Giselle – no querrás que la gente sepa que te estoy tocando ¿verdad?

- No, déjeme no quiero.

- ¿En serio? – pregunto Giselle mientras metía sus manos por entre su ropa interior y podía notar a Laura más mojada que antes.

- Yo creo más bien que no quieres que me detenga – le dijo mientras se soltaba de las manos de Laura quien dejo de intentar defenderse – eso esta mejor – le dijo Giselle mientras se bajaba la bragueta y separaba las piernas de Laura, se pego a su oído y le hablo suavemente – ¿te gusta que te acaricie así? – le pregunto mientras subía sus manos hasta tocar sus pechos.

- Sí – le respondió Laura nublada en deseo.

- Te la voy a meter ahora – le dijo Giselle acomodándose y haciendo a un lado la mojada ropa interior de su joven amante la inclino levemente y se metió de un solo empujón haciendo que Laura soltara un pequeño grito de dolor.

- Oh, sí – le dijo pegándola de lleno a la pared mientras se metía una y otra vez dentro de ella de una manera brusca, le mordisqueo la oreja y su cuello suavemente mientras una de sus manos jugaba con sus pechos y con la otra le acariciaba su lubrico sexo – a que te gusta que te coja de esta manera ¿verdad? – le pregunto y por respuesta Laura solo asentó. Giselle le levanto una pierna para poder incursionar en su interior con mayor profundidad – no vayas a venirte todavía – le dijo a Laura mientras seguía su acometida – hummmm estas buenísima Laura – le dijo mientras con su mano libre seguía manoseándola – mmmm esta posición es bastante incómoda volvamos a la cama de nuevo.

Durante un par de horas se estuvieron entregando al placer, al terminar se metieron juntas a la tina de baño Laura se recostó sobre Giselle mientras sentía su sexo aun latente por la manera como habían hecho el amor.

- Oye Giselle eso que hicimos… será que me gustan…

- No pienses tonterías Laura fue solamente una fantasía – le dijo mientras le acariciaba el cabello – créeme si un tipo de buenas a primeras se te acerca y te toca no te excitas en lo absoluto por el contrario te aterras, si aquí te gusto es porque a final de cuentas sabes que soy yo y todo esta controlado, nunca te haría te daño… mira el disfrutar de utilizar los juguetes es solo eso un simple complemento del placer así de sencillo no es que te gusten los tipos ni nada por el estilo.

- ¿Estas segura? – le pregunto Laura mientras elevaba el rostro para mirarla.

- Muy segura Laura mira, sepárate un poquito de mi – le dijo y Laura lo hizo – cierra los ojos y ahora imagina a un hombre cualquiera, imagina que tocas su pecho peludo porque déjame decirte que algunos hasta los puedes peinar que asco en fin, pues como te decía imagina su pecho ancho, duro, sus brazos fuertes y obviamente toscos y sus manos grandes y duras, sus piernas peludas porque eso sí ellos no se depilan querida ja,ja,ja,ja,ja y ahora sin abrir los ojos toca mi cuerpo, siente mis pechos, siente mi piel que es suave y tersa… toca mis piernas, toca mi cuerpo en general, ¿te gusta sentirme Laura?

- Sí – le respondió

- ¿Te excita tocarme?

- Sí – le dijo abrazándose a ella – te prefiero millones de veces a un hombre – “Karla”

- Ahí lo tienes Laura al igual que a mí te gustan las mujeres y ahorita que salgamos del baño te voy a hacer el amor sin utilizar nada para que veas que no son necesarios en absoluto – la atrajo hacía así y la beso profundamente mientras le acariciaba el cuerpo por completo.

- “No hay nada mejor que el cuerpo de una mujer, aunque me gusta mucho más el cuerpo de Karla” – pensó Laura mientras se dejaba arrastrar por el deseo nuevamente.

****

Las horas siguieron su curso y Laura regreso antes que su familia a la casa cubriendo de ese modo su ausencia de las clases, Dennis dormía con tranquilidad y Esmeralda hablaba con su hermana.

- Es lo que te digo Al cuando vi a Camila besar a Dennis, no sabes cómo me sentí, fue una sensación horrorosa, asquerosa, me sentí arrebatada por el coraje, no quería que la besará tenía ganas de acercarme ahí y tomar a Dennis por el cabello y golpearla hasta que me cansara.

- Se llaman celos hermanita

- Pues son un asco

- Pero los tienes

- Pero ¿por qué?, ¿por qué los tengo?

- Porque estas enamorada de Camila – Al se recargo de lleno en su cómodo sillón.

- Pero entonces ¿qué fue lo de Karla?

- Deseo – le respondió Al suspirando profundamente - ¿qué es lo que sucede hermanita?

- Le he prometido – dijo Esmeralda levantándose del diván y encaminándose a la ventana mirando a través de ella su propio reflejo – a Camila que no me acostaré con nadie más que con ella…

- ¿ Y eso incluye?

- Eso incluye un compromiso monógamo

- Así que eso me excluye de tu vida sexual ¿no es así?

- Así es – le dijo suspirando suavemente.

- Esta bien por mí, tu sabes que me gusta hacer lo que mejor te haga sentir.

- No entiendo porque estos celos… - dijo con un poco de pesadumbre – me imaginaba más madura que eso…

- Es bueno que experimentes todo preciosa incluida la monogamia.

- Creí que sería mucho mejor que eso – bajo la mirada – la verdad es que no me sienta bien el haber aceptado pero no me arrepiento de haberlo hecho tampoco.

- La amas y es bueno que disfrutes de ese hecho te queda mucho por vivir – le dijo Al levantándose y caminando hacia su hermana para terminar posando sus manos sobre los hombros de la chica y mirarle por el reflejo de la ventana – ¿quizás un beso de despedida? – le pregunto al darse cuenta de que Camila les miraba por una ligera abertura de la puerta.

- No puedo, ya se lo he prometido

- Ella no lo sabrá

- Pero yo sí

- “Esmeralda – pensó Camila sintiendo en el corazón un amor infinito por ella – entonces ella en verdad… en verdad me ama valió la pena celarla de esa forma, cuando vi a Dennis me propuse intentar ser como Esmeralda y tomar sin preguntar pero nunca me imagine que ella hubiera ido a buscarme y que me hubiera visto besar a Dennis, se molesto tanto que al ver que se iba con esa cara de pocos amigos no me aguante más y deje de lado a Dennis para ir corriendo tras Esmeralda quien me dejo un par de tortazos que me dolieron en serio… pero sus lagrimas… ella estaba llorando por mi… y ahora… ahora sé que me ama.

- De acuerdo hermanita será como tu desees, tan solo sé feliz y me alegra que sepas cumplir tu palabra.

- Lo aprendí de ti que siempre serás la mejor. – se volvió hacia ella y la abrazo.

- “Mi dulce hermana, te quiero con toda mi vida” – le abrazo con ternura mientras le besaba la cabeza – quiero que seas muy feliz sé que Camila es lo que necesitas.


****

Ya era sábado por la tarde y ni una llamada… nada, tan solo la mamá de Laura se había pasado a ver a Dennis… pero Laura ni siquiera por mera cortesía había ido a verla… estaba claro que su relación se había llevado consigo su amistad… ya no quedaba nada entre ellas dos…

- Hermanita – entro Andrea sonriente – hay un chico con un ojo morado y un par de golpes en la mejilla que quiere verte – le dijo con emoción contenida.
- ¿Un chico?

- Huy ¿te suena de algo Armando?

- ¿Armando esta aquí? – le pregunto Dennis con extrañeza.

- Sí y dice que necesita verte se ve que en serio esta preocupado por ti.

- Pero…

- Ándale recíbelo – le dijo – además te trae una caja de chocolates – se rió por lo bajo.

- Pero así como estoy

- Descuida el se ve peor tiene hasta el labio abierto.

- ¿Qué le paso?

- Pues mejor pregúntaselo tu en persona – le dijo mientras tomaba el peine y le peinaba su caoba cabello con cuidado.

- Pero…

- Nada de peros, de seguro esta arrepentidísimo por lo último que tu y el discutieron.

- ¿Discutimos?

- ¿Qué no fue por ese chico que tanto te deprimiste?

- Aaaahh – exclamo y se sintió ligeramente infame – es cierto – dijo con remordimiento – “es cierto le eche la culpa a él de mi depresión por mi rompimiento con Laura pero no podía decirle la verdad a Andrea inmediatamente le hubiera dicho a mi mamá y buena se hubiera armado con la familia de Laura… Armando ha sido un buen chico después de todo y la verdad es que nunca le di una verdadera oportunidad… creo que es hora de volver a centrarme únicamente en los chicos… lo de las chicas definitivamente no va conmigo” Esta bien Andrea dile que pase.

- Hecho – le dijo mientras se levantaba de la cama y se dirigía a la puerta.

- No es un chico tan feo – le guiño – si ves que vale la pena perdónalo sino ya vendrán otros más.

- De acuerdo – le sonrió ligeramente – “pobrecillo me pregunto que le habrá pasado”.


Karla por su lado estaba terminando de bañarse le mando un par de mensajes a Laura por su celular pero esta simplemente no contestaba porque estaba con Giselle, Coco y Yolis en el departamento del chico quien vivía con un hombre que le triplicaba la edad estaban bailando y pasándoselo bien, Laura estaba por primera vez en su vida bebiendo, Giselle le sirvió una margarita ligera mientras que ella y los demás bebían algo más fuerte sea como sea ya estaban acostumbrados a beber, Laura se sintió por primera vez incluida en un grupo; lo mejor de todo es que al presentarse Giselle en la casa de Laura lo hizo como una amiga de la profesora Adriana de quien Laura le había platicado y de ahí ideo una historia para que la dejara salir con ella, diciéndole a la mamá de Laura que tendrían una sesión nocturna de estudio para evaluar sus conocimientos y que si era a esa hora era porque los demás tutores tenían cosas que hacer en la tarde, le dejo su dirección, su número telefónico y Laura al despedirse de su mamá le salió con la típica frase “pero no me vas a estar llamando a cada rato ¿verdad? para ponerme en vergüenza con los tutores, mira que ya no soy una niña” y al ver a Giselle tan seria y con ese aire de madurez supuso que no habría ningún problema. “de acuerdo le dijo su mamá pero antes de irte a la cama me llamas por teléfono para saber que estas bien” y una vez prometido eso lo demás fue sencillo.

Mientras eso sucedía Armando platicaba con Dennis de cómo se había peleado con el novio de Paola para vengarla y le dijo con orgullo que le había ganado al tipo, por su lado Dennis se sintió mal por haber hecho de el tiempo que estuvo de novia con Laura una carga tan pesada para ese chico quien siempre se preguntaba qué era lo que hacía mal para que Dennis siempre estuviera de malas con él. A pesar de no amarlo se propuso intentarlo pues consideraba que el chico se lo había ganado y con un poco de dolor físico para ambos se dieron un ligero beso en los labios que supo a nada en Dennis y a gloria en Armando.

Ya por la tarde a eso de las seis y media Karla estaba más que arreglada le llamo a Iván quien se notaba serio en la llamada y le dijo que la pasaran a recoger a la esquina del andador “A” que era donde vivían Laura y Dennis. Para esa hora Armando ya se había ido feliz de saber que Dennis le quería.

Cuando llego a verla la recibió su mamá quien se sorprendió al ver la hermosura de Karla pues iba vestida con unos Jeans ajustados en color negro que le quedaban bastante bien, una blusa escotada tanto por la espalda como por el pecho que dejaba ver parte de sus bien formados pechos, se había arreglado el cabello y se había maquillado perfectamente bien, en verdad lucía impactante sus botines se miraban relucientes, en verdad se veía preciosa igual que una modelo de pasarela.

- Pro… profesora ¿qué la trae por aquí?

- He venido a ver como sigue Dennis.

- Pues se ha esmerado mucho en su arreglo para una simple visita de cortesía – le bromeo la señora Millán.

- Es mi cumpleaños y en un rato mi prometido pasará por mí para llevarme a cenar – le sonrió.

- Ja,ja,ja,ja, pues que novio tan afortunado, felicitaciones profesora – le dijo la señora Millán mientras la conducía a la escaleras - ¿y esa rosa es para su novio?

- No esta si es para Dennis espero que no le moleste que se la haya traído.

- De ninguna manera – le dijo la señora Millán – de hecho es un lindo gesto de su parte.

- En verdad nos sentimos terriblemente mal por lo que sucedió.

- Ya no se preocupe por eso profesora son cosas que llegan a pasar, además mi hija es tan hermosa y maravillosa que es lógico que llegue a generar envidias en la chicas menos dotadas.

- “Ahora ya veo de donde saco la humildad Dennis”

- Pobrecilla de mi hija es lo malo de ser tan esplendida en todo lo que hace, no se ofenda profesora pero estoy casi segura que mi hija esta a su nivel intelectual ¿no es así?

- “Válgame el cielo otra Dennis”

- Mamá ya deja de atosigar a la profesora con tu amor de mamá cuervo para con nosotras – la voz de Andrea distrajo a ambas mujeres – además la profesora ya debe de saber eso mi hermana es increíble.

- “Santo cielo sácame de aquí ¡Dios!”

- Permítame un momento profesora le avisaré a mi hermana que esta aquí.

- Sí, gracias – le dijo mientras ahogaba un suspiro, tras esperar unos dos o tres minutos Andrea salió – suba profesora – le dijo desde arriba y mientras Karla subía Andrea bajaba.

- Se ve muy bien profesora – le dijo al pasar junto a ella.

- Gracias – le dijo Karla deseando acabar con su visita social lo más rápidamente posible.

Al entrar en la habitación de Dennis se quedo sorprendida al ver el orden y la limpieza que reinaba en ese cuarto.

- Hola Dennis – le saludo Karla mientras pasaba y cerraba la puerta.

- Hola – le dijo no sin quedarse sorprendida al verla tan guapa – se… se ve muy bien – le dijo sin saber porque.

- Gracias – le respondió Karla mientras dejaba su chamarra negra sobre la cama de Dennis y se acercaba a ella – te he traído esto – se arrodilo junto a ella y le entrego una rosa blanca.

- Gra… gracias no se hubiera molestado – le dijo – mientras la tomaba en sus manos - ¿qué tal una docena en vez de una? ¿no hubiera estado mejor? – le pregunto mientras esbozaba una leve sonrisa.

- Tonta – le toco la frente con un dedo – no es la cantidad sino lo que representó para mi al comprártela – le dijo mientras se ponía de pie y caminaba hacia la ventana.

- ¿Lo que represento? – le pregunto Dennis mientras le admiraba sutilmente.

- ¿Puedes acercarte un momento a la ventana? – le pregunto Karla y Dennis levanto la ceja y torció no en mal gesto la boca.

- Supongo que sí – dijo y se levanto, camino hasta Karla y se situó a su lado.

- Desde aquí – dijo Karla se puede ver perfectamente la florería ¿ves de que color son las rosas que tienen en exhibición?

- Rojas y amarillas – dijo Dennis.

- Exacto

- Esta era la única rosa blanca que había y me recordó a ti porque al igual que esta rosa eres única y diferente al resto de los demás alumnos “bueno eso pensaba antes de conocer a tu mamá y tu hermana se ve que ustedes tres están cortaditas por la misma tijera”

- Gracias – dijo Dennis mientras miraba con más atención la flor que tenía en sus manos.

- Además las rosas que más aroma despiden son las blancas ¿lo sabías?

- No – le respondió mientras se la llevaba a la nariz y notaba un dulce perfume proveniente de la flor.

- Me alegra saber que estas bien – le dijo Karla levantándole el rostro con la mano – estoy segura que te verás tan guapa como siempre.

- “¿Guapa?” – pensó Dennis ligeramente sorprendida.

- Nos vemos después tengo un compromiso con mi novio – le sonrio sincera – espero que te recuperes pronto – le dijo y por un momento la mirada de Dennis se le antojo muy dulce.

- Feliz… Feliz cumpleaños – le dijo y la abrazo dejando a Karla más que sorprendida –espero que lo pase muy bonito y que todos sus deseos se hagan realidad.

- Gracias – le dijo Karla envolviéndola en sus brazos y ciñéndola a su cuerpo – “esta chica es muy cálida” – pensó.

- “La profesora en verdad tiene un aroma tan dulce”

- “Me pregunto si estará empezando a caerme bien” – se preguntaron ambas al mismo tiempo .

- “No que horror” – pensó Dennis separándose de Karla

- “Ni de broma” – pensó Karla y curiosamente en ambas se reflejo un ligero gesto de repulsa que por increíble que parezca paso desapercibido para ambas mujeres pero si hubiera estado ahí una tercera persona, con seguro que lo habría notado.

- Nos vemos Dennis – le dijo Karla tomando su chamarra – espero que te recuperes pronto.

- Gracias – dijo mientras se dirigía de nuevo a la cama con la rosa aún en las manos.


Iván, Andrés y Julián pasaron por ella en el carro de Andrés, el ambiente se sentía tenso a pesar de que parecían bromear como siempre y Karla supo entonces que algo no andaba bien pero decidió que se lo preguntaría a Iván durante el transcurso de la noche, fueron a cenar y lo pasaron bien pero esa misma noche… justo al entrar en ese nuevo antro algo llamo la atención de Karla quien se dirigió junto con Iván hacía un grupo de personas que parecían estar viendo algo bueno cuando se abrió paso entre la gente sintió que deseaba morir en ese mismo instante.

22 comentarios:

  1. wow, quiero conti sheila sama plis

    esta muy interesante y ya se esta dando de apoquito el KarlaXdennis :D ojala puedas subir la continuacion pronto saludos

    y felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Increíble capitulo. Eh quedado fascinada por esta continuación, no esperaba menos.
    Esa chispa que está empezando a nacer entre Karla y Dennis me encanta, dicen que del odio al amor solo hay un paso. El toque de humor que le has dado me gusto mucho, toda la familia de Dennis está cortada con las mismas tijeras :$ de veras que me hizo reir.
    Ya sabía yo que habías hecho lo del test con la psicoloca por algo importante y que lo sacarías en algún momento de la historia. Eso de que Dennis es una chica centrada pues se nota no se compara con Laura que no sabe lo que quiere, peor aún no cuida a la maravillosa persona que tiene como novia, en verdad esa niña está llevando un mal camino no son nada buenas las amistades que tiene.
    Excelente Sheila, me encanto esta nueva entrega. De verdad espero que se dé algo entre Karla y Dennis creo que no harían una mala pareja después de todo.
    Cuídate mucho y a esperar el próximo episodio:-)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, esto como que me huele a problemas xDDD, y por todos lados kami, la verdad es que por muy increible que parezca me da pena con Laura, si que si, ya que es una persona que no sabe lo que quiere realmente, no tiene metas en especifico y eso es una lastima pork las personas asi siempre lo quieren todo pero nunca se sienten satisfechos con nada y eso es justamente lo que Laura está haciendo ahora, quiere tenerlo todo aun sabiendo pero no queriendo reconocer que está mal hecho lo que hace, a esas personas asi hay que dejarlas que vivan sus experiencias para que aprendan de ellas ya que por mas que tu quieras decirles como son las cosas nunca sera igual hasta que ellas mismas las vivan, es una pena que al final del dia no queden con nada y bueno tambien me da pena con Karla ya que ella es una buena persona pero aun esta muy lastima por su antigua relacion y eso la ha vuelto insegura y no se da cuenta del daño que se está haciendo y en parte le esta haciendo a laura tambien ya que al querer protegerla la esta alejando mas de ella, pero es entendible pork ella la quiere realmente y no quiere que caiga en un mundo que la puede dañar, es una pena que laura no lo vea de esa forma y se deje llevar por las hormonas xDDD, y bueno me gustó mucho la interaccion entre Karla y Dennis en este cap, aunk no quieram admitirlo por ser las dos muy orgullosas cada dia se caen mejor y eso me parece excelente aunk Dennis me parece que aun debe aprender a ser mas modesta y humilde pero me cae bien pork es una persona madura y sabe lo que quiere y eso siempre es bueno en una persona, y me gustaria que quedara con Karla ya que la ultima necesita a una compañera que la entienda y comparta gustos con ella, no a una indecisa que lo que le puede traer es problemas AKA laura,y bueno creo que me pasé en lo largo del comentario xDDD, como siempre me encanta leerte, espero ver pronto otra de tus maravillosas historas, que estes bien, Ho na.

    ResponderEliminar
  4. Ohhh.......que buena continuacion, la espera ha valido la pena, te mando saludos querida sheila......I miss you

    bye

    ResponderEliminar
  5. Gracias mi querido Bahamut, mi querida Wendy, mi adorada miyuki2103, mi hermosa Eldest88 me alegra saber que les ha guistado, ojala el tono que le daré a esta historia sea de su agrado!!!!

    Saludos especiales a Nachi y Bombom7508 quienes veo que en serio se tienen un buen debate entre Laura y Dennis. ¿quien será mejor para Karla? hagan sus apuestas gentes xDDDDDD

    Mi querida Jenniferyma Un Beso Enorme para ti guapa!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Sinceramente Laura me cae mal... y Karla de una vez deberia abrir los ojos!!!
    Dennis... me encanta ese personaje jajaja...

    Con respecto a la pregunta... quien seria mejor para Karla, bueno Dennis porq las dos como no se caen muy bien... asi de a poco se van conociendo y gustandose... Siiiii... =)

    ResponderEliminar
  7. Querida Shei sinceramente no dejas de sorprenderme que capítulo tan maravilloso, me ha parecido fuerte en algunas partes en las cuales hasta yo me sonroje de solo imaginarme en esa situación y en otros tan tiernos que me dejo prendada en ese momento de tanta dulzura.
    Ahora hablemos de los personajes, me encanto la madurez que mostro Dennis con respecto a la situación por la que estaba pasando, aunque en realidad necesita una buena dosis de humildad pero que se le puede hacer si lo heredo de la madre XDDD, me gusta mucho el giro que está tomando la relación entre ella y Karla creo que estas dos deben estar juntas a pesar de sus diferencias se ve que se complementan la una a la otra y que gesto tan hermoso el que tuvo Karla cuando le regalo la rosa hizo que me enamorara de ella, por otro lado Andrés no me simpatiza mucho en este capitulo sus acciones dejan mucho que desear, si el ya tiene una relación seria con Iván no veo la razón de que este acostándose con Al solo porque se le alborotan las hormonas en serio no me parece justo con el pobre de Iván, y la otra a la cual no entiendo es a Laurita en realidad esta niña no sabe lo que quiere, dice que quiere a Karla pero va y se acuesta con Giselle y por cierto de que manera!, aunque pienso que esta niña necesita ayuda profesional urgente antes de que se pierda así misma, casi me olvido de mencionar otra cosa que si me gusto y eso fue leer que una de las hermanitas picaras, es decir, Esmeralda tomara la decisión de serle fiel a Camila, me alegra ver a una pareja monógama en este capítulo porque entre tanta infidelidad ya me estaba preocupando XD.

    Bueno mi adorada Shei creo que ya me extendí demasiado, como ya sabes tus historias me fascinan en especial esta, también sabes que me encanta tu manera de escribir en realidad la adoro, adoro la facilidad con la que expresas los sentimientos de cada personaje ante las diferentes situaciones que viven es realmente maravilloso, te puedo decir que la espera ha valido la pena te mando muchísimos besos y abrazos eso si bien estrujaditos para que los sientas con fuerzas por que vaya que si te extrañaba ˄_˄.

    PD. Gracias por el Beso.

    ResponderEliminar
  8. Muuuuuuuuuuuy buena historia :)
    me encanto ^^

    felicidades =)

    ResponderEliminar
  9. Sheilitaaaaaa, siempre lo he dicho, la espera siempre pero siempre vale la pena contigo pues mas que palabras las que estampas aqui son sentimientos que haces surgir sin proponertelo. Me encanto el capitulo y aunque algunos no quieran me encantaria que esas dos tuvieran un acercamiento porque Dennis merece una persona buena a su lado y mi Karlita a alguien madura, que aunque sea menor, le pueda dar la tranquilidad que necesita y el amor tambien sin recurrir a los celos ni a la desconfianza, solo amor. Yo estoy de acuerdo en las relaciones con diferencias de edad porque se dan y por experiencia propia, se dan muy bien, ahi solo depende de las personas que conformen la pareja, nada mas. Bueno cariño, te dejo para que sigas creando y espero que tus musas no se vayan y te ayuden a tener una continuacion pronto porque no aguanto la hora de que esas dos (Karla y Dennis) se junten jejejeje.

    Un besito grande y un abrazo de oso de peluche.

    Me despido con mi espada y mi alma

    ResponderEliminar
  10. Hola Sheila! cada vez mejores tus historias =)

    Felicitaciones! Espero que Karla se empiece a fijar en Dennis!! que linda pareja harían!

    Un beso, espero pronto saber de ti.

    Pequeña.

    ResponderEliminar
  11. dios!!! me dejaste con ganas de mas =D
    solo pido un poko mas plisss

    buen trabajoo

    ResponderEliminar
  12. Sheila-Sempai excelente conti
    muy larga e interesante
    Awww karlita es tan linda cuando no se vuelve una novia psicopata u.u
    Laura, lo unico ke kiere es divertirse y pasar de lo mejor su vida de libertina pero bueeeno
    y Dennis es tan linda pero le encanta pelear con karla XDDDD

    Buenisima conti sempai pero siempre la djas en una parte muy interesanta, ahora ke vio karla?? o.O???
    de seguro debe de ser Laura hahahaha pero ke stara haciendo ese es el detalle

    espero pronto la conti sempa y si no es pronto ps no importa porke siempre vale la pena esperarte

    ResponderEliminar
  13. muy buena la historia!!!

    {laura porkele aces eso a karla !!!? D:}

    XD

    tod@s esperamos con ansia el siguiente capitulo ^w^

    ResponderEliminar
  14. Wow! De verdad que esto se pone cada vez mas interesante! Como se van dando las cosas la verdad es que cada vez odio mas a Laura! Ya no es la misma niña inocente del primer capitulo. Ahora de plano está bien corrompida u.u Y es que esas horribles compañías que tiene la echaron a perder! Yo creo que lo que está empezando entre Karla y Dennis es muy lindo! Seria un giro super genial en la historia! Por favor Sheila-san! Continua la historia pronto! Esta entrega 10/10 ^_^

    ResponderEliminar
  15. NO MAAAAAAAAAA AAAAHHHHH JAJAJJA Me encanta q nos dejes con la incertidumbre de saber que pasara jajajjajajaj aaaahh no ma, no ma, no ma.
    Geniallll Sheila-Sama, genial.

    ResponderEliminar
  16. Hace rato esperaba una continuacion de este fic y recien ahora lo pude leer porque no encontraba la direccion de la pagina XDDD

    En fin... realmente me da tristeza que Laura este jugando de esa forma con Karla, al principio se veia que era la una para la otra pero ya a estas alturas no veo que esa relacion tenga futuro.

    Dennis de un principio me gusto y no sabia el porque pero ahora ya voy cayendo en cuenta y la verdad que tanto ella como Karla harian una muy bonita pareja; seria agradable que a medida que vayan conociendose surja y cresca un amor entre ellas.

    Sin mas que decir espero una continuacion de este fic porque me ha gustado mucho no solo el fic sino tambien la forma como escribis sheila-sama, un besote enorme como el universo y espero que estes muy bien :)

    ResponderEliminar
  17. Oye me ha fascinado tu historia, es realmente muy interesante.. espero que nos sigas sorprendiendo como lo has hecho hasta ahora!!!!

    Por cierto, Laura me saca de quicio esa niña realmente no sabe lo que quiere!!! ademas me simpatiza mucho el hecho de que por fin Dennis y Karla se comienzen a llevar bien, quien quita y pase algo mas jejeje

    En fin, solo escribia para decirte que tu historia es realmente maravillosa y que me ha enganchado desde el principio!! Espero que publiques pronto el proximo capitulo!!

    Besos, te cuidas.

    ResponderEliminar
  18. No me deje asi! no sea mala! solo yo puedo ser malaaa!! y no lo soy! bueno si, pero poquitoooo! bien poquitoooooo!!! ahhhh!!! co-co-como!!! como voy a vivir ahora!!! me deja demaciado expectante!!! ahhh! mi mente ya a empezado a pensar miles de cosas, casi, casi como novia psicopata xD pero ese no es el caso! el caso es que me deja a medias, como dijera un amigo, solo con la puntita! (que horror xD) y eso no se vale! en fin, Laura a pesar de como es, me sigue cayendo bien, desde siempre, sera por que yo tambien soy inmadura y no se que es lo que quiero, jejeje, como que me hizo eco eso, pero bueno, Deniss tambien me cae bien! por lo sensillita que es! Ahhh, quiero una novia como Karla, asi de hermosas u.u que no vea estoy mi novia xD pues bueno, ya comente lo mas importante que tenia que comentar! asi que me despido! continue muy pronto!!! y ya no deje asi los capitulos! que me traumo! jejeje! hasta pronto!

    ResponderEliminar
  19. Sheila wooww que conti me dejaste atonita
    como siempre tu creatividad brota
    y espero que hayas visto el comentario que te deje
    ya que dijiste que lo esperabas para continuar xd
    aqui te dejo otro para q sepas q en verdad t admiro, tu imaginacion no tiene limites y me encanta.

    Saber que hay muchas "lauras" en la vida y que la sepas interpretar bn, es una muestra clara de esto.

    y me encanto tambien q Camila :) saliera con un poco mas de protagonismo, aunq me gusta Dennis y q la haya besado asi xD

    weno muxos saludos y espero q hablemos pronto

    Saludos desde Chile,
    Camila

    ResponderEliminar
  20. bno nose q va a pasar pero laura debe ir a la hoguera o a un cambio mental porq ya se esta pasando y creo q esta frase le queda a karla "si te traiciono una vez es mi culpa, pero si te traiciono dos es tuya......" ya es hora de q karla se de cuenta de q laura es un adolescente y q por lo tanto no esta para una relacion seris ni nada de eso......... ademas no tien en orden sus prioridades lo q la hace muy inestable.... y dennis me deja sin comentarios habra q esperea a ver q pasa...... sheila gracias por traernos esta historia jamas me habia enganchado tanta a una me sorprende tu manera de detallar los personajes sisgue siendo tan excelente escritora

    salu2

    ResponderEliminar
  21. Falta la parte en la que camila le planta un beso a Dennis en el gimnasio para poner celosa a Esmeralda, o es que se me perdió de alguna manera.
    ¿Fue narrada Shei?
    Alguien me ayuda.

    ResponderEliminar
  22. Nop de hecho mi estimada (o) anonimo no he puesto que Camila bese a dennis para poner celosa a esmeralda, nop, nop.

    ResponderEliminar