sábado, 8 de mayo de 2010

El Diario de Mai 2da Parte


Hola mis amadisimas y amadisimos Fans!! Pues bien lamento el retraso en la publicación de esta segunda parte. Les Mando Millones de Besos y Abrazos!!! Gracias por Leer!!!! Les Amoooooo!!!!



27 de Abril

La inscripción para candidatos a la Presidencia Estudiantil termina pasado mañana tengo que tomar una decisión al respecto; Shizuru-san no me ha hablado desde el día que nos vimos en la Sala del consejo estudiantil supongo que es porque no quiere ejercer presión en mí.

Sería un verdadero trabajo al 100% sin embargo tengo dudas todavía… me pregunto si Shizuru-san estaría dispuesta a asesorarme si llegara a tener algún tipo de duda con respecto al cargo. Para ella de seguro es facilísimo llevar una responsabilidad como esa, ella es tan… tranquila, ahora que lo pienso ella parece siempre tan despreocupada, realmente nunca la he visto angustiada o molesta… por el contrario ella siempre tiene esa sonrisa en el rostro y esa apacibilidad que hace que todo parezca tan fácil.

Me pregunto qué pudo ver una persona como Shizuru-san en Natsuki.

28 de Abril

Como si el pensamiento de ayer hubiera sido una plegaria esta tarde he recibido un mensaje de Shizuru-san; diciéndome que no tengo nada de qué preocuparme que ella siempre estará ahí para ayudarme.




Me he sorprendido mucho al leerlo, no he podido evitar esbozar una sonrisa, en verdad Shizuru- san es una persona increíble, sí… voy a aceptar.




29 de Abril

He aceptado, fui directamente a la sala del consejo estudiantil y sin tocar siquiera he abierto la puerta y lo he dicho en voz alta “¡Acepto postularme Shizuru-san!” ahora que lo pienso creo que lo he gritado ¡Dios que vergüenza! Cuando abrí los ojos Shizuru-san me miraba con un dejo de sorpresa que no paso desapercibido para mi, sin embargo creo que me sorprendió aun más a mi ver que se enjugaba rápidamente los ojos con el envés de la mano me sonrió aún cuando pude notar en el rubí de sus ojos un dejo de tristeza que trato de esconder con esa amable sonrisa.

- Ara, Mai-san me alegra mucho ver que te has decidido a postularte si sigues con esa energía estoy segura que no tendrás problemas para ganar – sonrió.




- Ah… esto… yo… - sentí calor en las mejillas.

- Mai-san se ve muy linda cuando se sonroja – dijo dulcemente.

- ¿Eh?... ¡ah!... bueno yo… - me lleve la mano a la nuca mientras sentía que me ruborizaba aún más – lamento haber entrado así tan de repente.

- No te preocupes me alegra tener visitas y más cuando se trata de una persona tan agradable como tu.

- Aah… bueno… gra… gracias – ahora si definitivamente más sonrojada no podría estar.

- Mai-san – me dijo entrecerrando los ojos y riendo por lo bajo - me pregunto qué expresión ha de dibujarse en tu rostro cuando te cortejan.

- ¿Eh? Bueno… veras pues… - me cruce de brazos y baje ligeramente la mirada mientras me concentraba en su pregunta.

- Mai-san – se empezó a reír por lo bajo – que graciosa eres – se rió un poco más alto lo que me hizo volverme a verla – ha sido una pregunta retorica.

- ¿Eh, qué?... yo… ah… - recuerdo que balbuceé nerviosa – creo que mejor me voy – dije un tanto apenada.

- Espera Mai-san antes de irte tienes que llenar estas formas para que oficialmente quedes inscrita como candidata – me extendió unas hojas y me acerque a ella para tomarlas.

- Oh, sí… Gracias Shizuru-san.

Antes de salir le miré discretamente, su sonrisa se había difuminado siendo sustituida por una expresión de tristeza mientras centraba su vista en el monitor de su laptop. No pude evitar sentir un poco de tristeza al verla así estaba segura que era porque no había tenido noticias de Natsuki y me molestaba no poder ofrecerle alguna palabra de consuelo, no era como si siguiera siendo un secreto que Kaichou… no… digo que Shizuru-san estuviese enamorada de Natsuki pero no me sentía con la suficiente confianza para ir y pedirle que me dijera como se sentía… Amar sin ser Amada… o al menos según me contó Natsuki no profesándole el mismo tipo de amor que Shizuru-san le mostraba. Aún así Shizuru-san era una persona realmente amable quizás no podría ser capaz de borrar su tristeza pero… por lo menos intentaría que no lo pasará tan mal mientras Natsuki se decidía a volver.
Estaba a punto de irme cuando me asalto una idea.. ¡un postre! Eso era le invitaría a cenar y le prepararía algo rico también como agradecimiento por pensar en mí para ser candidata.

- Shizuru-san – le dije y ella se volvió para mirarme - ¿podrías pasarte por mi dormitorio mañana por la noche?


- ¿Eh? – soltó mirándome extrañada.


- ¿Por favor? – le pedí con una amable sonrisa.




- De acuerdo – me sonrió suavemente.




- Perfecto – le sonreí ampliamente

- Nos vemos mañana – le dije, no sé porque razón me sentí muy feliz de que aceptara.






30 de Abril

En la mañana me he puesto a revisar el recetario mientras hacía ejercicio; estaba buscando algo realmente delicioso que prepararle, pero nada me parece lo suficientemente bueno…



Quería prepararle algo especial pero no tenía idea de que podría gustarle… a parte de Natsuki claro… ¡eso era! No sabía nada de Shizuru-san tan solo que le gustaba Natsuki (recuerdo que suspiré) y que era Presidenta del consejo estudiantil pero de ahí en fuera… no sabía nada de ella. Después de pensarlo brevemente y al no tener en mis manos una de las cosas que sabía le gustaba a Shizuru (osea Natsuki) entonces haría una pequeña investigación para conocer un poco más de Shizuru-san.

Durante la mañana le pregunte a varias personas sobre qué clase de postres le gustarían a Shizuru-san, curiosamente nadie sabía; visite a una chica que era presidenta del club de cocina pero me dijo que Reito-san era el que iba siempre en representación de Shizuru-san cuando se llevaba a cabo algún concurso de cocina.

- “Esquivando hábilmente sus responsabilidades” – pensé mientras sonreía un poco desilusionada, ahora que lo pensaba realmente se decía de Shizuru que era una persona que solía evadir ciertas cosas me preguntaba qué tan cierto era eso; suspiré profundamente pues empezaba a darme cuenta de que en realidad no conocía nada de Shizuru-san.

- Hola Mai-san – la voz de Reito-san me distrajo me giré para verlo y él me regalo una sonrisa - ¿cómo estas?

- Reito-san hola

- Me han dicho que has estado preguntando por Shizuru-san – me dijo tranquilamente - ¿estas buscándola?

- “Más bien queriendo saber un poco más acerca de ella” – pensé rápidamente mientras buscaba la manera más fácil de zafarme de tener que dar explicaciones – pues no es eso exactamente es solo que… “ahaha definitivamente iba a darle explicaciones”… bueno verás es solo que como Shizuru-san me ha pedido entrar en el concurso de selección me he sentido con ganas de pagarle de alguna manera, es decir quiero darle algo que le guste…

- Ja,ja,ja,ja,ja,ja – se soltó a reír cosa que me sorprendió – si quieres pagarle con algo Mai-san sería bueno que le envolvieras en regalo a tu nueva compañera de cuarto seguro eso sería más que suficiente…

- Baka – le miré haciendo un puchero con la boca – no puedo hacer eso y aún cuando pudiera ¿cómo se supone que iba a cambiar los sentimientos que Natsuki tiene?... digo supongo que a su manera la quiere pero… - miré por la ventana mientras miraba el reflejo de mi semblante entristecerse un poco – supongo que no es como el sentimiento que Shizuru-san siente por…

- Galletas – dijo interrumpiéndome y volví el rostro para verle…

- ¿Qué?





- ¿Por qué no le regalas galletas?

- ¿Galletas? – le miré interrogante.

- No se lo digas a nadie – me guió un ojo – pero a ella le gustan las galletas y sobre todo si les pones un poco de crema batida como adorno.

- ¿Eh?... ¿crema batida?

- Así es Mai-san – sonrió – eso – dijo mientras se encaminaba de nueva cuenta y me dejaba un poco atrás – es más fácil que cambiar los sentimientos de alguien ¿no es así? – nos vemos luego Mai-san – se fue dejándome ligeramente sorprendida.

- Galletas… - susurré – galletas – sonreí – ¡ya esta! – exclame sintiéndome muy contenta – “gracias Reito-san”

Al terminar las clases fui directamente a mi dormitorio y preparé unas galletas que mi mamá solía hacernos a mi hermano y a mí; había aprendido a hacerlas y para mí siempre serán las mejores del mundo llevaban nuez, avellanas y almendras junto con pequeños trozos de chocolate, me lleve casi toda la tarde preparándolas pero al final quedaron muy bien, había comprado también la crema batida y después de dejar todo limpio y listo me dispuse a esperar.

Me senté a ver la televisión un rato ya que Mikoto se había quedado de ver con Nao para ir al cine, miré el reloj y estaban a punto de dar las 8 pm, esperaba que Shizuru-san no fuera a tardar mucho.

No recuerdo en qué momento me dormí tan solo sé desperté al escuchar el tono musical de mi celular que me indicaba que tenía un mensaje, supuse que sería de Shizuru-san pero no fue así, era de Nao-chan que me decía que Mikoto se quedaría con ella esta noche. Bueno miré la hora en mi reloj y vi que eran las 11:30 pm seguramente Shizuru-san ya no llegaría, me desvestí entonces y me puse la pijama, recuerdo que suspiré profundamente en verdad quería ver a Shizuru-san tenía ganas de poder ver una sonrisa sincera en su rostro y no esa sonrisa que mostraba por pura cortesía.

El timbre de la puerta se escucho...


y me imagine que Mikoto no podría dormir sin mí ni una noche, sonreí para mis adentros sea como sea también la iba a extrañar mucho si no dormía como siempre lo hacía junto a mí. Al abrir la puerta casi me caigo de espaldas al ver a Shizuru mirándome con un claro gesto de disculpa.

- Mai-san – me dijo – lo siento he llegado muy tarde ¿verdad? – sonrió apenada – perdona no pude llegar antes porque me retasaron unas cosas en la Universidad bueno, solo he venido a disculparme veo que ya te has cambiado de ropa – al decir eso recordé que estaba en pijama y sentí el rostro sonrojárseme de vergüenza – será mejor que me vaya para que descanses Mai-san.





- Es… espera – le pedí al tiempo que le tomaba de la mano – es muy descortés de tu parte irte sin siquiera preguntar el motivo por el cual te pedí que vinieras – ella me miró interrogante por un momento y después me sonrió sutilmente.

- Es cierto Mai-san ¿cuál era el motivo por el que querías verme?

- Pasa – le dije soltando su mano y haciéndome a un lado.

- ¿Estas segura de que no quieres decírmelo después? No quisiera molestarte siendo ya tan tarde.

- Está bien – le sonreí – de hecho me alegra que no se te haya olvidado – le dije mientras ella se quitaba los zapatos.

- De acuerdo Mai-san, disculpa la intromisión – dijo formalmente.

- Me alegra mucho que hayas venido – le dije mientras le indicaba que se sentara en el piso frente a la pequeña mesa que usábamos para comer.

- Te veo muy contenta Mai-san – me dijo Shizuru regalándome una sonrisa - ¿te ha sucedido algo bueno? – me pregunto mientras se sentaba en el suelo.

- “¿Me veo contenta?” – pensé antes de responderle – bueno en cierta forma lo estoy “aunque no estoy muy segura porque me siento tan bien de que hayas venido y no se te haya olvidado” porque logré hacer algo que en verdad quería.

- ¿En verdad? – me pregunto Shizuru. Mientras iba a la cocina.

- Así es – le respondí mientras regresaba y me acercaba a ella llevando en una mano un platón con las galletas que recién había preparado le acababa de poner la crema batida así que se veían bastante apetecibles, las dejé sobre la mesa y ella me miró interrogante con un leve rubor en sus mejillas.

- Esto… Mai-san… - me miro interrogante.

- Son – sentí que me ruborice un poco – para ti… las… hice para ti… Es en agradecimiento por pensar en mí… por creer en mí para un puesto de tan alta responsabilidad.





- Yo… - dijo enjugándose una lagrima con el envés de la mano mientras me sonreía – no esperaba que… gracias – me dijo con una bonita sonrisa… no me había percatado que tenia en verdad una hermosa sonrisa.

- No tienes nada que agradecer Shizuru-san de hecho soy yo quien tiene que dar gracias por tener esta oportunidad – me levanté – el té ya esta listo – le dije – he comprado un té rojo realmente bueno, estoy segura que te gustará – curiosamente sentí su mirada seguirme muda y silenciosa podía percibir en el ambiente esa agradable sensación de agradecimiento y empatía, se sentía cálido y eso me hizo sentir muy bien. Llevé las tazas con el té a la mesa y me dio mucho gusto verla comer las galletas, me dijo que estaban deliciosas, cuando me interrogo acerca de cómo había sabido que le gustaban con crema batida le conté acerca de mi pequeña investigación, ella se rió por lo bajo mientras me contaba que su mamá regañaba constantemente a su papá por ponerle a las galletas crema batida pero que tanto él como ella no dejaban de hacerlo. Esa fue la primera vez que ella me habló de sí misma con una naturalidad que me hizo sentir por un momento como intima amiga suya sobre todo cuando me dijo que nunca le había contado esto a nadie ni siquiera a Reito-san quien supo de los gustos de Shizuru cuando en un concurso del club de cocina tomó la crema batida y se la puso a una de las galletas. – ¿Ni siquiera lo sabía Natsuki? – me atreví a preguntarle aunque supe que no debí pues su rostro se contristo ligeramente.






- No – me respondió sonriendo débilmente – ella ha estado demasiado ocupada como para que yo le cuente este tipo de cosas que… en verdad no tienen importancia.






- No es verdad – dije tajante – esto que me cuentas es parte de lo que eres y de quien eres yo… yo me siento contenta de que tengas esa confianza conmigo y me estés permitiendo conocerte… me hace sentir que me consideras una amiga y no solo una conocida – le dije sintiendo el rubor cubrirme las mejillas.


- Mai-san – dijo mi nombre y entonces yo sentí un profundo malestar hacia Natsuki por ser tan egoísta y solo pensar en sí misma, Shizuru-san en verdad era muy agradable pero me molestaba que disculpara de esa manera a Natsuki… hacer ver sus experiencias y recuerdos como algo sin importancia me parecía horrible.

- Gommen Shizuru-san es solo que tu eres una persona increíble y… - bajé la vista ligeramente apenada – si estas de acuerdo quisiera ser tu amiga y conocer más de ti ¿puedo? – pregunte y elevé la vista hasta mirarla, me sorprendí al verla soltar lagrimas… sin embargo aunque triste ella sonría… y como respuesta tan solo asentó con la cabeza. Y entonces me sentí verdaderamente feliz.





Convencí a Shizuru de quedarse a dormir conmigo ya que era muy tarde al principio se resistió sin embargo terminó por aceptar, antes de caer profundamente dormida le escuché exhalar un profundo suspiro junto con el nombre de Natsuki, no sé porque pero me sentí extrañamente incomoda con eso. Seguramente Shizuru se sentía feliz de poder dormir en la cama de Natsuki ahora que lo pienso con más cuidado esa peliazul podía ser en verdad una chica sumamente tonta y malcriada incapaz de pensar en los sentimientos de Shizuru. Y con ello en mente me dormí.


2 de Mayo.

Hoy me he quedado de lo más sorprendida y he corroborado lo que ya pensaba de ella, me ha citado en el jardín de la directora y tan solo al llegar se ha acercado a mi y me ha entregado un sobre, me pidió que no lo abriera hasta que ella se hubiera ido y me ha hecho prometer que no diré ni una sola palabra al respecto iba a decir que no pero ella me a preguntado ¿es que no somos amigas? Y con ello me ha hecho prometerlo.

Cuando se fue abrí el sobre y me he quedado sorprendida en el había lo que seguramente era el salario de lo que ganaría en tres meses



dentro también había una nota… unas palabras simples y directas “tienes que ganar confió en ti, prepara tu discurso de presentación yo te apoyaré”; por un momento no supe cómo reaccionar…simplemente me he quedado sorprendida ante su amabilidad… me han entrado ganas de llorar nunca nadie ha sido tan generoso conmigo… me pregunto si Shizuru ha sido tan amable con Natsuki como lo está siendo conmigo.



7 de Mayo

Me siento mal, he regañado a Mikoto por no dejarme concentrar en la preparación de mi discurso, lo único que decía era Mai esto, Mai aquello y…. hmmmm le he dicho que se fuera y me dejara trabajar… se ha ido muy triste saltando por la ventana y me he sentido culpable… ahora no me puedo concentrar si no me disculpo primero con Mikoto. Creo que iré a buscarla y al regresar continuaré el discurso.




¡Aaahh! No puedo creer lo que hice, pero bueno es que todo tiene una justificación ¿no es así?, Natsuki es mi amiga es decir que lo hice pensando en ella, porque Shizuru… Shizuru ella… ¿verdad?... ¡aaah! ¡no puedo creerlo! Todo sucedió cuando fui a buscar a Mikoto no tenia idea de donde buscarla así que pensé en visitar a Tate quizá y estuviera con él.



Me dirigía al club de Kendo cuando vi a una chica de tercero que estaba delante de Shizuru con una carta en las manos la chica estaba tan sonrojada que de inmediato supe que es lo que pretendía hacer, he caminado tan rápido como he podido, he tomado a Shizuru de la mano y le he jalado de ahí tan velozmente que lo único que escuché de la chica fue un lejano ¿Eh?

- Mai-san ¿qué sucede? – me preguntó deteniendo su paso.

- Na… nada, es solo que quería… - me volví para verla, pero al ver su sonrisa y ese gesto de interrogación en su rostro me quede sin palabras.

- Ara, Mai-san no sabía que te gustara tanto ¿te has puesto celosa de esa chica?

- ¡Qué?... no… no… no - sacudí las manos frente de ella al mismo tiempo – no es eso… en serio que no – baje la mirada y junte los dedos índices una y otra vez.

- Mai-san se ve tan linda cuando esta en aprietos – se soltó a reír por lo bajo y entonces levanté la vista y sentí que me ponía roja por completo.



- Shizuru-san – dije su nombre con reproche.

- Solo bromeo Mai-san – se acercó a mi y me dejo de piedra al sentir sus labios en mi mejilla – gracias por ayudarme a salir de ese pequeño percance – me dijo mientras se daba la vuelta y se iba dejándome más que sorprendida, el corazón me latía con muchísima fuerza era como si fuera a salírseme del pecho.



- “¿Qu… qué es esto que siento?” – pensé mientras me llevaba las manos al pecho, alcé la vista y mire sus lejanas espaldas, en un momento determinado se detuvo y se volvió a mirarme y a lo lejos alcance a percibir esa dulce sonrisa. Me olvidé de todo… de mi discurso, de Mikoto, del club de kendo, de todo… lo único que tenía en la cabeza era ese beso que aún sentía en la mejilla.



12 de Mayo

Han pasado varios días en los que no he sabido nada de Shizuru… quizás me sobrepase el día que sin decirle nada la tomé de la mano alejándola de esa chica… quizás y ha sentido que me he entrometido demasiado en sus asuntos… quizás… en esto estaba pensando cuando me llegó un mensaje de ella donde decía que me visitaría esta noche, no sé cómo explicarlo eso me hizo sentir tan feliz, en verdad tan feliz que hasta Mikoto se sorprendió de mi repentino cambio de humor.

Pero si ella venía debía de preparar algo bueno para comer sin embargo olvidé la idea cuando un segundo mensaje me llegó diciendo que llevaría algo para cenar y diciéndome que quería ver mi discurso, quería ver que tan bien estaba quedando. Me he quedado de piedra pues lo que llevaba escrito no sobre pasaba de los 5 renglones. Me he pasado el resto de la tarde escribiendo lo que se me ha venido en mente, esperaba que Shizuru-san no notara que estaba recién hecho.

Por la noche cuando ha llegado me ha saludado con una amable sonrisa, Mikoto casi salto sobre la comida china que Shizuru ha comprado, no es para menos me he olvidado de preparar la comida por escribir mi discurso el cual Shizuru leyó con verdaderos ojos críticos, ha soltado un pequeño suspiro que no se ha escuchado muy alentador.

- Mai-san tendrás que esforzarte un poco más… pareciera que lo acabas de redactar.

- Es que lo acabo de redactar – le dije vencida.

- Ya me lo parecía – dijo y me miró no decepcionada más bien con un dejo de incertidumbre que me obligó a confesar.

- No… no me había podido concentrar porque no había tenido noticias tuyas.



- ¿Noticias mías? – me preguntó con un gesto de interrogación.

- Bueno no es que quisiera… osea… bueno… me refiero a que…

- ¿Mai-san no puede estar sin saber de mi? – me preguntó adoptando una pose que me hizo sentir nerviosa.



- No, no es eso es… es solo que yo… es que… pues…

- En verdad Mai-san se ve tan linda cuando esta en apuros – se rió por lo bajo llevándose la mano a la barbilla.

- Shizuru-san – le dije mientras me cruzaba de manos y bajaba la cabeza – me haces sentir…

- ¿Mariposas en el estómago? – me preguntó y se soltó a reír de buena gana y por un momento me olvidé de todo tan solo pude admirar su rostro contento, esa era la primera vez que le miraba soltar una carcajada y pude percibir que al menos por esos momentos en verdad estaba siendo feliz, estaba siendo sincera.

- Estas riendo – le dije sin pensar mientras esbozaba una sonrisa.

- Kannina Mai-san – dijo tratando de recuperar la compostura.

- No, no, esta bien así – le dije – es la primera vez que conozco a la Shizuru feliz – sonreí ampliamente.

- Mai-san – me dijo mirándome tiernamente – gracias – me dijo y seguimos platicando y hablando de todo un poco, supe que tenía un hermano que estaba perdido un día tomo su motocicleta y se fue nunca dijo a donde pero me comentó que su mamá recibía constantemente postales de diferentes partes del país y del mundo, nació para ser libre, me dijo y sonrió sinceramente.

Llamaron a la puerta y al abrirla me tope con Tate que me miró sonriente.

- Hola Tokiha ¿puedo pasar?

- Emm, sí… claro – le dije haciéndome a un lado, se sorprendió al ver a Shizuru.

- ¿Ha regresado Kuga-san? – me preguntó y yo le golpeé el costado al ver por una fracción de segundo un claro gesto de tristeza que al parecer paso desapercibido por todos menos para mí.

- Gommen Shizuru-san – dijo Tate llevándose la mano a la cabeza.

- Esta bien – le dijo Shizuru sonriendo – Natsuki volverá cuando tenga que hacerlo, solo necesita tiempo para pensar.


Por un momento me pregunté si Shizuru-san creía verdaderamente eso .


- ¿Quieren ir al parque de diversiones? – me preguntó Tate sacando 4 boletos – me los ha dado Takeda-kun dice que saldrá de la ciudad y no los usará así que…

- No creo que pueda hacerlo tengo que prepararme para el discurso – le dije mirando momentáneamente a Shizuru.

- No hay problema por eso Mai-san – me dijo Shizuru – tienes dos semanas para prepararte así que todo esta bien sería bueno si te distrajeras un poco – le miré por un momento y después vi los boletos que tenía Tate en la mano.

- Cuatro – dije mirándolos y entonces…

- ¡De acuerdo! – exclamé – pero Shizuru-san nos acompañara también.

- Me parece bien – dijo Tate y Mikoto asentó con la cabeza.

- Pero…

- No hay peros – le guiñe un ojo – será divertido y además tu también tienes que distraerte y además somos amigas ¿no es así?

- Mai-san

- De acuerdo está decidido el próximo sábado iremos de paseo.

Sí, será divertido sin duda…


Siguiente Capítulo: El Diario de Mai 3ra Parte

11 comentarios:

  1. oh vaya! esta interesante, y es intrigante saber a donde llevaran los relatos de este diario. buen trabajo!!

    ResponderEliminar
  2. Super!!!! la verdad es que tanto este fic, como pastel de bodas y tu fic te amo tambien ilustrado me tienen casi con el jesus en la boca, de verdad que me encantan xDDD, bien me gusta mucho la relacion que se está desarrollando entre Mai y Shizuru, aunk debo confesar que soy fiel fan del ShizNat y me gusta verlas juntas en todos los fics que leo, no me desagrada ver un poco de Shizmai como pareja, aparte de que has hecho tan bien la historia que pareciera como si estas dos hubieran llevado una minima relacion de verdad, y bueno no se si me equivoque pero puedo ver que si la relacion sigue hasta ahora como va puede que Shiz llegue a tomarle mucho cariño a Mai en todo el sentido de la palabra ya que ésta a demostrado que se preocupa por ella y la quiere no pork sea la chica mas popular de la escuela sino por lo que hace de Shizuru ser Shizuru, a el paso que van ya cuando Nat vaya a llegar con su mente mas despejada encontrará algo que puede que no le guste para nada, ojalá y cuando se decida que de verdad quiere a Shiz no tenga que luchar con Mai por el amor de ella, aunk no niego que eso seria muy interesante de ver y le pondria mas drama a la historia que siempre es bien entretenido de leer y te mantiene a la expectativa de lo que va a pasar, y bueno la verdad es que Nat me ha hecho enojar con su indecision y por una parte cobardia y tambien como dice Mai, con su egoismo por pensar solo en ella y no en los demas y buuuuueno creo que aqui dejo mi coment pork si sigo no terminaré, que estes bien, Ho na.

    PD: Espero no sonar muy glotona pero estaré esperando con ansias la continuacion de pastel de bodas y te amo ilustrado que ya la curiosidad por saber que pasará me esta matando, besos.

    ResponderEliminar
  3. uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh nooonoooonooo Shiz y mai???mmm suena interesantiiisiiiiiiiiiimooooooo jajajaja xDDDDD uuuuh toda una revolucion si apareciera natsuki ...pero aun asi.... shiz y mai suenaaa muyyyyyyyyy interesaaaaaaaaaaaanteeeee jajajajajaja xDDDDDD wiiii me esta gustando mucho!!! saludos mi qerida shey!!! un beso n_n

    ResponderEliminar
  4. graciassssssssss sheila sama, te ha quedado buenisimo, me parece genial la pareja shizuru x mai, y aunque me crusifiquen por lo que voy a decir, me gusta mas que le shizuru natsuki

    gracias nuevamente por este maravilloso trabajo.

    espero la conti con ansias xDDD

    ResponderEliminar
  5. Valió la pena la espera. en verdad que esta muy buena la historia, gracias........hasta el prrox
    bye

    ResponderEliminar
  6. Que bien que les esta gustando mis queridas y mi muy querido amigo Bahamuth concuerdo totalmente contigo, Mai es más centrada y mucho más tierna, no sé para mi también me gusta más Mai para Shizuru xDDDDDD pero no se me preocupen mis amantes del Shiznat que tengo un par de historias por ahi que pronto les subiré!!!! Les Amo son lo máximo!!!!

    Y a seguir escribiendo ¿que no? xDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  7. Me alegra mucho que hayas podido publicar el segundo capítulo de esta historia mi queridísima Sheila, porque es realmente interesante aunque soy fiel a ShiNat no me desagradaría ver Mai con Shizuru. Muchas gracias por tu maravilloso trabajo esperare el próximo capítulo con ansias. Besos ˄_˄.

    ResponderEliminar
  8. xDDD mi queridisima jeniferyma me alegra que te guste el Shiznat descuida preciosa que tengo más historias de estas dos nenas encantadoras que en verdad ha dejado mucho a la imaginación ¿eh? xDDD Te mando Millones de Besos y Abrazooos!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. ufff!!!... que bieeeennn!!!...
    siempre habia pensado en que pasaria si mai se enmorara de shizuru,..quiero saber que pasa mas adelante,..es que natsuki no ha aparecido aun!!,...bueno,.felicitaciones,.. eres grande sheyla!!,..

    me despido,..besitos, abrazos ,..ah!!que mal educada soy,.. y por supuestos saludos,..xD...

    bye,..bye,..
    .♥♥♥. Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ,..¡¡Lui Chick!!..,Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ.♥♥♥.

    ResponderEliminar
  10. Excelente, siento no haberme pasado antes pero he estado de viaje y sin mi precious digo, sin mi portátil.

    Hace algún tiempo que la idea de un ShizMai no me parece tan descabellada. Igual los sentimientos de Mai, aunque van creciendo, hasta el momento parecen totalmente platónicos.

    Esperaré ansiosa la continuación, está genial como siempre Sheila.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, acabo de leer esta historia y me parece genial, pero me gustarìa que la siguieras, por favor. Saludos, Sheila maestra de la escritura, porque todo lo que escribes es genial. nos vemos.

    ResponderEliminar