domingo, 21 de marzo de 2010

ENTRE LA RESPONSABILIDAD Y EL AMOR ¿POR QUE CUESTA TANTO DECIR TE AMO? 1 RA PARTE (Shizuru x Natsuki)


La noche había llegado al Reino de Windbloom, el peligro había pasado ya desde hace un par de meses y las cosas poco a poco volvían a la normalidad, las reparaciones en la Academia Garderobe estaban casi finalizadas, sin embargo habían ciertas cosas que aún no se solucionaban del todo y era precisamente el hecho de que Natsuki en verdad estaba muy fría con Shizuru aún cuando esta de vez en vez le insinuaba muy a su estilo la necesidad de que le diera parte de su tiempo, pero siempre había algo que no le permitía concretar su cometido, una visita, una llamada, alguna profesora, una queja, en fin nunca faltaba algo que le interrumpiese cuando intentaba ir un poco más allá con Natsuki “Somos Maisters, - le dijo en su último encuentro mismo que había sido hace 3 días - no debes de olvidar eso Shizuru y tenemos asuntos más importantes en los cuales ocuparnos” – era increíble, estaban en la misma academia y ni siquiera se topaban de las múltiples actividades que tenían que realizar, Natsuki incluso dormía en su oficina y Shizuru… bueno Shizuru se la pasaba por las noches sentada en su cuarto mirando el inmenso del cielo adornado por la luna y las cientos de estrellas que brillaban en él ; era verdad cada palabra dicha por la Directora ya no eran más una Coral y una Perla el tiempo había pasado rápido y con ello las responsabilidades aumentaron a tal extremo de que Natsuki se convirtió en la directora de la academia. Shizuru suspiró profundamente mientras miraba distraídamente la hora en el reloj que marcaba las 3:00 de la mañana a pesar de la hora estaba casi segura que si iba a verla estaría trabajando tras su escritorio mismo que con todo gusto haría trozos en un instante con tal de que nada se interpusiera en su camino y el de la mujer que amaba, ojala todo fuera tan sencillo, pero estaba “eso” imposible de destrozar aún con toda la fuerza física del mundo y “eso” era la Responsabilidad misma que Natsuki tenía muy por encima de todo inclusive de ella misma.

Sea como fuere era ya tarde y debía descansar pues todo el día estuvo saturado de actividades, se desvistió sin mucho ánimo y se metió en la cama tentada estuvo a ir a la oficina de Natsuki, sin embargo sabía que su respuesta seria “Hay asuntos más importantes que solucionar” así pues se quedo en cama, mirando detenidamente el techo, tras unos momentos se giro quedando de lado al ver ese espacio de cama tan vacío su ceño se frunció y se dio de nueva cuenta la vuelta mirando ahora hacia la puerta misma que sabía que no se abriría por nadie más que por ella al amanecer.

- “A pesar de que tenemos tantos años de conocernos – pensó mientras cerraba los ojos – hay algunas cosas que me intrigan en Natsuki, puede llegar en ocasiones a ser tan fría como el hielo – suspiró hondamente - no en balde se gano la gema Cristal Plateado de Hielo, aún recuerdo el día que la vi por primera vez, pareciera que apenas fue ayer….

Natsuki por su parte seguía trabajando se detuvo un momento recargándose de lleno en su sillón.

- Estoy realmente cansada – suspiró mientras se estiraba en su sitio – Shizuru… - susurró – volvió el rostro y lo fijó en el sofá en el que por lo regular Shizuru le miraba trabajar mientras tomaba el té – me hace falta sin duda tu compañía – suspiró mientras se levantaba y cerraba de golpe el expediente que tenía en la mano, ya solo faltan unos cuantos más – dijo con gesto de cansancio – me vendría bien tomar un té – su rostro se tornó amargo… - ¿me pregunto si….? ¡aaaahh! Soltó de golpe no fue mi intención decir esoooooo – se llevó las manos a la cabeza - es que en verdad… en verdad ella… ella es tan sensible, aún cuando muestra siempre esa careta de seguridad y fortaleza… pero solo es conmigo… solo conmigo muestra su debilidad… su memoria la llevó a recordar un reciente incidente que explicaba el por qué Shizuru no estaba con ella.

Por la tarde de ese día:

Shizuru al ver la montaña de papeles en el escritorio supo que Natsuki necesitaba un descanso así que le preparó un té y se lo llevó, Natsuki al tomarlo entre sus manos solo soltó un profundo suspiro de cansancio.

- Bébelo te relajara un poco

- Sí, gracias Shizuru – cerró los ojos y se hundió en su silla.

- No es necesario que trates de arreglar todo tan rápido – dijo Shizuru al tiempo que le sonreía, pero Natsuki mantenía los ojos cerrados.

- No lo creo así – Natsuki frunció el entrecejo es importante dejar todo listo lo antes posible, aun quedan varias cosas por arreglar después de la batalla que se sucedió y aun cuando ya todo está en calma hay cosas que deben ser solucionadas.

- Lo sé, pero es primordial que veas por tu propia salud, Garderobe es importante…

- Muy importante – le acotó Natsuki mirándole con el entrecejo fruncido – es mi responsabilidad y debo de…

- ¿Más importante que tu salud Natsuki? – le preguntó Shizuru con un gesto que combinaba la molestia y preocupación – desde hace días no has comido ni has descansado como debe de ser.

- Eso no importa – dijo Natsuki volviendo el rostro a un lado – pasamos por muchas cosas y te reitero que debemos solucionar todo lo antes posible aún hay cosas concernientes a Garderobe que no hemos terminado de arreglar, por lo pronto las reparaciones de la escuela marchan a la perfección y las del Mausoleo casi están completas…

- Es verdad – dijo Shizuru suspirando por lo bajo – sin embargo debes procurar un poco por ti te ves cansada… déjame ayudarte un poco – sonrió – así podrás descansar un rato.

- ¿Ayudarme? – pregunto visiblemente molesta – conozco la clase de ayuda que querrás darme; hazme y hazte un favor Shizuru ve y supervisa las obras del mausoleo y las de los jardines centrales – se levantó de su silla y se encaminó a la ventana recargando la mano en ella, Shizuru mantenía el rostro bajo y ruborizado – estoy segura de que podrás… - el sonido de la puerta al cerrarse le hizo volver la vista - ¿Shizu…ru? – Natsuki suspiró profundamente mientras su gesto se tornaba molesto - ¡Demonios! – farfulló al tiempo que bajaba la cabeza sintiéndose culpable – Shizu…ru… yo no… ¡aaaaahhh! – se llevo las manos a la cabeza y su rostro se miró bastante simpático para después de unos segundos tornarse triste – olvidaba que dentro de esa apariencia fuerte y sonriente eres… - se recargo de frente a la ventana – muy sensible ¿no es así Shi…zu... o más bien debería decir a…a… am… “¿qué me pasa, por qué no puedo decirle así?” - pensó mientras apretaba las manos con fuerza.

Natsuki regreso de sus recuerdos se levantó y se fue a recostar al sofá.

- Shizuru me pregunto si te habrás enojado – suspiró mientras cerraba los ojos y caía profundamente dormida.

Mientras tanto Shizuru estaba nuevamente en pie y vestida salió de la habitación decidida a dar un paseo por los jardines de Garderobe pues la verdad era que no tenía ni una pizca de sueño, mientras caminaba por los pasillos recordó el agrio comentario que le hiciera Natsuki por la tarde.

- “Lo que dijo a sido por el estrés que le genera tanto trabajo – pensó disculpando para sí la actitud de Natsuki – hay que considerar que sobre sus hombros pesa una gran responsabilidad misma que debería estar soportando yo y no ella… a su memoria regreso aquel día"

Estaban las ocho sillas de la sala de deliberación ocupadas por sus respectivos representantes y en la parte superior la directora de aquel entonces sonreía satisfecha.

- La próxima directora de Garderobe será Shizuru Viola - dijo al tiempo que miraba de lleno a Shizuru, pues estaba más que segura que esa elección era la más certera.

- Estaré encantada de poder hacer todo lo que este en mis manos para que la Escuela día con día forme a las mejores Otomes…

- Es… esperen – acoto Natsuki, se levantó y miró a la directora y a los presentes – por favor permítanme ser quien ostente ese cargo, sé que podré hacer un buen trabajo.

- Natsuki Kruger – dijo la directora mirándola seriamente – ¿está cuestionando la decisión que hemos tomado?, ¿creé usted que Shizuru Viola no es lo suficientemente capaz para llevar esa responsabilidad?

- No… no es eso – Natsuki mordió su labio inferior – creo que ella es lo suficientemente capaz y responsable para llevar a cabo todas y cada una de las funciones que tan alto cargo requieren pero… - cerró sus manos con fuerza y en su rostro se mostró un dejo de molestia.

- Así que – dijo Shizuru al verla así – deseas obtener este honor Natsuki Kruger – le miró de lleno a sus verdes ojos.

- Shizuru.

- La única forma en cómo cedería el honor que se me a otorgado sería a través de una batalla, si lograras derrotarme accedería a…

- ¡Un momento! – espetó la Directora al tiempo que golpeaba su escritorio con la mano – quien toma las decisiones aquí somos nosotros – señalo a la junta y a ella misma – y ya se ah tomado una decisión ¡Shizuru Viola, serás la nueva directora de Garderobe y no hay más que decir! ¡HAN ENTENDIDO?

- Lo comprendo perfectamente – dijo Shizuru con tono pausado y tranquilo – levantó la vista y centro sus carmines ojos en los azules de la directora – sin embargo esto representa una de las oportunidades más grandes de probarme a mí misma, en la actualidad soy el pilar más poderoso de los 5 existentes motivo por el cual es imposible que alguien pueda vencerme así que – se volvió para mirar a los presentes – todo apunta a que yo ganaré – sonrió al tiempo que encogía los hombros – e imagino que ustedes desearan ver el potencial de 2 Maisters de alto rango ¿no es así?; además de que me sentiría defraudada de mi misma si perdiera contra el Cristal Plateado de Hielo, siendo yo La Encantadora Amatista LA MAS FUERTE DE TODAS LAS OTOMES – miró desafiante a Natsuki quién al ver su mirada supo inmediatamente que lo que decía era en serio – “Natsuki – pensó mientras le miraba a sus verdes ojos – no sé el motivo por el cual desde hace tiempo has deseado obtener este puesto…¿sabes la responsabilidad que te acarrearía el aceptar?...¿qué esperas obtener con ello?...¿qué intentas probar?, sea como sea esta es la única forma de ayudarte a conseguir tu objetivo, sin embargo… por tu propio bien yo… - apretó las manos formando puños – yo…” – Además – dijo Shizuru mirando de nueva cuenta a la directora y a los presentes – de esta forma podrán ustedes poner a juicio mi capacidad para proteger Garderobe y todo aquello que representa, si Natsuki Kruger lograra derrotarme eso significa que ella es quien debe de ocupar este cargo.

- Un momento Maister Shizuru Viola – dijo una de las presentes levantándose de su asiento - ¿no es verdad que a razón de su restricción al sexo opuesto ustedes se han convertido en amantes? – todos los presentes comenzaron a murmurar – si es así ¿cómo sabremos que no está haciendo todo esto con la intención de dejarla ganar?

- Ese es el motivo por el cual no la dejaré ganar, porque la Amo Demasiado – al escuchar estas palabras Natsuki abrió grandemente los ojos mientras su rostro se ruborizaba – jamás humillaría de esa forma a la persona que Amo – lo decía con tal convicción que la gran mayoría de los presentes envidiaron por un momento al Cristal de Hielo Plateado – pelearé con todas mis fuerzas por el amor que le tengo.

- “Shizuru – pensó Natsuki ruborizándose profundamente al tiempo que le miraba de soslayo – cuando hablas, cuando te expresas así de nosotras, no noto ni un dejo de duda en tu voz ni en tu rostro, te ves y te escuchas tan orgullosa cuando dices que me amas… y yo… y yo… cuando me preguntan por ti siento que mis mejillas se ruborizan y soy incapaz de decir nada ¿qué significa eso Shizuru? – bajo el rostro mientras su gesto formó un dejo de tristeza combinada con dolor.

- No hay más que decir – dijo la directora – se decidió que Shizuru Viola será quien ocupe mi cargo.

- Espere – dijo uno de los presentes – nos gustaría llevar a consideración esta situación así que Maister Shizuru Viola y Natsuki Kruger ¿pueden salir por favor?

- Pero… - dijo la directora mirando sorprendida a los presentes.

- Esta bien – dijo el hombre – hay varios puntos que debemos analizar – por favor Maisters – dijo invitándoles a salir cortésmente.

Natsuki y Shizuru salieron, las puertas se cerraron tras ellas, Shizuru entonces empezó a caminar por el pasillo rumbo a la salida.

- Espera Shizuru – dijo al tiempo que la alcanzaba – ¿a dónde vas?

- Tardaran un rato ahí dentro así que no hay razón para permanecer aquí.

- Pero… - Natsuki volvió el rostro centrando su mirada en la puerta cerrada.

- Sí deseas ser una líder Natsuki - dijo de espaldas a ella – debes de empezar a tomar decisiones por tu cuenta y eso significa que puedes quedarte aquí hasta que acaben de deliberar o puedes irte y hacer otras cosas, sea como sea si nos necesitan mandaran a llamar por nosotras, pero en este caso no decidiré por ti, tendrás que hacerlo por ti misma yo me voy – dijo al tiempo que se encaminaba de nueva cuenta dejando a Natsuki pensativa quien miró de nueva cuenta la puerta y después se volvió a mirar a Shizuru quien estaba por dar la vuelta al pasillo, echo a correr y la alcanzo.

- Es fácil para ti ser una líder ¿no es así Shizuru?

- Natsuki – dijo suspirando – no es fácil tomar decisiones y sobre todo acertadas – cerró los ojos – sin embargo Natsuki si quieres ser una líder y cargar con esa responsabilidad debes de aprender a tomarlas para ti misma primero.

- Sí – dijo pensativa Natsuki

En un rápido movimiento Shizuru tomo a Natsuki introduciéndose ambas en una de las tantas habitaciones de ese edificio.

- ¡Oh! Shizu… hummmm – su boca fue atrapada en un veloz movimiento, el beso era cálido y gentil pero conllevaba una poderosa fuerza – aahhhuummm… Sh…Shizu… hummmm… es… esp… - se separó lentamente de sus labios – espera la…junta.

- Shzzzzz – le susurró – hay tiempo y además – cerró sus ojos mientras continuaba hablando – esta… esta será Natsuki nuestra ultima vez…

- ¿La última vez? – preguntó Natsuki, sus ojos en segundos se anegaron en lagrimas mismas que resbalaron por sus lindas y sonrojadas mejillas.

Shizuru se enterneció profundamente al ver el dolor reflejado en esos ojos verdes, Natsuki se abrazo a ella y comenzó a llorar amargamente.

- ¿por qué?... ¿por qué me dices eso? – le abrazo con más fuerza.

- Natsuki – susurró en su oído – vamos a pelear entre nosotras – le empezó a quitar la ropa lentamente, prenda por prenda.

- Pero eso aún no se ah decidido – levantó el rostro fijando sus esmeraldas en esos hermosos rubíes – así que…

- Shzzzzz – Shizuru le colocó un dedo en sus labios – confía en mi, ellos aceptaran el reto que te eh propuesto – decía mientras seguía desprendiéndole sutilmente de su ropa – estarán ansiosos de que midamos fuerzas, sabes bien que el poder que tenemos es deseado por muchos, así que estarán gustosos de ver que tan fuertes somos en realidad.

- Pero… aahhh – suspiró al tiempo que le deslizaba la lengua por su cuello.

- Estará bien Natsuki, pero por el momento tú y yo debemos distanciarnos mientras pase la batalla, necesitamos concentrarnos para poder luchar la una contra la otra.

- No sé si podría atacarte – Natsuki sujetó el rostro de Shizuru con sus manos y le besó dulcemente – será difícil – susurró en sus labios.

- Cuando lo hagas piensa que estamos entrenando – tomó los pechos de la chica entre sus manos y los acarició dulcemente – de esa forma será un poco más fácil.

- Shizuru – introdujo lentamente su lengua dentro de esa cálida boca, mientras se despojaba también de su ropa – “siempre eres tan dulce, siempre tienes palabras para reconfortarme, pero atacarte a ti… Shizuru… ¿cómo podría hacer eso?, ¿cómo ser enemigas por un momento?, cuando tus manos son tan dulces, cuando tus besos son tan tiernos, cuando tu voz… cuando voz me reconforta de esta forma”.

- Natsuki – susurró, se separó lentamente de ella y le miró intensamente a los ojos – pase lo que pase voy a amarte con toda mi vida.

- ¡Aaahh! Shizuru – dijo al tiempo que esta hundía su boca en su cuello – “eres tan dulce Shizuru – pensó – y a la vez tienes tanta fuerza, tu forma de amar es única, puedes llevarme a la cumbre del éxtasis con tan solo usar tus manos, tus labios, tu lengua… con tan solo unir tu cuerpo al mío aaaahh, sí, así, justo como en este instante” – hummm, aaahhhh Shizuru.

- Natsuki, Natsuki, Natsuki – repitió su nombre entre besos mientras la recostaba sobre la mullida alfombra, deslizó sus labios por su cuello hasta llegar a sus pechos, los tomo entre sus manos y empezó a masajearlos suavemente – no importa que pase - dijo quedamente – siempre seré tu amante.

- ¡Aaahh! Shizuru – exclamó suavemente al sentir esa boca probar sus pechos.

- Sabes tan bien Natsuki, en verdad sabes tan bien – susurró, tomó con sus labios el pezón de la chica y lo jaló suave y firmemente.

- ¡Huuummm! Aahhhh!!! – gimió la chica mientras sentía como la mano de Shizuru se deslizaba lentamente por su cuerpo hasta depositarse en su entrepierna, donde se deslizó fácilmente entre esos tiernos pliegues.

- Estas tan húmeda Natsuki – le dijo al tiempo que fijaba sus ojos en los de ella.

- Shizuru aaammmhhh!!!!! – exclamó mientras sentía el diestro movimiento de esos dedos acariciarle por completo.

- ¿Te gusta? – le preguntó en un susurró al oído mientras deslizaba su lengua por su oreja.

- S…sí – contestó en un suspiro abrazándole con fuerza la espalda.

- ¿Te gusta que te toque?, ¿Te gusta que te haga mía? – preguntó Shizuru cuyo rostro denotaba la enorme excitación que estaba sintiendo.

- S…sí, sí – respondió Natsuki con el rostro por entero sonrojado, su boca entreabierta, jadeando a cada caricia que Shizuru le proporcionaba; Shizuru sonrió, le fascinaba mirar a Natsuki con esa tierna expresión en el rostro combinada con una muda suplica de deseo que sus labios se negaban siempre a expresar, pero que sin embargo ella entendía a la perfección.

- Abre tus piernas – le pidió al tiempo que se deslizaba por su cuerpo con suaves besos.

- ¡¡Aaaaahhh!! – exclamó mientras hacia lo que ella decía.

- Déjame observarte por un momento – dijo Shizuru mirando el sexo lúbrico de la chica – quiero contemplar esa maravillosa belleza.

- Oh no, Shizu…ru - dijo al tiempo que intentaba cerrar las piernas pero Shizuru lo impidió con sus manos.

- No tienes de que avergonzarte, eres tan hermosa Natsuki – dijo con voz seductora al tiempo que bajaba su rostro y lo hundía entre esos dulces pliegues.

- ¡¡¡¡Aaahhhmmmm, Shizuru!!!! ¡¡¡¡aaaahhh!!!!

- “Natsuki – pensó – amo todo de ti, todo, tu aroma, tu sabor, el intenso de tus gemidos que me excitan tanto, en verdad tanto, escucharte así me hace tan feliz que a veces quisiera llorar” – se separó de ella llevando consigo finos hilos de ese dulce líquido néctar, al mirarla Natsuki sintió como el deseo se incrementaba aún más en ella.

- ¿Me dejarías probar? – preguntó Natsuki estirando sus brazos para recibir a Shizuru en sus labios.

- Natsuki – murmuró al tiempo que se recostaba sobre ella y le besaba profundamente mientras llevaba sus manos al sexo de la chica e introducía sus dedos dentro de ella.

- ¡¡¡¡Hummmm!!!! – Shizuru presionó más su boca contra la de ella, sus pechos se rozaban mutuamente, el sudor corría por sus cuerpos, Shizuru tomó a Natsuki por la nuca y le sujeto del cabello con firmeza, le separó de sus labios, ambas jadeaba y sus rostros se mostraban sonrojados.

- Date la vuelta e híncate – le ordenó Shizuru.

- ¿Cómo? – preguntó ligeramente extrañada.

- Hazlo, por favor – suplicó Shizuru al tiempo que pasaba su lengua por los labios de la chica.

- ¡¡Aaahh!! Shizuru – Natsuki tragó un poco de saliva, se dio la vuelta e hizo como Shizuru le indicó.

- ¡Ah! Natsuki – dijo al tiempo que le sujetaba de las caderas y acercaba su boca a su sexo – eres hermosa por favor, por favor… llega en mi boca, amor – hundió su boca y comenzó a lamerle con verdaderas ansias, con un deseo más allá de lo imaginable.

- ¡¡¡¡Hummm!!!! – Natsuki se llevó el dedo pulgar a la boca y lo mordió mientras sentía las caricias que Shizuru le proporcionaba, se estremeció al sentir los dedos de Shizuru introducirse de nueva cuenta dentro de ella, mientras con su otra mano acariciaba ese menudo y henchido músculo que estaba sensible a cada acaricia, por la boca de Shizuru corría el líquido que bebía de Natsuki, lo tomaba como si fuera alguna clase de elixir maravilloso y mágico.

- “Vamos Natsuki, así, así, libérate de lleno en mi boca, déjame sentir cada espasmo de tu cuerpo, eres tan sexy, ¡ah! Natsuki me pregunto si serás consiente de la sensualidad que posees”.

- Aahh Shizu…!!!! Hummmm!!!!, síiii!!! aahhhmmmm!!!! No, no te detengas por favor!!!!, ooohhhmmm sííiiiii!!!!, aaaahhhh!!!! ¿cómo… cómo puedes ser tan…hummmm… buena en….. aaaaahhhh es…to?!!! Oh!, voy a voy aaahhhmmm!!!! Aaahhhh!!!!!! Shizu… Shizuruuuuuuuuuu!!!!!!! Aaaaahhhhh!!!!!!!!!!

Shizuru le sostuvo al momento de llegar la sintió temblar de lleno, percibió cada espasmo de su cuerpo, la probó hasta el final, la fue soltando poco a poco muy lentamente, hasta dejarla recostada boca abajo, su cuerpo vibraba a cada caricia que le proporcionaba y eso la hacía sentir maravillosamente bien, se sentía dueña absoluta de ese cuerpo que ahora mostraba un elevar y bajar de pecho profundo y relajado, se recostó sobre ella, sonrió al sentir a esa chica darse la vuelta para tenerla frente a sí, sonrió al saberse poseedora de ese corazón, de esa mirada de satisfacción que se reflejaba sobre sus carmines ojos.

- Shizuru – musitó – déjame hacer…

- Shhhhzzzz – le calló con un dedo sobre sus labios – por esta vez solo quiero sentirte así amor.

- Shizu…ru… - Natsuki le miro extrañada.

- Me pregunto – dijo Shizuru mostrando en su rostro un dejo de triste suplica – si algún día escuchare de tus labios algo más que mi nombre – le besó, mientras enlazaba sus manos con las de ella.

- “¡Aahh! – pensó Natsuki mientras recibía ese beso – Shizuru yo… yo quiero decirte… que eres… eres… mi…mi… - sin embargo no pudo decirlo siquiera en su pensamiento – eres mía Shizuru”…

La directora miraba a ambas chicas, su duro semblante provocó en Shizuru una ligera sonrisa de triunfo, Natsuki le miró discretamente y sintió un escalofrío recorrerle el cuerpo entero, Shizuru podía ser terriblemente asertiva ¿no es así?, Natsuki no pudo evitar sentir el temblor en sus piernas la forma como Shizuru le había hecho el amor la dejó exhausta ni ella misma sabía como era que todavía estaba en pie. Se crispó al mirar los bien formados labios de Shizuru lo único bueno fue que la directora le llamo por su nombre en ese justo instante.

- Sí – respondió Natsuki plantándose firme pero elegante.

- Aún cuando sus calificaciones – empezó a decir la directora mientras repasaba el historial de Natsuki que tenía en las manos – no han sido las mejores e incluso en la prueba de supervivencia fue hallada…

- “¿Es necesario que diga todo eso?” – pensó al tiempo que su rostro se ruborizaba, miró discretamente a Shizuru quien sonreía tiernamente al escuchar el historial de labios de la directora – “¡oh! Shizuru, es que tu absorbes todo como si fueras una esponja” – Shizuru se llevo la mano a la barbilla mientras escuchaba dejando descansar su índice sobre sus labios –“¡ah!... o... otra vez – pensó Natsuki mientras la excitación se apoderaba de nueva cuenta de ella – “nunca he podido vencerla en nada, ella siempre me ah derrotado, pero es que en verdad yo nunca…”

- De tal forma que únicamente por ser el segundo pilar se le ha concedido la gracia de obtener una oportunidad – sentenció la directora mirándola seriamente.

- “¿Únicamente por eso?” – pensó satíricamente Shizuru al tiempo que una mordaz sonrisa aparecía en sus labios.

- “¡Deja de hacer eso Shizuru!” – deja de mostrar tanta seducción en tus gestos, pensó Natsuki al ver su expresión.

- El lugar de la batalla se ha decidido al noroeste del reino en el desierto de esa forma no habrá daño alguno a la población, ganará quien logre tirar a la otra al suelo, inclusive si solo lo tocase con la punta del pie o las manos habrá perdido.

- “En ese lugar ¿eh? – pensó Shizuru mientras fruncía el entrecejo – eso significa que quieren que peleemos en serio Natsuki” – le miró de reojo mientras su rostro se endurecía – “¿tan importante es para ti escalar a esta posición? Nunca podrías derrotarme, sin embargo ¿aún así tu?” – su rostro se endureció por completo – “no tendré piedad contigo, será mejor que estés preparada” – volvió el rostro mirando de lleno a Natsuki a sus verdes ojos los cuales miraron sorprendida la decisión que esos rubíes le estaban mostrando.

- “Shizuru – pensó Natsuki frunciendo lentamente el ceño – así será”.

- En caso de que se note algún tipo de ayuda de parte de Shizuru Viola hacia Natsuki Kruger el duelo será suspendido ¿han entendido? – preguntó la directora mirando seriamente a ambas chicas.

- Eso no sucederá – sentenció Shizuru – esta batalla está decidida – soy yo quien la ganara – lo dijo con tanta certeza que todos asentaron con la cabeza provocando en Natsuki un sonrojo de vergüenza.

- “No te será tan fácil Shizuru Viola” – pensó Natsuki al tiempo que apretaba los puños.

- Esta reunión ah concluido la batalla será la siguiente semana – sentenció la directora – será mejor que se prepare Natsuki Kruger.

- Lo haré – levantó el rostro mirándola decidida.

- Pueden irse.

Las chicas salieron y Shizuru se alejo a paso lento y seguro, antes de salir del edificio se detuvo provocando que Natsuki también lo hiciera pero a unos pasos atrás de ella.

- No tendré piedad contigo ni te dejaré ganar Natsuki Kruger – se dio la vuelta lentamente hasta mirarla fríamente – voy a derrotarte por tu propio bien y después de eso te haré mía – le sentencio mientras sonreía – dio media vuelta y se alejó

- “Te haré mía” – sus palabras se agolparon en su mente – Shizuru – murmuró – yo seré quien no tendrá piedad contigo – frunció el entrecejo mientras su rostro se ruborizaba.

Continua en:

5 comentarios:

  1. guauuu.....me encanta....espero ansiosa la continuacion...te felicito....:p

    ResponderEliminar
  2. Wiiii por fin!!! estoy deseando que llegues al tercer capitulo ^^

    ResponderEliminar
  3. hermosita de mi vida como lo haces? es que todo te queda genial eres la mejor, en serio preciosa, tienes un talento increible, simplemente me tienes maravillada, otra historia con la que me dejas dichosa, estare muy pendiente de ti divina mujer
    cuidate mucho mujer, eres un encanto
    att:nena_chan

    ResponderEliminar
  4. wow ... simplemente fantastica historia ... estas mostrando lo que tanto queria ver!!

    y lo digo en muchos sentidos ;)

    esta buenisimo .. conti!!!

    ResponderEliminar
  5. mmm me encantas como describes todo, y esa pelea esta genial, quien ganara? jeje

    ResponderEliminar