miércoles, 17 de marzo de 2010

AMOR EN PREPARATORIA Capítulo 1 DUDAS, DUDAS y MÁS DUDAS



Capítulo 1

DUDAS, DUDAS y MÁS DUDAS

AUTORA: SHEILA SEGOVIA.S.


Nos conocemos desde hace años, siempre ha estado conmigo, siempre a mi lado, si ella me necesitaba llegaba corriendo para ayudarla en todo lo que ella desease, siempre... ahora no sé que es lo que sucede conmigo, toda la vida la amé como si fuera mi hermana, hasta el día de hoy es mi mejor amiga... sin embargo hay algo, hay algo que no entiendo y son precisamente estos celos que siento cada vez que ella coquetea con algún chico, eso me molesta mucho, enerva mis ánimos. Tan solo el día de ayer en una de las jardineras de la escuela.

- Hola Dennis... - la tomé de los hombros y la abracé como siempre lo hago.

- Laura hola, tan efusiva como siempre - se separó un poco de mí.

- No puedo evitarlo hace... mmm - mire el reloj - hora y media que no te veía.

- Vamos tu sabes que no podemos estar juntas ahora que estamos en grupos diferentes.

- Lo sé y eso me entristece - puse cara de abatimiento.

- Oh, vamos... madura Laura, es hora de que cada una de nosotras consiga un buen novio.

- ¡¿Qué?! - debí haber puesto cara de idiota pues ella se rió.

- Quita esa cara pareciese que te dije que nos suicidáramos.

- Estas bromeando ¿cierto?... - le miré ansiosa.

- No, no bromeo es hora de que las dos tengamos algún galán, de hecho ya te he escogido uno te gustara ya lo verás.

- Oye, oye tu no sabes si quiero tener un novio.

- Laura - me dijo confiada - soy tu mejor amiga ¿crees que no sé que eso es lo que deseas?

- Pues tendrás que repetir tu "curso de lectora de mentes" porque así es, yo no, escucha bien lo que digo, no quiero tener un novio, ¿me entiendes?.

- Laura - se irritó - es que la verdad no sé puede hablar contigo y yo que tenía una súper noticia que darte.

- ¿Noticia?

- Aja,

- ¿Qué noticia? - por Dios que no quería escuchar lo que ya me temía.

- Bueno toma léelo - me extendió una hoja de cuaderno doblada por la mitad - pero antes ven sentémonos en el pasto.

- Sí.

Dennis siempre ha sido lo más querido para mí, el verla sonriente me llena de una profunda sensación de paz y alegría, pero el verla feliz por una nota de quien sabe que Romeo me llena de coraje es más no sé si quiero leer esta estúpida nota.

- Anda Laura ya léela ya verás que te emocionaras tanto como yo.

- ¿Qué puede tener de especial una hoja de cuaderno como esta?

- ¡Aaahhh!, es que no sabes de quien es.

- Para lo que me importa - ¡mentía! ¡claro que me importaba saber quien le escribió esa carta a mi Amiga! ... ¡mi Amiga!

- Laura solo léela y ya ¿ok? - se impacientó.

- De acuerdo.

Desdoblé el papel y comencé a leerlo por supuesto era de un chico por un momento me dieron ganas de reírme pero después casi al final sentí que la perdía... la carta decía así.

Dennis:

Hoy ya hace un semestre que nos conocemos y me siento muy atraído hacia tu inmensa velleza, eres muy especial al menos para mí lo eres. Tus ojos de miel son, me gusta tu cavellera café como el nescafe con cuerpo y sabor. Me encantaría que fueras mi chava, así que lo único que te pido es que me respondas esta pregunta ¿quieres ser mi novia?... me arias muy feliz.
Si me dices que no entonces me sentiré fatal, hasme sentir bien siendo mi chava ¿va?

Dime que sí.

Con amor Armando Guerrero.

Por si fuera poco el idiota ni siquiera sabía escribir bien.

- Por Dios dime que no le vas a decir que sí a este tipo, ve... - miré de nuevo la carta - no sabe cuando escribir con V, con B, ni con H ni Z y ¿qué es eso de nescafé con cuerpo y sabor?, ¿es qué no tiene imaginación? sus diálogos son comerciales de televisión, no puedo creer que este tipo te haya emocionado. Esta carta parece de un niño de primaria. Lo que él necesita es un diccionario no a ti.

- Bueno si ya acabaste de viborear a mi futuro novio.

- ¡¡¿Qué?!!, ¿Lo dices en serio?, ¿Lo vas a aceptar?, ¿Estas loca?, ¿Qué no ves que primero son tus estudios y después el "romance"?

- ¡Ya basta mamá!, - dijo burlona y exasperada - responderé a tus preguntas con un simple sí lo voy a aceptar, además escucha solo será por diversión realmente no lo amo.

- Si no lo amas ¿para qué vas a salir con él? - le dije molesta, pero por dentro me sentía bien de que no lo amara.

- Para pasar el rato, ya te lo dije solo por diversión. No sé, que me invite al cine. En fin para salir.

- Pero yo te invito al cine, salimos a caminar, platicamos... ¿es que acaso no te diviertes conmigo? - sentí que la voz se me quebró, pero decidí hacerme la fuerte.

- Tu sabes que sí, pero contigo no puedo hacer cosas.

- ¿Cosas?... ¿Qué tipo de cosas?

- Tu sabes.

- No, no sé que estas intentando decirme - me acerqué un poco más a ella.

- Laura a ti - se pauso - no te puedo besar o hacer el amor, ¿ya?... es lo que querías oír.

Me quedé sin habla mi mejor amiga lo que quería hacer era acostarse con un imbécil que no sabia escribir por lo menos la palabra belleza, estaba desconcertada. Solo me le quedé viendo con cara de incrédula.

- Laura me estas asustando, ya quita esa cara.

- Perdón pero es que no puedo creer lo que me estas diciendo.

- No creerás que me voy a quedar virgen toda la vida. ¿Verdad?

- ¿Virgen?, ¿ser virgen es lo que te molesta?, por Dios Dennis tienes 16 años.

- ¿Y?

- ¿Cómo que y? ¿Estas demente?, ¿Sabes lo que pasará si llegaras a quedar embarazada?

- Por favor Laura, en principio baja la voz, y en segundo ¿para qué crees que se inventaron los condones y las pastillas anticonceptivas?

- ¡Ahhh!, te crees muy lista ¿no?, pues te aseguro que el idiota ese no sabe como ponerse un condón... el muy estúpido... no sabe ni escribir, ¿qué no lo entiendes?

- La que no entiende nada aquí eres tu Laura y ya me estoy fastidiando de que me hables como si fueras mi madre, eres mi amiga Laura... se supone que deberías apoyarme o por lo menos seguirme la corriente - se cruzó de brazos, su rostro tenía cierta expresión de reproche y molestia a la vez.

- Por que soy tu amiga te digo esto, me preocupo por que eres mi amiga, porque... porque eres muy importante para mí, no quiero que tires tu vida por la borda, ¿lo olvidaste? de niñas prometimos que llegaríamos juntas a la universidad, que seriamos alguien en la vida...

- Basta - me interrumpió se acercó a mí tomándome de las manos - Laura solo es sexo, nada más, no voy a casarme, ¿me entiendes?, quiero hacerlo, nadie me esta obligando.

- Dices que no té estas casando, si no te cuidas la palabra matrimonio es lo segundo que escucharás o si no es que hasta la frase madre soltera, ¿es eso lo que quieres?

- Laura - me volvió a interrumpir - ya basta te lo conté a ti porque eres la mejor amiga que he tenido en el mundo y pensé que me comprenderías, no que me vendrías con una charla de moral y buenas costumbres - me besó en la mejilla - me voy tengo clase de matemáticas, no me esperes Armando me llevará.

- Pero, yo, yo podría pasar por ti.

- Laura Basta - dijo con tono molesto - no siempre podrás cuidar de mi, además no quiero que me acompañes, para eso ya tengo un novio... - mientras se levantaba y tomaba su mochila me dijo - deberías hacer lo mismo para que me dejes en paz, búscate un novio, te hace falta tener vida propia.

- De... Dennis - no pude soportar sus palabras la muy ingrata no se daba cuenta que se lo decía por su bien... pero por un segundo en mi mente cruzó una pregunta ¿por su bien o por el mío?

Me quedé sentada sin ánimos de nada, sabía que tenía clase de Literatura pero poco me importó... solo... solo me quedé ahí sentada pensando en lo Idiota que era Dennis, ¿cómo diablos sacarle la idea de tener sexo con un imbécil?... lamentablemente no tenía la respuesta, ¡Dios!, no sé que hacer, bien, bien ya sé... su casa queda junto a la mía, je, es lo bueno de vivir en departamentos de interés social, los seguiría y si el tipo ese intentara propasarse con ella yo saldría al rescate, total no puede decirme nada tenemos que pasar por el mismo camino, sí, ese es un excelente plan, me sentí mejor y decidí ir a clases pero antes pasaría por el salón de mí amiga para ver a ese tal Armando Guerrero. Lo bueno de ir en Preparatoria es que puedes saltarte algunas clases sin problema, no soy una mala estudiante modestia aparte creo que soy de las mejores, en mis exámenes siempre saco buenas calificaciones y uno de mis fuertes es Literatura, claro que las matemáticas me son un poco más difíciles pero no imposibles, de cualquier manera le pediría los apuntes al Tío, un chico que se ganó ese apodo porque en primer semestre su sobrina iba junto con él en el mismo salón nuestro grandioso grupo L, lamentablemente en este segundo semestre juntaron al grupo K y el mío debido a que la mayoría de los alumnos de todos los grupos no aguantó el ritmo de las clases, así que ahora somos K-L y el grupo de mi amiga que originariamente es del grupo G terminó fusionándose con el grupo J, la extraño, en secundaria estuvimos los tres años juntas, y fueron los años más felices de mi vida, pero ahora sus hormonas han puesto en peligro nuestra relación, pero yo no voy a permitir que eso suceda, tras pasar por la explanada principal de la escuela me dirigí al edificio A-1, su salón se ubicaba en la parte baja del edificio justo en la esquina junto a las escaleras, así que me asomé por una ventana me ayudó que el profesor Raúl tiene una voz grave y profunda así que pude escuchar todo lo que estaba diciendo, amén por la puerta abierta, vi a Dennis sentada en la tercera fila como siempre hasta adelante, junto a ella estaba Graciela una chica que es "amiga" de Dennis, lo pongo entre comillas porque es ella quien le habla, de hecho Dennis siempre me ha dicho que Graciela no le cae muy bien, inspeccioné el grupo tratando de ubicar a ese tonto, pero no tuve mucha suerte, por más que trate de adivinar quien era no di, hasta que el profesor Raúl se levantó de su escritorio y, escribió cinco ejercicios de suma algebraica con y sin fracciones en el pizarrón.

- Muy bien chavos - palmeo sus manos - quiero que resuelvan esos ejercicios todos - repitió una vez más con énfasis - Todos no quiero que se copien, voy a pasarlos al pizarrón para que los resuelvan si los contestan bien les doy un cuarto de punto si están mal les bajo medio punto.

Como es normal algunos chavos refunfuñaron y protestaron, pero el profesor Raúl los ignoró, en una hora más tendría clase con ese profesor, así que saqué mi cuaderno y apunté los ejercicios, bien que mal, me podrían valer varios puntos, yo sabía que primero decía "algún voluntario" y eso era excelente al menos para mí, necesitaba una ayuda extra para el próximo examen. Y ya que no di con el prospecto de Dennis, decidí sentarme en el suelo y resolver los problemas, al cabo de unos 20 minutos escuche la profunda voz del profesor, me levanté rápidamente, él estaba de pie frente al grupo.

- Muy bien, Chavos ya es tiempo, dejen de hacer lo que están haciendo, antes de pasarlos voluntariamente a fuerzas, ¿alguno quiere probar suerte? - nadie siquiera levantó la mano, un medio punto menos es un medio punto menos y este profesor se caracterizaba por no tentarse el corazón, aún sí hacia falta una décima de punto para el seis se negaba a darlo. No era precisamente el más querido. - Nadie - continuó - por lo que veo ¿eh?, no sé porque hacen esto tan difícil, Carlos dime un número del 1 al 44 - dijo al tiempo que se sentaba sobre el escritorio.

- 23 - dijo ese chico.

- A ver - tomó la lista en sus manos - Ángeles pasa y resuelve el primero.

- Ese todavía no lo tengo maestro - dijo la chica con la mirada sobre la libreta.

- Ni modo Ángeles medio punto menos, ya lo tendrías si dejaras de hablar con tus amiguitas de los lados - el profesor resopló con molestia - bueno quien más, Jorge un número del 1 al 44.

- Mmm, 36.

- 36 - repitió el maestro, yo me exalté ese era el número de lista de Dennis. - Veamos Dennis pasa y resuelve el primero.

Para mi sorpresa Dennis tomó su libreta y pasó al frente tomó el gis y se apresuro a escribir, je, claro que aproveché para comparar con mi respuesta, la última cifra difirió de la mía, así que la corregí.

- Bien, Dennis, tienes un cuarto de punto, dime un número del 1 al 44

- 21 - dijo mientras volvía a sentarse.

- Armando - el profesor resopló - ¿tienes la número dos?

¡Armando!, observé bien necesitaba saber quien era.

- Bueno sí pero no sé si este bien.

- Pues ese no es mi problema pasa y ya veremos.

- De acuerdo - se levantó con su libreta en la mano, qué puedo decir de él, el típico chico mal vestido, con su corte moderno de raíces negras y puntas rubias, ¡bha!, ¿eso le gustó a Dennis?, era alto, medio fornido, en su rostro tenía varios barritos que parecían más bien montañas, sus movimientos al caminar denotaban al típico chico despreocupado. En fin comparé su resultado con el mío... nada que ver, ¡y yo no podía estar mal!, era el más fácil de todos y se trataba de números enteros, ¡Dios!, él tipo era ¡burro! Como el sólo, pero en fin.

- Mal, muy mal Armando, menos medio punto.

- Pero ya con estos son 2 puntos menos en mi examen.

- Ese no es mi problema, deberías prestar más atención, siéntate.

Armando no dijo nada pero a medida que avanzaba a su asiento su expresión se torno socarrona y despreocupada. Suspiré para mis adentros y decidí irme no sin antes mirar de nuevo a Dennis, su cabello castaño oscuro caía sobre sus hombros lucía hermoso, y sus ojos color miel le daban una sensación de perfección a su rostro aniñado.

Guardé mi libreta y me encaminé hacia la cafetería, tenía un poco de hambre, al pasar de nuevo por la explanada principal me encontré con Susana, una chica a la que yo considero no tiene ambiciones en la vida, todo el tiempo se la pasa sentada en las piernas de alguno de los compañeros, su vestimenta y actitudes eran las de una chica cuyo futuro residía no en una profesión si no como obrera y madre soltera, no podía si no solo sentir pena por ella.

- Laura, ¿no entraste a Literatura?

- No, y tu tampoco por lo que veo.

- Es que no hice la tarea, ¿tú la hiciste?

- Sí, si la hice.

- Y ¿por qué no entraste? - dijo al tiempo que me ofrecía de su refresco.

- No, gracias, pues ya ves me entretuve y me dio pena entrar tarde.

- ¿A dónde vas? - me preguntó mientras se limpiaba las comisuras de los labios con una servilleta manchada de lápiz labial.

- A la biblioteca a leer algo en lo que empieza la clase de matemáticas - en realidad no quería decirle que iba a la cafetería porque cada vez que le decía terminaba acompañándome y yo pagando lo que ella pedía.

- Bueno yo voy a ver a un amigo que esta en su clase de dibujo. Nos vemos en un rato.

- "Sí claro - pensé - a quien engañas, no te veré si no hasta mañana" - Sí - le dije - nos vemos al rato - me encaminé hacia la cafetería de nueva cuenta. Cuando llegué pedí un café, un sándwich y un cigarro, me senté en una de las mesas que daba justo a un lado de la ventana observé el cielo, me gusto mucho a pesar de que era un día nublado, será porque ese es mi clima favorito, el cielo gris y un poco frío, es maravilloso, me encanta, comenzó a lloviznar, me puse a pensar el porque me sentía tan a disgusto con Dennis, de cualquier manera ella era mi amiga y debía apoyarla, pero no quiero eso para ella, aún no me cabe en la cabeza el porque no quiero que tenga novio, ¡aaahh!, debe ser mi egoísmo siempre ha estado a mi lado y no quiero compartir su amistad con nadie, pero creo que es hora de madurar, sí, eso debo hacer. Antes de salir de la cafetería encendí el cigarro, la llovizna había menguado un poco, la sentía como una ligera brizna, me dirigí al salón de clases y para mi desgracia justo iba a entrar cuando mi maestra de Literatura iba saliendo la profesora Adriana, me quedé parada como una idiota mientras ella me quitaba el cigarro de la boca, por un momento sentí el rocé de sus dedos tocar mis labios produciéndome una sensación extraña, me miró directo a los ojos, inmediatamente bajé la mirada apenada ya que jamás falté a una de sus clases hasta ese día.

- Espero que no se te haga un hábito.

- No, no, yo casi, casi no fumo - le miré avergonzada.

- No me refería a eso - ella sonrió y se volvió dándome la espalda.

- Ya ni la muelas Laura, no entras y para colmo llegas cuando ella se va, por suerte lo tomó de buena manera - me dijo el Tío, palmeándome la espalda.

- Créeme no volverá a pasar.

- ¿Por qué tienes la mochila contigo? - me preguntó mientras nos dirigíamos al barandal.

- Porque traigo cien pesos para comprar el libro de química II y una nunca sabe.

- Cierto, con eso de que ahora tenemos nuevos compañeros, no sabemos como sean - se recargó de espaldas al barandal.

- Bueno voy a buscar un lugar, espero encontrar uno.

- Junto a mi banca hay un asiento vacío pero tendrás que aguantarte porque no tiene paleta.

- ¿Y como voy a escribir? - me volví para verlo.

- Eso no me lo preguntes... ya ven, ahí viene el profesor.

- Entramos al salón junto con una bola de nuevas caras, mire rápidamente por entre el salón viendo que todas y cada una de las bancas estaban ocupadas, ni hablar me sentaría hasta la parte de atrás del salón en la banca que no tenía paleta. Para mi sorpresa el Tío me cedió su lugar.

- Ya siéntate el maestro acaba de entrar.

- Gracias.

- De nada - me guiñó un ojo.

- A ver chicos - dijo el maestro - vamos a hacer unas sumas algebraicas con y sin fracciones, como siempre al que lo resuelva se lleva un cuarto de punto y los que no menos medio punto para el examen - se volvió dándonos la espalda, y comenzó a escribir.

- Me gustaría que fuera al revés - dijo el Tío.

- Sí - le dije - tenemos que resolver bien cuatro ejercicios tan solo para obtener un punto - comenté mientras copiaba los ejercicios. Para mi buena suerte fueron los mismos que se resolvieron en el grupo de Dennis, así que dejé de anotarlos puesto que ya tenía las respuestas y me dediqué a escribirle un pequeño verso a mi amiga, el cual como siempre no le iba a entregar.

Ese día obtuve medio punto para mi examen de matemáticas, y pude irme con Dennis a la casa dado que su noviecito no podía acompañarla, cosa que me alegró muchísimo, durante el camino me estuvo hablando de todo lo acontecido ese día, haciendo especial énfasis en su nueva relación con Armando, sin embargo pese a los cometarios que me pedía, no le contesté nada dejé que hablara, no obstante por momentos tenía la fuerte necesidad de decirle que cambiara de tema ya que me estaba enfadando tanto "Armando dijo aquello", "Armando hizo tal cosa", "Armando es atractivo", Armando bla, bla, bla, cómo si él fuera muy importante, pero de nuevo me contuve y opté por pensar en otras cosas mientras ella seguía hablando.

- "Para mañana - pensé - tengo Química."

- Entonces imagínate cuando Armando...

- "¡Rayos! - seguí pensando - y no compré el libro, a ver si mi mamá no me regaña."

- ...luego me dijo Alicia que una vez Armando...

- "Mmmm - seguí en lo mío - espero que para mañana aún lo pueda conseguir, con eso de que se agotan rápido" - miré hacia el cielo, las estrellas resplandecían en el manto de la noche.

- Entonces ¿Sí o no?

- "Que bonito esta el cielo..."

- ¿Laura?

- "...a pesar de que en la tarde estaba nublado."

- ¡Laura! - alzó la voz.

- ¿Qué? - le miré sorprendida.

- No me pusiste atención ¿verdad?

- ¿Cómo?

- Claro, como siempre no me pusiste atención - me miró muy enojada.

- Lo siento venía pensando en algo que no hice - dejé de mirarla.

- ¡Aaaah! ¿Sí? entonces olvídalo - caminó más deprisa, dejándome un poco atrás.

- Dennis, espera, lo siento - corrí tras ella.

Vaya que si mi amiga camina rápido, la alcancé en la esquina del andador y la sujeté por el brazo.

- Dennis... por favor... lo... lo lamento, no quise molestarte.

- Siempre es lo mismo contigo Laura.

- No, eso no es cierto, es la primera vez que no te pongo atención.

- ¿Se puede saber por qué?

- Me hablase de ti muy poco... todo lo que decías es Armando esto, Armando aquello, si quieres decirme algo que sea sobre tu persona, no sobre ese tipo.

- ¿Estas celosa? - me miró suspicazmente.

- Yo, ¿celosa?, no... no, ¿por qué habría de estarlo?

- ¡Oh!, lo siento Laura debí darme cuenta de que estabas celosa... pero ¿qué clase de amiga soy?... - parecía muy molesta consigo misma.

- ¿De qué estas hablando? - le miré extrañada.

- Laura, antes de darle a Armando el Sí, debí presentarte a Rodrigo, de esa forma las dos ya tendríamos novio y no estarías celosa.

- ¡¿Qué?! - ahora sí un poco más y me quedo sin quijada - ¿piensas que estoy celosa porque tu tienes novio y yo no?

- ¡Pues claro! si no ¿por qué tendrías celos?

- ¿Sabes que?... luego te veo - le dije molesta y la dejé ahí parada.

- Laura espera - me alcanzó y me abrazó por la espalda.

Me quedé sin respiración al sentir su cabeza contra mi espalda, me sujetó con fuerza, al cabo de unos segundos sentí el calor que manaba de su cuerpo se sentía tan bien que deseaba que ese momento se prolongara eternamente.

- Laura no te enojes conmigo, eres mí mejor y única amiga... tú lo sabes ¿cierto?

- Lo sé - susurré.

- No quiero que discutamos por cosas tontas... dime que es lo que tu quieres y eso se hará.

- No creo que desees hacerlo - fije la mirada hacia el cielo.

- Dímelo, nada pierdes con intentarlo.

- Me gustaría que te centraras más en tus estudios y menos en los chicos... - suspiré - y que no me dijeses nada más acerca de tener novio.

- Laura - se separó de mí mientras decía - tu sabes que los estudios siempre serán la prioridad en mi vida, al igual que tu amistad, pero yo tengo deseos de tener un novio así que te prometo - se paró delante de mí - que estudiaré muy duro y dejaré de insistirte con eso del novio, yo - me miró directo a los ojos con esa expresión tan dulce - solo quería que ambas saliéramos a pasear con nuestros respectivos novios, ir no sé, al cine o a pasear por algún parque... ir en parejas, yo pienso que eso sería muy divertido - bajó la mirada.

- Dennis - posé mis manos sobre sus hombros - tu sabes que disfruto mucho el estar contigo - levantó la mirada - no necesito de ningún tercero para pasarla bien a tu lado... - me odié por lo que enseguida le dije - si algún día te cansas o te aburres de salir con Armando tu sabes que siempre podrás contar conmigo, iremos a donde tu quieras - le sonreí.

- Gracias Laura eres la mejor amiga del mundo.

- Tu también lo eres. Bueno te veo mañana, paso por ti ¿de acuerdo?

- De acuerdo - me acerqué a ella como siempre y besé su mejilla. Hubo algo un no sé que, que me hizo sentir cosquillas en las plantas de los pies.

Tras dejarla como todas las noches en la puerta de su casa, entré a la mía me dirigí al cuarto de mi mamá para avisarle que había llegado.

- Mamá ya llegué - dije al tiempo que abría la puerta de su alcoba.

- Hola hija ¿cómo te fue? Cuéntame - me sonrió mientras yo me acostaba a su lado y la abrazaba.

- Bien mami, bueno no tan bien.

- ¿Y eso?

- Bueno es que Dennis ya tiene novio ¿cómo ves? - le miré.

- Bueno hija ¿qué te puedo decir? a todos nos llega el amor alguna vez.

- Sí pero ella no lo ama.

- ¿Cómo lo sabes?

- Por que la conozco bien - no iba a decirle que Dennis lo tenía solo para tener relaciones sexuales, inmediatamente le hubiera hablado a su mamá y buen relajo se le hubiera armado y ella jamás me lo perdonaría.

- Bueno hija, así son las cosas, despreocúpate ya verás que en unas semanas se le olvidará el chico ese.

- Sí, tienes razón - sonreí.

- ¿Quieres cenar?

- No, no tengo mucha hambre comí algo en la escuela. Mejor me voy a hacer la tarea ya ves que siento que las mañanas se van rapidísimo.

- Si te da hambre me avisas y te preparo algo ¿de acuerdo?

- Sí.

Al llegar a mi cuarto lo primero que hice fue aflojarme la corbata, me gusta el uniforme de la escuela, el suéter y la falda son de color gris claro y la corbata es roja, nos obligan a usar blusa blanca de manga larga lo que a muchas no les gusta pero a mí me encanta. Es una buena escuela a pesar de ser pública. Me recosté sobre la cama y fijé la vista al techo y de la nada recordé de golpe los sentimientos que tuve ese día... primero los celos que sentí cuando Dennis me dijo lo de Armando, la sensación que tuve al ser rozada por los dedos de mi maestra, el sentimiento que me inundó cuando Dennis me abrazó, ¡Dios!, tenia un mar de confusiones en mi mente, no sabía en que pensar, suspire hondo y decidí ver un poco de televisión tal vez eso me distraería... vi una caricatura japonesa, estaba interesante aunque algo llamó mi atención, había una chica que tenía una figura realmente bella, me quedé viéndola embobadamente, su cabello azul oscuro, sus ojos del mismo color, y la habilidad que tenía para golpear a los malos, en verdad era increíble, ahora que lo recuerdo esa fue la primera vez que le puse atención a una caricatura de ese tipo el cual después me enteré se llama animé, me llamó la atención el hecho de que tenía una compañera que siempre estaba muy pegada a ella, de hecho conforme vi ese capítulo, esa chica que me llamó tanto la atención de nombre Kiria siempre estaba salvando a otra de nombre Suzuki y esta parecía tenerle un alto grado de afecto pues siempre la estaba abrazando, cosa que me pareció muy tierna y hermosa. Un momento... ¿dije tierna y hermosa?... ¿por qué?, no debería pensar eso de hecho tendría que serme indiferente. Sin embargo... sin embargo... no sabía que sucedía conmigo, al terminar ese capítulo decidí hacer la tarea necesitaba distraerme, antes de eso me asomé por la ventana de mi cuarto, de nuevo observé el cielo, despejado y colmado de cientos de estrellas, me llamó la atención ver la constelación de escorpión, siempre me ha gustado ver las constelaciones en el cielo, pero hacía mucho tiempo que no le prestaba la debida atención. Observé las estrellas un rato, pero la realidad me devolvió a la tierra necesitaba hacer la tarea y no era cosa fácil, debía leer y hacer un resumen del libro de biología, el capítulo primero titulado "La célula"... en fin no me molestaba en lo absoluto porque me gusta la biología, pero acto seguido tenía que resolver 15 ejercicios de suma y resta algebraica los cuales debía entregar al día siguiente, y pensar que pronto vendría la multiplicación y la división, en fin, me basta decir que esa noche dormí hasta las dos de la mañana, tenía frío y hambre pero el sueño me fue más importante que cenar así que simplemente me metí a la cama durmiéndome casi inmediatamente.

Continua en: Capítulo 2 Karla

Safe Creative #1006206634581

11 comentarios:

  1. que lindo..!!! un caso muy comun.. verdad..!! ojala dennis no sea tonta..!! y piense con la cabezaa, no con sus hormonas..!! me gusta mucho laura...!! quisiera aber tenido una maestra como ella lo tiene... mu comprensiva..!! mil cariños sheila querida..!!

    ResponderEliminar
  2. quiero mas quiero mas jejejej me en canto esta historia jejeje parese que ya tengo una nueva historia faborita por favor no te tardes mucho en escrivir el siguente episodio por favor se ve muy interesante

    ResponderEliminar
  3. woooooooooooooooooooooooooow!!!! la comenzó a publicar aquí *o* genial!!!! créame que soy tan fans de esta historia que me la leí otra vez xD

    creo que siempre le digo esto Sheila pero en serio, estoy completamente enamorada de su forma de escribir es mi diosa y siempre lo será ^^

    esperando las continuaciones de las historias, así que ánimo con el blog que es mi nueva droga =D

    besos y abrazos para ti Sheila ^^

    ResponderEliminar
  4. uuuh estuvo super! como todas tus historias :D esperando ver el proximo! tus fans siempre atentas a tus actualizaciones! venga! :D besos!

    n_n

    ResponderEliminar
  5. Hola mis lindas y bellas Anedemi, alexygeo, Al3, Alternative Culture!!!

    Pues antes que nada muchisimas Gracias por sus comentarios en serio que me animan a seguir y aseguir y aseguir como el conejo de las pilas xDDDD ustedes me llenan de energía para decir Y sigue y sigue y siiiiiguuuueeeee xDDDDD; la verdad es que me sienta muy feliz poder ofrecerles este tipo de escapes momentaneos de la realidad y transportarles a un mundo diferente. Muchismas Gracias en verdad son lindisimas y pues todavia hay muchas historias más que publicar porque tengo bueno un montón de ideas queriendo salir de mi cabeza xDDDD.

    Les Mando Mil Besos!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Como prometi, ya comence a leer esta historia,
    y me gusto mucho, esta bien interesante y sip,
    es un caso muy comun de descubrimiento, a quien no
    nos a pasado empesar a confundir sentimientos y sensaciones?? Yo siempre pense q amiraba a las mujeres, y muuuchooo tiempo despues me di cuenta q no era realmente admiracion..jeje

    Bueno ya no molesto mas y continuo con el proximo capi ^^

    ResponderEliminar
  7. Mi hermosa y bella Valery23 que bien que te haya gustado y la sientas interesante, ojala te guste mucho, mucho, muchisimo más!!!!!

    Te Mando mil besos hermosa!!!!

    ResponderEliminar
  8. y pensar que un día todo comenzó con este escrito... y ahora millones de chicas enloquecidas por la continuación 18 2da parte *w*
    me incluyo en eso jajaja
    Atte: Azul <3

    ResponderEliminar
  9. jajaja pk dice capitulo 2 karla ??? muy buena historia u.u quisiera haber sido mas paciente con mi mejor amiga... como laura con dennis u.U

    ResponderEliminar
  10. uuuff de alguna forma siento que eso esta pasando con mi mejor amiga, en ocaciones ella me confunde mucho!! Aunq tieene novio y no le digo nada, sabe que me cae mal y que no lo soporto!!! Creo q si son celos puff aun no entiendo biien haha pero si esta genial esta lectura....
    monse

    ResponderEliminar
  11. Wooooooooow!! Años esperando que Dios me hiciera justicia algún día y poder leer esta historia completa y ayer, buscando otra cosa que ni al caso, de pronto la encontré sin proponérmelo. Cabe decir que la empecé a leer desde hace mucho en El Mundo del Subtexto, en ese entonces precisamente estaba en prepa y me sentí muy identificada porque me paso algo casi igual con mi mejor amiga ¬¬ jajajaja pero ya es historia. En realidad así fue como descubrí mi verdadera orientación sexual. Terminaré de leerla, es hora de cerrar un ciclo ;)

    ResponderEliminar