sábado, 6 de marzo de 2010

Una Confesión con Sabor a Chocolate (Shizuru x Natsuki) One Shot


Disclaimers: Exacto los personajes son de Sunrise y solo los tomo prestados un momentito para diversión de nosotr@s ¿Qué no? ja,ja,ja,ja.

Autora: Sheila Segovia S.

Era día de san Valentín y Natsuki esperaba a que llegara Shizuru quien desde que se había matriculado en la Universidad de Fuuka iba todas las tardes a reunirse en la biblioteca del instituto con ella para ayudarle a estudiar; para Shizuru estaba más que claro que simplemente no podría nunca separarse de su preciosa Natsuki motivo por el cual rechazo la beca que la Universidad de Tokyo le ofreció quedándose en Fuuka para poder estar cerca de su persona más amada.
Mientras Natsuki revisaba un par de ejercicios de matemáticas escucho los singulares pasos de la chica que una vez le hubiera salvado la vida, eran armoniosos y tranquilos tantas veces la había escuchado llegar que ya conocía el sonido de sus pisadas; una muy tenue sonrisa se dibujo en los labios de la chica ojiverde quien sin mirarle le hablo con naturalidad.
- Llegas inusualmente tarde.

- Ah, Natsuki, veo que ya no me será tan sencillo sorprenderte – le respondió Shizuru jalando suavemente una silla y sentándose frente a ella.

- He aprendido a escu… - se calló de inmediato al levantar la vista y fijar sus verdes ojos en el montón de cajas de regalo que Shizuru dejo a un costado de la mesa – ¿y eso? – pregunto Natsuki frunciendo levemente el entrecejo.

- De camino a la biblioteca me he topado con varias estudiantes que me han dado estos obsequios – Shizuru le respondió sonriendo y cerrando los ojos por un breve espacio de tiempo.

- ¿Has aceptado chocolate de todas esas chicas? – le pregunto Natsuki sintiéndose ligeramente incomoda, si bien sabía que Shizuru siempre sería famosa en todo el instituto nunca imagino que una sola persona pudiera reunir la cantidad de cajas que esa mujer traía consigo.

- No han sido todas del instituto – le dijo Shizuru separando las cajas – estas cinco de aquí me las han dado algunas chicas de mi clase y esta en particular – le señalo una caja rectangular de unos 30 cm de largo por unos 15 cm de ancho envuelta en papel rosado con un moño en color blanco – me la ha dado mi sempai

- ¿Tu sempai? – le pregunto Natsuki con un claro gesto de interrogación.

- Komiru-Azami sempai es mi superior está en su segundo año de Universidad y comparte la habitación conmigo.

- No lo sabía – dijo Natsuki mirando a un lado mientras fruncía levemente la boca.

- No lo sabías porque desde que nos reunimos aquí pasamos la mayoría del tiempo estudiando y no hemos tenido la ocasión de platicar mucho.

- Ya veo – le respondió Natsuki mirando con cierto interés como Shizuru pasaba los dedos por encima de la caja que le regalara su sempai – esa sempai – dijo sintiendo una ligera molestia al ver la mirada enternecida con la que observaba esa caja en particular – ¿solo comparten la habitación?

- Sí, así es – le respondió Shizuru – es una persona muy amable y muy inteligente está estudiando ingeniería espacial, tiene unas notas sorprendentes; no solo en los estudios es buena también pertenece a un club de esgrima del cual es capitana, tienen dos campeonatos nacionales ganados y espera en un futuro no muy lejano competir en el extranjero. Por las noches suele dormir hasta tarde porque termina todas y cada una de sus tareas dice que no le gusta dejar las cosas pendientes si hay tiempo para acabarlas; es amante del té al igual que yo, su color favorito es el rojo, le gusta relajarse escuchando a Mozart y por las noches antes de dormir le gusta leer como mínimo un capitulo de alguna historia de suspenso…

- Vaya – le interrumpió Natsuki al sentir una incómoda sensación en la boca del estómago – la conoces bastante bien – le dijo mirando la hoja de cuaderno que estaba presionando con la punta de su lápiz.

- No del todo – le respondió Shizuru sin dejar de mirar la caja – hay muchas cosas que aún no sé de sempai y que me gustaría conocer… ¿Natsuki? – pregunto Shizuru levantando la mirada al escuchar el suave crack de la punta del lápiz al romperse por la presión ejercida contra él.

- ¡Ah! – exclamo la peliazul mirando el lápiz – espera aquí Shizuru – le dijo – enseguida regreso – se levanto antes de que Shizuru pudiera decir cualquier cosa y se metió dentro del primer pasillo que encontró se recargo de espaldas al estante de libros y se llevo una mano al pecho – “¿qué es esto que siento?, duele un poco – pensó – no… no solo duele un poco… duele bastante… duele mucho… - echo la cabeza hacia atrás y miro en lo alto del estante un par de volúmenes de enciclopedias – pero… ¿por qué siento esto?... ¿Por qué me molesta que Shizuru hable así de su sempai? – apretó las manos formado puños – hace ya un tiempo que Shizuru no me hace bromas que me avergüencen, ni me abraza como solía hacerlo… de hecho ¿cuándo fue la última vez que me insinuó algo? – se llevo la mano a la barbilla y cerró los ojos mientras se concentraba en su pregunta…
Shizuru miró su reloj preguntándose adónde podría haber ido Natsuki, su celular vibro y al tomarlo vio que tenía un mensaje de su sempai, una sonrisa se dibujo en su rostro al leerlo y al terminar elevo la vista tratando de ubicar a Natsuki pero no tuvo suerte, se levanto de la mesa y fue en su búsqueda no tardo demasiado en dar con ella; Natsuki continuaba con los ojos cerrados tratando de definir los extraños sentimientos que le provocaba ver a Shizuru tan entusiasmada con otra chica.
- Natsuki – la voz de Shizuru hizo que casi pegara un salto.

- Shi… Shizuru – la voz de Natsuki tembló levemente.

- Natsuki – dijo Shizuru y en su rostro se noto el sentimiento de incomodidad que le causaba lo que le diría a continuación – he recibido un mensaje de Sempai y bueno… – se sonrojo ligeramente.

- No hay ningún problema – le dijo Natsuki no dejándola acabar la oración mientras fingía buscar en el estante de enfrente un libro – en un rato Mai y Mikoto vendrán así que si tienes que irte – se volvió a mirarla y le sonrió – puedes hacerlo.

- ¿En verdad no te molesta?… porque podría…

- No – dijo mientras tomaba un libro entre sus manos – anda yo estaré bien – le dijo al tiempo que pasaba a un lado de ella – diviértete – dijo sin más y dejo a Shizuru pensativa por un momento.
Shizuru suspiro por lo bajo y después de negar con la cabeza decidió irse, fue a la mesa recogió las cajas acomodándoselas en ambas manos y le sonrió a Natsuki.

- Nos vemos después Natsuki – le guiño un ojo gesto ante el cual Natsuki se sonrojo. Shizuru le dio la espalda y Natsuki sintió una peculiar ansiedad apoderarse de ella que le obligo a levantarse.

- Oi, Shizuru – le dijo provocando que la poseedora de ese nombre se detuviera y se girara para verla – ¿puedes venir a mi casa esta noche? Hay algunas cosas que quisiera me explicaras.

- Por supuesto Natsuki – le sonrió – ¿a qué hora estaría bien?

- A las 7 – dijo rápidamente y se volvió a sentar tras la mesa lentamente.

- De acuerdo nos vemos entonces.
Shizuru se dio la vuelta y dejo a Natsuki quien le miro hasta perderla de vista, cuando Shizuru se hubo ido Natsuki se recostó sobre sus brazos y cerró los ojos tratando de asimilar la sensación tan extraña que sintió con ese ligero apego que tenía Shizuru por su sempai.
- Quizá no sea nada… tal ves… es porque Shizuru es mi amiga… sí, ella es mi amiga y es probable que yo este sintiendo… algo así… como… celos de amiga… pero… aaah – suspiro abriendo lentamente los ojos – …mmm… chocolates… ¿por qué… por qué no?... yo… debería regalarle chocolates…

****

Las 7 de la noche dieron y el timbre se escucho, Natsuki trago saliva y se dirigió a abrir la puerta frente a ella apareció Shizuru con su siempre cordial sonrisa.
- Shizuru pasa – le dijo Natsuki haciéndose a un lado.

- Gracias Natsuki – dejo sus zapatos en la entrada – veo que Natsuki se ha esmerado en el aseo de la casa todo se ve perfectamente arreglado.

- No he sido yo – le respondió mientras sus mejillas se pintaban suavemente de carmín – ha sido el servicio que contrato… en realidad soy muy mala con las labores domesticas.

- Ara, ara Natsuki que así no podrás ser una buena esposa – se rió Shizuru por lo bajo.

- No me interesa ser una buena esposa – dijo con un tono ligeramente molesto.

- Esta bien – dijo Shizuru – ¿quieres que preparé un poco de té? – esa voz… ese acento de Kyoto… esa suavidad y cordialidad en cada palabra… en verdad le agradaba escucharla hablar.

- Sí – le respondió mientras le veía ir a la cocina y recorrió con la mirada el cuerpo de Shizuru de arriba hacia abajo admirándola sin decir palabra alguna, quizás sería porque ya era una chica universitaria, quizás sería porque ya no la veía vestida en uniforme escolar… quizás…quizás… quizás… no importa que se dijera lo único cierto es que Shizuru se notaba más madura, más fuerte, brillaba más, mucho más… se veía imponente.
Natsuki se sentó en el suelo frente a la mesita de la sala saco de debajo de la misma dos cajas una de las cuales destapo dentro había un par de filas con corazones de chocolate, Natsuki los miro atentamente al tiempo que recordaba el trabajo que le costó encontrarlos pero afortunadamente pudo conseguirlo, su rostro se ruborizo al máximo al contemplarlo; ya estaba ahí, Shizuru en la cocina, todo estaba listo, miro de reojo a la chica de Kyoto que se mantenía ocupada seleccionando las hojas de té. Sí, todo estaba listo solo necesitaba tenerla a su lado… pero… ¿era lo correcto?, sus ojos se fijaron nuevamente en los chocolates, trago un poco de saliva y recordó la forma como Shizuru acariciaba la caja que le diera su sempai… era intolerable, era insoportable el sentimiento que le surgía en el pecho de solo recordarlo, ¿qué no se supone que Shizuru le había confesado sus sentimientos por ella?... sin embargo nunca más hablaron de ello… ¿quién tenía la culpa en todo caso de que Shizuru posara sus ojos en alguien más?... sin duda ella misma… Natsuki apretó las manos sobre sus rodillas, si no fuera tan cobarde como para haber mostrado sus verdaderos sentimientos… pero… sin embargo no podía ser demasiado tarde ¿verdad?... Shizuru aún debía amarla ¿cierto?... tenía que ser así porque ella por fin abría su corazón, por fin dejaba de lado su estúpido orgullo… al fin aceptaba estar enamorada de una chica… ahora era consciente de que todo el tiempo que pasaban juntas estudiando, riendo, hablando, siempre, siempre se había sentido a gusto, era un extraño sentimiento parecido al estar en casa. Eso era… Shizuru era su hogar… su verdadero hogar….
- ¿Natsuki? – le pregunto Shizuru que llegaba con ambas tazas en sus manos dejo una frente a la chica y miró intrigada la caja de chocolate abierta – ara, ¿eso? – pregunto interrogante - ¿te lo han regalado? – pregunto y como respuesta Natsuki solo negó con la cabeza sin siquiera mirarla - ¿entonces?...

- Quiero dárselos a la persona que me gusta – respondió Natsuki con la cabeza baja y las mejillas pintadas en suave carmín.

- ¿La… persona que te gusta? – pregunto Shizuru mirándola sorprendida… tuvo que tragar saliva porque de pronto sintió que la boca se le quedaba seca como el mismo desierto.

- Sí… - respondió Natsuki apretando los labios levemente – quisiera saber si están buenos – le dijo y tomo uno mirándolo fijamente por un momento.

- Ah, pues supongo… – dijo Shizuru tratando de parecer tranquila aunque por dentro sentía verdaderas ganas de llorar y preguntarle a grito tendido quién, quién era él que le había robado el corazón – …que si lo has escogido tu ha de estar…
Natsuki se giro y metió el chocolate en la boca de Shizuru cortando de esa manera la conversación.
- ¿Esta bueno? – preguntó tras un instante tragando un poco de saliva.

- Muy… muy bueno – respondió Shizuru con una sonrisa nerviosa pero sincera – estoy segura que a la persona que se los des estará más que satisfecha – Shizuru bajo ligeramente el rostro y situó la mirada sobre la humeante taza de té. Sintió el pinchazo de los celos al imaginar la cara de felicidad del chico que había ganado el corazón de su querida Natsuki.

- Toma otro – le dijo tan rápido que Shizuru solo atino a abrir la boca a tiempo.

- Nat…

- Si dices que esta bueno entonces quiero probarlo yo misma – sus mejillas se pintaron violentamente de carmín mientras con un rápido movimiento de manos sujeto a Shizuru de los hombros y pego sus labios a los de la chica que le miró más que sorprendida, la boca entreabierta de Shizuru fue invadida por un suave y dulce calor, por una caricia que compartió con ella el sabor ligeramente envinado del dulce chocolate que se derretía en ambas bocas… parecía que todo ello no era más que una fantasía… era como si se tratase del más hermoso sueño vuelto realidad… Natsuki se separo suavemente de Shizuru quien aún le miraba más que sorprendida. Al ver la expectante cara de la chica ojirubí Natsuki se ruborizo y volvió el rostro a un lado.

- Lo… lo lamento – dijo sincera – yo… no sé que ha pasa… - su disculpa se perdió en el aire el peso del cuerpo de Shizuru le tiro de espaldas al suelo, Shizuru le tenía sujeta por las muñecas. Natsuki le miró por un instante que pareció toda una eternidad – ah… Shi… Shizu…ru – dijo Natsuki tartamudeando ligeramente mientras desviaba la mirada de esos ojos que le miraban interrogantes y deseosos de una clara y completa explicación para lo que acababa de pasar; sin embargo no hubo preguntas ni respuestas, Shizuru mordió suavemente su labio inferior y tras cerrar los ojos fuertemente por un instante los volvió a abrir delicadamente para admirar la tenue sonrisa nerviosa que se formaba en los labios de la chica que yacía bajo ella, sus blancas mejillas pintadas en carmín y su verde mirada perdida en algún punto fijo de la pared…

- Natsuki… - su voz fue un suave ronroneo mezclado con un toque de melodiosa ansiedad que obligo a la chica a volver el rostro y al hacerlo fue presa de los esos labios que le capturaron con intensa pasión, fue un beso lleno y profundo con sabor a chocolate y trazas de vino afrutado; fue gentil pero intenso. Shizuru se separo de ella lentamente llevando consigo un fino hilo de saliva que se rompió quedando en la comisura de la chica ojirubí – Detenme ahora Natsuki – dijo con la voz cargada de deseo o no podré responder de mis actos – los ojos de Shizuru mostraban el esfuerzo que hacía por mantener el control de sus sentimientos.

- No te pido que respondas por ellos – Natsuki le echo los brazos al cuello y la atrajo nuevamente hacía sí – solo – le susurró en los labios – sé gentil conmigo que esta será mi primera vez.

- Natsu… - no pudo completar el nombre porque sus bocas se unieron nuevamente; esta vez Natsuki tomo el control de la boca de Shizuru explorándole suavemente rozándole delicadamente, danzaron en un punto determinado a un mismo ritmo, que sin embargo fue roto por el deseo que destello en Shizuru y que hizo todo más intenso, Natsuki se rindió a sus besos, a sus caricias se permitió sentir vívidamente cada roce de esas manos que en ciertos puntos temblaban por el deseo incontrolable de poseerle; Shizuru se deshizo de las ropas de la chica que yacía bajo suyo hasta dejarle en interiores, era una visión magnifica, prefecta en todas sus formas, deslizo su mano a todo lo largo de ese cuerpo desde su pecho hasta llegar a su vientre aplanado, deslizo sus manos por esas largas y bien torneadas piernas, le observo atentamente admirando el sutil y delicado cuerpo de Natsuki. Era una visión maravillosa, por un momento deseo con todas sus fuerzas que no se tratara de un sueño, que todo eso fuera real porque ¿era real verdad?, Natsuki le había besado ¿cierto?... Natsuki yacía de espaldas al suelo con la respiración agitada y de su cuerpo semi desnudo brillaban las pequeñas gotas de sudor que Shizuru se moría por probar, se acomodo sobre ella sujetándole nuevamente las muñecas y hundió su boca en el cuello de Natsuki y la sintió estremecerse, y exhalar un profundo y sincero ¡aaaaahh! Que le hizo perder la razón; deslizo sus labios por el mentón de la chica ojiverde y lo mordió suavemente.

- Shi…zu…ru – el deseo en la voz de Natsuki fue el detonante principal que promovió en Shizuru a amarla con total soltura, sus caricias se intensificaron lo mismo que sus besos – aaahhmmm… es… espera Shizuru – la voz de Natsuki provoco que Shizuru se detuviera y le mirara directo a sus verdes ojos; Shizuru trago saliva al imaginar que seguramente Natsuki le diría que se detuviera – ¿podríamos ir a la cama? – pregunto Natsuki con gesto tiernamente vergonzoso – el piso me lastima un poco – Shizuru esbozo una sutil sonrisa y descanso su cabeza sobre el pecho de la chica que yacía bajo ella y escucho el fuerte latido de ese corazón que ansiaba tanto… tanto proteger por siempre.

- Sí – le respondió en un susurro y levanto el rostro para mirarle nuevamente directo a los ojos, le sonrió y le beso suavemente sobre sus labios.

****

Shizuru le tenía sujeta de las caderas mientras bebía de esa interminable fuente de placer que le llenaba todos y cada uno de sus sentidos, se dedico a explorarla lentamente sin prisas, tan dolorosamente tranquilo que Natsuki imagino terminaría perdiendo la razón, nunca sintió tal deseo, tal ansiedad, nunca en su vida se imagino que hacer el amor sería algo parecido a eso, se perdió por completo en Shizuru, se rindió a sus besos y a sus caricias, a cada roce que le proporcionaban esas fuertes manos que tantas veces la protegieron y ayudaron en su lucha como Hime; se perdió en las dulces palabras de amor que Shizuru le susurraba, se extravió una y mil veces dentro de ese mar carmesí que la ahogaba de una forma maravillosa, haciéndola perderse incluso de la mismísima realidad. Natsuki estaba ahí sujetándola con fuerza de sus antebrazos encajando sus uñas en la carne de esos brazos que se negaban a soltarle, la chica ojiverde con la cabeza echada por completo hacia atrás podía sentirlo, su cuerpo estaba llenándose de algo de una fuerza descomunal que gritaba por ser liberada arqueo la espalda con fuerza mientras se liberaba en un grito de placer que lleno la habitación por completo, su cuerpo cayó pesadamente sobre la cama nuevamente, su respiración se mantenía agitada aunque trataba de llevarla a niveles normales, su cuerpo se relajo por completo mantenía los ojos cerrados se llevo el antebrazo a la frente mientras sentía a Shizuru subir por su cuerpo con suaves besos y dulces caricias.

- “Ya no tengo miedo Shizuru – pensó Natsuki mientras sus ojos cerrados se anegaban en llanto – desde ahora y para siempre… quiero sentirme siempre así… llena de ti… de tus caricias… de tus besos que saben a miel… de tus palabras que inundan mis oídos… si eres tu entonces todo esta bien…

- ¿Nat…suki? – pregunto Shizuru preocupada al ver las lagrimas correr por esas dulces mejillas ruborizadas cual bello atardecer – ¿te he hecho daño? – pregunto con el rostro lleno de preocupación.

- No – dijo Natsuki al tiempo que negaba con la cabeza y sonreía sincera – todo esta bien – le echo los brazos al cuello y la atrajo hacia sí, la abrazo con fuerza mientras le susurraba al oído – todo esta bien… porque eres tu Shizuru… porque eres tu… Shizuru…

Al escuchar esas palabras la chica ojirubí sintió que el corazón se le llenaba de un profundo sentimiento que le abrazo por completo hasta el alma, cedió a las lágrimas en silencio mientras hundía su rostro en el cuello de Natsuki y le respiraba profundamente llenándose de su esencia.

- Natsuki – susurro suavemente mientras depositaba un delicado beso en el cuello de la chica que yacía bajo ella, sus labios dibujaron una sutil sonrisa cuando las manos del amor de su vida se hundieron en su castaña melena.

Se quedaron en silencio durante unos momentos diciéndose con suaves caricias todo aquello que las palabras son incapaces de decir, la dulce tibieza de ambos cuerpos combinaba de manera perfecta y única.

- ¡Ah! Shizuru – dijo Natsuki haciendo que Shizuru se incorporara hasta fijar sus rubíes ojos en esas esmeraldas.

- Si, Natsuki

- Emmm… esto… - Natsuki desvió la mirada a un lado y frunció el entrecejo mientras hacia un gracioso mohín con la boca – de ahora en adelante ya no aceptarás… - se volvió a mirarla y le tomo el rostro con sus manos – … chocolate de nadie más ¿de acuerdo? – le miró fijamente a sus rubíes ojos la sorprendida expresión de Shizuru fue sustituida por una dulce sonrisa de ternura.

- Prometido – le dijo y la dura expresión de Natsuki se relajo hasta el grado de sonreír – de ahora en adelante – le dijo estirando la mano y tomando uno de los chocolates, lo coloco en la boca de Natsuki – solo aceptaré el chocolate que tu quieras regalarme – mordió el chocolate de la boca de la chica peliazul y le sonrió – en verdad esta muy bueno Natsuki gracias – le miró dulcemente y le beso la frente.

- ¡Ah! Shizuru – susurro Natsuki mientras la atraía de nueva cuenta hacía ella y le besaba – “se siente tan bien tenerte entre mis brazos… quiero estar así… contigo por siempre… por siempre”

****

Un nuevo día llego y la luz que se colaba a través de las cortinas despertó suavemente a Natsuki quien había dormido plácidamente sobre el pecho de Shizuru, lo primero que sintió fue una agradable suavidad bajo su mano la cual apretó varias veces, cuando hubo terminado de despertarse se levantó de súbito llevándose la sabana al pecho, dejando al descubierto a la aún dormida Shizuru quien entre sueños se acomodo de lado hacia Natsuki quien le miraba con un gracioso gesto de incredulidad.
- “Esto… ayer… - un pequeño flash back cruzo su mente – ¡ah! Es cierto ayer Shizuru y yo – sus mejillas se pintaron en carmín y sonrió tímidamente mientras se volvía a mirar a la chica que yacía a su lado, se volvió a acostar y tapo a Shizuru con la blanca sabana mientras delineaba con su dedo las facciones de su rostro – “es tan bonita – sonrió cuando rozo con su índice los rosados labios de Shizuru - ¡ah!... esto… significa que somos ¿novias? – se ruborizo por completo – hummm… ¿cómo se es novia de otra chica?...

Zummmm, zummmm, zummmm, un extraño ruido procedente de la otra habitación hizo que Natsuki se levantará con cuidado para no despertar a Shizuru, salió de su recámara y se dirigió a la Sala, el extraño zumbido seguía escuchándose y Natsuki llego hasta la cocina donde vio el celular de Shizuru al tomarlo y abrirlo vio que tenía un mensaje de la sempai de Shizuru, una oleada de celos le contrajo el estómago, estaba tan tentada, tan irresistiblemente tentada a leer lo que le había escrito que tuvo que emplear toda su fuerza de voluntad para no hacerlo, a pasos grandes camino de regreso a la recámara y se sentó a un lado de la cama sacudió ligeramente el hombro de la chica de Kyoto quien perezosamente abrió sus hermosos ojos.

- Toma – le dijo Natsuki – creo que tienes un mensaje de tu sempai – dijo con evidente molestia en su voz, molestia que Shizuru percibió de inmediato.

- Gracias Natsuki – dijo y lo leyó una pequeña risita hizo que Natsuki se volviera a mirarla bastante molesta.

- ¿Qué es tan gracioso? – pregunto Natsuki frunciendo el entrecejo.

- Bueno léelo por ti misma – le extendió el teléfono.

- No, yo no… quiero… - le dijo un poco sorprendida.

- Ara, ara ¿mi dulce Natsuki no quiere saber lo que mi hermosa Sempai me manda decir? – dijo sabiendo que eso tentaría Natsuki a leerlo.

- De… de acuerdo – dijo Natsuki no muy convencida, con forme lo iba leyendo su rostro cambió de la molestia a la sorpresa y de ahí a la incredulidad, el texto decía así – <¡Por fin!, si es que no has llegado a casa eso significa que mi plan dio resultados; te dije que solo tenías que provocarle un poco de celos para que se diera cuenta de lo que sentía por ti; no me lo tomes a mal, pero ya me estabas hartando con la mención de esa chica a tal grado que iba a exigir que te mandaran a una habitación muy, muy lejana de la mía. Espero que hayas tenido un dulce despertar y por favor trata de convencerla de que te deje quedar con ella de ahora en adelante, de otra forma utiliza los chocolates con somnífero que te he regalado y bueno has algo pero has algo ya porque ya estoy cansada de “Natsuki esto, Natsuki lo otro, Natsuki aquí y allá”… por favor se buena amiga y termina de seducir a esa chica de una buena vez por todas. Cariños Azami.> - El rostro de Natsuki mantenía una franca sorpresa – di… dime Shizuru… si yo… no… bueno… ¿esos chocolates?... tu… ¿hubieras? – se volvió a mirarla con una cara francamente graciosa.

- Hummm – Shizuru se sentó y se encogió de hombros – si Natsuki no me hubiera dejado otra opción – suspiró – hubiera tenido que hacer algo malo muy malo como dormirte y después hacerte aquello y eso otro.

- ¿Aquello y eso otro? – Natsuki le miro con un gesto de incredulidad – eso significa que…

- Significa que Te Amo Nat…su…ki – se inclino hacia ella y le beso, la chica peliazul se rindió a ese beso y se dejo caer sobre Shizuru.

¿Qué importaba nada?, el hecho era que estaba con ella, con la mujer que estaba destinada a ser su alma gemela por siempre y para siempre; Sí, mientras Shizuru le sonriera, mientras Shizuru le hablara, mientras Shizuru siguiera amándola, entonces todo, todo estaría bien. Todo estaría muy bien.
- Shizuru – le dijo Natsuki.

- Dime

- ¿Me regalarías chocolates? – sus mejillas se pintaron en carmín.

- Sí – le sonrió – pero el que quiero regalarte es liquido.

- ¿Liquido? – Natsuki le miro confundida

- Así es – le ronroneo seductoramente y entorno los ojos mirándola con deseo.

- ¡Eh! ¡Ah! – su rostro se conjugo en mil colores.

- ¿No quieres? – le miró con un gesto de tristeza.

- No, no es eso, es que bueno sí quiero… pero…. Hummm… - Natsuki se quedó viéndola por un momento y entonces su rostro se ilumino por completo - bueno si pero solo si yo puedo regalarte mayonesa – los ojos de Natsuki Brillaron con Muchísima intensidad.

- ¿Ma… mayonesa?

- Sí – respondió Natsuki al tiempo que asentía con la cabeza.

- Ara, ¿Natsuki has visto la hora? Ya casi tengo clases será mejor que me apresuré o si no…

- Hoy es sábado no tienes ninguna clase

- Oh, si, es verdad pero… la tarea… el...

- Esta bien – le dijo Natsuki levantándose de la cama con un gesto de profunda tristeza – sino quieres.

- No, no es eso Natsuki claro que quiero… - Natsuki salió disparada de la habitación dejando a Shizuru con un gesto de sorpresa enorme, así como Natsuki salió así regreso con una botella enorme de mayonesa.

- Shizuru – dijo y sus ojos brillaron maliciosamente mientras miraba el cuerpo desnudo de Shizuru – hora de desayunar…

- Nat… Nat…sukiiiiiiiii

- Je, je,je, y aquí y aquí y también por aquí… - decía mientras la embadurnaba por todas partes…

Dos hora después….

- “Oh, cielos no sabía que un ser humano podía comer tanta mayonesa” – decía Shizuru mientras era prácticamente devorada con gran gusto por Natsuki…

Fin

6 meses después

- ¿Y dime Shizuru que es lo que te has puesto últimamente que tu piel esta tan suave? – le pregunto Azami rosando el ante brazo de Shizuru con su dedo índice…

- No querrás saberlo – respondió Shizuru con una franca cara de derrota graciosísima.

Zummmm, zummmm, zummmm su teléfono vibro y ella leyó el mensaje < ¡Sí!¡Lo conseguí! ¡Una caja repleta con la mejor Mayonesa del Mundo!, ¿no te parece fantástico?, no demores mucho al salir de clases te estaré esperando en la casa. Te Amo. Natsuki.> Shizuru sonrió nerviosamente mientras su rostro se llenaba de gotitas de sudor…

- En verdad no querrás saberlo – repitió dejando a Azami con una franca cara de interrogación.

Ahora sí Fin

16 comentarios:

  1. jajaajaja me he reído un montón con este one-shot jajaajajaaja Nat y su adiccion a la mayonesa no tiene limite jajaajajaja pobre de mi Shizuru <3

    muy bueno, como siempre, este one-shot ^^

    ResponderEliminar
  2. Gracias Al3 amiga mía que bien que te ha gustado espero que el resto que colgaré también te agrade. ¡Te Mando Besos!

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja xD que gracioso nee natsuki es una mayoneisomana xD realmente no creo que esa palabra exista pero creo la acabo de inventar xD jajaja algun dia provare eso de la mayo para ver si la piel queda suavecita xD

    ResponderEliminar
  4. Por increible que parezca si queda suavecita ejem, ejem, ujum, ujum, me dijeron por ahi ¿ves?, cof, cof, la prima de la amiga, de una amiga, de una sobrina lejana... cof, cof... ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  5. Me volvi una fan mas de ti me encanta como escribes... super...!!! que genial que existas en el mundo...!!!!

    ResponderEliminar
  6. ajajaajajajaaja xDD así que funciona lo de la mayonesa Sheila? xDDDDDDDD osea digo por lo de la prima de tu amiga de la amiga y de la sobrina lejana xDDDD jaajaaja habrá que comprobarlo xD jajajaajja besos Sheila para ti también ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola mi dulce anonima, Gracias por leerme me siento halagada de que te haya gustado este espacio y las historias que escribo, mil gracias por Tu comentario espero que el resto de las historias te gusten igual. Te Mando mil besos hermosa.

    Mi querida Al3!!!!! guapetzisitzima, pero mi vida en serio que me lo dijo, una amiga de una prima, de la vecina de la señora que vive en la esquina de su casa que resulto se la sobrina de una tia tercera miaaaaa xDDDDDDDD

    Te Mando mil besos hermosa amiga!!!!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, eres grande Sheila, cuanto más te leo, mas me gusta :D

    ResponderEliminar
  9. mmmm..?? mayonesa?? interesante!!! abria que provarlo jejeje... estupendo sheila.. ahh por sierto soy Ana... jiji me fascina todo cada vez que leo otro y otro y bueno asi sigue.. que cadena has formado...!!! que se me hace que todo termina en ti sheila.. jejeje...
    besos y abrazos..

    ResponderEliminar
  10. Gracias MzDaRkGirL por lo de grande ¿lo dices porque mido 1.70? xDDDDD Muchas gracias hermosa me alegra que te guste todo lo que escribo. Mil besos Hermosa!!!

    Ana querida y adorada xDDDD que bien que te gusta leer cada vez más las locuras que escribo xDDDDD bueno para que negarlo la cadena si que termino en mi xDDDDDDDD Te Mando mil Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  11. wo estoy impresionada, escribes delicoso XD, no en serio hermosita me capturaste desde el principio, no solo porque son mi pareja favorita, la verdad relatas muy bien los hechos te agradesco por traernos esta historia tan divertida y hermosa que vivaaaaaa el shiznat XD y que vivas tu dulce princesita, ya sigo con las otras historias apenas hoy me tope con tu blog XD
    att:nena_chan

    ResponderEliminar
  12. Hola guapisima nena_chan Pues bueno me tienes el rostro completamente sonrojado que lindas palabras me has dedicado ^//^ me siento inmerecidamente super halagada. Pues la verdad muchisimas Gracias es maravilloso saber que ha sido de tu agrado lo que he escrito.

    Muchisimas Gracias Hermosa Te Mando Mil Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. wow estuvo increible!!!!
    adoro esta pareja natxshi.m:m
    me encanto..!!!

    ResponderEliminar
  14. jjajajjajjaja lo de la mayonesa estuvo super grasioso y vien por la parte de los celos jeje si tansolo el anime huviera sido asippp huviera sidop perfecto ...
    te felisito eres una gran escritora exitasooss jjajj
    sakura-chan

    ResponderEliminar
  15. *-* ya e leido muchas de tus historias y puedo decir q las adoro!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y a ti tambien xDD super estuvo me rei un monton ahaha eso de la mayo pos mmm podria ser cierto x no decir q si ahahaha :P

    ResponderEliminar
  16. Que msj más largo el de la sempai de Shiz Jajaj.. Acompaño a Nat por su obsesión con la mayonesa,es riquísima!!
    ShizNat <3

    ResponderEliminar